jueves, 24 de diciembre de 2009

Fusilad@s de Soca: Aquí clavamos señales cardinales

Tal como estaba previsto, el pasado sábado 19 de diciembre se llevó a cabo el Acto de Homenaje y Recordación a los Fusilados de Soca organizado por Crysol y que contara con el apoyo de la Junta Departamental de Canelones y la Dirección de DDHH del Ministerio de Educación y Cultura.

El fuerte temporal de viento y lluvia que se abatió sobre una gran parte del país y que incluyó a la zona de la ceremonia incidió para que la misma se desarrollara de acuerdo a lo planificado con anterioridad.

No impidió que la misma se efectuara y que estuviera cargada de gran emotividad y plena de convicciones democráticas.

El acto se realizó junto al Memorial Recordatorio emplazado en Ruta 70 a 200 metros de la intersección con la Ruta 9 y que fuera inaugurado el año pasado.

Asistieron a la misma autoridades de la Junta Local de Soca, autoridades de la Junta Departamental de Canelones y el Presidente de la Junta Departamental de Montevideo, cro. Dari Mendiondo.

También participaron familiares directos de los asesinados y Julio Abreu, único sobreviviente de los sucesos que condujeron al vil asesinato y testigo en la causa que se tramita en la justicia.

Se hizo presente una delegación de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos y de Serpaj junto a numerosos vecinos de la zona y miembros de nuestra organización.

En la ceremonia que fue breve en la parte oratoria se inauguró un monolito recordatorio dispuesto por la Junta Departamental de Canelones y que fuera descubierto por familiares de los Fusilados junto con Julio Abreu.

A solicitud de Crysol, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) colocó señalización oficial indicando la presencia del Memorial Recordatorio a los Fusilad@s de Soca en 1974 en la Ruta Interbalnearia y en la Ruta 9.

A continuación se ofrecen algunas tomas fotográficas de la ceremonia y se transcribe el mensaje de Crysol que fuera dado a conocer en la ocasión por parte de la cra. Zully Cabrera, militante de la organización en Costa de Oro e integrante del grupo de trabajo que impulsó, exitosamente, la iniciativa.




Compañeras y compañeros todos:



Nos hemos convocado en este memorial recordatorio que hemos erigido en homenaje a luchadores sociales y políticos que como María de los Angeles Corbo, Graciela Estefanell, Mirtha Hernández, Héctor Brum y Floreal García, a pesar de los años transcurridos, al decir del canto, “no son sólo memoria, son vida abierta” al futuro, a la dignidad, a la esperanza y a la lucha por un mundo mejor.

A 35 años de su asesinato los homenajeamos como hombres y mujeres de esta tierra que optaron por la militancia social y política, por la utopía de la felicidad de los pueblos, por una sociedad justa donde se pudiera soñar, luchar y vivir en libertad.

Eran uruguayas y uruguayos sencillos y comunes como todos nosotros que debieron emigrar para preservar su libertad y su integridad sin saber que el Cóndor que empezaba a levantar vuelo, el Cóndor de la represión de las dictaduras del Cono Sur no respetaba fronteras geográficas, de la misma manera que no respetaba Derechos Humanos, ni vidas ni haciendas, ni moral, ni libertades.

Fueron secuestrados en noviembre del año 1974 en Buenos Aires por comandos uruguayos, recluidos en centros clandestinos en dicha ciudad y trasladados en el “ vuelo cero” a nuestro país para ser asesinados como supuesta represalia cuando se ejecutara al coronel Trabal en Francia.

La decisión de ejecutarlos fue adoptada por el Consejo de Seguridad Nacional, el Cosena de la época. Sus responsables no son anónimos, tienen nombre y apellido y algunos de ellos aún están vivos y en condiciones de ser indagados por la justicia cuando se lo considere conveniente. Presidía el hoy convicto Juan María Bordaberry y el Gral., también convicto al día de hoy, Gregorio Alvarez lo integraba como Jefe de Estado Mayor de las FFAA.

La Ley de Caducidad que fue votada para consagrar la impunidad de estos crímenes imprescriptibles e inamnistiables, no ampara esta causa y a 35 años de los sucesos es imprescindible que la justicia se expida y adopte las decisiones condenatorias que correspondan para que las heridas de la democracia no sigan sangrando, para que haya Verdad y haya Justicia donde se asiente el futuro de los uruguayos.

La Ley de Caducidad es absolutamente inconstitucional como lo ha reafirmado recientemente la Suprema Corte de Justicia en un fallo histórico que dio la razón a quienes desde hace años bregamos por su anulación.

Será tarea del próximo gobierno definir los caminos que permitan que el Estado uruguayo cumpla con sus obligaciones y sus compromisos, con el dictamen de la Resolución 29/91 de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA.

Nuestro colectivo de ex presas y de ex presos políticos se complace enormemente de que la Junta Departamental de Canelones haya erigido, junto al Memorial Recordatorio que nació del compromiso y del esfuerzo de ciudadanos de la zona, este monolito que inauguramos en la tarde de hoy y que consagra el reconocimiento y el homenaje oficial a estos mártires inolvidables del Terrorismo de Estado.


Tan inolvidables como nuestros detenidos desaparecidos que siguen secuestrados hasta el día de hoy, sin proporcionar la información básica y esencial de quién, donde, como y porque, para que florezca la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.


María de los Angeles, Graciela, Mirtha, Héctor y Floreal: siguen presentes en nosotros y en la lucha de todo el pueblo uruguayo por Verdad, Memoria, Justicia y Nunca Más Terrorismo de Estado.


Presentes con nosotros, con nuestra lucha y la lucha de las generaciones venideras.


Presentes siempre, porque el que murió luchando vive en cada compañero.




.

0 comentarios:

Publicar un comentario