domingo, 12 de enero de 2014

Penetración autorizada

Soros: "Tenemos que experimentar y Uruguay es uno de los países experimentando". 

 El nombre del húngaro-estadounidense de 83 años resonó en el debate sobre el cannabis en Uruguay, tras conocerse que Open Society financió una campaña a favor de la ley que la semana pasada convirtió a ese país en el primero en legalizar el comercio de la droga

Soros, un controvertido inversionista, especulador y filántropo que en 1992 contribuyó a provocar una devaluación de la libra esterlina, también se reunió en septiembre con el presidente uruguayo, José Mujica, para discutir su iniciativa respecto a la marihuana.
"Como él tiene influencia en algunas ONG importantes, estuvo colaborando y va a seguir colaborando en eso", declaró Mujica al finalizar ese encuentro en Nueva York.
clic Lea: Uruguay legaliza producción y venta de marihuana
Fundada y presidida por Soros, Open Society financia también grupos que impulsan cambios en la estrategia sobre cannabis en la región y Estados Unidos, incluida la Comisión Global sobre Política de Drogas que integran los expresidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ernesto Zedillo (México) y César Gaviria (Colombia), entre otras personalidades.
"Open Society ha sido un actor muy clave dando apoyo a grupos de la sociedad civil que buscan promover una apertura" en la política de drogas, le dijo a BBC Mundo John Walsh, un experto de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), que también recibe donaciones de la fundación de Soros.
Pero, ¿por qué un octogenario considerado entre los hombres más ricos del mundo tiene tanto interés en la política regional de drogas?


La multinacional Monsanto busca patentar una nueva semilla de cáñamo transgénico para su cultivo en Uruguay. A su vez, la fundación Open Society y el grupo Drug Policy Alliance (DPA) planean comercializar dicha marihuana bajo una marca propia. Una persona física está detrás de las dos organizaciones no gubernamentales y se encuentra también entre los accionistas de Monsanto. Se trata del multimillonario estadounidense George Soros.
Una persona física está detrás de las dos organizaciones no gubernamentales y se encuentra también entre los accionistas de Monsanto. Se trata del multimillonario estadounidense George Soros. Según el proyecto mediático AreaX, sobre él recaen las sospechas de haber impulsado un 'lobby' por la despenalización del cannabis en el país sudamericano que anticipó la decisión al respecto de las autoridades nacionales.

El 'lobby' es denunciado en la televisión uruguaya y por muchos blogueros desde hace meses. Los medios de información citaron incluso el costo de la campaña televisiva a favor de la "regulación responsable" de la marihuana en Uruguay, que era de unos 100.000 dólares.

Según los críticos, el objetivo tanto de Monsanto como de los dos organismos fundados por el famoso inversionista de origen húngaro es fundar un nuevo mercado regulado por sus propios intereses.

Entre las explicaciones existentes del interés especial por el nuevo producto por parte de la empresa especializada en semillas transgénicas prevalece la que relaciona los planes de la multinacional con el desarrollo de la marihuana medicinal. Los híbridos genéticamente modificados de cáñamo podrían producir más sustancias activas, creen los expertos. Con el tiempo podrían patentar y comercializar como fármacos, aprovechando su condición monopolista.

Pese a la polémica al respecto, el uso de la marihuana con fines medicinales se extiende por distintos países del mundo. Hace pocos días la industria farmacéutica de Francia lanzó un medicamento a base de cannabinoides. La misma clase de compuestos orgánicos forma parte de decenas de medicinas, cremas y aditivos alimentarios fabricados en la República Checa.

Canadá destaca como el mercado potencial más grande del cannabis genéticamente modificado (OGM). El Gobierno canadiense se puso en contacto con Montevideo para estudiar la posibilidad de que el país sudamericano aprobara la venta y distribución del cannabis en su territorio.

 Leer mas:  http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/01/10/chomsky-el-instrumento-que-utilizo-ee-uu-para-criminalizar-a-los-pobres-fueron-las-drogas/


La masificación de las drogas en la juventud uruguaya
.


HACIA UNA QUIEBRA MORAL
por Hugo Bruschi         en el AÑO DE LA DIGNIDAD

Días atrás, alguien publicaba en Facebook: "cómo lograr un país diferente con un Pueblo indiferente?" Personalmente me quedé sin respuestas, pues nos encontramos en una encrucijada moral de tal magnitud, que nos puede llevar a límites jamás imaginados, de la decadencia social. La indiferencia es una forma de aceptación cómplice de lo que nos ofrecen a diario, no sabemos si por conveniencia - el no te metas - por comodidad o por impotencia, al ver que la voz no será escuchada. Pero lo más alarmante en esta cuesta abajo de los valores, es alentada desde los mismos ámbitos de decision y que tendrían la obligación moral de preservarlos. Cuando la droga pasa a ser un negocio para el estado, cuando ese mismo estado autoriza el cultivo familiar de la plantita que la produce, podemos decir sin temor a equivocarnos, que estamos ante el colapso moral de un país que ayer se destacó por una apuesta a la cultura. 
Esto nos da la imagen, de un país que ha sido elegido como campo experimental, como puente de partida a un gran proyecto criminal que intenta ganar millones de dólares, con la expansión de la droga a otros paises. Y por supuesto que el Sr. George Soros y Monsanto con sus semillas mejoradas para lograr mayor adicción, no podrían llevar adelante esta iniciativa, si no fuera por el consentimiento de nuestro gobierno. Quien fue por otra parte, quien tuvo la brillante idea, con el pretexto de combatir al narcotráfico, de llevar a buen puerto esta aventura. La disputa del negocio al mercado ilegal, ya es de por sí inmoral, pues se está negociando con víctimas y en ese sentido no somos mejores que los que venden a escondidas. Pero además se le están enviando señales positivas, una suerte de luz verde, para todos aquellos adolescentes que aún no han probado. Ahora es legal y como está demostrado, una vez que aumenta la oferta, también aumenta la demanda. Si este proyecto hubiera sido impulsado durante gobiernos blancos o colorados, este mismo Uruguay sería un polvorín. Pero ahora se le vé por alguna gente, como un emprendimiento interesante no falto de originalidad, cuyos resultados veremos dentro de algunos años. Yo les aconsejaría que no esperaran tanto, vayan por las playas o por la rambla a cualquier hora de la tarde, y verán los resultados auspiciosos. O echen una mirada por las playas del este y verán que lindos espectáculos nos ofrecen jóvenes drogados en una batalla campal. O los turistas reclamando marihuana en las farmacias. Y las agencias de viaje que antes tenían dificultades para combinar playa y droga, ahora tienen una clientela a quien dirigirse y un destino exótico: Uruguay.  O los buzos con la imagen de Mujica que han comenzado a venderse en Brasil, como forma de agradecerle a este iluminado, la legalización de este anestésico cerebral.
El indiferente responde: " siempre se fumó marihuana", sin detenerse a pensar que se hacía a escondidas, sino por las autoridades por la gente a sus alrededores, que no veía con buenos ojos , como algunas personas se hundían en sueños y fantasías que pueden poner en peligro su seguridad. Quisiera Ud. tomarse un café tranquilo, cuando a sus espaldas un grupo de idiotas comienza a pronunciar palabras incoherentes, carentes de toda lógica? Quien sienta respeto por sí mismo y por un instante de tranquilidad, seguramente rechazará estos espectáculos. 

Enviará Ud. sus hijos al club, cuando se entere que se fuma abierto y que alguien vende? Pero ahora es legal, es OFICIAL. Y lo que el indiferente tendrá que pensar,si es que no son suficientes los argumentos, será cuanto tendrá que pagar las lechugas o los tomates, cuando vea que el que hasta ayer las plantaba, hoy cambió de rubro y se dedica a otras plantitas más rentables. Lo que el indiferente no sabe, es que cuando las víctimas se multipliquen, será él quien pague, porque no creerá que Soros o Rockefeller vendrán a ayudarlos, verdad? O a lo mejor cuando experimente en carne propia alguna golpiza sin sentido y sin provocación previa. Lo que el indiferente no sabe, es que su indiferencia le puede costar la vida o la de sus hijos. Lo que el indiferente ignora, es que su indiferencia también es una droga que lo mantiene dormido, para mejor presa de quienes manejan el negocio. Por eso es menester hablar bien claro, no dejarse envolver por el discurso inocente del consumidor que pretende hacernos prisioneros de sus desgracias. A la droga no se le discute, se le combate porque en ella va la vida de una Sociedad. Ya tenemos suficiente, no necesitamos más idiotas.
Lo que el indiferente ignora, es que la clase política sin distinción de colores, pueden ser blancos-rojos.Amarillos-

verdes-marrones o multicolores, es el sector mejor pago del capitalismo. Y esta gente responde a sus patrones y harán todo lo que les indiquen para satisfacer,sus ansias de lucro. Venderán las playas si así se lo exigen, venderán escuelas y hospitales para privatizar estos derechos del Pueblo, venderán la Tierra - ya lo están haciendo - para dar rienda al saqueo de nuestros recursos naturales, venderán las cárceles para administrarlas en forma privada y con ello alimentar a la industria, de mano de obra barata que producirá casi gratis, lo que hoy es el sustento de un obrero. Harán esto y mucho más para mantener sus privilegios, sus cargos bien remunerados y sus viajes, su vida holgazana y farandulera, sus "fallidos negocios" que pagaremos todos y los que no fallan también. Y este caos institucionalizado no se arregla cambiando el color del Partido en el gobierno, ese es el truco que le hace creer a la gente, que el que viene será mejor y resolverá los problemas que le aquejan. Todos forman parte de un gran juego para cazar incautos y desprevenidos, en donde el único perdedor es el Pueblo. Y Ud. entre ellos.
La indiferencia de una Sociedad que observa desde el balcón, el derrumbe moral del país, se volverá como un boomerang contra esa Sociedad que no tuvo el coraje civil, de decir basta, esto no va más!! Y más temprano que tarde serán los hijos del hasta hoy indiferente, quienes pasarán a engrosar las filas de las víctimas y la lista de parásitos sociales, que la misma Sociedad hipócrita se encargará de confeccionar. Piénselo Amigo indiferente, cuando los mismos que día  a  día le van abriendo paso a la droga y sus millonarios inversores, vengan a pedirle el voto. O cuando le presenten millonarios proyectos, disfrazados de "interés nacional" para mejor saqueo del país.

1 comentario:

  1. Masificicación de drogas??? pero hay que aclarar... ahi se venden 17000 litros de cerveza por día... sería bueno no generalizar cosas... Marihuana no produce violencia... otras drogas si.. cocaína, pasta base... alcohol... no creo que haya sido buena esta generalización porque no creo que hayan puesto todos esos artículos juntos porque si... una cosa son los transgénicos cualquiera sean ellos... otra cosa es el consumo de marihuana híbrida que existió y existe hoy en día en Uruguay... generalizada.. porque hay mucha gente alrededor que fuma socialmente... sobre todo en la clase media..

    ResponderEliminar