martes, 15 de mayo de 2012

El negocio del papiloma humano

HPV1

 lasaludparatodos
 Ruben Bouvier Galeano
 lasaludparatodos@gmail.com

.

Vacuna contra HPV aun no es obligatoria

Sin decisión. Cinco años tras ser aprobada, no es gratuita ni está en certificado esquema

LETICIA COSTA DELGADO
Cinco años después de aprobar el ingreso al país de la vacuna contra el virus del papiloma humano el Ministerio de Salud Pública aún no resuelve la inclusión dentro del esquema de vacunación. "Está sobre la mesa", reiteran las autoridades.
El Ministerio de Salud Pública habilitó en 2007 el ingreso de la vacuna contra el virus del papiloma humano (HPV), microorganismo que causa el cáncer de cuello uterino. A fines de 2011, cuatro años después, el ministro Jorge Venegas se comprometió a adoptar una decisión en cuanto a su inclusión dentro del esquema de vacunación.
En marzo de 2012 el subsecretario Lionel Briozo anunció que en el primer semestre del año se pondría en marcha una propuesta integral que contemplaría el suministro de la vacuna, además de otras medidas.
"Capaz que lo está manejando, yo por ahora no lo conozco", dijo a El País el director general de Salud , Yamandú Bermúdez al ser consultado por el plan, cuando resta un mes para que el primer semestre finalice.
Teresa Picón, directora de inmunización expresó: "es un tema que está todavía en discusión. Como medida de salud pública, está en el ministerio". Recomendó consultar a la dirección general de salud (DIGESA), ante la cual está Bermúdez.
¿Qué está en discusión? ¿Por qué aún no se aprueba? ¿Problema de recursos? ¿Demoras burocráticas? ¿Escepticismo respecto a la eficacia? Un poco de todo. "Este tema está sobre la mesa y hay que resolverlo por si o por no", admitió Bermúdez.
"A veces no está con los tiempos que la gente quisiera pero las evidencias tienen que ser tales como para que el país disponga" del dinero para incluirlas en el esquema. "Es un tema complejo, hay interpretaciones de un lado y del otro", agregó el director de la DIGESA.
LAS DUDAS. Por el lado de las dudas, según supo El País, se encuentra el hecho de que existe un grupo poblacional que no se realiza controles ginecológicos mediante el papanicolaou (PAP). El estudio analiza cambios de las células del cuello del útero que pueden ser precursores del cáncer, antes de que empiecen a causar síntomas.
De rutina para muchas mujeres y examen básico para gestionar el carnet de salud -documento imprescindible para ingresar a un trabajo-, hay mujeres que llevan años sin realizárselo, comentaron fuentes vinculadas al MSP. Como consecuencia, hay casos de cáncer de cuello uterino en mujeres uruguayas que están asociados directamente a que no se realizan el PAP.
Entonces, la estrategia salud ¿debería estar enfocada en incorporar una nueva vacuna o en instrumentar nuevos métodos que universalicen la cobertura mediante el papanicolaou?
Para Diego Habich, oncólogo ginecológico, cirujano de patologías oncológicas y referente mundial en prevensión de cancer de cuello de útero, no son medidas excluyentes.
En primer lugar, dijo en diálogo con El País, "el PAP ya demostró que no es la solución". Una infección por el virus puede llegar a pasar inadvertida por este estudio. "Está el PAP y no debe dejar de hacerse", enfatizó Habich. "Pero la posibilidad de inmunizar es la mejor prevención que existe".
El especialista, jefe de la Sección de Patología del tracto genital inferior del Hospital Alemán de Buenos Aires fue aún más allá. Cuando el PAP detecta lesiones precursoras de cancer, es necesario extraerlas. Para esto se realiza una intervención conocida como "cono frío", que popularmente no es vista como "riesgosa". Consiste en la extracción de una pequeña muestra de tejido en forma de cono.
Pero hay efectos secundarios. Aumenta el riesgo de abortos espontáneos y expone a las mujeres a tener un parto prematuro, aseguró Habich. Uruguay es uno de los países de la región con mayores tasas de partos pretérmino.
"Los resultados de extensos estudios que incluyeron un seguimiento de dos a cinco años de duración mostraron una protección contra las lesiones precursoras del cáncer de cuello uterino de aproximadamente el 100%".
La cita no corresponde a Habich sino al documento "Preparación de la introducción de las vacunas contra el virus del papiloma humano, orientaciones normativas y programáticas para los países". La firma es de la Organización Mundial de la Salud.
Otra de las dudas de los técnicos uruguayos es si la vacuna previene contra las variedades de HPV presentes en Uruguay (ver nota aparte). En 2007 un estudio desarrollado en Francia probó que sí lo hacía.
Respecto a si la incorporación al esquema obligatorio disminuirá los casos de cancer de cuello de utero en el país (el tercero en incidencia después del colorectal y el de mama) Habich dijo que también se ha demostrado.
En Argentina la vacuna se administra a las niñas a los 11 años, edad en que se prevé no han iniciado su vida sexual, lo que aumenta su protección.

LA CIFRA

6.000

Es el costo promedio de las dos vacunas disponibles en el mercado. Se administran en tres dosis y se venden a nivel privado.

Los mismos subtipos

"Hay un estudio que se está haciendo en Francia sobre 1.000 muestras de PAP para ver las características de los tipos de HPV presentes en Uruguay y su prevalencia en la población", dijo a El País Yamandú Bermúdez, director general de Salud. En el año 2007, Jorge Basso, quien ocupaba su puesto, declaró que una investigación, también realizada en Francia había probado que en Uruguay existían dos subtipos (HPV 17 y 18) y que eran los mismos que combatían las vacunas, por eso se habilitaba su ingreso y su venta en el país.
El País Digital  Lunes 14.05.2012


El Hospital de Son Dureta está investigando si las convulsiones de una niña de 14 años se deben a que hace menos de un mes recibió la vacuna contra el virus del papiloma humano del tipo Cervarix, la misma que administra la Conselleria de Salud en los colegios de Baleares. Según el coordinador del Grupo Español de Consenso de Vacunas del Papiloma Humano, Javier Cortés, la niña presenta síntomas "parecidos" a las niñas de Valencia pero "su estado no reviste peligro".
La niña había recibido semanas atrás la segunda dosis de esta vacuna, que es de un tipo diferente a la recibida por las dos niñas que han estado desde el pasado 6 de febrero entrando y saliendo de la UCI del Hospital Clínico de Valencia. La vacuna recibida por la niña balear es la misma que está administrando el Govern a 5.500 niñas de 14 años en los colegios desde el pasado octubre. La Conselleria de Salud, sin embargo, comunicó ayer que continuaría con las vacunaciones hasta recibir información «clara y nítida» sobre el origen y las causas de los efectos que padece la niña.
Por su parte, el secretario general del Ministerio de Sanidad, José Martínez Olmos, reveló ayer que la niña ingresada en Son Dureta presentó reacciones adversas tras la administración de la segunda dosis de la vacuna en diciembre, y en enero "se estaba estudiando si tenía algo que ver con la aplicación de la vacuna". Añadió que el caso "es mucho menos grave que los valencianos y que la relación con la dosis es nula". El doctor Cortés, que también preside el comité científico de la Asociaciación Contra el Cáncer de Baleares, pide que se evite el alarmismo porque el Ministerio de Sanidad y la Agencia Europea del Medicamento mantienen que el nivel de seguridad de estas vacunas "es alto". Desde la Agencia se anima a que los estados miembros de la Unión Europea sigan la vacunación. "No se ha demostrado ninguna relación de causalidad entre los efectos que padecen las niñas de Valencia y las vacunas", señala.
El conseller de Salud, Vicenç Thomàs, comunicó ayer que "se tiene conocimiento del caso de una niña que está siendo sometida a una serie de estudios para determinar si hay una relación causal entre esta vacunación y el cuadro clínico que presenta". El conseller aseguró que desde que empezó la campaña de vacunación hace seis meses no se han detectado efectos secundarios relevantes entre ninguna de las administradas. Hasta ahora, sólo se han tomado precauciones en España con las vacunas de tipo Gardasil y no Cervarix. El pasado 10 de febrero el Ministerio de Sanidad ordenó a la Conselleria de Salud que inmovilizara las vacunas que pertenecieran al mismo lote de las niñas de Valencia: Gardasil NH52670. Las farmacias de Baleares recibieron la alerta y retiraron en total 390 cajas de este lote. El Govern lanzó un mensaje "de tranquilidad" a la población porque las administradas gratuitamente eran vacunas diferentes, la misma que recibió la niña ingresada estos días en Son Dureta. No obstante, el gerente de la Cooperativa de Farmacéuticos de Baleares, José Comas, confirma que se ha seguido distribuyendo a las farmacias otros lotes de Gardasil así como la vacuna Cervarix.

Virus del Papiloma Humano: La vacuna del márketing del miedo
24/10/08 Por Miguel Jara .

La medicina preventiva debería consistir en una buena higiene, un estilo de vida sano y en la honesta identificación de factores de riesgo para evitar la enfermedad o retrasar su aparición. Y evitar en la medida de lo posible la aplicación de fármacos, que casi siempre conllevan efectos secundarios dañinos.Hay laboratorios que están aprovechando la cultura de la prevención para que ésta desemboque en la receta. Existen profesionales sanitarios que piden una moratoria en la expansión de esta vacuna.

La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) comenzó hace meses su "traviesa" travesía por el sistema inmunológico de millones de niñas sanas en todo el mundo. En España, algunas comunidades autónomas se adelantaron al resto pero ya las demás están impulsándola. Y escribo impulsándola porque lo que más llama la atención es el celo con el que las administraciones públicas están promocionando Gardasil (Merck) y Cervarix (GlaxoSmithKline -GSK-), una de las mayores operaciones de márketing del miedo de la Historia desarrollada por dos de las mayores multinacionales farmacéuticas del globo terráqueo. Es difícil entender cómo un producto farmacológico que presenta tantas dudas e incógnitas como esta vacuna esté aplicándose a niñas de entre 11 y 14 años de edad para "prevenir" el cáncer de cuello de útero o cérvix.
Antes de entrar en detalles sobre cómo están consiguiendo Merck y GSK este éxito de ventas conviene recordar brevemente algunos de los puntos más discutibles del fármaco. Aunque parezca lo contrario, si nos atenemos a lo que está pregonándose, en España no hay epidemia de cáncer de cérvix. La infección del VPH es condición necesaria pero no suficiente para adquirir el cáncer de cérvix y además, en el 90% de los casos, la infección remite de manera espontánea. La mortalidad por este tipo de cáncer es baja con respecto a los más corrientes y se produce en torno a los 60 años de edad en personas que no solían hacerse revisiones. Su eficacia no se ha estudiado en niñas, sólo en adultas. No protege de todas las cepas cancerígenas del VPH, es preventiva pero no cura. Su precio es muy caro, más de 300 euros las tres dosis -en algunas comunidades 500-.
Por si fuera poco, como ha reportado la publicación Discovery DSalud en su nº109, en Estados Unidos han fallecido 18 niñas tras ser vacunadas y más de 18.000 han sufrido "efectos adversos". Y es que bajo la presión del márketing del miedo, del terror a enfermar, están realizándose estos negocios basados en el interés de ciertas farmacéuticas por expandir una "cultura de la prevención" basada en productos farmacológicos. Consumir medicamentos sin estar enfermo. ¿Pero cómo están consiguiendo estas poderosas compañías que los gobiernos acepten su estrategia comercial e incluso implanten de manera obligatoria en la población esta vacuna que comenzó -y en España sigue siendo- de administración voluntaria? A comienzos de febrero de 2007 el Estado norteamericano de Texas fue el primero en declarar obligatoria la vacunación con Gardasil en niñas de 11 y 12 años. La decisión fue adoptada por el gobernador del Estado, Rick Perry. Resulta que Mike Toomey, el anterior jefe de Gabinete del gobernador Perry, trabaja en tareas de lobby para Merck, fabricante de Gardasil. El Washington Post publicó un reportaje de Associated Press (AP) que afirmaba que la jefa de Gabinete del gobernador, Deirdre Delisi, celebró con el director de Asuntos Presupuestarios y tres miembros de su departamento, una "Reunión sobre la Vacuna del VPH para Niños", según consta en la agenda de Delisi, a la que AP tuvo acceso. Ese mismo día, el comité de acción política de Merck donó 5.000 dólares para la campaña de Rick Perry.


En Canadá, el lobby de Merck se desarrolló a través de Ken Boessenkool, empleado de Hill and Knowlton, una compañía de relaciones públicas. Boessenkool fue asesor del primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, cuando era líder de la oposición. Además, Jason Grier, ayudante ejecutivo del ministro de Salud de Ontario, George Smitherman, hizo lobby para que Merck consiguiera que Ontario se sumara a la vacunación de niñas. Las distintas administraciones están tomándose la vacunación contra el VPH casi como una "cuestión de Estado". El Gobierno catalán ha aprobado hace poco la "Resolución 301/VIII del Parlamento de Cataluña, sobre la orientación política general del Govern". En materia de salud el Parlamento insta al Gobierno a continuar facilitando el acceso de los ciudadanos a los servicios sanitarios "para reducir las desigualdades" y junto a necesidades sanitarias elementales, como la reducción de los tiempos de espera para ser operado o la ampliación de la cobertura sanitaria pública a más personas -o la asistencia a personas con fibromialgia o Síndrome de Fatiga Crónica-, se incluye el acceso a la vacuna contra el VPH.
Por lo que podemos saber gracias a enfermeras que trabajan en el sistema sanitario catalán, sus responsables están desarrollando un sistema de objetivos para las enfermeras de Primaria que una vez cumplidos conllevan una gratificación de 2.000 euros anuales. Entre ellos está la vacunación contra el VPH. Algunas enfermeras se niegan a cumplir los objetivos de Generalitat y están abriendo el debate sobre la falta de ética de los mismos en sus centros. Mientras, en otros lugares también ha comenzado a incluirse la vacuna en el calendario escolar. Así, el Gobierno extremeño ha adquirido 15.000 dosis a un precio de 1.560.000 euros. Entretanto, la publicidad agresiva de las compañías impulsoras de la vacuna continúa. Y en los centros de salud españoles los carteles promocionales llaman a la vacunación dándole a la misma un halo de obligatoriedad con promesas de una curación imposible: la absoluta mayoría de las vacunadas están sanas y la vacuna no elimina las células alteradas.
Esta campaña de márketing va a dar mucho que hablar. Según Discovery DSaud ya se han presentado las primeras demandas contra los laboratorios. Y las oficinas de GSK en Holanda han sido investigadas por supuestas prácticas fraudulentas en la promoción de la vacuna contra el VPH. Se habla incluso de retirarla del mercado.
Como alternativas para los padres y madres preocupados por la salud de sus hijas, numerosos profesionales sanitarios contrarios a la medicalización de la sociedad y en concreto de la infancia, proponen el acceso a citologías de cribado para las mujeres. Difundir información sobre sexualidad segura y crear centros para ello y talleres para evitar que procesos fisiológicos naturales sean convertidos en enfermedades y medicalizados. La medicina preventiva debería consistir en una buena higiene, un estilo de vida sano y en la honesta identificación de factores de riesgo para evitar la enfermedad o retrasar su aparición. Los objetivos de estas prácticas deberían de ser evitar en la medida de lo posible la aplicación de fármacos, que casi siempre conllevan efectos secundarios dañinos. La tendencia actual es que los laboratorios están aprovechando la cultura de la prevención para que ésta desemboque en la receta. Existen profesionales sanitarios que piden una moratoria en la expansión de esta vacuna. www.ecoportal.net
Miguel Jara es escritor y periodista, especializado en la investigación y análisis de temas de salud y ecología. Su ultimo libro, escrito en colaboración con Rafael Carrasco y Joaquín Vidal es Conspiraciones tóxicas: Cómo atentan contra nuestra salud y el medio ambiente los grupos empresariales (Martínez Roca Ediciones, 2007). También es autor de Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad, (Icaria Editorial, 2007). http://migueljara.wordpress.com/

 
Lo que no nos cuentan sobre la vacuna del papiloma humano
Este texto habla de los distintos intereses ( políticos, económicos...) en juego en la campaña de vacunación masiva contra el papiloma humano y aporta unos datos preocupantes sobre la seguridad de la vacuna.
Michelle Trounday - Navarra | Para Kaos en la Red | 27-1-2008

Ante la campaña de vacunación contra el virus del papiloma humano en chicas de 12 a 16 años y considerando que los ciudadanos hemos sido parcialmente informados sobre el tema, quiero aportar unos datos  significativos para conocimiento general y de los padres en particular, que son quiénes tienen que tomar la decisión de vacunar o no a sus hijas.
En los últimos meses, hemos vivido una campaña promovida por la administración sanitaria, utilizando  diversos medios de comunicación y propaganda, cuyo propósito ha sido la vacunación generalizada de las adolescentes en los institutos.
Esta campaña ha sido repentina y precipitada. Las alarmantes cifras propagadas han creado una sensación de miedo desproporcionada.
De esta manera,    en muy poco tiempo, pasó a ser prioritario algo que no lo era a principios de 2007, cuando la entonces ministra de Sanidad, Elena Salgado, declaraba:”No es un problema urgente (…) España es uno de los países con menor incidencia de este tipo de cáncer (…) Tenemos pocos casos y se suelen detectar de manera temprana por lo que los porcentajes de curación son muy altos” (elmundo.es 14/03/2007)
Con el inicio de la campaña en los institutos, los padres han debido optar de manera precipitada entre vacunar o no a sus hijas, con el miedo a las consecuencias que pueda acarrear su decisión. Sin embargo, habrá que esperar bastante tiempo para conocer el impacto de esta vacuna ya que, cómo manifestó Elena Salgado: “La efectividad real de la vacuna sólo se conocerá dentro de 35 años.”
La urgencia de esta campaña de vacunación ha sido cuestionada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. La CAPS, asociación científica socio –sanitaria, aloja en su Web una lista que, de momento, agrupa a 3486 firmantes: médicos, profesionales de la salud y particulares que piden una moratoria sobre la medida.
Los argumentos principales citados por estos colectivos son los siguientes:
-No estamos ante una epidemia: la incidencia de cáncer de cuello de útero en España es muy baja.
- No se ha comprobado  la eficacia de esta vacuna sobre la prevención del cáncer de cuello de útero ni  se  conoce lo suficiente  sobre su seguridad.
-Se ignora la duración de la inmunidad que confiere.
-Tanto la inmunidad natural de las mujeres como las pruebas de citología y el tratamiento son muy eficaces a la hora de prevenir el cáncer de cuello de útero.
- El precio de esta vacuna es exagerado existiendo otras prioridades sanitarias.
Parecería razonable, ante las numerosas dudas surgidas, haber reflexionado sobre la oportunidad de la campaña. Sin embargo, en su momento, comenzaron las presiones políticas. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, anunció que incluiría la vacuna en el calendario de vacunación, independientemente de lo que hiciera el Ministerio de Sanidad.
Después, se unió a la medida Navarra, más tarde Canarias… La vacunación se convirtió en un instrumento de pulso político, una bandera de “modernidad” y de “progreso” dentro de una carrera por ser el primero en adoptarla.
El 6 de Julio  de 2007, Elena Salgado fue sustituida en su cargo por Bernat Soria despidiéndose   “visiblemente afectada”.
La patronal de la industria, expresó “su satisfacción por el perfil científico-investigador” del nuevo responsable de Sanidad e interpretó el nombramiento cómo “un claro signo del Gobierno a favor de la investigación biomédica, actividad en la cual los laboratorios científicos se sienten totalmente comprometidos.” (Correo Farmacéutico del  06/07/2007)
El Consejo de Ministros autorizó la comercialización de la vacuna el 24 de Agosto de 2007 y Maria Teresa Fernández de la Vega anunció entonces  que esta decisión podía situar a España “a la vanguardia en las técnicas de prevención y en el grupo de países europeos punteros en las políticas públicas de salud”.
  El 10 de octubre, se reunió  el Consejo Interterritorial  del Sistema Nacional de Salud; el nuevo ministro logró su aprobación en el calendario de vacunación, con la unanimidad de todas las CCAA.
Lo que, a nivel sanitario,  no era  urgente meses antes se había vuelto inaplazable a nivel político.
Aparte de los intereses partidistas de nuestros gobernantes, hay otro sector que tiene obviamente mucho que ganar con la generalización  de la vacunación… Algunos analistas prevén que las ventas anuales del Gardasil (nombre comercial de la vacuna) superarán los 3000 millones de dólares dentro de los próximos años.
No es de extrañar pues que para conseguir tales cifras de ventas, los laboratorios que la comercializan,  Sanofi-Pasteur y Merck Sharp &Dohme (MSD) hayan multiplicado sus esfuerzos de marketing y de lobbying . En Estados Unidos, ejercieron presiones en instancias gubernamentales para promover en el país la vacunación obligatoria de las chicas  a partir de los 9 años. Lo   tuvieron que dejar ante  una oposición importante  cuando se desveló su táctica.
El Washington Post publicó el 22 de febrero de 2007  que el 16 de octubre de 2006, el gobernador de Texas, Rick Perry, reunió a su Gabinete para estudiar la importancia de la vacunación obligatoria el mismo día  en que recibía  un “donativo” de 5000 dólares del laboratorio Merck para apoyar su campaña de reelección: Texas se convirtió en el primer estado americano en imponer por decreto la vacuna del VPH.
Es notorio en Estados Unidos que las empresas farmacéuticas, que figuran entre las más ricas del mundo, tienen una influencia económica preponderante en el ámbito político, participando habitualmente   en la  financiación de las campañas  electorales.
Las principales instituciones  de investigación médica, de información  y  de control sobre los medicamentos reciben importantes aportes económicos  de ellas: universidades, revistas científicas, organismos reguladores…
  Merck organizó y pagó la primera Cumbre Global sobre el Cáncer de Cervix en París en marzo de 2007.
En Europa y en Estados Unidos, se  ha denunciado repetidamente  la estrecha relación entre las empresas farmacéuticas  y algunos  agentes expertos de diferentes organismos de control y evaluación de los medicamentos.
Estos últimos años, se suspendieron las ventas de varios medicamentos  ante las graves e incluso fatales consecuencias  que provocaron en el mundo.
En el caso del Vioxx, anti- inflamatorio estrella comercializado por Merck a partir de 1999, y cuya venta se suspendió en 2004, una de las revistas científicas más prestigiosas, The New England Journal of Medicine, el 8 de Diciembre de 2005, acusó al fabricante de haber conocido tres muertes por infarto y varios problemas cardiovasculares y de haberlos “omitido” en la copia final del ensayo que mandaron a publicar en la revista.
En Noviembre del año  pasado,  la prensa publicó que Merck pagaría 4850 millones de dólares (3302 millones de euros) para zanjar 26000 pleitos que representan a cerca de 47000 demandantes  que acusan al Vioxx de ser responsable de miles de ataques al corazón, derrames cerebrales, embolias pulmonares, trombosis venosas y muertes.
Este mismo laboratorio fracasó recientemente en su intento de crear una vacuna contra el virus del sida. Los importantes beneficios obtenidos con la comercialización del Gardasil permitirán  compensar buena parte de las pérdidas económicas conllevadas por estos fracasos.
Sabiendo todo lo anterior, la pregunta es: ¿tienen las adolescentes   todas las garantías de que esta vacuna va a ser beneficiosa para su salud?
La vacuna esta presentada como muy segura, sin apenas efectos secundarios, pero, en Estados Unidos, dónde se aplica desde junio de 2006 y según recoge el VAERS (Vaccine Adverse  Events Reporting System, registro público de datos sobre los efectos adversos  de las vacunas) (al cual se puede acceder desde Internet buscando “Examine VAERS Database HPV4”), se han notificado hasta hoy 4541 efectos secundarios, entre ellos 11 muertes y 82 reacciones peligrosas para la vida. Y eso que el VAERS, según las fuentes oficiales, recoge como máximo un 10%  de los efectos secundarios ocurridos.
Una parte significativa  de ellos no  es mencionada por el laboratorio: síncopes, convulsiones, síndrome de Guillain-Barré (parálisis), abortos espontáneos en mujeres embarazadas…
Diane M. Harper, científica que ha liderado durante veinte  años la investigación sobre la vacuna contra el papiloma humano, hablando sobre la campaña de vacunación en Estados Unidos utiliza los términos de “gran experimento público de salud”, argumentando que la eficacia de  la vacuna no ha sido estudiada en las chicas jóvenes de menos de 15 años.
 
 
Creo que, si queremos tener algún control sobre nuestro poder de decisión en un tema tan esencial como el de nuestra propia salud, en este mundo donde los intereses económicos son cada día más importantes en todos los sectores, nos incumbe , personalmente y en colaboración, buscar una información    amplia  y completa .
Solo así, podremos  elegir libremente y en plena conciencia   lo que queremos para  proteger nuestra vida y la de los nuestros. Solo así podremos tomar nuestras decisiones.
 
Enlaces interesantes   sobre el tema:
1.  -.VIRUS PAPILOMA // HABLAMOS CON LEONOR TABOADA, DIRECTORA DE LA REVISTA MUJERES Y SALUD
“Esta vacuna cuesta una fortuna para una epidemia que no existe”
2.  -DISCOVERY SALUD:
“El sinsentido de la vacuna para el papiloma humano “
3.        -LA ESCUELA DE SALUD
“No se ha probado la seguridad de la vacuna para las niñas”

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada