lunes, 8 de diciembre de 2014

Pactos entre demonios


"El día 4 de julio de 2006, el preso Gilberto Vázquez se fugó del Hospital Militar. Estaba procesado y bajo custodia del Ejército", recuerda.
Un Tribunal de Honor militar decidió "la peor sanción que puede aplicar cualquier Tribunal de Honor: el pase a reforma del citado Coronel. Esto es la pérdida de su "estado militar" con las prohibiciones y pérdida de derechos sociales que incluyen pasar a percibir sólo un tercio de su haber jubilatorio. Los otros dos tercios se le pagan a la esposa u otros familiares con derechos a esa pensión".
"Queda meridianamente claro que no fue sometido a Tribunal de Honor por violación a los Derechos Humanos sino por una fuga cantinflesca", aclara Fernández Huidobro.
Explica que años después "amparándose en la Ley solicitó la unificación de su haber de retiro, derecho que les cabe a todos cuantos pasen por la misma circunstancia, para lo que debe citarse un nuevo Tribunal de Honor que dictamine si en los últimos cinco años luego de la sanción recibida mantuvo buena conducta".
"Este Tribunal de Honor ineludiblemente citado de acuerdo a la Ley estuvo integrado por los Sres. Generales Luis Pérez, Juan Villagrán y Nelson Pintos quienes, no pudiendo ni debiendo mentir, corroboraron la buena conducta del presidiario. El Poder Ejecutivo, previo asesoramiento jurídico, homologó dicho fallo", señala.
"No se entiende qué es lo que reclaman ciertos periodistas e internautas: ¿El incumplimiento de la Ley? ¿La incautación de los haberes jubilatorios de los presos? ¿Que les peguemos? ¿Que los torturemos? ¿Que persigamos a sus familias? ¿Hasta qué generación? ¿Hasta qué lazo de consanguinidad? Por más que griten, no somos ni seremos verdugos ni fascistas", concluye el ministro de Defensa.

video


Bandera x dinero = impunidad
Postal histórica e inverosímil.
LA FUERZA AÉREA SORPRENDIÓ A MUJICA DEVOLVIÉNDOLE UN TROFEO DE GUERRA
 

La bandera del MLN que le entregaron los militares hizo emocionar al mandatario
POR GABRIEL PEREYRA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

 24 abril 2010


El presidente de la República, José Mujica, y el comandante en jefe de la Fuerza Aérea (FAU),
teniente general José Bonilla, protagonizaron ayer una postal cargada de simbolismo histórico, y de la
que fueron testigos el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, y algunos altos oficiales de la Aviación.
Durante un encuentro en la base militar de Boiso Lanza –donde en febrero de 1973 se gestó el golpe de
estado que se concretaría en junio de ese mismo año–, el jefe de la FAU le entregó a Mujica una
bandera del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, que fue incautada por los militares tras
un enfrentamiento con la guerrilla que el hoy presidente de la República integraba como uno de sus
principales líderes. Según supo El Observador, la bandera del MLN –similar al pabellón de Artigas
pero con una estrella de cinco puntas dentro de la cual hay una T– que Bonilla le entregó ayer a Mujica
en un compartimiento de madera y vidrio, está bastante desteñida –el rojo luce anaranjado, dijo una
fuente– y parece hecha a mano. Detrás, la bandera tiene unos sellos de la unidad militar que la requisó,
pero la fecha está ilegible. Mujica cree que esa bandera les fue quitada a los tupamaros tras la llamada
"toma de Pando". En octubre de 1969 un comando del MLN tomó por asalto la comisaría y varias
oficinas públicas y un banco de esa ciudad de Canelones.
En el operativo murieron un civil, un policía y tres guerrilleros. Mujica relató a los suyos que aquella
acción armada fue la primera en la que el MLN utilizó una bandera, la cual fue hecha a mano por una
mujer que era esposa de un amigo del hoy mandatario. El receptáculo en el que Bonilla entregó la
bandera al presidente tiene una inscripción formal – "La Fuerza Aérea Uruguaya al presidente Don
José Mujica"–, formalidad que no fue un obstáculo para que el presidente se emocionara, un
sentimiento que lo acompañó durante todo el viernes, cada vez que recordó el sorpresivo
regalo.Motivante. Mujica había llegado a la sede del comando de la FAU para escuchar los planteos y
reclamos militares. Bonilla le entregó al presidente un documento que es en realidad una orden interna
en la que el jefe castrense analiza el discurso pronunciado por el mandatario en Durazno el 16 de
marzo, ante un nutrido grupo de oficiales.
"Con el reconocimiento de la postergación económica (que sufren las FFAA, el presidente) atrajo la
atención de los receptores del discurso, disipó posibles animosidades e intentó granjear simpatías
demostrando comprensión por la situación", dice Bonilla en el escrito.Respecto del pasado reciente,
Bonilla escribió que en aquel discurso, en el que Mujica llamó a superar la desconfianza que la gente
puede tener en las FFAA, el presidente adoptó una posición "equidistante, entre quienes reclaman
superar el momento histórico y los que reclaman justicia y esclarecimiento de los hechos del
pasado".Mujica, dice Bonilla, proclamó allí su voluntad de "no impartir justicia" y de "gerenciar el
Estado en su condición de presidente y no de juez".El presidente buscó el "equilibrio entre renuncias y
olvidos para permitir la proyección hacia el futuro", escribió el militar acerca de aquel discurso de
Mujica que causó rechazo entre algunos actores de la izquierda.
Bonilla dice además que Mujica, al tratar al auditorio como "soldados", colocarse a sí mismo como
"un viejo combatiente", un "navegante solitario" y como "un viejo que no tiene vuelta ni tiene
porvenir, genera una empatía verificable con sus subordinados oyentes"."Las palabras del señor
presidente Mujica apuntan a que este es el momento en que todos los uruguayos se reencuentren y
logren convivir unidos. Es un discurso reconfortante, claro y motivante. Su lenguaje es directo y
enfático. Se vislumbra la esperanza de unidad nacional como elemento fundamental para salir de las
heridas provocadas en la sociedad por el pasado reciente", sostiene Bonilla en el documento que
entregó al propio presidente. "La Fuerza Aérea, como institución, hace suyas todas las ideas planteadas
y, como no puede ser de otra forma, tratando por todos sus medios humanos, materiales, de alinearse y
salir adelante viendo en el horizonte esa luz que todos los uruguayos esperan, encendida por las
palabras del señor presidente", concluye el jefe militar.

El mandatario asistió al encuentro, que duró dos horas y media, acompañado por el ministro de Defensa Nacional, Luis Rosadilla, y el subsecretario de la cartera, Gabriel Castelá. Si bien el jefe de Estado prefirió no hacer declaraciones a la salida de la reunión, el titular de la cartera dijo que existe prioridad en la mejora salarial de los militares.
“Es una prioridad del Uruguay. Funcionarios que ganan menos de 6.000 pesos necesariamente están en el borde o dentro de la pobreza y Uruguay lucha contra ella. Elevar esos salarios no es sólo un compromiso de campaña sino un compromiso que el presidente y todo el gobierno ha realizado con la nación. Esos salarios van a ser sustancialmente mejorados”, afirmó. El ministro comentó que fue una reunión como las que “hemos venido sosteniendo desde el ministerio, con todos los ámbitos del Ministerio de Defensa”.
Y en relación específica a las asignaciones presupuestales y las solicitudes y reclamos entorno a ellas, dijo que “además de ingresos netos para la masa salarial, hay que también ver de cuántas formas y de qué maneras podemos convertir en mejoras para la vida del personal, otras aspectos que hoy se encuentran en el presupuesto ministerial”.
En tanto, Bonilla destacó la necesidad de contar con un mayor presupuesto para capacitación y materiales .”Para nosotros es importante y es un paquete solo lo que hace al salario, a la recuperación del activo de la Fuerza Aérea, es decir la operatividad.
Hoy tenemos un 32% de operatividad de la Fuerza Aérea, o sea que de 85 aeronaves sólo 27 están en orden de vuelo y tenemos una masa de pilotos muy importante que, por tanto, no vuela. Al día de hoy tendríamos que haber volado 3.500 horas y hemos volado 2.100″, manifestó. Otro de los temas planteados por la Fuerza Aérea fue la necesidad de reforzar la policía aeronáutica con mayor cantidad de efectivos.
El Presidente de la República proseguirá en los próximos días los contactos con las Fuerzas Armadas con entrevistas con el Comandante en Jefe del Ejército Jorge Rosales y con el Comandante en Jefe de la Armada Oscar Debali.
Bonilla, de la Fuerza Aérea, complementó con información y cifras la preocupación del ministro sobre la realidad económica de la masa de funcionarios castrenses.
El pasado mes de marzo fue laudatorio en cuanto a la situación económica y social del personal de las Fuerzas Armadas. Según un relevamiento realizado en 2009 por el Comando Nacional del Ejército y que se publicó dicho mes, 6 de cada 10 efectivos militares están por debajo de lo que se considera la línea de pobreza. Esto equivale a decir que el 61% del personal castrense está en esa situación. Desmenuzando la cifra oficial, se llega a la conclusión de que el 13% de los uruguayos considerados pobres son oficiales en los rangos más bajos de esa categoría y el 65% es personal subalterno. Por otro lado, el 65% del personal subalterno ubicado en el escalafón social más bajo arroja que el 4% vive en condiciones que lo ubican incluso por debajo de la línea de indigencia.
En el documento se especifica también en cuanto a las remuneraciones. Menos del 1% del personal militar tiene un ingreso del hogar igual a una canasta familiar básica, la que se ubica aproximadamente en los $ 25.000. Un soldado de primera, que es el escalón más bajo de la carrera militar, gana $ 5.740, que es un sueldo líquido de $ 5.197.
Entre el personal subalterno, los sueldos van desde esa cifra hasta los $ 12.200 que gana un suboficial mayor.
De los 16.300 efectivos en la rama del Ejército, 14.800 son personal subalterno y 1.500 personal superior. Incluso entre el personal superior, que está asimilado a un nivel educativo terciario, el 13% está debajo de la línea de pobreza. Por otro lado, los sueldos entre el personal militar superior van desde los $ 12.990 hasta $ 48.000.
Por otra parte, la escala de sueldos en la Fuerza Aérea y en la Armada es igual que en el Ejército; a igual grado igual sueldo. En la Armada hay 5.800 efectivos y en la Fuerza Aérea, unos 3.000. El día de asunción frente a la Asamblea General del Poder Legislativo, el presidente José Mujica dijo que una de las prioridades del gobierno será mejorar los salarios de los militares y en su discurso al asumir como ministro de Defensa Nacional, Luis Rosadilla anunció que habría un aumento de los sueldos.
El presidente Mujica lo reiteró incluso en la reunión que el pasado 16 de marzo llevó adelante frente a uno 350 militares en la base aérea Nº 2 de Santa Bernardina en Durazno. Allí reconoció que existe una “postergación en lo económico” en el área militar, sobre todo si se comparan con la situación del resto de los trabajadores del Estado.
La mayoría de los soldados rasos “navegan en la pobreza” dijo y aseguró que antes del próximo presupuesto, se impone ayudar, “lo que no equivale a reparar”. Mujica manifestó en aquella instancia en el departamento de Durazno que si bien le compete en su condición de mandatario priorizar la lucha contra la pobreza y la miseria, también dijo que no pueden existir “Fuerzas Armadas ricas en un país pobre”, porque esa situación sería “un abuso”.
.


El comandante en jefe de la Fuerza Aérea (FAU), José Bonilla, habló de su encuentro con el presidente de la República, José Mujica, y del obsequio de una bandera tupamara. Indicó que está viendo en Mujica “la grandeza” para “salir todos adelante” y no quiso juzgar la actuación de los militares en la dictadura. “De esa etapa no hablo”, señaló.

Publicado el: 26 de abril de 2010 a las 15:01
Por: Redacción 180
 
José Bonilla (s/d Presidencia)
Bonilla fue entrevistado por No Toquen Nada de Océano FM. Allí contó que el viernes en el marco de una reunión de trabajo de cara al próximo presupuesto hubo “un momento muy reservado” entre el comandante en jefe de la FAU y el presidente. Fue cuando Bonilla le entregó una bandera que tenía en custodia la Fuerza Aérea desde hace 40 años. El objetivo, según Bonilla fue “comenzar la reconciliación para llevar adelante la unidad nacional como quiere el presidente”, señaló.
La bandera, según dijo Mujica y confirmó Bonilla, es histórica. “Quizá haya sido la que utilizaron para la Toma de Pando en 1969”, indicó el comandante en jefe.
Bonilla también le entregó al presidente un análisis del discurso que Mujica dio en Durazno. Fue a pedido del ministro de Defensa, Luis Rosadilla. “Siempre estoy buscando un acercamiento porque nos sentimos dentro de la sociedad pero queremos sentirnos con esa profundidad que el presidente pide”, explicó.
En No Toquen Nada, el comandante en jefe señaló que la FAU es “una institución vertical” y que todos los valores que cultivan “son de apoyo y lealtad al mando superior”. “Y es muy importante llevarla adelante mirando el futuro”, agregó.
Para que la FAU dé vuelta la página, valoró positivamente el recambio generacional. “Hay generales que en la época del 70 estaban en la primaria y yo entré a la Fuerza Aérea en el 70 y me recibí en el 73”, dijo. Sin embargo, aclaró que no hablaba “de la mochila” porque “hay cosas de las que uno se siente orgulloso”. Manifestó que cuando los llaman a “cumplir la misión” tienen que llevarla adelante “como corresponde”. Bonilla separó en ese momento la etapa en la que se luchó contra la guerrilla de la época de la dictadura. “En el caso concreto de la Fuerzas Armadas, las llamaron para una actividad especial y la llevaron adelante en muy buena forma, rápida y creo que el pueblo también estaba conteste de eso. Luego vinieron cosas que yo no quiero analizar en este momento”, manifestó.
Dijo que “la grandeza de las personas se ve cuando sumados, todos salimos adelante” y manifestó que está viendo en Mujica esa grandeza.
Los militares y la sociedad
El comandante en jefe dijo que el “error histórico” del cuerpo armado fue trabajar “de forma silenciosa”. “Cuando apagamos incendios o estamos en las inundaciones y otros desastres naturales no le damos esa difusión, tal vez necesaria a los efectos de que la ciudadanía sienta que hay una devolución de la Fuerza hacia la sociedad”, explicó.
Señaló que todos deben “mirar adelante” a pesar de que “quedan heridas en el pasado” y marcó que en su caso tuvo “la experiencia de tener familiares detenidos”. “Creo que son tiempos de cosecha, de mirar para adelante y de salir todos juntos”, agregó. 

SERVIDOR DE LA PATRIA
por Hugo Bruschi en el Año de la Dignidad

Fue en EEUU. Un hombre entra a un bar a tomarse una cerveza. A su lado, un gato dormía placenteramente al calor de la máquina de café. El hombre lo miró y de pronto sacando un puñal entre sus ropas, le cortó la cabeza. El dueño desesperado no daba crédito a lo que había visto y sacando un revólver, dudó por un instante en matarlo. Otros parroquianos le rogaron que no lo hiciera, al tiempo que llamaban a la policía. Una vez llevado ante el Juez y en medio del juicio, exhibió una medalla de oro colgada al cuello. "Me la otorgó el Congreso por haber servido a la Patria en Vietnam. Tirábamos niños al aire y los partíamos en dos con una ráfaga de metralleta. Ahora me quieren enviar a prisión, por haber matado un miserable gato" dijo ante el asombro de los allí presentes.
En estos días ha tomado conocimiento público una resolución que data de Diciembre de 2012 y por la cual, el Coronel Gilberto Vazquez, se ha hecho acreedor nuevamente a su jubilación. Nos llama poderosamente la atención, que siendo una resolución que data de 2 años, nos enteremos ahora. Porqué no se publicó antes de las elecciones, de quien ha sido la omisión? De todos modos, no creemos que la noticia hubiera tenido incidencia alguna en el resultado. Cosas peores se saben y no han conmovido a nadie. De todos modos no deja de ser curioso....
En cuanto a la resolución en sí, apoyada en la "buena conducta" de este sujeto, nos parece más bien una broma de mal gusto. Qué alcance tiene la "buena conducta"? Qué no ha tratado de escaparse, que saluda al personal del establecimiento con buenos modales e interesándose por la salud de su familia, que comparte su Whiskey con otros presos? No lo sabemos, pero el argumento tiene que haber pesado mucho al juzgar por el apoyo recibido y no solamente del Tribunal de Honor, sino de dos civiles. Uno como presidente y otro como experto en cuestiones militares, como lo es el Ministro de Defensa Sr. Fernández Huidobro, quien por otra parte nos asegura que el militar se ha hecho acreedor al premio. Y además nos dice que el no es fascista, para tranquilidad de todos.
Y uno se pregunta una vez más, que grado de complicidad en todas estas cosas, no tienen Mujica y Fernández Huidobro y no encuentra la respuesta. Tienen que haber pasado cosas que sólo ellos y algún militar sobreviviente de aquella época, podrían aclararnos. Porque estos pesos más o menos, que recibirá el Coronel Gilberto Vazquez, no tendrían que preocupar demasiado, si no fueran justificados por su "buena conducta". Mucho menos si se tratara de un hecho aislado y no formando parte de una larga cadena de actitudes similares, con quienes saciaban sus bajos instintos con hombres y mujeres indefensos, prisioneros sin derecho a nada, sin nadie que los defendiera. Donde su suerte dependía del criminal de turno. Con quienes acabadas sus reservas morales - si es que alguna vez las tuvieron - torturaban invocando razones que hasta el día de hoy, reivindican como válidas. Sólo falta que les entreguen una medalla de oro.......



1 comentario:

  1. LOS MILITARES POR SI NO SE ACUERDAN MUCHOS EK " compañeros





    ESOS GATITOS MANSOS QUE SON HOY LOS MILICOS , ERAN TORTURADORES Y EN LA MAQUINA NO ERAN ASI COMO SE MUESTRAN, NO QUIEREN HABLAR DE TORTURA , ASESINOS LACRAS ESBIRROS DE LAS CLASES DOMINANTES Y PARÁSITOS DEL PUEBLO, HUIDOBRO ... LOS FASCISTAS SON ELLOS Y VOS HACE TIEMPO QUE TE DISTES VUELTA PARA EL LADO DE LAS CLASES DOMINANTES, PERO ¡SABES UNA COSA? HAY MUCHOS COMPAÑEROS JUGADOS QUE A ESOS HIJOS DE PUTA ,LARGALOS A TODOS , PORQUE NOSOTROS TENEMOS QUE HABLAR LARGO Y TENDIDO CON ESOS HIJOS DE PUTA.
    POR MAS QUE SE ESCONDAN Y ANDEN ENFIERRADOS.... SI LE ENTRARON A KENEDHY ................

    ResponderEliminar