jueves, 18 de marzo de 2010

Pilatos


Tampoco Poncio Pilatos había sido elegido para juez, simplemente se lavó las manos y dejó que los judíos crucificaran a Jesús...claro que con el “222” romano.

...."sentimos gente que -con razón o sin ella- reclama que hay que dar vuelta la página y, al mismo tiempo, gente de nuestro pueblo, tan válida como la otra, que grita por justicia, también con razón o sin ella. Unos y otros son parte de nuestro pueblo. Yo no juzgo. No soy juez, soy presidente, constato. No me eligieron para juez".

Con todo respeto...no hay dos bandos, hay uno sólo, el de los terroristas que utilizaron el poder del Estado para desaparecer, asesinar y torturar, en esta causa no se puede ser “neutral” o “imparcial”... hay que tomar partido por la Verdad y la Justicia o por lo asesinos y torturadores.

Abrazos

Tambero

http://zurdatupa.blogspot.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario