domingo, 29 de agosto de 2010

¡Pepe Lobo convirtió la Universidad Pedagógica a una cámara de gas!











Reportaje desde adentro de la Universidad Pedagógica cuando comienza un crimen de guerra de lesa humanidad.

POR DICK Y MIRIAN (CÁMARAS) EMANUELSSON


VIDEO:




TEGUCIGALPA / 100827 / La pregunta que muchos hondureños se hacen es ¿si fue un crimen de guerra que fue cometido ayer por las tropas policiales? Pudimos ser testigos y victimas en carne propia en como las tropas dispararon desde tres flancos afuera hacia adentro de la universidad. Ésta fue convertida literalmente en una cámara de gas en donde se sentía que la vida se nos iba.

Estábamos entrevistando un maestro en el portón de la entrada de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) cuando otros maestros hicieron “ALERTAS”. Vimos que venía en camino una de las tanquetas que el jefe del régimen de facto, Roberto Micheletti, compró por 12 millones de dólares por unidad el año pasado. Desde esa tanqueta y de los Cobras fuimos rociados por gas de diferentes modelos.

En el caso de mi camarógrafa y esposa no me escucha cuando le grito que ‘corra al otro lado de la calle, que no se meta adentro de la universidad’, sabiendo que las fuerzas represivas aprovecharían esta tarde del viernes cuando la gran mayoría de los maestros y maestras se han ido a sus respectivos departamentos. Una toma por parte de los Cobras será una presa fácil.

DISPARAN LLUVIAS DE BOMBAS DE GASES

No veo Mirian y entro a la universidad. El aire es insoportable y el pañuelo mojado en vinagre me alivia muy poco. Pero todavía no ha comenzado lo peor. Corro por uno de los pasillos que va al pequeño parque en el centro de la UPN y veo mi compañera sentada en la grama al lado una válvula de agua, tratando de respirar con los ojos hinchados y llorosos y con la garganta cerrada y ardida por los gases. La cámara de video la tiene en la mano. Los maestros, padres y madres de familia y estudiantes corren y varios de ellos andan con botellas de agua, auxiliando la gente con graves problemas respiratorios.

¡“PLING”! El sonido metálico de una bomba que impacta con un tubo de metal que sostiene láminas en el pasillo, suena y nos hace reaccionar. Al lado del tubo se agacha un maestro que de ser objeto en el rostro por esa bomba fácilmente tendrá problema por toda la vida, como dice el texto de las instrucciones de las bombas disparadas:

“No disparar directamente a personas. Puede causar seria herida o muerte como resultado”, dice la instrucción en las bombas “Made In USA”. En la Universidad Pedagógica esas instrucciones no existían.

ENTRAN LOS COBRAS

Se intensifican los disparos y ahora por los Cobras y la Policía Preventiva que han entrado al territorio universitario autónomo, que, para la gente que no lo conoce, es muy reducido, quizás 100 metros ancho y con dos edificios en donde la gente queda atrapada entre estos dos edificios. Las paredes impide la ventilación para disminuir los gases que ahora se han vuelto nubes y entran a cualquier espacio del lugar.

¡“Dick, no doy más”!, dice Mirian y desmaya cuando logramos pasar al lado del muro dentro de la UPN al lado del Bulevar Fuerzas Armadas desde donde también han disparado indiscriminadamente bombas de gas. Se escucha mucha gente vomitando y tratando de respirar. La desesperación nos inunda. Siento un ardor terrible en la garganta y con ganas de vomitar. Los ojos ni hablar. La fuerza física se me va y siento que también estoy cerca de desmayar.

LA MUERTE DE WENDY

Por mis ojos pasan las terribles e irreales imágenes de un teatro en Moscú el 2002, en donde 91 seres humanos fueron muertos y 546 hospitalizados con graves daños irreversibles. Fueron muertos o heridos por los gases fatales que disparó la fuerza antiterrorista rusa para “neutralizar” una acción de una organización de Chechenia, victima de un genocidio por las tropas rusas pero tomando centenares de rusos civiles para exigir libertad para prisioneros chechenios en cárceles rusas.

O la imagen de Wendy Ávila, 24 años y víctima de los gases cuando las tropas “limpiaron” la calle al frente de la embajada de Brasil en la madrugada de 22 de septiembre de 2009. Miles de hondureños se habían concentrado para “proteger” el derrocado presidente Manuel Zelaya que había ingresado clandestinamente a Honduras de un país vecino y había entrado a la embajada de Brasil para estar al lado de su pueblo. Wendy no soportó los gases y los daños irreversibles que causaron estos gases fueron fatales para la vida de esta joven estudiante de derecho. Tres días después murió.

¿INTENTO DE HOMICIDIO?

Despierta Mirian y dice que ¡“vámonos de aquí, por favor”! Vemos que mucha gente se va a los baños y las aulas en los 3-4 pisos que tiene la pequeña universidad, tratando de sobrevivir como sea.

El pánico es total por las nubes de gases y en esta locura humana se me pasa por la cabeza el próximo texto con el resume de ésta jornada:

“Pepe Lobo, ¡te acuso de intento de homicidio a mi esposa y de centenares de tus compatriotas! ¿Es esto lo que tú llamas ‘reconciliación’? ¿Es esto lo que tú llamas ‘humanismo cristiano’? ¿Es esto lo que tu llamas ‘diálogo’ con los maestros y comportamiento de la familia hondureña?”

Logramos llegar al portón donde topamos con los Cobras que por supuesto no impiden a la prensa internacional de salir de la cámara de de gases. Respiramos profundamente un aire que todavía esta contaminado por los gases. Pero estamos salvos pero no sabemos como está la gente adentro.

DETIENEN AL PERIODISTA CARLOS PAZ

Vemos [1] que el colega hondureño Carlos Paz esta llevado preso por un policía de los Cobras y nos movemos inmediatamente los diez metros que nos separa y enfrentamos con el policía, preguntándole por que le lleva preso. Pero niega decir que Carlos esta preso. ¿!“Entonces por que lo lleva”!? Pero el policía no dice nada y suelta al colega que trabaja para la emisora antigolpista Radio Globo.

Diez minutos después es llevado preso nuevamente preso y otra vez enfrentamos con el soldado que es reemplazado por un mando que le ordena de soltar a Carlos ante nuestra insistencia.

* ¿Qué pasó, Carlos?

– Están casando la gente adentro de la universidad. Me encontraba al interior y me identifiqué que era periodista pero resulta que el policía me capturó y me quebró el radio y después ustedes vieron como me cayeron.

– El problema que tiene que saber la Comunidad Internacional y el presidente de la republica es que la gente ya esta cediendo y la universidad esta saturado de gases y es fácil la captura, dice y en el otro momento vemos como los presos salen en una fila india, aproximadamente 50 personas.

LOS TESTIMONIOS DE LA REPRESIÓN

Comenzamos a tomar testimonios [2] a maestras, maestros, padres y madres de familia y un estudiante de 16 años que estudia para ser profesor.

Todos subrayan y aseguran que seguirán en la lucha por que su lucha es justa, que el régimen de Pepe Lobo devuelve los centenares de millones dólares que diferentes gobiernos y funcionarios corruptos han robado del Instituto Nacional de Previsión del Magisterio de Honduras y que no privatice la educación pública.

– Yo estaba auxiliando a mi compañera y llega uno de esos, dice la maestra Lidia Arazo e indica a uno de los Cobras. Me golpeó en la pierna con el tolete y no aguanto el dolor. Pero seguimos en la lucha hasta vencer, resume con llantos de rabia en la garganta.

La amiga de Lidia, Olga Romero, profesora de 55 años y con 32 años de servicio como profesora se desmayó por los gases:

– Un policía con garrote me levantó, yo solo por defender mi derecho. No puedo jubilarme por que ya no hay fondos para jubilarme y estoy morosa más de un año de la casa por que han tomado el dinero (de Inprema) que no es de ellos.

ESTUDIANTES Y PADRES & MADRES DE FAMILIA

“Eros” tiene 16 años y estudia en el colegio Jesús Milla Selva. Como miembro del FEMH, Federación Estudiantil Morazanista de Honduras, es solidario con la lucha del gremio magisterial que pertenecerá en dentro de unos años.

– Estamos agarrados con la misma ‘vaina’ de los -80 (dictadura militar) y la represión solo por tener pensamiento de izquierda.

Cuenta el joven estudiante que en estos últimos meses han tomado las escuelas Normales ante las amenazas de propuestas de varios congresistas de convertirlos en institutos privados o cerrarlos en un país en donde el analfabetismo llega oficialmente a 26 por ciento de la población.

– Yo como madre de familia no tengo con que pagar una escuela privada para mi hija, nos relata otro testimonio, una madre de familia que apoya la lucha de los maestros. ¡Y estoy aquí hasta que me muera!

Una maestra al lado da otra razón por la lucha de los maestros y el por que el régimen no ha logrado quebrarla.

TODO EL AÑO SIN SUELDO

– Yo estoy aquí por que no me han pagado un lempira (divisa hondureña) durante todo el año, aguantando hambre mientras ellos (ministro de educación y gobierno) comen bien en restaurantes y compran bombas por miles de lempiras. ¡SON UNOS PERROS MALDITOS! se revienta la profesora que refleja el sentimiento de los miles de maestros que se niegan de bajar la cabeza ante la fuerza brutal y arbitrariedades cometidos por el estado sino, se enfrentan con todos los riesgos a los uniformados.

Otro profesor, asustado por la represión, nos pide a “los medios de comunicación de no dejarnos solos por que Usted sabe, que no estamos en buenas manos. La seguridad de nosotros esta en peligro y que por favor, ¡no nos abandone”!

Después unos 45 minutos los detenidos son liberados, seguramente por la presión de los organismos de derechos humanos y la atención de la prensa.

“NO NOS VAMOS A RETIRAR DE LA LUCHA”: EDGARDO CASAÑA

Cae la noche y maestros se reagrupa en el campo ante la entrada a la Aula Magna de la UPN. El aire esta más fresco pero impregnado de los gases. Entrevistamos [3] a Edgardo Casaña, presidente de COPRUMH, uno de los colegios magisteriales y secretario del Comité Ejecutivo del Frente Nacional de Resistencia Popular que dice que no ha sido otro “Viernes Negro” sino una nueva derrota política del régimen.

– Dick, no vamos a hablar de datos cuantitativos, vamos a hablar de datos cualitativos. Aquí hay un magisterio que va a resistir hasta lo último, un magisterio dispuesto soportar lo que sea por el respeto a lo único que tiene que es Inprema. El Magisterio esta dispuesto de defender el último bien que le queda al pueblo hondureño que es la educación pública. Nosotros no vamos a claudicar. Usted mira este espíritu rebelde y acá estamos reagrupándonos y volviendo todos a la trinchera. No nos vamos a retirar de la lucha, no nos renunciaremos a las sagradas conquistas y no vamos a renunciar a la calle que es el espacio en donde hemos logrado todas nuestras conquistas y todo lo tenemos. Ese es el saldo, Dick.

UN GOBIERNO DÉBIL ANTE LA CRISIS TOTAL

El día anterior, Pepe Lobo dejó por rotas las negociaciones entre el magisterio y el gobierno cuando dijo que si los maestros no regresaran a las clases no recibiría a la comisión negociadora del magisterio.

Cuando entrevistamos a Casaña a las 17.10 horas de la tarde del viernes, solo faltan una hora y 50 minutos para que el señor Lobo recibiría a Casaña y los otros 24 delegados de la mencionada comisión en la Casa Presidencial.

En 24 horas el presidente surgido en las elecciones 29 de noviembre de 2009, elecciones nunca reconocidas por ningún gobierno en el mundo, ha cambiado su posición ante la tremenda presión popular en Honduras.

En este momento, en la mañana de éste sábado, se habla que hay un acuerdo preliminar que pone fin uno de los más duros conflictos sociales en la historia de Honduras.

----------------------------


Oficial del Batallón 3-16 habría dirigido la represión en la UPN

Según COFADEH, El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, fueron disparados ayer centenares de bombas lacrimógenos de diferentes modelos que cuestan entre 1500-2500 lempiras, 80-130 dólares por unidad y eso mientras personal y pacientes en los hospitales hondureños reclaman que no hay medicamentos para curar la gente enferma, sobre todo en una época en donde 50.000 hondureños sufren de dengue.

Según la agencia de noticias Red Morazánica, “La represión fue dirigida directamente por el sub jefe general de la policía Rene Maradiaga Panchamé, acusado por organizaciones de derechos humanos de ser parte del temido Batallón 3-16, que desapareció cerca de un centenar de hondureños en la década de los 80”.

BATALLÓN 3-16 fue el escuadrón de la muerte que fue organizado y entrenado en su comienzo por la CIA y oficiales argentinos en una base de la aviación en el sur de Estados Unidos en 1980. El Batallón fue ejecutor de centenares de desapariciones y asesinatos selectivos. El jefe del 3-16 era el general Gustavo Álvarez Martínez, jefe de las FF.AA. y tio de Óscar Álvarez, actual ministro de seguridad.

Por el otro lado político encontramos la logia fascista hondureña agrupada en APROH, la Asociación para el Progreso de Honduras. APROH era un organismo constituido por la élite económica y política de Honduras como generales, jueces, líderes de los dos partidos Liberal y Nacional, altos fiscales, empresarios y la cúpula de las iglesias católica y evangélica. Son los mismos sectores que son acusados hoy, 30 años después, por la Resistencia Popular de haber sido los autores intelectuales y materiales del golpe de estado el 28 de junio de 2009. Pero siempre en la sombra de la embajada estadounidense y los halcones de guerra en Estados Unidos.

Tanto en la mañana como en la tarde ayer apareció una camioneta Toyota, Runner, color champagne, con placa PDJ. 9117, que es de propiedad del Congreso Nacional. No tuvo ningún problema por los policías de circular por la zona y disparó con pistola de 9 mm hacia la multitud sin que los policías lo detuvieran.

Dick Emanuelsson


Ver mas: (actualizado diariamente desde Honduras)

http://redsolhonduras.blogspot.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario