martes, 7 de enero de 2020

Entre bueyes




Por Sergio Sommaruga

Entre bueyes, no hay cornadas.

Según ha difundido la prensa, el futuro ministro de trabajo anunció que iba a tomar el proyecto de ley presentado por Murro, para afectar el texto original de la ley de negociación colectiva. El proyecto presentado por el actual ministro no llegó a ser promulgado, pero si quedó presentado al parlamento y recoge, casi en su totalidad, los reclamos exigidos por las grandes cámaras patronales del país.

Las modificaciones formuladas en el proyecto acuñado por Murro y ahora elogiado por Mieres, significan un cambio muy negativo de las reglas de juego para la clase trabajadora.

Esas “famosas reglas” que nunca se pueden tocar cuando se trata de los suculentos negocios de los grandes capitales, parece que si se pueden "toquetear" cuando afectan a la clase trabajadora.

En fin, cosas para ir teniendo en la memoria.

Y hablando de memoria, recuerdo cuando se discutió este tema en el PIT-CNT.

En ese momento se estaba evaluando el documento de las cámaras empresariales y el proyecto de Murro. Ambos versaban sobre los cambios a la ley 18566.

Finalmente se resolvió sacar un comunicado contra la posición de las patronales, pero se rechazó añadir una enmienda presentada por nosotros, para incluir en la declaración el cuestionamiento al proyecto del ministerio de trabajo. Porque era prácticamente lo mismo que el documento de las cámaras patronales.

Se nos dijo que no y se votó no incluir esa enmienda.

Se argumentó que cuestionar a Murro era inconveniente.

Y ahora, ¿seguirá siendo inconveniente?

El proyecto de ley que altera para peor la ley de negociación colectiva es malo en sí mismo, no importa quién lo presente.

Hay que cambiar muchas cosas dentro del movimiento sindical, para volver a estar a la altura de las circunstancias.

En eso estamos y seguiremos estando.

>>>> Puente permanente





Gobierno electo se comprometió ante el PIT-CNT a mantener modalidad actual de los Consejos de Salarios

07 Enero 2020


Fueron dos horas de diálogo franco y abierto. Hubo planteos concretos en materia de negociación colectiva y empleo, entre otros, pero incluso más allá de algunas certezas que se lleva la delegación del movimiento sindical luego de su encuentro con el presidente electo y con parte del equipo de gobierno, quedó claro que la disposición para los próximos años asegura un canal de comunicación directo, "el teléfono rojo del que tanto hablamos", tal como lo explicó el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, al término de la reunión.



Lacalle Pou aseguró al PIT-CNT que en su gobierno los Consejos de Salarios se mantendrán bajo la modalidad actual, lo que fue recibido como una buena señal por la central sindical. "Nos afirmaron que la modalidad de los Consejos de Salarios -tal como se conciben hoy- van a va a seguir vigente. No solo se van a laudar los mínimos de categoría sino que van a tener la cobertura que tienen desde 1943", señaló Pereira.
Si bien la reunión estaba anunciada para las 10 de la mañana, la expectativa era tal que un grupo de periodistas y camarógrafos se instalaron desde temprano en la sede del comando de campaña de Lacalle Pou en la calle Bulevar Artigas, incluso antes que llegara el propio anfitrión. El presidente electo llegó y saludó uno por uno a los trabajadores de la prensa con quienes mantuvo un breve diálogo off the record. Minutos antes de la hora establecida para la reunión con el mandatario electo, fueron llegando los integrantes del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT distendidos y de visible buen humor. La delegación estuvo integrada por el presidente y secretario general de la central sindical, Fernando Pereira y Marcelo Abdala, respectivamente, el responsable de Comunicaciones y Prensa, Fernando Ferreira (FOEB) y Martín Pereira (COFE).
"Por la forma y el contenido, ha sido una reunión positiva" remarcó el presidente de la central sindical. Para Pereira, que en los primeros días de enero se haya concretado una reunión de estas características, representa "un dato de la realidad muy importante, que habla de la forma pero también del contenido, es decir que la relación entre el gobierno y el movimiento sindical va tener diálogo como forma fundamental de vínculo". Empero, aclaró que el diálogo fluido no significa que no vayan a existir diferencias, "pero vamos a tener herramientas para dilucidarlas". El presidente electo, Lacalle Pou, junto al futuro secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, y los ministros designados de Trabajo, Pablo Mieres y de Economía, Azucena Arbeleche, aseguraron al PIT-CNT que los avances logrados por los trabajadores en los últimos años "no van a ser vulnerados", según informó Pereira a la prensa al término de la reunión.
"Siempre va a haber diálogo, de hecho quedó abierto el teléfono rojo que tanto hemos mencionado, tanto con Álvaro Delgado, como con el propio presidente",  aseguró.
El dirigente adelantó que se realizarán reuniones del gobierno entrante con la Mesa Sindical Coordinadora de Entes (MSCE) y también con la educación y con COFE, a los efectos de analizar los temas particulares del sector público. Asimismo, en los próximos días se realizarán un encuentro entre la central sindical y el futuro ministro de Trabajo, Pablo Mieres.



Consultado sobre si las certezas que transmitió el gobierno electo habían generado "tranquilidad" al PIT-CNT, Pereira aseguró que "nerviosos nunca estuvimos, somos parte de una organización sindical que respeta los resultados electorales sean cuales sean los mismos. Somos una organización que ha dicho y manifestado que no tienen ninguna neutralidad con los cambios que se han procesado en el Uruguay, en cuanto a avances laborales y legales y esos avances los vamos a defender y eso en esta reunión quedó claro". En este sentido, el dirigente informó a los medios que el gobierno electo le garantizó a la delegación sindical que esos avances "no van a ser vulnerados".

Agenda

De acuerdo a lo conversado esta mañana entre el presidente electo, parte de su equipo de gobierno y la delegación del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, han quedado planteados temas de agenda para continuar conversando. Pereira explicó que la seguridad social es una de las claves para la construcción de dicha agenda de trabajo. "Planteamos la necesidad de que además de los partidos políticos estén los empresarios, los jubilados y los trabajadores y esto fue bien recibido por el (futuro) ministro de Trabajo y Seguridad Social, así como también por el presidente electo. Naturalmente que hay otros temas que han quedado en la agenda, algunos vinculados con el desarrollo productivo, con el desarrollo nacional y hemos priorizado, tanto nosotros como el gobierno, temas de trabajo y empleo, dado que es la prioridad nacional tanto desde nuestro punto de vista pero también lo ha sido hoy para el gobierno electo".

Brecha

"El ingreso promedio de los hogares se ubica dentro de los 60 mil pesos, pero cuando uno mira los hogares de Montevideo, eso asciende a los 72 mil y en el interior, baja a unos 52 mil pesos. La brecha a favor de los hogares montevideanos ronda los 20 mil. Entonces, seguir insistiendo en la regionalización para nosotros no es la mejor idea. De todos modos, nosotros nunca nos hemos negado a discutir productividad ni ningún tema. También quedó planteado por parte de Marcelo (Abdala) la posibilidad de construir un ámbito vinculado exclusivamente al trabajo para estudiar -ahí sí- la creación de puestos de empleo, formación profesional, el desarrollo del trabajo del futuro". Pereira explicó que ese espacio implica diálogo abierto con aportes de los trabajadores, los empresarios y el gobierno, así como también, desde la academia. .

Desafíos

En materia de economía, señaló algunos de los desafíos de futuro para el país. "Todos somos consientes que los salarios no son la variable de la pérdida de empleo, pero también somos consientes que tiene que haber crecimiento de la economía nacional para que pueda haber mayor desarrollo, es decir, cuando  Uruguay tuvo mayor crecimiento fue en los años donde efectivamente hubo un mayor crecimiento de la economía. Este es un desafío importante para el Uruguay, como también lo es seguir construyendo valor agregado a lo que produce el país en la materia prima, pero también en los posibles nuevos emprendimientos productivos. Es decir, lo que siempre hablamos en el movimiento obrero, desarrollo con crecimiento, desarrollo con justicia social, desarrollo con democrática y esto acá quedó formalmente planteado", remarcó.


Abdala: "Valoración positiva"

Para el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, el encuentro de la presente jornada con el gobierno electo fue "positivo" y así lo manifestó al término de la reunión. "Me parece muy bien que el nuevo gobierno mantenga el funcionamiento tal como está establecido en la actual ley de negociación colectiva". El dirigente sostuvo que si bien se hablaron algunos temas generales, también se lograron certezas. Asimismo, destacó el ámbito de diálogo para conversar sobre "la necesidad de una agenda de promoción y creación de puestos de trabajo de calidad", así como también, en relación a "la defensa de los derechos, de las conquistas, en particular de la negociación colectiva".
Consultado sobre el tema ocupaciones, Abdala aseguró que "no fue el centro de conversación", al tiempo que recordó que en campaña electoral, "ellos nos han dicho cuál es su posición que ha sido pública y notoria y nosotros hemos dicho que el movimiento obrero no anda inventando ocupaciones, ni promueve la ocupaciones como herramienta central en la lucha, pero también dijimos que el movimiento sindical uruguayo ha ocupado los lugares de trabajo como modalidad de la huelga antes del decreto y que también, si lo estima necesario, lo va a seguir haciendo", aunque también recordó que la cifra de ocupaciones en relación al total de empresas existentes, ha sido "insignificante".

Ley de urgencia

Abdala informó que la delegación del Secretariado Ejecutivo le transmitió al Presidente electo y al equipo de gobierno que asumirá el 1° de marzo, la inquietud sindical de conocer los contenidos de la ley de urgente consideración que impulsará en el Parlamento. "Del mismo modo que entendemos este puente de diálogo, pedimos que ante grandes iniciativas que tienen que ver con las políticas de desarrollo nacional, como puede ser el Presupuesto Nacional, la ley de urgente consideración, los criterios que el Poder Ejecutivo vaya a ubicar en la próxima ronda de negociación colectiva, que el movimiento sindical pudiera tomar conocimiento en general y con la antelación, y al respecto, creo que el planteo cayó bien". En este sentido, destacó la importancia de poder analizar y estudiar detenidamente la ley de urgente consideración para posteriormente, pronunciarse sobre sus contenidos. "Lo primero que tenemos que hacer es estudiar, ser rigurosos, conocer lo que quiere el Poder Ejecutivo", para poder estudiarlo concluyó.

Mieres: "Una muy buena reunión"

Para el futuro ministro de Trabajo, Pablo Mieres, la de hoy fue una "muy buena reunión", y destacó especialmente la actitud "abierta" con la que concurrió la delegación del PIT-CNT. "El futuro gobierno mantendrá su postura de diálogo permanente, con franqueza, apertura, sin preconceptos, sabiendo que van a existir diferencias y puntos de discrepancia", pero siempre manteniendo la actitud de diálogo y comunicación. "La franqueza y el diálogo" son los pilares sobre los que se basará el relacionamiento con el movimiento sindical, según Mieres. Asimismo, reiteró que los Consejos de Salarios mantendrán la modalidad de funcionamiento actual y en otro orden, valoró las coincidencias en materia de empleo como prioridad a afrontar en el tiempo que se avecina. "Hay que trabajar desde el gobierno en la definición de lineamientos con el movimiento sindical y el sector empresarial para definir cuáles son los mejores caminos para la capacitación laboral y la recuperación de puestos de trabajo".   








1 comentario: