martes, 23 de marzo de 2010

Luchar con esperanza! dijo María Ester Gatti!



En el día de hoy celebramos un sentido homenaje en vida, a una de las Madres más emblemáticas de la lucha por Verdad Y Justicia; María Ester Gatti.
Con la inauguracíon de la bibloteca iniciada por ella en el Hogar San José donde recide hoy, el pretigioso escritor e integrante de la Academia de letras Sr. Obaldía acompañó con sentidas palabras este acto inaugural. También festejamos el cumpleaños de Mariana su nieta que viajó para estar junto a su abuela!



22 de marzo 2010

Con María Ester Gatti, nos mueven sentimientos muy profundos, por su trayectoria, su lucha, su calidez humana y sus dotes de docente y maestra, a los cuales nos vamos a referir en la primera parte:

María Ester Gatti nació en un caluroso enero del año 1918, acá en Montevideo, en la calle Guaná 2012. Desde su niñez; soñaba con ser maestra. Ella nos contó, que en su familia tanto materna como paterna, había maestras. Esas figuras familiares y su madre, vieron en ella; una decisión firme en su vocación como futura maestra. Su entusiasmo y disciplina en los estudios, hizo que la apoyaran para llevar adelante sus planes.

Cursó sus estudios primarios en la Escuela de su barrio, Arenal Grande y Pablo de María. Cuando terminó sus años escolares, ingresó en la Universidad de las mujeres y luego al Instituto Magisterial para recibirse de maestra con 17 años. Para esa año, 1935, el país soportaba ya, 3 años de golpe de estado.

El 31 de marzo de 1933, el entonces Presidente Gabriel Terra, había dado un golpe de Estado, disolviendo las cámaras. Entre sus medidas autoritarias había implantado a los profesionales universitarios y empleados públicos una disposición de adhesión al régimen. Muchos de los que se negaron, fueron detenidos o perdieron sus puestos públicos. Además no se obtenían los cargos por concurso. Por esta razón su docencia como maestra, debió postergarse 5 años más. La exigencia dictatorial, no la acató Maria Ester y a pesar de esa sinrazón igual impartió sus conocimientos haciendo prácticas en un colegio de la Villa del Cerro.

No es muy difícil imaginarnos a María Ester con su guardapolvo blanco. Con profunda vocación por la profesión; sacrificando sus horas hogareñas o su propio tiempo para impartir clases a los niños, hoy adultos que andan por la vida construyendo futuros. Treinta y seis años de docencia en la Escuela Pública como maestra y veinte más en el colegio privado Pastorino, como profesora de geografía.

También se enamoró, y con Ramón Islas su único compañero de ruta formó su familia. La familia de Ramón era proveniente de las Islas Canarias y la de M. Ester: de Italia. Se casaron en el año 1948. Y luego de un tiempo, el barrio Colón fue su lugar de residencia por muchos años, generando, nuevos vínculos y actividades.

Corría el año 1953, cuando anuncia su embarazo; llegaría una niña al hogar y le pondrían de nombre María Emilia, en recuerdo de la abuela Emilia.

Luego, transcurre su tiempo entre clases, escuela, docencia y madre por sobretodo.

En sus tareas docentes, y en su hogar, impartió valores, sensibilidades que su hija fue aprendiendo y llevándolas a la práctica, a medida que crecía.

Años más tarde el país viviría nuevamente los años de oscurantismo y represión. Luego de instaurado el golpe de estado formal en el año 1973, quiso el destino y el compromiso de su hija que la pusieran a prueba una vez más.

Pero esta vez para transitar por el dolor, y la búsqueda incansable de su familia que la marcó directamente. María Emilia, con su esposo Jorge Zaffaroni y su nieta Mariana, fueron secuestrados (detenidos desaparecidos) en Argentina.

María Ester, con su temple muy particular, convirtió su dolor en lucha. E inició una nueva batalla, enfrentada al poder del terror arriesgando, siempre arriesgando.

Así fue que en aquellas primeras búsquedas desesperadas y en solitario, se encuentra con otra madre, su gran y querida amiga Luz Ibarburu.

¡Sin duda hicieron historia!, Violeta Malugani, Luz Ibarburu, Irma Fernández y María Ester Gatti, juntando luego a otros familiares, para formar el inicio, de lo que actualmente conocemos como Asociación de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos.

No detallaremos ahora todo ese período conocido por casi todos ustedes.

Sólo decir que María Ester Gatti tuvo el coraje de ir sola a enfrentarse con el criminal Gavazzo para saber de su hija, y de la misma forma a los represores argentinos que habían participado en la desaparición de su hija y yerno, y la apropiación de su nieta.

Sus denuncias, ante los organismos internacionales y los jueces fueron constantes.

Eso, con otras causas contribuyó a que el dictador Videla fuese procesado en Argentina.



En otra instancia sucedió este pasaje que recordamos:



Estaba trabajando, y le avisan: "ahí anda Sanguinetti inaugurando una escuela y recorriendo Colón.

-Salgo un rato y vuelvo, le dijo a las monjas.

Llegó al acto y dijo con voz fuerte: "¿Qué ha hecho el presidente Sanguinetti por la niña Mariana Zaffaroni"-

Por supuesto se abalanzaron sobre ella los custodias, y Sanguinetti, ante esa situación embarazosa, no hizo más que citarla para el día siguiente... cita a la cual no concurrió; dejando a María Ester con impotencia y dolor.



Esta Madre a la que hoy estamos homenajeando, seria, concisa, siempre muy clara en sus objetivos, nos ha marcado el camino de la resistencia, de vencer al miedo, de seguir la lucha.

Siempre nos quedaran más y más pasajes de su larga y fecunda vida, como referente y ejemplo, hoy solo intentamos compartir una charla amena, en este maravillo Hogar San José, en donde reside hoy con los cuidados que le brindan todo el personal de esta Institución.

Y regresando a nuestro presente, María Ester Gatti con su inquietud de siempre y con sus 92 años bien llevados, marcó otro tramo más de su historia con la inauguración de ¡una biblioteca más! acá y ¡van tres a lo largo de su vida!

¡Gracias! María Ester, gracias Gatti! ¡Gracias por tu dignidad! ¡Este homenaje es para y por ti!


MARTHA PASSEGGI.
reportera-gráfica.



.

1 comentario:

  1. Disfrute Maria Ester de Mariana su nieta...!!!
    Siento un gran placer al ver esa foto junto a Ella, despues de tanto dolor y sufrimoento...!!!
    Ese dolor y sufrimiento que tambien vivimos, todos los verdaderos Socialistas de esta Nuestra America Latina, que tantas veces vimos postergados nuestro sueño de libertad social y verdadera democracia, simpre atropellada por el mismo enemigo...!!!
    Pero esta foto no hace mas que demostrarme, que la verdad siempre sale a la luz, por mas que se empeñen en querer ocultarla y aunque la lentitud de la justicia y la cobardia de los crueles genocidas, intenten escudarse en esta leguleya burocracia impiadosa...!!!
    Su lucha es mi lucha y hoy me siento mas que feiz, de ver esta foto y brindo tambien por Usted y su nieta Mariana...!!!
    Hasta la victoria siempre...!!!

    ResponderEliminar