martes, 23 de marzo de 2010

¿ Es necesaria tanta hipocresía?


Además de fuerte lluvias, los cañaverales reciben otros ruidos, se rumorea entre los surcos, y entre caña y caña corre como "chancho encandilao" que el Presidente Mujica visitaría la Colonia Sendic. Este viento viene del sur, y llega hasta el norte como un comentario de pasillo popular. Pero cuando el río suena...

El cañaveral esta como confundido, hay cosas que son difíciles de entender, y allá en el Norte del Uruguay, las preguntas no dejan de resonar.

Tanto los peludos, como otros muchos orientales, tenemos visión propia de desarrollo que se sustenta en criterios de solidaridad entre nosotros los seres humanos y un profundo respeto a la madre tierra.

No estamos de acuerdo con la idea y modelo económico basado en la explotación del hombre por el hombre y de la naturaleza en su conjunto. Cosa en que el Gobierno no parece estar de nuestro lado.

Por lo tanto rechazamos la visión y el modelo económico impulsado actualmente por el Estado, en los que solamente se pretende crear algo de trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática, violando los derechos humanos y apuntando contra la naturaleza.

Tal manejo solo seguirá profundizando el despojo de nuestras tierras, territorios y recursos naturales, agudizando la agresión a nuestros procesos de autonomía.

El 5 de enero del 2010, los encontró una vez más a los trabajadores de la Caña de Azúcar en medio de la lucha que día a día nos exige éste sistema injusto que no da nada a quién no lo conquista, y aún así nos sigue saqueando.

Los cañeros debieron ocupar, como ya ha sucedido otras veces en otras chacras, la Colonia Raúl Sendic Antonaccio, cansados de promesas incumplidas por parte de los Gobernantes.

Nos resulta inédito y da mucha bronca e impotencia que en el país cuyas mayores riquezas son la tierra y el agua, sea el gobierno que sea, aumente cada vez más la extranjerización de la misma y que la pérdida de Soberanía crezca a pasos agigantados. Más cuando hoy tenemos en el poder un gobierno cuyos integrantes en su pasado nos hacían creer que eran defensores de todo lo contrario que aplican hoy.

En fin, pasan los días pasan los años, pasan los siglos y la realidad muestra que los trabajadores de tierra adentro para poder trabajar la tierra, tienen que tomar medida extremas como la ocupación.

El nuestro es un país capitalista, pero capitalista dependiente. El desarrollo de nuestro país depende no de necesidades internas, sino externas, dependen del imperialismo.

Esto ha ido creando una clase que se ha ido beneficiando de nuestra dependencia: la oligarquía nativa.

Este es el que impone la terrible realidad que soportamos todos los obreros tanto en el campo como en la ciudad, y es lo que nos impide alcanzar nuestros sueños.

Cuando los compañeros cañeros ocupan la Colonia Raúl Sendic, de parte del Gobierno no recibieron ni señales de humo, no recibieron nada, por el contrario fueron fuertemente atacados por algunos integrantes con dichos como que a los peludos en enero se les ocurría hacer "turismo radical". Y de forma prepotente hasta se dijo que si seguían con la medida; no se les iba a dar nada las tierras. Dichos pocos serios y que dejan en claro que o estas con el gobierno o te marginamos.

Pero además la entrega de esas tierras venía tratadas con Acuerdos realizados con el Gobierno hacía bastante tiempo.

¿ Mujica no se entero que este enero fue demasiado caluroso de soportar por los peludos?

Solos, acompañados del canto de las chicharras y con 40 grados de calor a la sombra los peludos se la bancaron hasta lograr un acuerdo en cierta medida favorable y así levantan la ocupación. Tal vez las chicharras se alinearon en defensa de su gente y su canto era tan atronador que no permitió que llegara este conflicto a los lugares de veraneos que descansaban los gobernantes.

Mujica ya había sido elegido presidente del Uruguay, aunque aún no se pusiera la banda presidencial. No emitió sonido hacia los cañeros, por los cañaverales solo hubo silencio total de su parte y de muchos más.
Silencio total de un presidente que no se la jugo en ese Enero por los Peludos, como tampoco se la jugo el día que lucio su banda de Presidente, en su discurso no nombro al Bebe Sendic, en lo personal creo que fue lo mejor que pudo hacer no hablar del Bebe, pues el Bebe esta más allá de todos.

Eso sí, el 1 de marzo, no falta un peludo, el peludo que el Presidente vendió al mundo como tal, no es de Bella Unión, vive en Artigas, pertenece al MPP, y en su vida en Bella Unión como cañero habrá estado un año un año y pico. Mujica, somos pocos y nos conocemos todos en el paisito...
¿ A que irá ahora Mujica a la Colonia Raúl Sendic, lugar que los colonos consiguen a pura lucha y resistencia?


¿ Tendrá un discurso al mejor estilo blanquicolorado, pero traducido a su lenguaje campechano? ¿ Adquirido en la casa de los chascos?


¿ Aplicara la política de cuarta que se viene aplicando por décadas, en busca de caer simpático y agradable al pueblerio?


Por último recordarle al Presidente Mujica que el lenguaje del barrio se aprende en el "rrioba", el lenguaje del Interior, se aprende viviendo tierra adentro, en el barro, la lluvia, el calor que achicharra la piel, las otoñales tormentas, el maldito invierno o infierno en la tierra. Solo el que lo vive en la diaria, en la cotidiana le sale del alma y llega clarito como el agua de las cañadas (no el agua del arroyo Miguelete)


Mientras estos rumores llegan desde Montevideo, los PELUDOS siguen a machete y machete preparando la siembra de otoño. Arrancan tempranero pa el cañaveral, a las tres de la mañana, el amanecer los encuentra en la chacra, su lugar, donde transcurren sus días y sus vidas.


PD: A modo de resumen rescato una conversa que mantuvimos ayer domingo, mate por medio, con una barra de gurises. Cabe destacar que de un ida y vuelta de opiniones, me atrevo a redactar lo que considero se rescato y se entendió.


Marina Montero


postaporteñ@____________________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario