jueves, 26 de noviembre de 2015

Diálogo social

El Diálogo Social será una instancia para generar insumos sobre salario, educación, trabajo, seguridad social y políticas sociales, entre otros temas. El programa había sido uno de los pilares de la campaña electoral de Vázquez.


>>> De parte del pastor



Milton Castellano, director del Instituto Cuesta-Duarte, le manifestó al Portal el PIT-CNT que la "inmensa preocupación" que existe en el conjunto de los trabajadores porque en más de 60 días de negociación en los Consejos de Salarios, en las más de las 50 mesas que están funcionando, sólo se llegó a un acuerdo en el sector de la salud privada. "Las pautas y líneas establecidas por el Poder Ejecutivo sumado a que los empresarios no aportan nada ha determinado un estancamiento en las conversaciones, subrayó el integrante del movimiento sindical.
El Plenario de Delegados de los Consejos de Salarios de la actividad privada ante la falta de avances en las negociaciones resolvió en la mañana de hoy elaborar un plan de movilizaciones que serán sumadas al plan de lucha que analizará la Mesa Representativa Nacional Ampliada (MRNA) que se reúne el viernes a partir de las 10 horas en la sede del PIT-CNT, ubicada en Jackson 1283.
Castellano informó que las medidas del sector privado se realizarán entre la última semana de este mes y la primera quincena de noviembre. "Se apunta a concentrar una serie de movilizaciones ya que las negociaciones estarían culminando a fines de noviembre o primeros días de diciembre. Hay que tener en cuenta que después del cuatro o cinco de diciembre el país ya no funciona. Y, lo cierto es que hoy tenemos a más de 50 mesas de negociación que no han avanzado en la negociaciones de los convenios colectivos".
Consultado el director del Instituto Cuesta - Duarte sobre los motivos por los cuales no hay resultados positivos en la negociación señaló de forma categórica que "la pautas y líneas establecidas por el Poder Ejecutivo sumado a que los empresarios no aportan nada han determinado un estancamiento en las conversaciones. Estamos ante una especie de operativo ´pinza´ entre el gobierno y los patrones que dejan sin márgenes de negociación a los trabajadores. Está claro que los lineamientos del Poder Ejecutivo no garantizan el mantenimiento del 100% del poder adquisitivo y, en el caso que suceda, será a largo plazo. Por otro lado están los empresarios no aportan nada. Con la gente en la calle queremos destrabar esta situación".
Castellano adelantó que se viene trabajando junto al conjunto del movimiento sindical para llevar adelante los primeros días de noviembre una movilización grande cuya plataforma contemple los reclamos de los distintos sectores del país. El Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT ya puso a consideración de los sindicatos una serie de iniciativas de movilización y a estas se le suman las que proponen los gremios del sector privado. Todo esto será analizado y finalmente se establecerá cual será el plan de acción final para el corto y mediano plazo.

Medidas de movilización

El Secretariado Ejecutivo de la central sindical el martes ya acordó con el movimiento estudiantil, en particular la FEUU, llevar adelante una gran movilización el próximo miércoles 14 en defensa de la educación del pueblo. Este día se realizará una concentración en la explanada de la Universidad de la República a las 18 horas y luego se marchará hasta el Palacio Legislativo. Durante esta jornada los sindicatos de los Entes también se movilizarán ante la falta de avances en los Consejos de Salarios. El miércoles 21, en tanto, se reunirán las Direcciones de los Sindicatos y Plenarios del Interior a fin de impulsar el plan de acción que surja en la MRNA que se reúne este viernes.
Entre las propuestas que presentará el Secretariado Ejecutivo está la de realizar "una gran movilización de carácter nacional que, de aprobarse en la MRNA, se estaría concretando en el marco de un paro parcial durante la primera quincena de noviembre".


>>> Castellano (Cuesta - Duarte): Preocupación por falta de acuerdos y porque se "está vaciando de contenido la negociación colectiva"
Milton Castellano,  director del Instituto Cuesta - Duarte, le manifestó al Portal su creciente preocupación por la importante falta de acuerdos que existen en los Consejos de Salarios y rechazó la posibilidad de que sea el Poder Ejecutivo el que termine "decretando", ya que eso estaría "vaciando de contenido la negociación colectiva". Por esta razón "estamos insistiendo ante el Poder Ejecutivo y los empresarios en que se debe llegar a acuerdos. Aplicado esto al futbol se puede decir que se está jugando muy bien, pero el objetivo es hacer goles y ganar, acá los goles son los convenios colectivos", subrayó.
El director del Instituto Cuesta - Duarte reconoció que en materia de acuerdos en los Consejos de Salarios se está mejor que hace 20 días atrás, sin embargo "falta mucho por hacer. Al día de hoy se lograron algunos acuerdos importantes, como son el caso del transporte; la salud privada hace dos meses atrás; se avanzó en algunos sectores del comercio, como son los grupos de alimentación; en el sector deportivo se llegó a acuerdo; en la bebida también; y se ha avanzado en algo dentro del sector metalúrgico".
Agregó que lo cierto es que "en estos momentos quedan importantes sectores sin acordar y esto nos preocupa mucho. Cada día queda menos tiempo, ya está culminando noviembre y todos sabemos que después del 10 de diciembre es muy difícil llegar a entendimientos. Tenemos situaciones difíciles en todos los sectores de la prensa, los medios de comunicación; en la enseñanza privada; el sector de gastronomía, hotelería y catering; en las curtiembres; la vestimenta; en bancarios privados hay un principio de acuerdo pero no se ha podido firmar; por lo que hay que hacer todo lo posible para que estos grupos puedan llegar a acuerdos en los pocos días que quedan".
Castellano fue categórico al afirmar que para el movimiento sindical "son muy importante los acuerdos. No queremos que el Poder Ejecutivo termine decretando porque eso vacía de contenido la negociación colectiva. La negociación colectiva tiene éxito en la medida que se busquen los acuerdos, en caso contrario se puede convertir en una cáscara vacía. Por lo tanto considero que tanto el sector empresarial como los lineamientos del Poder Ejecutivo, que muchas veces hemos dicho que son bastante rígidos, deben ser más flexibles y así poder llegar a acuerdos. Si bien hoy se llegó a acuerdos en los grupos de mayor incidencia, como es el caso de la salud, el trasporte y la bebida, nos encontramos que en los sectores donde los salarios son más deprimidos o sumergidos no hay convenios firmados. Si se suma todo esto nos encontramos con que muchos sectores tienen verdaderas dificultades para concretar un convenio".
El director del Instituto Cuesta - Duarte aclaró que el sector construcción no está negociando ahora, lo hará el próximo año. El sector metalúrgico llegó a un acuerdo en torno al Fondo Social pero en el tema fundamental que es el salario aún no hay acuerdo. "Estos son sectores importantes, mueven mucha gente y no están pasando por su mejor momento".
Destacó Castellano que esta ronda de negociaciones está precediendo a la que comenzara en marzo del próximo año, después del verano, y que atiende a los sectores más sumergidos: supermercados, comercios, rurales, domésticas, entre otros. Son miles de trabajadores que estarán negociando su salario, el cual es el de los más bajos del país.

>>> Los precios, la inflación y pocos logros
>>> Tabaré pide diálogo social entre lobos y ovinos
>>> Adictos al régimen o El País miente

DIEGO PÍRIZ25 nov 2015
En este sentido, el sindicalista aseguró que Pereira planteó durante el Secretariado Ejecutivo de ayer "la necesidad de que los grupos que saben que no van a llegar a nada más firmen las propuestas del gobierno". La fuente cuestionó a Pereira y dijo que "no se me ocurriría nunca como dirigente sindical decirle a los compañeros cuándo se termina la lucha y cuándo no, acá hay una clara intención de querer apoyar al gobierno, algo que resulta contraproducente para todo el movimiento sindical".
Otra fuente vinculada al Secretariado Ejecutivo, dijo a El País que "sobre la propuesta de Pereira todos terminamos haciendo una lectura política, esto, de algún modo, es para alivianar al gobierno". "Acá hay algunos dirigentes que alzan la voz para la tribuna y después con el gobierno actúan diferente", señaló.
La postura del presidente del Pit-Cnt es coherente con su oposición a un nuevo paro parcial que había pedido estudiar el secretario general de la central, Marcelo Abdala (comunista). La idea no tuvo andamiento en el Secretariado Ejecutivo.
Para algunos dirigentes del Pit-Cnt, "existe un acuerdo entre los integrantes de Articulación (agrupamiento al que pertenece Pereira) para no hacerle las cosas tan difíciles al gobierno". "Todos los otros paros que llevamos adelante en este año fueron votados por Pereira, da la casualidad que ahora está dándole para atrás a lo que propuso Abdala el otro día", dijo una fuente.
Si bien la propuesta de Pereira no fue votada durante la reunión del Secretariado Ejecutivo, uno de los dirigentes aseguró a El País que va a proponer "una discusión profunda del tema porque no puede ser que se les quiera hacer firmar algo a los sindicatos que están en conflicto si no están de acuerdo". "Esto me hace acordar cuando se le hizo llegar un comunicado a los gremios de la educación que estaban en huelga, para recomendarles que levantaran las medidas", agregó.

Mesa representativa.

El 2 de diciembre, el Pit-Cnt llevará a cabo una Mesa Representativa a nivel nacional en la que se discutirán las prioridades del movimiento sindical para el próximo año.

>>>Empresarios apoyan diálogo social propuesto por el gobierno
Destacan que el Ejecutivo intente buscar un consenso social. El PIT-CNT elevará propuestas con sus temas de interés.

.
.
>>> De parte del lobo 
Con un escenario sindical y social más calmo, y la discusión presupuestal casi finalizada, el presidente Tabaré Vázquez presentó un “Diálogo Social” que permita delinear al Uruguay del futuro y no se convierta tan solo en una “tertulia de talentos”.

La intención del gobierno era presentar el “diálogo” —una de las promesas de campaña—dos meses atrás, pero el Consejo de Ministros decidió posponerlo unos meses para separarlo de la conflictividad sindical desatada por el envío del proyecto de ley de Presupuesto al Parlamento.

El miércoles 18, durante su discurso en el Auditorio del Sodre Adela Reta, Vázquez dijo que el “Diálogo Social” debe ser una herramienta para construir propuestas claras y concretas. Por eso pidió que las organizaciones que participan, lo hagan con responsabilidad, unidad, tolerancia, y sobre todo “sentido democrático”.

“Este proceso tiene por objetivo generar insumos en diversas áreas y temáticas que estimamos relevantes para una estrategia de desarrollo del país que debe ser ambiciosa, razonable y sostenible en términos de mediano y largo plazo”, dijo. Pero fue enfático en pedir a los actores que adopten una actitud responsable y que se trabaje con el objetivo de “diálogo social”. Añadió que no se pretende que se desencadene un “debate, ni tampoco una negociación”.

Vázquez dijo que esta experiencia —que calificó como “histórica”— no se puede transformar en una “reunión improvisada”, sino que tiene que seguir los criterios y metodología de trabajo que serán planteados por los representantes del gobierno en cada mesa de diálogo. “No es una tertulia de talento”, remarcó el presidente.

Aclaró que no se puede esperar de las conclusiones “un fogonazo milagroso que solucione todo”. Y agregó luego: “No se puede aspirar a soluciones inmediatas y perfectas, pero sí a resultados tangibles”.

La presentación del “Diálogo Social” se produce en momentos en que la administración de Vázquez registra una caída en la aprobación de su gestión, según las principales encuestas de opinión pública. El mandatario aprovechó su discurso para decir que su gobierno “no se conduce con manuales ni en función de encuestas”. “(Encuestas) que a veces aciertan lindo y a veces se equivocan feo y muy feo”, dijo. Durante la campaña electoral, Vázquez había criticado a las encuestadoras porque le daban una intención de voto baja, lo cual no se confirmó en el día de las elecciones.

“Este gobierno se maneja con valores, principios y compromisos que son legado de nuestros próceres, y con este entramado complejo y fértil que es la sociedad, porque creemos en ella y, a diferencia de otros que solo la invocan, nosotros la convocamos a participar de la democracia y de la permanente construcción del país”, afirmó el presidente.

Los participantes del “Diálogo Social” son la “sociedad civil” en general y representantes del gobierno y el sector público. Incluso lo integran organizaciones de uruguayos radicadas en el exterior. No obstante, no están invitadas las organizaciones políticas.

El cronograma presentado por el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, plantea que entre diciembre de este año y marzo del 2016 se recibirán documentos y propuestas de las organizaciones sociales que participen. Los “foros temáticos con especialistas” se instalarán luego de ese plazo y a partir de abril de 2016 habrá “mesas del Diálogo”. El objetivo es elaborar un informe con propuestas concretas al final del segundo semestre del año próximo.

Paz sindical. En la presentación de la iniciativa gubernamental participaron el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, y el secretario general, Marcelo Abdala.

Abdala dijo a Búsqueda que es un ámbito estratégico para el PIT-CNT. Según contó, ya están trabajando en propuestas de diversificación de la matriz productiva, mejoras de los derechos, protección social y vivienda. “Los líos de corto plazo no pueden frenar la visión estratégica”, concluyó.

Un día antes del lanzamiento del “diálogo”, el secretariado ejecutivo del PIT-CNT hizo una evaluación del paro parcial del jueves 12, el sexto que sufre el actual gobierno de Vázquez. Los niveles de acatamiento y de movilización en Montevideo y el interior fueron considerados “muy buenos”. En cuanto a las repercusiones de la medida, los dirigentes consideraron que fueron mayores en la previa del paro, que durante y después de la movilización que terminó en la Cámara de Comercio.

En la reunión del PIT-CNT, Abdala planteó a sus colegas la necesidad de estudiar si debía hacerse un nuevo paro en caso de que no hubiera avances sobre las reivindicaciones de la central.

Ante la propuesta, según dijeron a Búsqueda fuentes sindicales, dirigentes del sector Articulación sostuvieron que un nuevo paro podía “desgastar la medida” y que era necesario buscar alternativas.

Abdala dijo a Búsqueda que entendió y aceptó los argumentos de sus compañeros y no hubo un “enfrentamiento” en el Secretariado. “Fue un planteo abierto que hicimos. Nos dimos cuenta de que en general los compañeros pensaban que tomar alguna medida en diciembre era complicado y cero problema”, enfatizó.

>>> Creo en él
 >>> Después se asustan
 









0 comentarios:

Publicar un comentario