miércoles, 24 de noviembre de 2010

Liberarse, liberarse!!!! las formas de liberarse

Es la forma que encontró un jubilado de liberarse de sus condiciones.
Aun es mas terrible la forma que muchos jóvenes se liberan en su existencia, la pasta base.

La Gran Verdad: “ es lindo ser pobres por que nos prometen de todo!!”

1)         La situación que se vive.
En Uruguay, desde Montevideo y hasta el  ultimo pueblito del “interior” profundo, se encuentra inundado de la droga que pidas, desde la mas barata a la mas cara, desde un cocumelo, al LSD en estampilla, la consumen todas las clases sociales, pero los mas perjudicados son los pobres, por que consumen las porquerías, que quedan de refinar la droga que consumen los ricos, que es más pura y con menos ácidos.
En Uruguay cuantos son?
26.700, son los consumidores de pasta base en el país según el último estudio, de 2006. En 2001 eran tres veces menos.
147%, es lo que creció el consumo de marihuana entre 2001 y 2006 para la población de entre 12 y 65 años.
Según un estudio del Portal Amarillo, de los 126 primeros pacientes del lugar, asistidos en 2006, el 25% había intentado suicidarse, y la mitad tenía un trastorno psiquiátrico.
El 94% del total había acudido al centro por la adicción a la pasta base.
Además, el 65% había delinquido, y solo el 15% lo había hecho antes de comenzar a consumir la droga. Además, predominaban los robos dentro del hogar.


2)         Lo que siente una madre
Tener un familiar enfermo por la droga, creemos que ni Jesús Cristo clavado en la cruz sintió tanta pena ni tanto dolor, eso sabemos que existió en la vieja Roma, si existe dios o existe un Presidente pa los pobres, eso esta por verse.
Nuestro sufrimiento, es mas pesado que la cruz, nuestros hijos se mueren de a poquito, pasamos el gran martirio y no tenemos ninguna solución. Esta enfermedad hoy es incurable .El alcohol y el cigarro a la larga te mata Un cáncer incurable también te mata Pero la droga te asesina con total impunidad y lo que es peor, frente a nuestros propios ojos vemos pasar día tras día ,noche tras noche; la  misma tragedia que se repite y que se repite ; nuestro hijo llora o se duerme por la droga , se despierta y a la droga ,sino tiene dinero te vende todo, no solo se auto- destruye ,sino que también destruye a la familia ,que en total impotencia no sabe a donde mirar , a donde buscar, ni que hacer.
Los familiares del enfermo drogadicto estamos mas desamparados que Adán en el día de la madre y solo a la fecha de hoy hemos recibido promesas!!.
Lo que siente una madre en esta situación tal vez por contagio tal vez por impotencia de no poder hacer nada, es parecida a la de su hijo enfermo, POR ESO LAS MADRES TAMBIEN PIENSAN EN SUICIDARSE.
3)         No fueron promesas electorales ni en el 2004 ni en el 2009 fueron planteados planes concretos  de hacer esto y de hacer lo otro.
Nuestra pregunta de más de 6 años de este gobierno  es ¿cuando piensan hacer las cosas?
Mantener una familia con una persona enferma de pasta base al cabo de un año es una tarea aniquiladora Pues un padre o una madre no pueden ser médica, psicóloga, trabajar, contener, curar y mil tareas más a la vez, es claro que esa situación lleva al límite.
4) Nos obligan a salir.
Ya no somos madres somos como una murga vieja! gritamos para cualquier lado! Es que nos toman el pelo? No podemos esperar mas ¡ . Queremos soluciones ahora!!
Soluciones que sean verdaderas.
Que podemos hacer con 20 o 30 camas y un Portal Amarillo que es una calesita sube uno y baja otro, no atiende a nadie y menos curar  a un enfermo.
De que sirve aprisionar toneladas de drogas que viajan a Europa y/o Usa, si aquí la oferta cada es vez  mayor y mas variada, De que sirve cuidar Europa etc. si nuestros hijos aquí en Uruguay se encuentran a merced de la droga?
Donde están los otros planes de carácter barrial?
Como lo piensan financiar?
5)         Solicitamos la más encarecida Solidaridad.
No solo nos dirigimos con estas medidas al gobierno nacional y a todas las fuerzas políticas sean del color que sean, sino también a los organismos Internacionales.
Si Uruguay no toma en serio a muchos miles de nuestros hijos enfermos, se las tendrán que ver con los organismos de DDHH a ese nivel
Solicitamos  la solidaridad a todas las ONG de Uruguay.
* Al PIT =CNT.
* AL Ministerios de Salud.
* A la Universidad.
Los Familiares de enfermos de pasta Base decimos basta ¡!
Por eso tomamos estas medidas de lucha.

Mujica Juró combatir la pasta base y las cárceles

Juró "Defender la Constitución"

Mujica presidente. Apego a la legalidad y voluntad de acuerdos con la oposición Alusión a posibles problemas con las bases politizadas del FA Reformar el Estado "junto" a los públicos. El País 2 de Marzo 2010.
Y con esa referencia a la Carta citó obligaciones que ésta establece, como "evitar que las cárceles sean instrumentos de mortificación" o "no reconocer ninguna diferencia de raza, género o color".
Porque, advirtió, el país está frente a un escenario cualitativamente distinto por el arribo de la pasta base y el uso del territorio uruguayo como lugar de tránsito de drogas con destino a Europa.
"¡Cuánta deuda tenemos aún con nuestra Constitución! ¡Con qué naturalidad la desobedecemos!", dijo. El País 2 de Marzo 2010.

 Liberación!

 Mujica: aislar a adictos de pasta base

Política opuesta a la de la Junta Nacional de Drogas
Desde la Junta Nacional de Drogas (JND) se tomó distancia del planteo del presidente José Mujica, que propone que se aleje de su entorno a los adictos a la pasta base, llevándolos al campo y se les dé trabajo e instrucción militar.
El secretario de la JND, Milton Romani afirmó que hay muchas formas de tratamiento y dijo que se debe apoyar las que demuestren que dan resultados positivos. Agregó que la de Mujica es una opinión importante, porque es la del presidente de la República, pero señaló que no está decidido que será la política aplicada.
En declaraciones al semanario Búsqueda, Mujica dijo que "a los adictos hay que sacarlos del medio ambiente, tenerlos un poco aislados y que se cansen. Se les puede dar instrucción militar". Añadió que "también" se los puede "mandar al campo (...) El asunto es sacarlos de sus lugares y ponerlos a hacer trabajo físico".
La posición de Mujica se da de bruces con lo declarado días atrás por Romani, quien adelantó que el gobierno prevé instalar centros de amparo barriales que den atención a personas con problemas de adicción a las drogas, brinden asesoramiento a sus familiares y cuenten con la participación de los vecinos. Dijo que "en los lugares más complicados haya vecinos, clubes juveniles, que estén el Mides, las intendencias y otros organismos, para crear centros de inclusión social donde haya reducción de daños por el efecto de las drogas".
Esto es parte de la política de "reducción de daños" que se impulsa desde el gobierno de Tabaré Vázquez.
El País Digital El País 26 de Marzo 2010.

Ideas de Mujica para adictos a la pasta base generan debate

Responsables de instituciones discrepan con la propuesta de instrucción militar pero aceptan apelar al trabajo en el campo para la rehabilitación 

¿Està de acuerdo con la instrucción militar para rehabilitar adictos a la pasta base? 

 

Las propuestas que anunció el presidente José Mujica para atender a los adictos a la pasta base por medio de “instrucción militar” y trabajo en el campo, para aislarlos y que “se cansen”, abrió el debate y ya genera discrepancias.


En una entrevista que publicó este jueves el semanario Búsqueda, el mandatario dijo que piensa hacer “algo de impacto” y adelantó que “se les puede dar instrucción militar” a los adictos o “mandarlos a trabajar al campo”. “A los adictos hay que sacarlos del medio ambiente, tenerlos un poco aislados y que se cansen”, comentó el presidente.
El director de la ONG “El Abrojo”, Julio Calzada, comentó a Observa que le parece “raro” que Mujica haya planteado instrucción militar para los adictos y consideró que no cree que sea una “salida” porque no conoce “ninguna experiencia de ese tipo” en otra parte del mundo.
“Las alternativas más sólidas son las que incluyen una gama de propuestas más amplia para el usuario, que le permita superar el período inicial más complicado de abstinencia y construir una vida en otro ambiente”, explicó el titular de la organización.
Para Calzada el régimen de trabajo para la rehabilitación de los adictos a la Pasta Base “no necesariamente” para por cansarlos, sino por “laborterapia complementada de un trabajo profesional con psiquiatras y psicólogos”.
Por su parte, el pastor Jorge Márquez, conductor de la iglesia “Misión Vida” -que cuenta con una veintena de centros de rehabilitación para adictos-, dijo a Observa que no comparte con Mujica la idea de instrucción militar para la rehabilitación.
“Yo no estoy de acuerdo con darles instrucción militar, porque de violencia ya saben suficiente”, consideró Márquez.
De todos modos, dijo que sí está de acuerdo con elaborar programas que saquen “por un buen tiempo de la calle” a los adictos a la pasta base.
(Observa)

Fecha: 25/03/2010 | 16:52 | Montevideo, Uruguay.




PRESIDENTE REVIÓ POSICIÓN SOBRE TRATAMIENTO DE ADICTOS A PASTA BASE
El País dice que el Presidente Mujica revió su posición sobre el tratamiento a los adictos a la pasta base, dejando de lado la internación compulsiva, precisando que ahora, en línea con la Junta Nacional de Drogas y las ONG, acepta que dicha situación debe ser voluntaria.
El matutino informa que el viernes 23 de abril el mandatario se reunió con el presidente y el secretario de la Junta Nacional de Drogas, Diego Cánepa y Milton Romani, y escuchó las exposiciones de los jerarcas, que le dieron un estado de situación, un panorama del trabajo que realiza la Junta Nacional de Drogas y de los tratamientos que ambos consideran más adecuados para los adictos.
La información establece que Mujica preguntó, opinó y coincidió con Cánepa y Romani en la necesidad de tener una amplia gama  de tratamientos para los adictos, una mayor participación de la sociedad civil, dar asesoramiento a las familias y un fuerte involucramiento de todo el sistema de la salud que colabore con la detección precoz del problema.
El País dice que Mujica marcó que sus mayores preocupaciones en el tema son los jóvenes en situación de calle y sus familias, el tratamiento y el “después”, agregando que ni la internación compulsiva ni la instrucción militar fueron siquiera nombradas en la reunión.
El matutino indica que los jerarcas dialogaron largamente sobre la necesidad de la movilización de militantes sociales y líderes comunitarios de los barrios para la contención de los adictos y también hablaron de promover la organización de padres y madres a nivel barrial para colaborar en la recuperación de los adictos y de que el sistema de salud colabore en dar respuesta a esta problemáticaincluídos pediatras y ginecólogos— y no sólo los centros especializados, coincidiendo en que todo esos elementos son necesarios para acercar  a los adictos a los tratamientos, a quienes también deben dársele herramientas para reinsertarse.
La información enfatiza que días después el Presidente de la República dio señales de que, tras la reunión con las autoridades de la Junta Nacional de Drogas y consultar con algunas de las Organizaciones No Gubernamentales que trabajan en la temática de las drogas, revió su posición favorable a la internación compulsiva de los adictos, y de que la terapia debe incluir la necesidad de alejarlos de su entorno, incluso dándoles instrucción militar.
En ese sentido, Mujica decidió que se inicie un programa de “chacras” experimentales para personas con adicción a la pasta base que se internen por voluntad propia.
La idea es que en estos centros los internos realicen mucho ejercicio físico y tareas recreativas que ocupen la mayor parte de su tiempo, que les genere cansancio y les ayude a superar la abstinencia a las drogas.
El Servicio de Veterinaria y Remonta del Ejército en Los Cerrillos es el primer predio para instalar una chacra de ese estilo.
Por último, El País dice que el Presidente de la República no ha dado señales, en cambio, en cuanto a si mantiene o varió la posición que reiteró en varias ocasiones, de endurecer las penas a quienes trafican la pasta base.
En ese aspecto, el matutino recuerda que durante la campaña electoral Mujica habló de tipificar el suministro de la pasta base como intento de homicidio con la premeditación como agravante. (El País)
© 2010 PRESIDENCIA - República Oriental del Uruguay | Derechos Reservados

2010-03 - EL PAIS - Pasta base: flagelo que no se combate

Domingo, 04 de Abril de 2010 21:00 | |
Drogas. La política estatal no da resultados y aumenta el consumo El presidente Mujica se opone a la visión de la Junta Nacional de Drogas y propone internar a la fuerza a los adictos | Críticas. Para los familiares la acción estatal es nula Hay poco más de 200 camas en todo el país para rehabilitar a los adictos Uruguay es el segundo país de América en consumo de marihuana | w Según datos del primer estudio del Portal Amarillo

PILAR BESADA Y J.L. AGUIAR
La política de "reducción de daños" que se aplica en Uruguay ante el explosivo fenómeno de la pasta base no ha mostrado resultados que la avalen; no conforma al Presidente ni a los familiares de los adictos.

La estrategia de la Junta Nacional de Drogas se da de bruces con el drástico enfoque que tiene el presidente José Mujica sobre el tratamiento de los adictos, va a contramano de las políticas que promueve la ONU, y parece ignorar las propias estadísticas que publica la Junta que delatan lo que ocurre en las calles: el consumo de drogas en Uruguay no ha dejado de crecer desde el año 2001.
"La Junta Nacional de Drogas es un gran holograma; nadie sabe para qué está", afirmó Rocío Villalba, vocera de la agrupación Madres de la Plaza que nuclea a familiares de adictos a la paste base.
De acuerdo con el informe del Observatorio Uruguayo de Drogas, 26.700 personas componen el universo de consumidores de pasta base en nuestro país. Un 12,2% de la población entre 12 y 65 años ha consumido marihuana alguna vez en su vida, según datos de 2006 (los más actuales): ese porcentaje representa un crecimiento del 147% en comparación con el año 2001. Un 4% de esa población admitió haber consumido cocaína en 2006: casi el triple que en 2001.
Si se comparan en el marco de la región, las cifras son más llamativas. De acuerdo con el Informe Mundial de Drogas 2009 de la ONU, Uruguay es el segundo país de América del Sur con mayor consumo juvenil de hierba de cannabis en relación con la población, por detrás de Chile. Ocupa el tercer lugar si se toma en cuenta la población de 15 a 64 años.
En cuanto al consumo anual de cocaína y pasta base de cocaína, Uruguay ocupa también el segundo lugar del continente en relación con su población, por detrás de Argentina.
En varios países que han aplicado políticas estrictas, y a veces extremistas, para combatir la droga, el Informe Mundial de ONU constata un descenso de consumo de hierba de cannabis, cocaína y subproductos. En Uruguay, en cambio, lo que se constata es un problema creciente.
El italiano Antonio María Costa, director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, ha expuesto en varias oportunidades su convicción de que "los países que mantienen políticas inadecuadas, tienen el problema de droga que se merecen".
CON SUMO CUIDADO. El jueves pasado, en la primera sesión de la Junta Nacional de Drogas (JND) con sus nuevas autoridades, hubo una exhibición de complacencia con la línea de trabajo iniciada en la anterior gestión, al punto que el Secretario General del organismo, Milton Romani, detalló que la tarea para este nuevo período se concentrará "en el afianzamiento de las líneas ya conquistadas". Dos de las ideas que planteó son la de "habilitar un debate nacional sobre el alcance del consumo abusivo de drogas" y la creación de "centros de amparo barriales" que den atención a personas con problemas de adicción.
El "debate nacional" de un tema que lleva cinco décadas debatiéndose en el resto del mundo recuerda a un chiste de dos bomberos que se enfrascan en una discusión sobre las causas de los incendios forestales mientras arden los bosques a su alrededor.
La multiplicación de los centros barriales que promueven la "reducción de daños" y la "inclusión social" del adicto no parece basarse en los resultados que arrojan los tratamientos en el principal centro público uruguayo: el denominado Portal Amarillo.
"No, no tenemos estudios de resultados", afirmó Juan Triaca, director técnico del centro, cuando fue consultado al respecto por El País.
Rocío Villalba, una de las madres sólo puede hacer una evaluación personal de los resultados del Portal Amarillo: "No sirve", afirma. Pone como ejemplo su propio hijo. Varias veces se ha internado por propia voluntad en el Portal, y lo ha abandonado cuando vuelve a experimentar deseos de consumir pasta base. "Entra y sale, entra y sale, y sigue en la droga", afirma Villalba.
"Si un chico finalmente accede a internarse y la madre llama al Portal, te toman los datos y te llaman a la semana siguiente, para agendar una consulta para el mes siguiente. El chico tiene que tener la cédula y todos los documentos en regla. Eso es desconocer de qué estamos hablando. El adicto vende hasta los calzoncillos, no tiene nada, y menos la cédula. Los que están en la calle venden todo", sostuvo Isabel, otra de las madres consultadas que prefirió omitir su apellido.
Una de las más visibles iniciativas de la JND en su anterior gestión se concretó en la campaña "Consumo cuidado", para la cual se distribuyeron curiosos folletos educativos. "Debemos aprender a relacionarnos con (las drogas) de manera saludable", reza uno ilustrado con viñetas para enseñar a armar un "porro".
Esta campaña, que se enmarca en la teoría de "reducción de daños" que aplica la JND con respecto a la droga, ha indignado a las Madres de la Plaza: "Es como que digan `drogate, pero con cuidado`, con lo que representa ese problema para las familias que lo sufren", afirma María Rodríguez, quien entiende que "lo peor es que acá el consumo de pasta base se concibe como un derecho de la persona".
A LA FUERZA. Esta semana, coincidiendo con la sesión de la JND, el presidente José Mujica reiteró su interés de procurar la internación obligatoria de los adictos en una entrevista con el semanario Búsqueda. A los adictos, dijo, "hay que sacarlos del medio ambiente y tenerlos un poco aislados", dijo.
En mayo del año pasado, en plena campaña política para las elecciones internas, Mujica mencionó la posibilidad de hacer modificaciones jurídicas para internar obligatoriamente a los drogadictos, pero tuvo poco eco.
Los integrantes de la Juventud Socialista, que favorecen legalizar la marihuana, dijeron que "el planteo de Mujica profundiza una política prohibitiva y punitiva del Estado en torno al tema de las drogas".
Allegados al presidente afirmaron que el asunto de la pasta base sensibiliza especialmente a Mujica, porque desde hace varios años, durante sus recorridas por barrios carenciados, muchas madres de adictos se le acercaban, desesperadas, para plantearles la falta de respuestas del Estado para atender a sus hijos. Incluso, una madre le contó cómo un hijo de 18 años se suicidó a raíz de la adicción a la pasta base, y que no quería que su otro hijo, de 15 años, también adicto, corriera la misma suerte.
PORTAL AMARILLO. La internación obligatoria y compulsiva está en las antípodas del modelo de atención que tienen la JND, el Portal Amarillo y otros centros públicos uruguayos, que ponen como condición para la recuperación que los adictos demuestren que realmente tienen la voluntad de salir de las drogas.
"Eso con la pasta base es insostenible", señaló una de las Madres de la Plaza.
Desde que abrió en junio del 2006, han pasado 2.200 pacientes por el Portal, de los cuales 700 estuvieron internados. Según los directores del servicio, el 90% consulta por consumo de pasta base, y son mayormente jóvenes.
La internación se realiza durante un promedio de 2 y 3 semanas y es "para las personas que no pueden desintoxicarse de forma ambulatoria", según la directora, Susana Grunbaum. Luego pasan al tratamiento ambulatorio. "Este es el tratamiento que nosotros creemos que tiene más efectividad", ya que, "la persona tiene que poder manejarse con su vida cotidiana", afirmó.
Según Rocío Villamil, el tiempo de internación en el Portal Amarillo es insuficiente. "Con suerte estás un mes y medio. El cuerpo demora seis meses en eliminar la sustancia (la pasta base) y hay que esperar un año para evaluar el daño cerebral", dijo.
Para Villamil, "el drama" para los adictos a la pasta base "es que no hay manera de obligarlos a ir a los centros de rehabilitación".
Las Madres de la Plaza recuerdan cómo insistieron para que el Portal Amarillo tuviera un teléfono de urgencia las 24 horas. "Al final lo pusieron, pero fuera del horario te atiende un contestador", comentó una madre.
El horario de atención del Portal es de lunes a viernes de 9 a 17 horas.
POCAS CAMAS. Otra de las grandes carencias de la atención para drogadictos es la falta de centros y camas para la rehabilitación. En total, los expertos señalan que no hay más de 200 camas en todo el país.
El Portal Amarillo, que tiene 20 camas (se ampliarán a 32 en el futuro), atiende únicamente a los usuarios de ASSE. Para estos también está la opción del centro Casabierta, recientemente inaugurado en Artigas, con 10 camas que prevén aumentar a 30. En Maldonado, el centro de tratamiento El Jagüel cuenta con 15 camas.
Los episodios más agudos de los usuarios de ASSE se tratan en el Hospital Maciel, que tiene cuatro camas, y para los menores de edad hay un centro del INAU, en San José, con 20 camas. Además el INAU hace convenio con tres centros de rehabilitación privados, en los que actualmente están internados 15 menores a través del instituto estatal.
Los trabajadores afiliados a las mutualistas están más desprovistos aún. Según el presidente de la Junta Nacional de la Salud (Junasa), Luis Enrique Gallo, actualmente las mutualistas sólo tienen la obligación de brindar "apoyo multidisciplinario, que no está muy explícito cómo se da, y el apoyo telefónico ante la consulta de familiares de drogadictos para ver cómo manejarse". Las mutualistas no tienen obligación de dar medicación ni rehabilitación a los drogadictos. Además, según Gallo, incluso el apoyo telefónico "algunas instituciones lo tienen y otras no, y la Junta de Drogas no supervisa si se cumple o no el contrato". En cuanto a los centros privados, cuyo costo oscila entre los $ 13.000 y $ 40.000 mensuales, la atención se brinda en nueve instituciones. La Fundación Manantiales tiene 70 camas; el centro Dianova, 50; la institución Izcali, 20. El debate sobre cómo enfrentar a la droga está abierto.

Las cifras

26.700 Son los consumidores de pasta base en el país según el último estudio, de 2006. En 2001 eran tres veces menos.
147% Es lo que creció el consumo de marihuana entre 2001 y 2006 para la población de entre 12 y 65 años.

Castigos a delitos de drogas

PENA CAPITAL. En 1985, la pena capital por delitos vinculados con drogas estaba vigente en 22 países. En 1995, el número aumentó a 26. A finales del año 2000, eran 34 los países que contemplaban la pena capital en su legislación; entre otros, Singapur, Malasia, China, Vietnam, India, Arabia Saudita, Emiratos e Irán.
PRISIÓN. La tenencia o consumo conlleva castigos que van desde la rehabilitación forzosa hasta la pena de prisión en Suecia, EE. UU. y la mayoría de países asiáticos.
REHABILITACIÓN. La legislación de Singapur (Misuse of Drugs Act) impone la rehabilitación forzosa del consumidor y penas de hasta 5 años de prisión por recaídas.

El 25% de adictos intentó suicidarse

Según un estudio del Portal Amarillo, de los 126 primeros pacientes del lugar, asistidos en 2006, el 25% había intentado suicidarse, y la mitad tenía un trastorno psiquiátrico.
El 94% del total había acudido al centro por la adicción a la pasta base.
Además, el 65% había delinquido, y solo el 15% lo había hecho antes de comenzar a consumir la droga. Además, predominaban los robos dentro del hogar.
Por otra parte, casi la mitad de los casos estudiados tenía un familiar con historia de consumo de drogas. El 86% de los que consultaron eran hombres.
En cuanto a los intentos de autoeliminación, el estudio señala que se producen "tanto durante la intoxicación como en la abstinencia, particularmente durante la disforia postconsumo".
En el consumo de pasta base se reconocen cuatro fases clínicas: la euforia, la disforia (estado opuesto), alucinaciones y psicosis paranoide. El consumo se caracteriza por el predominio de la angustia y por una fuerte compulsión a consumir más droga. Un indicio del consumo activo de pasta base es la marcada reducción del peso corporal.
El País Digital


Soluciones complejas, para temas complejos

Luis Pedernera es coordinador del Comité de los Derechos del Niño en Uruguay y forma parte de IELSUR, una organización no gubernamental, constituida con el propósito de defender los Derechos Humanos. 180 conversó con él sobre dos temas que se mencionaron en la reciente campaña electoral e involucran directamente al presidente electo, José Mujica: trabajo infantil y pasta base.
Publicado el: 17 de enero de 2010 a las 11:19
Por: Emiliano Zecca
Niños trabajadores del Perú (AFP/Marie Hippenmeyer)
Durante la campaña electoral, el presidente electo recibió cuestionamientos desde la oposición por su postura con respecto al trabajo infantil. “He dicho que hay que dejar a los gurises trabajar con los padres. Cierto tipo de trabajo y ayuda, como es normal en la vida. No tenemos que asustarnos si van a la escuela a caballo ¿Tiene riesgo? Sí, pero la vida tiene riesgo, andar en bicicleta en la calle tiene riesgo. ¿Qué, un gurí no puede ir a buscar los terneros o la vaca del viejo para ordeñarla?”, respondió Mujica en un acto realizado en Fray Bentos.
La posición de Pedernera está cerca de la del presidente electo. “Mi perspectiva surge de haber entrado en contacto con los movimientos de niños trabajadores organizados del Perú, Paraguay, Bolivia y Chile”, explicó. “Siempre digo que el trabajo es un derecho humano, yo luche para que los niños tuviesen derechos humanos y ahora no puedo decir que pierdan ese derecho”.
La visión de Pedernera está basada en la concepción de que los derechos humanos son un nuevo modelo de relaciones sociales. “El trabajo aparece como derecho humano porque no está visto desde la perspectiva capitalista de explotación. No es un mecanismo de dominación del hombre”, explicó.
Él sostuvo que en Uruguay se pone todo dentro de trabajo infantil y se carga al tema de una visión negativa. “Hay chiquilines que están contentos de ir al campo en el periodo de vacaciones a ayudar al padre. O jóvenes que van a las escuelas rurales a caballo y andan mejor que nosotros, pero nuestra mirada etnocéntrica no nos permite verlo. Una cosa es el gurí que colabora con el padre y otra es el gurí que duerme en carpa y hace tareas duras. Tenemos que aprender a separar”, dijo.
Pedernera condena la explotación laboral y “más en niños”. “Tienen derecho al trabajo, pero sí nos exacerbamos cuando existe una lógica de esclavitud y explotación. Eso no se negocia”, agregó.
Escuchar a los niños
En Perú existen 14.000 niños trabajadores organizados. “Lo único que piden es que se los escuche y se los tenga en cuenta. Ellos quieren ir a la escuela y dicen que el trabajo los ayuda a lograr ese objetivo, porque es un complemento para la familia”, explicó Pedernera.
Como ejemplo, el coordinador de los Derechos del Niño pone a niños vendedores de periódicos, que intentaron ir a la escuela en la tarde, pero ésta los ponía en el horario de la mañana. “Esa testarudez hacía que los gurises estuvieran en la calle más horas, porque el periódico se vende menos en la tarde que en la mañana. Además, corrían más riesgos, porque estaban hasta más tarde en la calle e iban desganados el otro día”, contó. Según dijo, ellos eran los que mejor rendían en matemáticas, gracias al hábito de manejo de números que alcanzaban.
Pedernera cree que en Uruguay falta “escuchar” a los niños. “No hay cultura de escucharlos. Si nosotros lo único que hacemos es perseguir al niño trabajador, hacemos que eso se vuelva clandestino”, señaló.
Drogas y jóvenes
Mujica sostuvo que una opción para enfrentar la pasta base sería crear una especie de escuadrón que patrulle las calles y tenga médicos que evalúen si hay algún joven consumidor que deba ser internado.
En este caso, Pedernera se mostró lejos de la postura de presidente electo. “La imposición u obligatoriedad no es la manera más aconsejable. A ese tipo de intervenciones, yo las ubico más como totalitarias, donde se invade por sobre el individuo en nombre de la salud”, dijo. “Quizás se hace con las mejores intenciones, pero en el terreno de los derechos puede ser devastador”, agregó.
Además, Pedernera maneja como factor principal, el hecho de que la persona tenga voluntad de salir de la situación, porque la imposición por si sola va a tener poca conclusión. “Es un tema muy complejo para que los mandemos al campo a trabajar o establecer un escuadrón que los levante. A esas propuestas habría que verlas más con atención y cierta suspicacia, porque no son las que dan los mejores resultados”, expresó.
Más allá del caso particular de la pasta base, él cree que Uruguay tiene que revisar su política de drogas. “Una de las propuestas que ha dado resultados en algunos ámbitos es la de la reducción del daño. Allí se cambia la sustancia por otra menos nociva, pero aquí se ha hecho poco y nada”, señaló. “Hay muy buenos técnicos que han realizado estudios en el tema y están ahí para hacer políticas públicas”, agregó.
La pasta base y los robos
Un estudio de Unicef, indica que en Uruguay cuando se habla de jóvenes que cometen delitos relacionados con drogas, un 85% de los casos está relacionado con la pasta base. Sólo un 6% tiene que ver con alcohol y otro 6% con marihuana.
Sin embargo, para Pedernera la droga vinculada al delito no es buena consejera para saber qué hacer. “Seguramente al que consuma ese tipo de sustancia, la desesperación por consumir lo lleva a ser captado por el sistema penal más fácilmente, ya que comete delitos para conseguir dinero”, señaló.
Para él puede ser “engañoso” basarse en eso para tomar una decisión. “Los datos nos tienen que servir para pensar derechos y vulnerabilidades de los gurises que están en esa situación. Generalmente lo que se ha hecho es lo inverso, la sociedad pide más represión para ese gurí que tiene sus derechos humanos bastante comprometidos”, señaló.
Enfrentarse de manera lógica 




1 comentario:

  1. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar