martes, 1 de abril de 2014

Los olímplicos


Pan y "fotbal"
por Hugo Bruschi en el Año de la Dignidad 

Los últimos acontecimientos registrados,dejaron un saldo de heridos en ambos bandos. Policías e hinchas de Nacional jugaron un Partido aparte y eso contradice las reglas del tradicional deporte. Y las sanciones no se hicieron esperar. El presidente retiró los efectivos policiales de las tribunas y ello provocó una crisis de alarmantes proporciones. Renunciaron los integrantes de la AUF y los clubes se niegan a pagar la seguridad en las canchas. Para mañana miércoles 2/4, está citada una reunión con todas las partes involucradas. Estamos indudablemente ante una situación de emergencia y el gobierno está muy preocupado, con el agravante que la FIFA - de comprobarse que las medidas adoptadas por el gobierno precipitaron la renuncia de esta gente - podría dejarnos sin Mundial y este es un hecho de extrema gravedad,para la salud mental del país.

Se imaginan Uds. un Uruguay sin fútbol? Sería impensable y adquiriría dimensiones de catástrofe nacional e incluso me atrevería a señalar, que nos podríamos encontrar en la antesala de un estallido social, de consecuencias nunca antes registradas. En donde descargarán la violencia acumulada, sus esperanzas estafadas y sus correspondientes frustraciones? De ahí que el gobierno, con su presidente a la vanguardia, tomará la decision más acertada, aunque ello implique una marcha atrás a todo lo dicho y actuado. "Me torcieron el brazo" dirá seguramente en su conocida audición. Y no le faltará razón pues no sólo le torcerán el brazo, sino que sus propios correligionarios lo responsabilizaran de la derrota en el partido de las urnas. Y con estas cosas no se juega, le pueden permitir cualquier cosa, menos que ponga en riesgo las bancas y los sillones. De ahí que el progresismo esté tan preocupado, porque aquí se juegan la elección. Quitarle el fútbol a cierta parte de la población - que son votos contantes y sonantes - equivale a putearles la madre y estas cosas no se perdonan, sino que más bien son castigadas en donde más duele. Se podrán agraviar maestros, se podrá amedrentar trabajadores, se puede menospreciar y descalificar a los Familiares de lo Desaparecidos y víctimas del terrorismo de Estado, pero con el fútbol no se juega. Y aquí ya no podrán apelar a "la esencialidad" como lo hacen con los conflictos, tampoco recomendando traslado de dirigentes como se hizo con la jueza Mariana Mota. Aquí estarán a merced de lo que el fútbol decida. Bastó la tímida insinuación de que FIFA nos sancionara, para que se dispararan las alarmas. Que la Corte Interamericana y aún la propia ONU nos condene como país que proteje delitos de lesa humanidad, poco importa. Pero que el organismo que dirige el espectáculo a nivel mundial nos pueda dar la espalda, ya es harina de otro costal. Por eso mañana miércoles 2 de abril, el Pueblo uruguayo será testigo de cómo todo un gobierno inflexible de otro modo, se pone de rodillas ante los dueños de la pelota. Triste escenario, pero comprensible desde el punto de vista de los diputados y senadores, de los aspirantes y de los funcionarios. Andá a hacer discursos y decir estupideces por ahí, pero con mi sueldo no juegues.


Y luego, poco a poco los televidentes que ya no concurren al fútbol, por miedo a las barras bravas, seguirán disfrutando desde la tranquilidad de sus hogares, de estos espectáculos que se registran en las tribunas y en las afueras del Estadio u otro escenario deportivo. Y después de todo, pensará el dueño del banco o de la industria, siempre será mejor que gasten sus energías en esos enfrentamientos, que buscar cual es la verdadera causa de sus agresiones. Que se canalice en las tribunas, esa violencia que llevan en sus venas, sin entender porqué. Juventudes expulsadas del sistema, que de algún modo tienen que exteriorizar sus frustraciones y para ello, nada mejor que el hincha del cuadro contrario al que ven como "el enemigo". Y el sistema lo sabe y lo explota a su favor, no sea cosa que esa furia desatada termine cual un boomerang, volviéndose en su contra. En estos días acaba de incorporarse al Espacio 609, un ex-dirigente acompañado por algunos futbolistas, buscando seguramente volcar toda su experiencia, en este otro terreno de juego. Y para ello nada mejor que presentar la lista 1950 - con fantasma incluido - a la que denominan ESPACIO CELESTE. Así que como verán, fútbol y quehacer nacional seguirán de la mano y la sangre no llegará al río. A lo sumo alguna puñalada o algúna bala perdida sin intención de herir a nadie. Esto es industria nacional y hay que cuidarla y en tal sentido tampoco faltarán camisetas luciendo ARATIRI O MONTES DEL PLATA en letras bien visibles y como muestra de apoyo a este tradicional negocio para que todos podamos seguir disfrutando. O sea que como Uds. podrán apreciar Amigos lectores, esto forma parte de un juego que se nutre mutuamente. Sistema y fútbol se necesitan de tal modo, como la planta del agua.


Un turista extranjero preguntó cierta vez, si Uruguay había salido campeón el año pasado, a lo que le respondieron que nó, que la última vez fue en 1950. El hombre no entendía como podían existir tantos programas vinculados al fútbol, tantas horas semanales de radio y televisión. Y que todos pudieran vivir de los mismos. Inexplicable en otros paises. Se trata de un fenómeno, que tiene pocos ejemplos en el mundo. Se piensa y se habla en términos de fútbol. "Hay que abrir el juego a las puntas" le dicen los jóvenes ambiciosos de cargos y sueldos, a los viejos agarrados a sus sillones y bancas, como el naúfrago a su palo. Y la "uruguayita Lucía" que como la del Mago y ante quien "los gauchos más fieros, eternos matreros, más mansos se hacían", no fue insensible ante estos reclamos juveniles, y dijo tiempo atrás que ya era hora de promocionar a los cuadros más jóvenes. Pero por las dudas que estos jóvenes no estén todavía bien fogueados, ella sigue manejando a su sector como si fuera la dueña de la pulpería. Sólo falta que se vista de Juez y arbitre un clásico. Después de todo, como parte del espectáculo no estaría tan mal.......



Pato Celeste: "si la patria me llama"
01 abr 2014
La lista mujiquista será encabezada por el presidente de la Mutual de Futbolistas, Enrique Saravia, y el gerente general de Daecpu, José "Gato" Morgade, director responsable de murga La Reina de la Teja.
La presentación del espacio que también integra Gustavo Torena, más conocido como el "Pato Celeste", se hizo en el parrillero de la sede de Daecpu. Allí los presentes compartieron colita de cuadril asada y chorizos.
Torena dijo a El País que si bien hace parte del "Espacio Celeste" no integra la lista 1950. "Si la Patria me llama estaré, pero por ahora no conformo la lista", aclaró.
Del ambiente futbolístico estaban presentes Julio De Souza (exDanubio), Marcelo De Souza (exPeñarol) y Carim Adippe (exHuracán). También concurrieron los basquetbolistas Oscar Moglia, Marcelo Capalbo y Camilo Castro
En representación de los carnavaleros estaban Rafael González (Diablo Verdes), Ivar Solsona (Momosapiens), Daniel Carluccio (Curtidores de Hongos), Carlos "Bocha" Pintos (Bola Ocho) y el músico Fernando "Lobo" Nuñez. Otro de los que integra el "Espacio Celeste" es Ariel "Pinocho" Sosa, aunque ayer no participó del asado.
Entre otros empresarios asistieron Ramón "Peludo" Álvarez (del rubro de la construcción), Carlos Schneck (Frigorífico Schneck) y Atilio Casajous (Cimaco Repuestos), además de Oscar Dourado, presidente de la Gremial Única del Taxi.
También había varios dirigentes del Movimiento de Participación Popular (MPP) que ocupan cargos de gobierno, entre ellos el secretario de Presidencia, Homero Guerrero, el presidente de la Cámara de Diputados Aníbal Pereyra, la vicepresidenta del Frente Ivonne Passada, el director general de Secretaría del Ministerio del Interior, Charles Carrera, y el responsable de comunicación de esa cartera, Fernando Gil.
Uno de los primeros en llegar a la sede de Daecpu fue el chofer y secretario del presidente José Mujica. Le siguieron los ediles del MPP José Meroni, Cecilia Cairo y el diputado Rubén Martínez Huelmo del Espacio 609.
Aunque estaba prevista la presencia de la senadora Lucía Topolansky, ella no concurrió por sentirse "indispuesta", explicaron los organizadores del asado en que se presentó el nuevo grupo político.
Los empresarios
El dueño de la pelota: Paco Casal


Tenfield y "el poder absoluto"
En 1998, Paco Casal armó de apuro una nueva empresa, llamada Tenfield, para competir por los derechos de transmisión del fútbol uruguayo. Para ello se asoció con dos ex-representados suyos: Enzo Francescoli y Nelson Gutiérrez. Presentaron una oferta de sólo 50 millones de dólares, muy inferior a la oferta de su competidora (Bersabel S.A. presentó una oferta de 82 millones), pero sin embargo obtuvieron el contrato. Se dice que los clubes eligieron la oferta de Casal debido a "favores" que le debían a él.
El contrato sobrepasó la mera transmisión de los partidos, y resultó ser tremendamente leonino, ya que abarcaba todo tipo de poderes para la empresa Tenfield (Casal), tales como: selección de horarios, días y canchas para los partidos, diseños de los campeonatos, derechos de la publicidad estática, beneficios de partidos de la selección uruguaya, derechos de sponsor de la selección y campeonatos, entre otros.
Esto generó un control total de Casal sobre el fútbol uruguayo, ya que poseía la representación de los futbolistas (y ya se había visto que también el control absoluto de sus opiniones) y era quien proveía económicamente a los clubes, teniendo a los dirigentes de los clubes bajo su control.

Las leyes del capitalismo en el fútbol uruguayo 
Mujica dice que es hora de poner fin a la "barbarie" en el fútbol uruguayo.

Patotas futboleras vs patotas policiales
La representante y esposa del ministro Eduardo Bonomi fue cuestionada por haber recurrido a sus contactos con la barra brava de Peñarol –club al que va a alentar en la tribuna Ámsterdam, como ha reconocido- para “acarrear” entre 200 y 500 hinchas que la votaron.

Mujica ordenó quitar Policía del Centenario y Parque Central

La AUF rechaza esta medida y realiza consultas en Presidencia. En los hechos, la medida paraliza el fútbol, aunque la decisión final es de la AUF, dice el gobierno.
El presidente José Mujica ordenó al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, que la Policía ya no preste vigilancia en los partidos de fútbol que se desarrollen en el estadio Centenario y en el Gran Parque Central, el estadio de Nacional. La medida obedece a los reiterados disturbios provocados por hinchas de Nacional y de Peñarol, en los que varias veces fueron agredidos funcionarios policiales.
El anuncio lo hizo este jueves en Subrayado el subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, en diálogo con Blanca Rodríguez, en los estudios de Canal 10.
El cuerpo de neutrales de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) se reunió de inmediato este mismo jueves de noche para analizar la situación. Según dijo a Subrayado Fernando Sobral, neutral de la AUF, este organismo rechaza la medida adoptada por el gobierno y se opone a que haya policías en unas canchas y en otras no.
Sobral dijo que desde este jueves y el viernes realizarán contactos "al más alto nivel" del gobierno, directamente con Presidencia, para intentar una marcha atrás en la decisión de Mujica.
Desde la AUF no habrá más declaraciones hasta tener una respuesta del gobierno y en todo caso habrá un comunicado este viernes de tarde.
SIN FÚTBOL. La decisión del gobierno implica que ya no se podrá jugar ningún partido de fútbol en el Centenario y en el Parque Central, ya sea del campeonato local o internacional.
Vázquez explicó que si no hay policía no se puede jugar al fútbol. De esta forma, la decisión de Mujica indirectamente paraliza el fútbol en Uruguay, al menos en el Centenario y en el Parque Central.



Marcha atrás
Mujica: "No nos metimos con el fútbol, sino con la tribuna".
.http://www.elpais.com.uy/informacion/mujica-niega-injerencia-caida-auf.html




0 comentarios:

Publicar un comentario