domingo, 27 de julio de 2008

El Monje negro de los americanos


La policía investiga en las cloacas de Montevideo


Comisario Alejandro Otero



La República
Domingo, 27 de julio, 2008



En una entrevista concedida en 2002 para este trabajo, el comisario Otero recordaba vívidamente su figura: "Lo cierto es que este señor Cantrell utiliza a un agente, Bardesio, que después fue secuestrado por el MLN, a quien yo saqué a puntapiés de mi despacho.

Eso determinó que el propio director de Inteligencia, el inspector Pírez Castagnet, me mandara a buscar. Me preguntó si le había pegado. Le dije que sí, porque no lo quería ahí.

Tampoco a Atilio Galán. ¿Por qué? Porque no los quería. No me gustaban como personas.

"Bardesio era el monje negro de todos los americanos. Cantrell creo que era devoto de Bardesio. No sé por qué características Bardesio lo había conquistado absolutamente y era el que manejaba todas las cosas".

Refiriéndose a las confesiones de Bardesio a los tupamaros, en las que identificó a sus compañeros policías, militares y civiles del escuadrón de la muerte, Otero acota: "¿Ve? Quizás esa fuera una de mis razones. Yo sabía que Bardesio no aguantaba nada, por eso no lo quería en mi Departamento.

De lo que él dijo y yo conozco, todo era cierto. Pero vaya a saber cuántas cosas más pudo haber dicho que yo no conozco y que a lo mejor no son ciertas.

"No me gustaba Bardesio. Porque yo entendía que mi función se determinaba por mi capacidad y por mi pensamiento.

Por lo tanto, a las orientaciones que emanaban de mis superiores, de repente les hacía caso, de repente no. Eso fue lo que determinó que terminaran echándome. En todos lados donde yo estuve al mando, también en la Dirección de Cárceles, yo no respondía a nadie.

Siempre dije que nunca tuve jefes.

Eso se podrá creer o no, porque después de todo yo era sólo un piojoso comisario.

Que no tenía un peso encima. Que sabía que jugaba con la vida de mi esposa, de mis hijos y la mía propia.

Pero hacía lo que yo quería.

Sólo cuando rezaba ante Dios, hacía mis análisis y me manejaba con ellos.

"A lo mejor alguien me pregunta: ¿Y si a usted le daban determinadas cantidades?

Y bueno, capaz que no le dieron con el precio".




.

0 comentarios:

Publicar un comentario