sábado, 19 de septiembre de 2015

82 asesores





Ministros contrataron 82 asesores por un salario promedio de 56.000 pesos

El hecho se produce en medio del debate de la ley de presupuesto, que propone elevar el tope a $191.000 en busca de salarios "más competitivos"
19 SET 2015
Los ministros del gobierno de Tabaré Vázquez contrataron a 82 asesores con salarios promedio de 56.000 pesos nominales, justo momentos en el que el Parlamento debate una cláusula de la Ley de Presupuesto que pretende eliminar el tope de salarios para personal de confianza.
Según recoge el diario El País, el gobierno considera "una necesidad" el pago de salarios más competitivos para los asesores, pero la oposición cree que la decisión tiene un "fin político" .
Los contratos actuales de estos adscriptos a los 13 ministros de la Administración Vázquez son de colaboración directa por el tiempo que dure el mandato.
Según la la ley, los asesores deben acreditar "idoneidad suficiente" para ejercer sus cargos.
La crónica de El País señala, a modo de ejemplo, que una maestra asesora a la ministra de Desarrollo Social, que un biólogo es adcripto al ministro de Economía, un chofer es consultor del ministro de Defensa y que técnico de fútbol es asesor del ministro el Interior.
El gobierno de Mujica había dispuesto topes para los consultores de ministros. En el presupuesto del gobierno anterior (2010-2014) el tope del contrato mensual para cada asesor correspondía al 90% del sueldo del director general del ministerio, que entonces era de $ 117.000.
El nuevo presupuesto pone como tope el 60% de lo que gana el presidente, esto es unos 191.215 pesos, casi cuatro veces más de los sueldos que hoy perciben los asesores en el gabinete.




¿Quién le susurra al ministro?
 
El peculiar elenco de los asesores 

El gobierno pretende aumentar el límite salarial de los asesores de los ministros para conquistar a los mejores y así ganar en “inteligencia” estatal. Pero, hasta ahora, quienes han ocupado esos cargos no siempre han derrochado idoneidad y, sobre todo, muchos de los que entraron como asesores terminaron ejerciendo otros roles. 

PAULA BARQUET19 sep 2015
Una maestra asesora a la ministra de Desarrollo Social, un chofer al ministro de Defensa, un biólogo al ministro de Economía y un técnico de fútbol al ministro de Interior. Son algunos de los 82 adscriptos actualmente contratados por los 13 ministros para que "colaboren directamente" con ellos durante el tiempo que dure su mandato. Según la ley, todos ellos han acreditado "idoneidad suficiente a juicio del jerarca de acuerdo a las tareas a desempeñar".


El salario promedio, según datos de la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC) a los que accedió El País, es $ 55.963 nominales. Pero si se aprueba un artículo incluido en el presupuesto que se está discutiendo por estos días, estas personas podrían cobrar hasta $ 191.215 nominales si es que el ministro a cargo así lo decide.
El tema estalló hace 10 días en la comisión de Presupuesto de Diputados. El director de la ONSC, Alberto Scavarelli, les explicó a los legisladores que "muchos ministros" habían planteado la necesidad de pagar sueldos más competitivos a sus asesores. Habló de "la necesidad de que el Estado cuente con el asesoramiento de técnicos del más alto nivel de especialización" e incluso de "la necesidad de potenciar la inteligencia del Estado a través de los mecanismos de asesoramiento".
En concreto, lo que se propone es eliminar el límite salarial que preveía la ley de presupuesto anterior. Hasta ahora, los asesores no podían cobrar más que el 90% del salario del director general de Secretaría de cada ministerio. La cuenta da $ 69.462 (sin compensaciones). Al suprimir ese límite, el tope que pasaría a regir sería el 60% del salario del presidente de la República, lo cual corre para todos los funcionarios estatales. Así, los ministros podrían pagar a sus apreciados asesores hasta $ 191.215 nominales.
No aumentaría el gasto: quedaría tal como lo pensaron los hacedores del presupuesto anterior —entre otros Conrado Ramos, que dio su opinión sobre este asunto (ver aparte). Lo que se hizo en 2010 (artículo 58 de la ley 18.719) fue asignar a cada ministerio un monto máximo a gastar en estos asesores personales. En algunos casos fueron $ 8 millones, en otros $ 6 y en otros $ 4. Eso, a valores actuales, son $ 11,7 millones, $ 8,7 y $ 5,8.
Lo que cambia es la posibilidad de pagar más, incluso más que al número tres del ministerio. Según Scavarelli, esto es vital "para que el Estado pueda cumplir sus funciones, inclusive las de contralor, en actividades de enorme compromiso para el país como la explotación de recursos naturales o de futuros recursos". Y agregó que si el nuevo artículo no se aprueba, "puede producirse, en algunos casos nos tememos que sea así, un debilitamiento de la capacidad del ministro".
La argumentación no convenció a los diputados de la oposición. El nacionalista Gustavo Penadés dijo: "La verdad es que yo comprendería que se instrumentara ese mecanismo si se necesitara, por ejemplo, un ingeniero nuclear de la NASA". Mencionó que existen distintas formas de contratar personas especializadas (por ejemplo, arrendamiento de obra), y opinó que el cambio sería "absolutamente contraproducente para la estructura".
Luego, remató: "Sin duda, para nosotros este mecanismo tiene un claro fin de carácter político y, en ese sentido, lo primero que queremos saber es si al día de hoy se justifican esas adscripciones, que de por sí las consideramos un exceso". Pidió información "sobre la cantidad de adscriptos que hay en cada inciso, con nombre y apellido, la función que realizan y el salario que perciben".
El jueves pasado, nuevamente en comisión, Scavarelli entregó parte de los datos. No llevan "nombre y apellido", y los salarios son promediados, pero sí se incluyen pistas sobre su "idoneidad". Hay 82 personas contratadas bajo este régimen. El ministerio que tiene más asesores y más dinero ha previsto gastar en ellos en 2015 es el de Transporte. En total, los 13 ministerios planean gastar este año $ 74,6 millones en asesores (ver cuadro).
A Jorge Gandini, también del Partido Nacional, el asunto lo retrotrajo a 2011, cuando cursó pedidos de informes ministerio por ministerio para conocer quiénes eran los adscriptos. Le contestaron 12 de los 13 ministerios; solo faltó el de Trabajo y Seguridad Social.
El diputado guarda en una carpeta rebosante aquellas respuestas con decenas de currículum y resoluciones. Entre otras cosas, de allí se desprende que unos cuantos contratados como asesores terminaron en otros roles. "Aquí se plantea un requisito, que es que cumpla funciones con el ministro. El ministro no lo puede traer para cumplir funciones en otro lado", disparó Gandini en comisión.
En Transporte, por ejemplo, Andrés Copelmayer entró como asesor de Enrique Pintado (con un sueldo que excede lo estipulado, unos $ 80.000) y luego trabajó como jefe de gabinete. La ministra de Vivienda, Graciela Muslera, contrató como asesor al arquitecto Pablo Guarino (que era edil y fue candidato a intendente de Cerro Largo por el Frente Amplio) y luego lo designó "coordinador regional para la zona este". El canciller Luis Almagro tenía en 2011 ocho asesores: ninguno de ellos lo asesoraba directamente. En el Ministerio del Interior, dos de los cuatro asesores fueron contratados explícitamente para trabajar como coordinadores del Instituto Nacional de Rehabilitación.
De la información recabada por Gandini se puede sacar otra conclusión: no siempre se cumple que el asesor se va con el ministro. El biólogo Alejandro Zavala y el economista Gabriel Papa, por ejemplo, cumplen funciones de asesores desde 2011 en el Ministerio de Economía. El ministro cambió pero ellos siguen ahí.
En el Mides había una estudiante de Agronomía como asesora de Ana Vignoli. En varios casos los asesores son, en realidad, encargados de prensa.

"Al campeón mundial traelo por el BID"

El politólogo Conrado Ramos (Partido Independiente), que subdirigió la Oficina de Planeamiento y Presupuesto al inicio del gobierno de José Mujica, fue uno de los ideólogos del artículo 58 de la ley de presupuesto anterior, que reguló la figura de los asesores. Ramos explicó que antes se limitaba la cantidad de asesores por ministerio, y que a partir de 2010 el tope se fija por monto para así controlar el gasto. A su vez, dijo que se fijó el salario máximo en 90% del sueldo del director de secretaría para que "no haya más incentivos" que para asumir una responsabilidad política. En ese sentido, criticó que ahora se quiera eliminar esa cláusula porque "se devalúa aún más la figura del director de secretaría". Agregó que hay varios mecanismos de contratación, y alegó: "Si querés al campeón mundial, traelo por un préstamo del BID".

Gandini, un año atrás de los asesores.

El Partido Nacional votó en contra del artículo 58 de la ley de presupuesto de 2010. Aprobado el artículo, presentó un aditivo que solicitaba que los ministros remitieran información sobre cada contrato de asesor. El FA lo rechazó argumentando que el legislador podía conocer esa información por la vía del pedido de informes. Por eso, el 6 de junio de 2011 Jorge Gandini envió pedidos a los 13 ministerios. Seis le contestaron dentro del plazo, otros seis fuera del mismo y uno (Trabajo) no respondió. El 9 de setiembre pasado, en comisión de Hacienda, Gandini recordó esta experiencia y le preguntó al director de Servicio Civil qué opinaba sobre la posibilidad de incorporar un inciso estableciendo la obligatoriedad de que los ministros presenten estos datos al rendir cuentas. Scavarelli respondió que no dependía de él.

Más allá del famoso personal trainer de Pintado.

El Ministerio de Transporte es el que más asesores ha contratado. Terminó 2014 con 12 (entre ellos, un personal trainer cuya contratación observó el Tribunal de Cuentas) y actualmente Víctor Rossi cuenta con 11 asesores personales.

Trabajo gasta $ 7 millones en nueve asesores.

El Ministerio de Trabajo tiene previsto gastar el 83% de la partida asignada (hoy unos $ 8,7 millones) en nueve asesores. En el período anterior contrató a 11 personas, siendo el segundo ministerio con más asesores luego de Transporte.

Un técnico de fútbol para asesorar a Bonomi.

De acuerdo a los datos del Servicio Civil, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, tiene entre sus nueve asesores a un técnico de fútbol. En el período pasado, dos de los supuestos asesores fueron destinados al Instituto Nacional de Rehabilitación.





0 comentarios:

Publicar un comentario