sábado, 14 de marzo de 2020

Vivir sin miedo


Quedamos medio boludos, o qué?





La gran contribución de Maquiavelo (1469-1527) a la política europea fue separar la política de la moral. La conservación del Estado obliga a obrar, cuando es necesario, “contra la fe, contra la caridad, contra la humanidad y contra la religión”.


La periodista canadiense Naomi Klein afirma que algunos gobiernos utilizan la psicología social para aprovechar a su favor, e incluso aumentar, la sensación de miedo, inseguridad y confusión que generan en la población una crisis o un desastre. El fin, implantar medidas impopulares que en otro momento serían imposibles de llevar a cabo. El medio, los de comunicación. Esta teoría maquiavélica, que se apoya en conceptos sociológicos como la alienación o el control de las masas a través de los medios de comunicación masivos, se desarrolla en el libro La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre que se publicó en 2007 y que se reproduce en una película con el mismo título.


Naomi Klein, la doctrina del shock


Su escritora sostiene que las políticas económicas liberales han tenido éxito en algunos países al servirse de esta técnica, ya que ha permitido a los gobiernos neoconservadores justificar atrocidades rentables ante su ciudadanía tales como guerras, invasiones o recortes en las libertades civiles, a cambio de una supuesta mayor seguridad nacional que encubre un enriquicimiento de las élites. En palabras de la autora, se trata de “esperar a que se produzca una crisis de primer orden o estado de shock, y luego vender al mejor postor los pedazos de la red estatal a los agentes privados mientras los ciudadanos aún se recuperan del trauma, para rápidamente lograr que las reformas sean permanentes”.



>>> Los medios de comunicación como cómplices de esta manipulación social

La edición completa de anoche al corona virus

>>> Generan lo peor nuestro
El que no puede que se joda
>>> El fondo

FMI reconoce "un deterioro sustantivo" de la situación fiscal de Uruguay, alza de la deuda, desvío sistemático de la inflación de la meta y caídas del crecimiento, la inversión y el empleo.

https://www.imf.org/es/News/Articles/2020/02/20/pr2058-uruguay-imf-executive-board-concludes-article-iv-consultation

>>> El dólar

>>> El Lacallazo


Tarifas públicas
La adecuación tarifaria del 1.º de abril será de 10,7 % en Obras Sanitarias del Estado (OSE), 10,5 % en la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) y 9,78 % en la Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel). Lacalle Pou aseguró que las tarifas se adecúan por debajo de la evolución de los costos, sin recuperar los meses perdidos y asumiendo que las empresas públicas se comprometerán a reducir costos y que cumplirán el programa financiero que deberán acordar con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Dijo que esta medida se enmarca en el compromiso asumido por el Gobierno de compartir el esfuerzo en la financiación del gasto del Estado con la ciudadanía.
Tarjetas de crédito y débito y auditorías
Para las compras con tarjeta de débito, el descuento del impuesto al valor agregado (IVA) se fijará en 2 puntos porcentuales y con tarjeta de crédito para compras en restaurantes el beneficio quedará en 5 puntos porcentuales. Está previsto que se recaude unos 40 millones de dólares con estas medidas.

>>> El cisne verde


Esos daños, asociados a mermas en la producción, subas repentinas de precios o la eliminación física de polos productivos, pueden conllevar un golpe directo tanto en el crecimiento económico de un país, como en la salud financiera de empresas e instituciones.


Cuando en realidad hay cosas mucho más sensibles que tienen un impacto más grave en la población mundial. Pobreza, enfermedades, millones de personas que deben abandonar sus países, grupos nativos enteros a las que se le quitan su país, el efecto negativo con el hombre sobre el clima y el medio ambiente... Todo esto debería tener una influencia directa en Mostrando la Bolsa. Por qué? Porque al 1 % de los más ricos de la población global no le interesan estos hechos, pero antes de un coronavirus parece que se les brindan la oportunidad de recrear el sistema económico global y el control social. El establishment y sus valores de valores de valores de valores, junto a los medios de comunicación subordinados a ellos, están abriendo una ventana de overton con controles para aferrarnos al viejo, no debemos involucrarnos en su juego. Pero más bien aprovechar esta gran oportunidad y formar nuevas. Porque no es creible que el Coronavirus se convierta en piedra David y golpee al mercado económico de Goliat.

>>> El virus, cuidate!
 ATENTOS SÍ, CON MIEDO NO...

El coronavirus es real, hay que prestarle atención. Se trata de una cepa diferente a las habituales.

 Provoca síntomas similares a la gripe: dolor de cabeza, catarro, tos seca, fiebre y, en pocas personas, dificultad respiratoria y neumonía. Según OMS, un 85% de las personas se afecta como con la gripe o resfriado de todos los años y a los pocos días está realizando su vida normal y cotidiana.
Un 15% tiene alguna complicación que requiere medicación y posible internación, y un pequeño porcentaje puede fallecer. Las personas que llegan a la situación más grave suelen tener enfermedades anteriores importantes (EPOC, insuficiencia renal, diabetes importante, estar con quimioterapia, etc) o ser muy ancianas.  Este problema está afectando el invierno del hemisferio norte. La época de las enfermedades respiratorias. Nos da la ventaja de que, cuando lo tengamos en el sur, habremos aprendido el comportamiento de la patología y podremos abordarla mejor.

Se ha declarado Pandemia. Esto significa que hay un número elevado de países en los cuales encontramos personas afectadas y que conduce a tomar medidas preventivas globales. Lo que llama la atención es la diferente forma de evaluar enfermedades distintas. Se están suspendiendo las eliminatorias al mundial en nuestra época de calor, porque algunos jugadores provienen de lugares donde esta enfermedad invernal esta afectando. A la fecha se llevan registrados en el mundo 118 mil enfermos por coronavirus en 114 países y han fallecido 4.200 personas por esta causa.

La Gripe de todos los inviernos de los países sumados afecta, por cada año, a 10 millones de personas y mata a 650 mil pacientes (generalmente personas con bajas defensas). Nunca se suspendieron estas eliminatorias por gripe. En este verano hemos tenido más de dos millones de personas afectadas por Dengue en la región. El mosquito transmisor, el Aedes Aegypti, busca lugares con aglomeración de personas porque vive de succionar sangre humana. Los estadios llenos son un sitio ideal para el insecto. Sin embargo, en época de calor (que es la correspondiente al Dengue), no hemos suspendido la copa sudamericana...y..tal vez lo hagamos ahora por el virus invernal del hemisferio norte. Cuando la epidemia desaparezca con los calores del verano europeo, aparecerán los casos de coronavirus e infecciones respiratorias en nuestro invierno.

 ¿Seguirán suspendidas las actividades deportivas o culturales, las clases y las ferias?. Son situaciones que nos llevan a reflexionar. Hay una gestión desproporcionada de una enfermedad frente a las otras. La forma de comunicar está conduciendo al miedo y el miedo lleva a acciones irracionales y peligrosas. En Italia se están saturando las puertas de urgencia con gente que consulta por fiebre o dolor de cabeza y ésto lleva a que no haya lugar para un politraumatizado por un siniestro de tránsito, o una persona con un infarto agudo de miocardio. El propio personal de salud se certifica por miedo a contagiarse y hay menos médicos y enfermeras para atender la consulta masiva.

La mejor defensa es la comunicación confiable. Vale leer la letra chica de las informaciones. Si un titular de prensa argentina decía la semana pasada: "Primer víctima fatal del coronavirus en nuestro país", es bueno seguir leyendo la noticia y comprobar que la persona, lamentablemente, era portadora de insuficiencia renal, EPOC y diabetes, antes de cotagiarse en Francia del coronavirus.

De no tener esas condiciones de riesgo que pueden complicarse ante cualquier infección, lo más probable es que el coronavirus nos provoque catarro, fiebre, tos y a los 3 días estemos haciendo vida normal.

No se trata de disminuir la atención. Al contrario, el tema es ponerla en su justo término y retirar el miedo de la toma de decisiones. Lavarse las manos o usar alcohol en gel, estornudar en el pliegue del codo, consumir alimentos saludables, beber suficiente agua y consultar al médico ante síntomas de fiebre o problemas respiratorios. Esto debemos hacer en cada invierno y en cada época del año.

Por lo que se está viendo en datos de la OMS, mucho más grave que el coronavirus es la gestión que se está haciendo de la pandemia y el pánico mundial que están generando. Cuando la comunidad está con miedo, se vuelve más sumisa ante la autoridad y actúa de forma irracional. Descuidamos todos los demás frentes por atender el que nos están imponiendo. El coronavirus no es lo más importante que le sucede a la humanidad. El cambio climático es grave, la desigualdad, las guerras y la inequitativa distribución de la riqueza son preocupantes. Prestemos atención al coronavirus, pero no descuidemos las demás prioridades. Confiemos en la información comprobada y en el sentido común. Ojalá, como sucedió en la pandemia de la AH1N1 de 2009, por estos pagos seamos un poquito más racionales y actuemos con una adecuada eficiencia.







1 comentario: