lunes, 23 de marzo de 2009

Señalado como autor de la muerte de Zelmar


Mato declara por primera vez en la causa Michelini-Gutiérrez Ruiz

Este teniente coronel del Ejército fue señalado como autor material del homicidio del ex senador del FA



La causa judicial por la cual se investiga el homicidio de los ex legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz tendrá hoy una instancia clave. Un militar uruguayo sindicado como autor material del crimen comparecerá ante la Justicia para brindar su testimonio.
El teniente coronel (r) Pedro Mato comparecerá hoy ante la Justicia para declarar en torno al secuestro y homicidio en Argentina de los ex legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, y de los militantes del MLN-T Rosario Barredo y William Whitelaw, en mayo de 1976.

El juez Penal de 11º Turno, Roberto Timbal, dispuso la citación de Matto para hoy, a solicitud de la defensa del ex dictador Juan María Bordaberry, dijeron fuentes judiciales a LA REPUBLICA. La intención de la defensa sería recabar el testimonio de uno de los presuntos autores materiales del crimen de los ex legisladores. Matto comparecerá en calidad de "testigo".

El nombre del oficial Pedro Matto como posible autor del asesinato de Zelmar Michelini trascendió tras la declaración de la enfermera Haydeé Trías en la Comisión Investigadora parlamentaria instalada en 1985 por el secuestro y asesinato de los dos ex legisladores. Diez años más tarde, Trías narró los mismos hechos en una entrevista con "El Observador".

Trías contó que conoció a los represores Manuel Cordero y Pedro Matto, a través de una chica (JDS). "Ellos decían que pertenecían a un movimiento contra la subversión y empezaron a dar detalles de las misiones en el exterior, de Orletti, incluso de misiones a México". Una noche de mayo de 1976, JDS la llama para decirle que se tome un taxi y vaya para una casa "porque estaba con Matto que tenía una crisis de nervios". "Entonces fui y lo encontré a él, pálido, blanco, desencajado. Con un revólver en la mano, me decía que estaba jugando a la ruleta rusa y que se quería matar", narró Trías.

"Ahí (Matto) me dijo que habían viajado a Buenos Aires con Cordero y que había matado a Michelini. Ella (JDS), entonces, empezó a darme los detalles y él no sólo que consentía, sino que justificaba lo que había hecho: que él no quería hacerlo, que lo había hecho por necesidad, que a la madre la habían desalojado de la casa (...) Ella lo justificó diciendo que no tenía nada que ver y que cumplía órdenes superiores", expresó Trías. "Después me enteré que los mandaban a los dos (Matto y Cordero) para tenerlos enganchados, o sea, uno iba a matar a Gutiérrez Ruiz y el otro a Michelini. Pero especificaron que, cuando llegaron, Gutiérrez Ruiz ya estaba muerto y que le dieron un balazo sólo a Michelini". "Según ese testimonio que recibí, cuando fueron a buscarlos a Orletti, Gutiérrez Ruiz llevaba horas de muerto. También me dijeron que los habían torturado, que les habían sacado las uñas, que los habían quemado con cigarrillos, que tenían la cara quemada, que tenían no sé qué en los pies y que tenían golpes en la cabeza", especificó Trías.

"Matto luego me comentó que en el asiento de atrás llevaron a Michelini sobre la ventanilla derecha y que todavía alentaba (por estar con vida), y sobre la izquierda -en el medio de los dos iba Matto- el cuerpo de Gutiérrez Ruiz, ya sin vida, y que en la valija llevaban los cadáveres del matrimonio Whitelaw".

"Fue ahí que Matto me dijo que lo remató, que le pegó un balazo en la cabeza. Cuando yo dije eso en la comisión investigadora se armó un lío bárbaro".

"Esa noche, luego de la conversación, el whisky y un diazepán que le proporcioné, Matto se tranquilizó. En principio pensé que era una crisis nerviosa y me fui para mi casa sin poder creer que había matado a un senador. Pero al otro día, o dos días después, veo un titular en los diarios y me quise morir. Todo coincidía, entonces me pelé para Buenos Aires, pensé: cuando recuerde que me contó todo me mata" (ver en páginas 4 y 5).

La causa por el homicidio de los ex legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz se sustanció exclusivamente contra el ex dictador Bordaberry y el ex canciller de la dictadura, Juan Carlos Blanco, puesto que por ser civiles no están amparados en la Ley de Caducidad.

Bordaberry y Blanco fueron procesados el 16 de noviembre de 2006 como "coautores de cuatro delitos de homicidio muy especialmente agravado" y más tarde el Tribunal de Apelaciones Penal de 2º Turno ratificó ambos procesamientos. Al entender del TAP, Bordaberry y Blanco "sabían" de los hechos ocurridos en la Argentina y nada hicieron para evitarlos. Sin embargo, la prueba testimonial recabada durante el proceso apunta a la participación de militares uruguayos en Argentina como parte del operativo contra los dos ex legisladores. Por esta razón, la fiscal Guianze solicitó la exclusión del caso del amparo de la Ley de Caducidad para investigar a los ejecutores "materiales" de la muerte de Michelini y Gutiérrez Ruiz. El juez Timbal ya elevó al Poder Ejecutivo el pedido de la Fiscalía.

"El Burro", hoy teniente coronel retirado

Pedro Mato Nerbondo, alias "el Burro", tuvo una amplia trayectoria en los servicios represivos de la dictadura. Ingresó a las Fuerzas Armadas el 1º de marzo de 1958 y en 1970 asumió como capitán y asistió la Escuela de las Américas, un instituto especializado en técnicas de Inteligencia militar, control de la subversión, interrogación y tácticas de guerrilla para militares de los ejércitos latinoamericanos.

Un año más tarde, operó en el Servicio de Información de Defensa (SID) un organismo dependiente del Ministerio de Defensa Nacional, y en 1975 pasó a revistar en la División de Ejército I, donde integró el OCOA y actuó en el "300 Carlos", centro clandestino de detención que funcionaba en el fondo del Batallón Nº 13.

Al año siguiente asumió como teniente primero en el Batallón de Infantería Nº 3, y en 1977 actuó con el grado de mayor en el SID. En 1978 ingresó a la División del Ejército IV e integró el OCOA.

Poco después formó parte de la Escuela de Seguridad Nacional (Esedena) y como enlace entre el OCOA y C/CIE. Ascendió al grado de teniente coronel en el Regimiento de Caballería Nº 5, con ubicación en Paso de los Toros, jerarquía con la cual se jubiló. En 1982, Pedro Matto conformó el Estado Mayor del Ejército (Departamento I).


Haydeé Trías:"Mato me dijo, yo lo rematé y era mi mejor amigo"
(leer mas)

Mato: "Me eligieron a mí porque era amigo de él y conmigo iba a salir en confianza"

"Te vengo a buscar hermano, estás en libertad"

SEÑOR GARCIA: -Si no interpreté mal, usted dijo anteriormente que Matos lo había ido a buscar a Michelini donde estaba secuestrado y habían salido a tomar unas copas y que después lo remató.

SEÑORA TRIAS: -Eso es, precisamente, lo que yo le digo que, por un lado, se mostraba depresivo y, por otro, agresivo, y por el otro, fanfarrón. Ahí hay algo descordinado.

Esa fue una de las preguntas que yo le hice, porque yo no pregunté, sino que escuché.

Le pregunté cómo era que si ese hombre estaba secuestrado, él lo fue a buscar y cómo es que salió con él. Y él me respondió que era amigo de él; que había ido a donde estaba secuestrado y le había dicho que estaba en libertad, que lo iba a buscar.

"Te vengo a buscar, hermano; estás en libertad".

SEÑOR GARCIA: -No dijo en qué situación o estado físico se encontraba Michelini; su estaba golpeado o no, qué ropa tenía.

SEÑORA TRIAS: -No, si fuera ahora le preguntaría, pero en aquel momento yo no tenía conocimiento de nada. El no dijo nada. El después me dijo: "Y yo lo rematé", pero no me dijo nada. Me dijo que lo fue a buscar donde estaba secuestrado para rematarlo.

Esa fue la misión por la que él había ido a la Argentina. Eso se discutió muchísimo y alargó mucho el asunto en Serpaj, en lo que ellos están investigando, porque decía cómo es que él lo va a buscar y el otro se va a entregar para que lo maten, cómo puede ser posible. Entonces, yo les dije: "Fue la única pregunta que le hice: `¿Cómo que él salió contigo?´". Y me contestó: "Sí, precisamente, me eligieron a mí, porque era amigo de él y él conmigo iba a salir en confianza". No lo entiendo; no sé las motivaciones ni la profundidad del caso, pero esa es la contestación que me dieron.

No puedo inventar otra cosa.

SEÑOR MAGURNO: -¿En la carta dice que lo mató en el auto?

SEÑORA TRIAS: -Sí, dentro de un coche.

0 comentarios:

Publicar un comentario