viernes, 14 de agosto de 2015

Cierre inminente de Fripur




Todo indica que Fripur cierra y casi mil personas quedan sin trabajo



MAXIMILIANO MONTAUTTI14 ago 2015
El 31 de julio del año pasado Fripur se presentó voluntariamente a concurso de acreedores. En ese momento, las deudas de la pesquera alcanzaban los US$ 70 millones. Un año y pocos días después las cosas empeoraron.
Fuentes al tanto de la situación de Fripur indicaron a El País que la compañía cuenta actualmente con más pasivo que en aquel momento y muy poca liquidez.
Ayer, representantes de Fripur fueron recibidos por el ministro de Trabajo, Ernesto Murro. Luego, el ministro y el director Nacional de Trabajo, Juan Castillo, recibieron al sindicato de trabajadores de Fripur. El dirigente sindical José Umpiérrez dijo a El País que "la empresa se presentó en el ministerio aduciendo que iba a cerrar por problemas financieros, por no poder hacer frente a las deudas, por no contar con el capital suficiente para seguir funcionando. El ministro nos citó a los trabajadores para plantearnos eso y mañana (por hoy) habrá una reunión tripartirá para oficializar en un acta la situación".
En ese sentido, Castillo informó a El País que luego de los contactos establecidos ayer con ambas partes se ratificó la necesidad de generar ese ámbito tripartito.
"Orgánica y oficialmente mañana (por hoy) en Dinatra es cuando se oficializaría el planteo de la empresa y también la respuesta de los trabajadores", expresó el jerarca.
Umpiérrez indicó que la plantilla de 960 trabajadores cumplirá tareas hasta el miércoles próximo, ya que después no habrá más producción.
Esos últimos días de trabajo se debe a la llegada hoy de un último barco con materia prima que será procesada con la cual la empresa cubrirá algunos gastos y asegurará los salarios de agosto de los 960 empleados. En la reunión de esta jornada y hasta el miércoles se deberá definir el envió al seguro de paro de los trabajadores, indicó el dirigente.
Umpiérrez señaló que la situación de los trabajadores en el futuro no será fácil porque la industria pesquera no está en su mejor momento. Informó que el 80% del personal de Fripur son mujeres, muchas de ellas jefas de familia.
Según la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central (BCU) —donde los bancos informan sobre las deudas de sus clientes—, a junio de este año Fripur tiene en el Banco República créditos vencidos en gestión de cobro por US$ 4 millones; créditos morosos por US$ 31,1 millones y deudas castigadas por atrasos por US$ 3,4 millones. En el caso del Santander, los créditos vencidos en gestión de cobro ascienden a US$ 4,7 millones y deuda morosa por US$ 365.570.
A esa fecha, los dos bancos tenían calificada a Fripur como categoría 5, es decir como "deudores incobrables; de casos de clara evidencia de incobrabilidad, con atrasos mayores a 180 días en los pagos y de más de 120 días en la presentación de información", según la definición del BCU.
Todavía no hay novedades sobre el concurso, pero las fuentes indicaron a El País que la situación de la empresa continuó deteriorándose desde el año pasado. Es por eso que se plantea la posibilidad de llegar a una "venta en bloque" de Fripur tal como está previsto en la ley 18.387 de declaración judicial del Concurso.

Malterías.

En otro sector, la situación también se complica. El martes, una delegación de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB) fue recibida por la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados. Allí, el presidente del sindicato de Norteñas, Roque Apeseche, informó que la última semana de junio la empresa Cervecería y Maltería Paysandú, (propiedad de Ambev) comunicó su decisión de cesar totalmente la producción durante cuatro meses.
"La empresa manifestó que en las malterías de Uruguay se está produciendo con un valor de costo agregado y la empresa madre adoptó como política que se consumiera la malta procesada de Brasil y Argentina", explicó el dirigente.
Apeseche sostuvo que lo otro que preocupa al sindicato es "qué pasa después de los cuatro meses. Ahí la empresa empezó con algunas inseguridades y dice que no está segura de que alcancen los cuatro meses, que existe la opción de que estén uno o dos meses más".
En tanto, el dirigente sindical de la maltería de Nueva Palmira —también propiedad de Ambev— Lucas Ornisich indicó que el 23 de julio la empresa les manifestó que iba a parar la mitad de la producción en agosto y la totalidad en septiembre.
"En principio nos comunicó que en el mes de octubre volvía a recomenzar las tareas, produciendo al 100%. Después de unos días, la empresa nos comunicó que no nos daba la seguridad de recomenzar en octubre". En agosto fueron enviados al seguro de paro 47 trabajadores de esta maltería.
Allí, los dirigentes quisieron asegurar el reintegro de los empleados, pero se encontraron con la negativa de la empresa que adujo que por ser una filial no tenía la potestad para definirlo. El País intentó comunicarse con Ambev, pero sin éxito.
Se exporta la malta para sí.

En la comparecencia en la comisión de Legislación del Trabajo de Diputados los representantes de la FOEB explicaron que casi la totalidad de la producción uruguaya de cebada malteada se destina a la exportación. "inclusive, la producción nacional de cerveza se abastece con malta importada.

Las malterías de Ambev (Cervecería y Maltería de Paysandú y otra maltería ubicada en Nueva Palmira) comercializan su producción a Ambev en Brasil y se abastecen con cebada nacional", explicó el dirigente del sindicato de la bebida Ernest Zelko. "Al venderse a sí mismos en Brasil, fijan sus precios de compraventa y reciben un reintegro a las exportaciones. Obviamente, los precios que fijan son superiores a los del mercado", añadió el dirigente.
 El dirigente del sindicato del mar y afines (SUNTMA), José Umpiérrez, dijo a SABUESOS de Radio Nacional, que Fripur está en situación grave. “Se pidieron préstamos que no fueron a la empresa. Los sueldos están al día, pero hay aportes patronales que no se volcaron”

Escuchar aquí

 
Todavía no hubo comunicación oficial; a las 14 horas realizan una marcha rumbo a la negociación tripartita

Para el sindicato de la empresa procesadora de alimentos Frigorífico Pesquero del Uruguay (Fripur), el cierre de la firma ya es un hecho. Pese al hermetismo que, dicen, ha reinado alrededor del asunto, los trabajadores irán a la planta ubicada sobre la calle Rondeau hasta el 19 de agosto. Lo que pasará después es todavía una interrogante.

Desde primera hora de este viernes, los trabajadores de la empresa procesadora de alimentos realizan un paro y ocupación de la planta ubicada sobre la calle Rondeau como previa a la reunión tripartita que tendrá lugar esta tarde en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) y en la que se definirán los detalles sobre el cierre de la firma.

Angustia e indignación eran ayer los sentimientos predominantes entre los 960 empleados –la mayoría mujeres, muchas jefas de hogar–, de acuerdo al sindicato.

Ayer hubo varias reuniones por este tema en el Ministerio de Trabajo (MTSS), tal como había adelantado Búsqueda. Primero, el titular de la cartera, Ernesto Murro, estuvo con autoridades de la empresa. Fuentes de Fripur calificaron el encuentro como "muy positivo". "Estamos buscando junto a las autoridades una salida", agregaron. 
Luego fue el turno del sindicato. Murro propuso, de acuerdo a la delegada sindical de Fripur, Jimena Peralta, la formación de una cooperativa. Los trabajadores se negaron. "Para los trabajadores no sirve, porque hay que tener un capital muy grande para mantener eso abierto", explico Peralta.

El viernes en la tarde tendrá lugar una tripartita en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra). Según Peralta, ahí se definirán detalles concernientes al cierre que se decretaría oficialmente el lunes, luego de un cuarto intermedio.

En la mañana del viernes el personal decidió ocupar la planta y prevé movilizarse hacia la sede del ministerio cercano a las 14 horas, donde se reunirán con los trabajadores del turno vespertino como antesala a la reunión tripartita de la tarde.

Ayer y hoy

Hasta no hace tanto la situación era otra en Fripur, dijo Peralta. Cuatro años atrás más de 2.000 personas trabajaban allí. En ese momento se armaban 12 líneas de producción, conformadas cada una por 25 operarios. Hoy ese número descendió a tres.

La dirigente sindical apuntó que a la mala situación que atraviesa el sector en general se suman problemas propios de la empresa. A modo de ejemplo, sostuvo que los responsables de Fripur pidieron préstamos, pero que ese dinero no fue inyectado allí sino que terminó en otros negocios. Para los trabajadores, este desenlace no es sorpresivo.

En julio del año pasado la empresa se presentó a concurso de acreedores. En junio, Fripur tenía una deuda con el sector financiero uruguayo que ascendía a US$ 42,3 millones, según la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central. De ese total, US$ 40,4 millones ya vencieron.
Desde 2013 la firma no otorga licencia a sus empleados. "Llevamos dos años sin descansar, porque ellos alegan que no hay plata" para pagar, dijo Peralta. Los días de pago también varían, explicó, pero ya se "acostumbraron". Peralta recordó que los trabajadores se han manifestado de varias maneras en los últimos tiempos para denunciar esta situación. "El día lunes hicimos una movilización y un escrache frente a la casa de Máximo Fernández (uno de los dueños, junto a su hermano Alberto). Eso no viene desde ahora, viene desde hace más de dos años", indicó.

Un tercio

Por su parte, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Mar y Afines (Suntma), Carlos Vega, dijo a El Obsevador que si bien en el resto de las plantas la situación no es tan "desesperante" como en Fripur, el problema no se ciñe a esta empresa.

Desde el sector señalan como responsables de este bajón a una merma en la captura de peces y al cierre de mercados importantes para la producción nacional, como Nigeria, entre otros.

El sector pesquero emplea a alrededor de 8.000 personas, de las cuales 3.000 son personal de planta. De cerrar Fripur, un tercio de estos trabajadores quedarían desempleados. "Veremos cómo solucionamos primero el tema de Fripur. De una vez por todas tendríamos que darnos vuelta y empezar a mirar al agua", dijo Vega.

Sector afectado

La industria pesquera registró en el segundo trimestre de este año una caída en el nivel de producción de 46,6% en la medición interanual, siendo la mayor caída en la producción desde al menos 12 años, de acuerdo a los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Mientras que en igual período del año pasado, la producción pesquera había aumentado 3,9%, a partir del trimestre siguiente comenzó un periodo de descenso, acentuando cada vez más la pérdida de volumen producido. Así, en los tres primeros meses de este año, la caída fue de 25,5%, tras el deterioro previo de 24% en el último cuarto de 2014 y de 22,5% en los tres meses finalizados en setiembre.

Este declive provocó que la cantidad de horas de trabajo en ese sector continuara su tendencia a la baja, cumpliendo casi 20 trimestres consecutivos de destrucción de fuerza laboral. En el período relevado se perdieron 37,1% horas trabajadas respecto al segundo cuarto de 2014 –mayor caída desde al menos 2007–. En el trimestre pasado la caída fue de 20,3%, y en el último cuarto del año pasado, de 19,7%.

(Producción: Lucía Núñez)









0 comentarios:

Publicar un comentario