martes, 16 de marzo de 2010

Afuera y bailando

Ex detenidos por la dictadura celebraron 25 años de la salida de los últimos presos y plantearon sus reivindicaciones pendientes.
La Diaria 16 de marzo 2010


Carlos Matos, de Crysol, ayer, durante la actuación de la comparsa La Gozadera en el Festival por el día del Liberado, organizado por la organización de ex presos políticos. Foto: Sandro Pereyra

Nélida Fontora, Henry Engler y Xenia Itté, ayer, durante el festival del día del liberado organizado por Crysol. (clic para ampliar)

Ayer se cumplieron 25 años de la liberación de los últimos presos de la dictadura, y Crysol, asociación que reúne a quienes estuvieron en esa situación, lo celebró por la mañana en el Memorial de los Desaparecidos que está en el parque Vaz Ferreira del Cerro, y de tarde en el gimnasio del club Bohemios, donde actuaron diez conjuntos artísticos.

Los dos principales reclamos planteados por Crysol son la anulación de la Ley de Caducidad y la reparación integral a las víctimas de la dictadura, según indicó el presidente de la asociación, Baldemar Taroco. Para el grupo, la recientemente aprobada ley de reparación “es un avance porque reconoce que hubo un quebranto institucional, pero no cumple con todo lo que significa la reparación integral; no hay indemnización para las víctimas, no se allana el camino a la justicia para que se conozca la verdad y tampoco brinda un espacio como el Calen o Punta de Rieles, que pedimos, para la recuperación de la memoria”, explicó.

Los ex presos políticos también respondieron a dichos de Azucena Berruti, ex ministra de Defensa, publicados en el libro Ministras, de Blanca Rodríguez. Berrutti calificó a los presos por terrorismo de Estado como “viejos enfermos presos” a quienes se está “cocinando en el odio”, y Taroco comentó: “Nos sorprendió que gente que era defensora de los derechos humanos ahora esté haciendo apología de la impunidad y esté por largar a los viejitos, cosa que no se tuvo en cuenta cuando estuvimos nosotros presos”.

El presidente de Crysol se refirió además a una idea del presidente José Mujica, quien adelantó ayer, sin dar datos concretos, que el Poder Ejecutivo podría enviar un proyecto de ley al Parlamento que, sin intención de sustituir a la justicia ni de conceder amnistías, dé “herramientas” a los jueces para disponer la prisión domiciliaria o la liberación de personas que tengan más de 70 años y enfermedades terminales. “Si quiere que lo haga para los presos comunes, pero para los presos violadores de los derechos humanos, asesinos, que violaron la Constitución, con eso no estamos de acuerdo”, aseveró Taroco.


Histórico y sin vueltas




Como ha pasado siempre, el domingo de noche, a la hora de desmontar el Club Bohemios, quedamos unos pocos viejos y unos guachos que, gracias a Dios, son los que nos salvan la vida.

Nuevamente cometimos infinidad de errores, en las previsiones y cálculos de público, de bebidas, de comestibles. Un largo etcétera. Hubo mucha improvisación y mucha cosa a resolver a último momento.

Como siempre, durante el transcurso de la jornada se suscitaron pequeños roces y conflictos, fruto del nerviosismo y de la necesidad apremiante de resolver las cosas.

Muchas cosas acordadas en la Directiva y en los grupos de trabajo no se concretaron como era debido y, obviamente, algún compañero/a se sintió legítimamente molesto por ello.

La falta de una buena organización en los detalles, obligó a que algun@s cr@s terminaran “clavados” en el Club Bohemios sin poder ser parte de la fiesta que se vivió.

Lamentablemente, cuando hagamos las cuentas, veremos que las actividades resultaron deficitarias, en términos financieros y tendremos que asumirlo.

Como ya es tradicional en estas ocasiones, los expresos políticos con cargos gubernamentales y parlamentarios siempre tan ocupados con sus obligaciones impostergables y tan importantes para el futuro del país en el nuevo contexto mundial, brillaron por su ausencia, con las sagradas excepciones de siempre: Daniel Olesker, Dari Mendiondo, León Lev y Henry Engler que son de fierro y siempre están junto al colectivo. (Ehrlich y el viejo Julio se disculparon con antelación).

Dolió mucho, por ell@s, las ausencias inesperadas de compañer@s que no concurrieron a las actividades del día y que no se arrimaron a dar ni siquiera una mano.

La lista es larga y dolorosa. Cuando evaluemos colectivamente lo ocurrido, aumentará significativamente. Tenemos que hacerlo. No hay más remedio.

Con el alma desbordada de tantas cosas dolientes, cuando uno hace un balance de lo realizado, con toda franqueza, a pesar de todas estas cosas que menciono, tuvimos una celebración del Día del Liberad@ que seguramente fue histórica y muy difícilmente podremos volver a repetir a corto plazo.

Llevamos a cabo dos actividades espléndidas en el mismo día, con una notable concurrencia en ambas, emocionantes, cargadas de contenido por Verdad, Justicia, Memoria y Reparación Integral y con un enorme impacto en los medios masivos de comunicación.

Seamos conscientes. Llevamos a cabo un 14 de marzo HISTÓRICO, como hacemos siempre, con garra, con “voluntarismo”, improvisando, colectivamente.


A todas y a todos los que hicieron que este CRYSOLAZO fuera posible:


¡¡ Felicitaciones!! y ¡¡ Muchas Gracias !!


Y aunque suene rimbombante, seguimos haciendo patria.


Un abrazo,


Gastón

0 comentarios:

Publicar un comentario