martes, 19 de mayo de 2015

Cerró Chery

La economía neoliberal progresista y sus capitales inversores

Informó Pit-Cnt

Pit-Cnt anunció cierre y retiro de automotriz Chery

A través de un comunicado el Pit-Cnt informó del cierre definitivo de la planta de la automotriz china Chery en Uruguay, la cual se había montado en sociedad con Socma, propiedad del empresario argentino Franco Macri. (padre)

Castillo de naipes
Esos inversores

Cerró Chery, Cerró Ecolat, cerró Urupanel, cerró Calvinor, cerró Calagua -Green Forzen, cerró la imprenta Pressur de Nueva Helvecia, la construcción rompió puestos de trabajo, la obra de la Regasificadora está parada con 700 trabajadores al seguro de paro, decenas de otros miles de trabajadores en el seguro de paro del BPS donde más del 70% tiene causal de despido.

Cuando Tabaré trajo a Chery en el 2008

mar may 19 2015
Hoy El País informó que la fábrica ubicada en Paso Carrasco no produce vehículos desde el 19 de septiembre del año pasado. En esa fecha prácticamente toda su plantilla obrera fue enviada al seguro de paro.

A fin de año se envió a la parte restante, incluido los cargos gerenciales. En total son 320 empleados, entre obreros y administrativos.

Esta tarde, un comunicado del Pit-Cnt dio cuenta del cierre definitivo de la planta que la automotriz china tenía en sociedad con Socma del empresario argentino Franco Macri.

“El secretariado ejecutivo del Pit-Cnt manifiesta su profunda preocupación por la comunicación a autoridades del Ministerio de Trabajo por parte de la dirección de la empresa Chery Socma, del cierre de la planta y su retiro del país”, dice el escueto comunicado de la central obrera.

Embarque de autos Chery armados en Uruguay. Foto: Archivo El País


video




Final anunciado: Chery-Socma cerró su planta en Carrasco
martes, 19 de mayo de 2015

Finalmente, Chery-Socma cerró sus puertas: 320 empleados y 600 trabajos indirectos fueron afectados. (Fuente).
Finalmente esta tarde la firma Chery-Socma le informó al Poder Ejecutivo que cerró su planta industrial en Uruguay, y el PIT-CNT emitió un comunicado al respecto. Como informáramos más temprano, la planta estaba sin producir desde octubre y con su personal en seguro de paro.
Esta tarde, en un comunicado emitido por el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT dio cuenta del cierre definitivo de la planta que la automotriz china tenía en sociedad con la empresa Socma, propiedad del empresario argentino Franco Macri.
En el texto se lee lo siguiente: "el secretariado ejecutivo del PIT-CNT manifiesta su profunda preocupación por la comunicación a autoridades del Ministerio de Trabajo por parte de la dirección de la empresa Chery Socma, del cierre de la planta y su retiro del país".
Como se comunicaba hoy más temprano en los diarios El País y El Observador, la fábrica ubicada en Paso Carrasco no producía vehículos desde el 19 de septiembre del año pasado. En esa fecha prácticamente toda su plantilla obrera fue enviada al seguro de paro. Adicionalmente, el cierre afecta a otros 600 trabajadores indirectos.
A fin de año se envío a la parte restante, incluido los cargos gerenciales. En total trabajaban 320 empleados, entre obreros y administrativos. El PIT-CNT, a su vez, convocó a una conferencia de prensa para el miércoles, en conjunto con el sindicato del ramo, encabezado por el coordinador Marcelo Abdala.
De momento la representación en nuestro país no ha realizado declaraciones sobre el cierre de la planta, en donde se producían los modelos Tiggo y Face tanto para el mercado local como para la exportación a Argentina, Brasil, y otros países del continente americano.

El cierre de la planta también implica, más allá de los desempleados, lo cual es una situación lamentable, el final de casi dos años de idas y vueltas de la empresa en nuestro país, en relación a las trabas de importación hacia Argentina (ver nota), así como también a los reclamos por cupos de exportaciones limitados con el país vecino (ver nota).

A su vez, con la apertura de la planta en Brasil a finales del año pasado (ver nota), el cierre de la ensambladora de Camino Carrasco era casi una crónica de una muerte anunciada. Una vez más, los que pagan los platos rotos son los trabajadores, que además ahora, quedaron en la calle.






Maximiliano Montautti19 may 2015
La caída de las ventas de automóviles hacia Argentina y Brasil es algo que afectó seriamente a la empresa y también al resto del sector donde se prevé una menor producción para este año.
En todo 2014 las exportaciones de vehículos cayeron 9,9% frente al año previo. En el caso de Brasil, las colocaciones aumentaron 13,5%, mientras que hacia Argentina descendieron 50,9%, según datos del Instituto Uruguay XXI.
Ese organismo detalla los 15 principales productos exportables del país y para el cuatrimestre cerrado a abril de este año, los vehículos y autopartes no figuraban en esa lista. Tampoco lo hacían entre los tres principales productos vendidos hacia Argentina y Brasil. Según la Unión de Exportadores (UEU) las exportaciones totales de automóviles cayeron 28,2% en el cuatrimestre en relación al mismo período de 2014.
Esa caída de las ventas es la que viene complicando la permanencia de Chery en Uruguay.
La fábrica ubicada en Paso Carrasco no produce vehículos desde el 19 de septiembre del año pasado. En esa fecha prácticamente toda su plantilla obrera fue enviada al seguro de paro. A fin de año se envío a la parte restante, incluido los cargos gerenciales. En total son 320 empleados, entre obreros y administrativos.
El integrante de la dirección de la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y de Ramas Afines (Untmra), César Acosta, dijo a El País que la situación es complicada a raíz del freno en la producción de vehículos tanto para Brasil como para Argentina.
A pesar de esa retracción de las ventas, la empresa el año pasado inició una serie de refacciones que incluyeron reparaciones en los hornos y en las cabinas de pintura, quizás previendo que los inconvenientes comerciales se subsanarían. Pero no fue así y la fábrica quedó paralizada en los últimos meses de 2014.
En medio de los problemas, en Chery se contaminó un líquido que se utiliza para el proceso de cataforesis (que consiste en pintar el vehículo por inmersión y altamente automatizado) y el producto se debió desechar. A partir de allí, Chery no volvió a rellenar las cubas para la cataforesis.
Por su parte, el secretario ejecutivo de la Cámara de Industriales Automotrices del Uruguay (CIAU), Ramón Cattáneo, señaló a El País que la situación de Chery es muy compleja, ya que la empresa no realiza nuevas producciones ni exporta.
"La perspectiva no es buena", resumió. Además, Chery abrió una fábrica en Brasil y eso podría complicar aún más las cosas para la fábrica uruguaya. Igualmente, Acosta señaló que esa planta en Brasil aún no está produciendo y cuando lo haga seguramente sea destinada para el armado de otros modelos de la empresa.
El resto de las armadoras instaladas en el país también pasan por momentos difíciles.
Cattáneo informó que la marca Kia (que se produce en la planta de Nordex) está funcionando, pero bajaron las ventas y las cantidades que se arman. En el caso de Geely señaló que "de a poco, se está exportando".
Además, la china Lifan funciona a buen ritmo, aunque con recientes cortocircuitos entre la dirección de la empresa y el sindicato de base de la Untmra.
"Este año va a ser peor que 2014; las fábricas van a estar con menor producción", vaticinó Cattáneo.

Conflictos.

Hace días, la dirección de la empresa Lifan decidió traer personal chino para cumplir con algunas tareas. Eso motivó el rechazo de la Untmra que se declaró en pre conflicto.
El sindicato entendía que la llegada de los trabajadores asiáticos desplazaba a obreros uruguayos. No hubo entendimiento con la empresa y el problema se trasladó al Ministerio de Trabajo. Acosta informó que allí se llegó a un acuerdo para que no existiera desplazamiento de trabajadores locales.
En noviembre del año pasado, la Untmra había ocupado por horas las instalaciones de Lifan por diferencias con la dirección de la empresa.
En el rubro autopartista, en la japonesa Yazaki se produjeron algunos paros últimamente. "Hubo algunas dificultades por problemas de desconocimiento a la organización sindical, pero se vienen solucionando", dijo Acosta.
El presente de la autopartista también es complicado, ya que la multinacional decidió inaugurar una línea de producción en Paraguay, algo que le quita competitividad a la producción local.
En este rubro tampoco faltaron los conflictos el año pasado. La Untmra se enfrentó durante meses a la empresa japonesa Takata (que fabrica airbags) reclamando aumentos salariales.
Esa empresa figuraba en el Ministerio de Trabajo como textil, sector donde las remuneraciones son menores que en las empresas autopartistas. Después de largas discusiones, en el Consejo Superior Tripartito del sector privado se decidió (con el voto conjunto del gobierno y el Pit-Cnt) que las empresas que formen parte de la cadena productiva autopartista deberían regirse por los laudos y criterios fijados en los Consejos de Salarios en la rama de la metalmecánica.

Complicaciones en Argentina

La caída en la demanda de automóviles de Brasil no solamente complica a Uruguay; también lo sufre Argentina. El sábado, el diario bonaerense Página 12 informó que la fábrica automotriz de Fiat en la provincia de Córdoba suspendió la actividad a 1.800 trabajadores del área de montaje. Igualmente, se indicó que los trabajadores cobrarán el 75% del jornal. El diario expresó que hace dos semanas la empresa tomó una decisión similar. Según datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) en lo que va del año se comercializaron en Argentina 31.488 vehículos menos que en el mismo período de 2014. Además en abril se fabricaron 46.618 automóviles con un descenso de 21,2% en la comparación interanual.








0 comentarios:

Publicar un comentario