miércoles, 21 de septiembre de 2016

Demonios




>>>  No sea nabo

>>> Demoníacas
(de El País)
El autodenominado "grupo de apoyo" nombró a dos portavoces. Una de ellas es Ana Claudia de León, integrante de una organización de derechos humanos, que tiene llave del apartamento en el que está Diyab y que le abre la puerta a los visitantes.

La otra portavoz es Alejandra de Bittencourt, integrante del sindicato municipal (Adeom). La sindicalista fue oradora de un acto alternativo por el Día de los Trabajadores el 1° de mayo de 2011 en el que pidió "un sindicalismo alternativo" y "nueva formas de protesta", además de reivindicar la anulación de la Ley de Caducidad.



>>> Ver la criminalización de El País completa

http://www.elpais.com.uy/informacion/entorno-jihad-diyab.html

Cuando alguien se esta por morir aparecen los buitres. Y esta vez vi que los buitres hacen guardia permanente. esperando que muera, esperando la sensación de la muerte. esperando con sus cámaras día y noche. Alli esta FALSIMEDIA para destripar. Pasen y vean...

>>> Comunicado
Comunicado del 20/9/16:
Debido a la decisión de ingerir líquidos, hoy visitaron a Jihad varios médicos: el doctor de ASSE, las doctoras de la Comisión de DDHH del SMU, y de tarde también vino otro médico más en visita solidaria.
Todos coincidieron en las recomendaciones para el inicio de ingesta de líquidos, con el fin de evitar complicaciones en la rehidratación de estos días, y continuar la evaluación diaria, ya que si bien aceptó ingerir líquidos durante una semana —hasta la reunión del próximo lunes con el nexo del gobierno—, continúa con la huelga de hambre (no ingesta de sólidos), como se informó anoche.
En estos días, Tabaré Vázquez se encuentra en Estados Unidos, en donde habló también sobre el tema... Es importante recordar que el primer responsable de la terrible situación en la que se encuentra Jihad hoy es Estados Unidos, que lo secuestró y lo torturó durante más de una década en la cárcel de Guantánamo, y luego, mediante un pedido realizado al gobierno uruguayo, lo envió a “Siberia”; a un país con una cultura e idioma extraños para él, alejado de su familia, y con un pronóstico de calidad de vida muy bajo, que empeorará dramáticamente una vez que finalice el plazo de la ayuda económica que percibe como refugiado, hecho que ocurrirá en pocos meses, lo cual imposibilita definitivamente la reunificación familiar.
Recordamos también que hacer responsable a Jihad de haber llegado a Uruguay en las condiciones en que llegó, sin tener seguridad de nada y sin saber qué destino se le deparaba, es una falacia importante. Ninguna persona mantenida como rehén en un centro de tortura puede ser responsabilizada de lo que sus captores le impongan como condición para salir de ese lugar. Ninguna persona en esa situación va a sopesar si le gusta o no le gusta el país al cual se le pretende enviar, ni a evaluar demasiadas condiciones, ni va a decidir algo semejante a “no me gusta ese país, así que me quedo en esta cárcel para que me sigan torturando”. Pretender que esa es la lógica que debió primar en Jihad antes de aceptar venir a Uruguay es absolutamente descabellado, además de enfermizo. Toda persona en su sano juicio habría aceptado subirse a ese avión e ir a cualquier parte del mundo con tal de salir de allí, con tal de ser liberado de semejante antro. Eso no quiere decir que luego no tenga derecho a más nada, a reunirse con los suyos en condiciones dignas, y a viajar a otra parte del mundo en la que esto sea posible.
La mayoría de los ex presos de Guantánamo liberados fueron trasladados a países de cultura árabe o cercanos a la región, principalmente Afganistán y Arabia Saudita, por gestión directa de Estados Unidos. ¿Por qué a Jihad no se le permite? ¿Cuál es la razón? ¿Su lucha por ser devuelto a su familia? ¿Su constante denuncia de la tortura vivida en Guantánamo? ¿El juicio histórico que lleva adelante contra Estados Unidos para que los videos en los que se lo somete y se lo tortura se hagan públicos, juicio en el que ha ganado todas las instancias previas, hasta la apelación presentada por el Pentágono en días pasados? Sostenemos que todo esto es la causa primera de la terrible situación en la que se encuentra. Todo, menos Jihad. Jihad no es la causa de sus propios males. Pero culpar a la víctima es habitual, es a lo que estamos acostumbrados, es lo que nos dicen los medios de comunicación que debemos hacer: culparlo constantemente por no aceptar una vida en un abandono político insolidario, en una sociedad que lo juzga desde el prejuicio y la desinformación, en condiciones económicas críticas, en la peor de las soledades. Culparlo, culparlo y volver a culparlo.
Los refugiados tienen derecho a ser reinstalados, de ser necesario. A Jihad se le ha negado este derecho. Estados Unidos le ha negado este derecho; continúa persiguiéndolo, castigándolo. Uruguay no puede seguir colaborando con la crueldad del gobierno estadounidense. Debe señalar esta situación y exigirle a los jerarcas de ese país que ayuden a encontrar la solución de este desastre humanitario que ellos mismos han provocado.
Es hora de ponernos en la piel de Jihad. Es hora de reconocer lo que se ha hecho mal, de dejar la soberbia de lado, de dejar de negar lo que es innegablemente Justicia, con mayúscula: Jihad debe ser reinstalado en otro país, y debe reunirse con los suyos.
Por un lugar en el mundo para Jihad y su familia.
HOY DESDE LAS 17:30 HORAS HABRÁ UNA JORNADA DE DIFUSIÓN EN CANCILLERÍA (18 de Julio y Cuareim) Y A LAS 19 SERÁ LA VIGILIA EN SORIANO Y YAGUARON.










0 comentarios:

Publicar un comentario