lunes, 7 de septiembre de 2015

De espaldas al pueblo

Enviado por Mabel Fosman



Enrique Viana: inconstitucionalidad de la ley de megaminería (resumen de argumentos) from anl on Vimeo.

Así defendieron los abogados del Estado a la Ley Aratirí
En una breve y concurrida audiencia en la Suprema Corte de Justicia, el Fiscal de 3er. turno Dr. Enrique Viana presentó su alegato argumentando la inconstitucionalidad de la Ley de Minería de Gran Porte (19.126)
Por el Poder Ejecutivo se encontraban presentes los abogados del MVOTMA, Ministerio de Economía (Edgardo Álvarez), Ministerio de Industria (Marchetti) y Ministerio del Interior (Dr. Pereira). No comparecieron los representantes del MGAP y Ministerio de Defensa, al igual que el Fiscal de Corte Dr. Jorge Díaz.
Lo más llamativo de la sesión se produjo al finalizar la exposición del abogado del MVOTMA, momento en el cual el público exigió a los abogados defensores de la Ley Aratirí que hablaran de pie frente a la concurrencia. Sin hacer caso al pedido, terminaron sus exposiciones sentados y de espaldas a la audiencia presente en la sala.
Sus disertaciones fueron en general extremadamente técnicas, por momentos crípticas y mecánicas. El Dr. Álvarez y el Dr. Marchetti se limitaron a leer extensos reportes jurídicos, con una tonalidad monótona e incluso robótica que despertaron voces de protesta en el público presente. El Dr. Pereira solo hizo uso de la palabra para manifestar que "comparte todo lo que dijeron los abogados de los otros ministerios".
En una exposición de 10 minutos, de pie ante los magistrados y el público, el Fiscal Viana expresó:
«Es una ley que busca burlar el cumplimiento de una norma constitucional. Autoriza una forma de minería, la megaminería a cielo abierto; la autoriza expresamente para un proyecto concreto, como el proyecto Aratirí. La autoriza en base a habilitar un daño ambiental grave al medio ambiente prohibido por el artículo 47 de la Constitución.
Pero para eso, para asegurar impunidad a ese daño grave ambiental, es necesario que también destruya los conceptos de República y soberanía nacional. Por eso es que esta Ley le ocasiona un grave daño moral a la Constitución de la República. Es un acto de autorización, no es una Ley; esta no es una norma general y abstracta. Es indudable que estamos en un enfrentamiento entre los conceptos de República y los conceptos de un poder anacional privado que quiere imponerse.
Señores Ministros: yo sé que desde la Fiscalía le estamos pidiendo mucho. Sinceramente creo que les estamos pidiendo un acto de coraje, un acto jurídico y de coraje. Estamos siendo quizás muy exigentes con Uds., pero lo que me alienta es lo siguiente: cuando uno lee la Ley de Independencia de 1825 también se les pidió a los jueces que hicieran efectivo aquel mandato en el cual declaraban nulo y sin ningún valor para siempre los sojuzgamientos a los poderes exógenos y ajenos al territorio nacional.
Bueno, yo lo que les vengo a pedir a Uds. es eso, nada más que eso.
Muchas gracias.».






0 comentarios:

Publicar un comentario