martes, 9 de noviembre de 2010

Ocupación del frigorífico Florida





Ampliar +






Después de 110 días del envío masivo al seguro de paro, los trabajadores del Frigorífico Florida ocuparon la planta ante el surgimiento de un embargo a la firma Clademar S.A.



 
“Ahora nos quedamos sin nada. Además del embargo, el ministerio de
Trabajo contestó que estudiaría el pedido de prórroga del seguro para
el lunes o martes. Esto es insostenible y el final de una larga
agonía”, fueron las primeras palabras del presidente del sindicato,
Sebastián Robinson.
El embargo lo realiza la empresa que abastece de cajas de cartón “que
no recibe pagos desde el mes de agosto”, pero las empresas “Anda,
Cash, Ace, y proveedores de ganado, también forman parte de la lista
a las que no se pagó”.
Tras una larga asamblea que comenzó sobre el final de la tarde, más de
un centenar de trabajadores decidieron la ocupación por unanimidad.
El total de trabajadores es de 259 de los 304 que quedaron fuera el
pasado 18 de julio. De allí en más, el director de la firma, Carlos
Carneiro hizo sucesivos anuncios de reapertura para el primer día de
cada mes que nunca se concretaron.
“Nosotros queríamos ser los primeros en reclamar. Ahora tenemos gente
que está despedida porque el 31 de octubre se terminaron los seguros”,
dijo Robinson que hizo una dura crítica al gobierno por no intervenir
de forma más severa.
“Se viene estirando un cierre inminente y hubo poca presión de parte
del gobierno para una reapertura o un apriete para que se vendiera.
Hubo empresarios que lo quisieron comprar y hasta alquilar y lo único
que se ha logrado son despidos”, remarcó.
A las 22.15, los obreros marcharon desde la carpa instalada junto a la
fábrica y anunciaron la ocupación. “No estamos autorizados a abrirles.
Es la orden que tenemos”, dijo uno de dos guardias de seguridad que
mantuvieron los portones bajo candado.
Acta en mano, Robinson fue el primero en trepar el tejido del acceso
principal y le siguieron el resto de los trabajadores al grito de
“queremos trabajar, defendamos esto porque es lo único que queda”.
Entre quienes treparon el tejido estaba el presidente de la Federación
Obrera de la Industria de la Carne y Afines (FOICA), Gustavo Noblía,
que también llegó a respaldar las acciones.
Noblía señaló que “hubo confianza en el empresario”, pero se culmina
“defraudado”, al tiempo que exigió responsabilidades al gobierno.
“El empresario tuvo facilidades del gobierno para instalarse en
Florida. Entonces acá también está el gobierno y alguien se va a tener
que hacer cargo de esto”.
El representante del FOICA dijo que se avizora la hora de un
frigorífico nacional. “El 85% de los trabajadores de la industria
cárnica está en el seguro parcial y hay 2000 trabajadores en el seguro
total. Creo que no es nada descabellado pensar en una cooperativa para
Florida y poner esta planta como ejemplo para el inicio de un
frigorífico nacional”.
ÚLTIMO ANUNCIO. Hace dos semanas, Carlos Carneiro y los trabajadores
tuvieron una nueva asamblea. Allí, el anunció fue: “abrimos el 20 de
diciembre”, pero nadie lo creyó.
“Primero fue un convenio escrito en la Dirección Nacional de Trabajo
para un 1º de setiembre, después un 1º de octubre y ahora el 20 de
diciembre; si me hubiese dicho el 28 de diciembre, capaz que le
creía”, señaló Robinson a El País.
El sindicalista anunció que se la empresa también realizó la
apropiación indebida de dineros porque “se descontó para las
cooperativas pero no se hicieron los aportes”.
Robinson señaló que “ahora es probable que aparezcan las firmas
rápidas de la prórroga, pero nuestra intención no es sólo eso, porque
la empresa debe mucho dinero y queremos lograr un acuerdo para
trabajar”.



Una producción de El PoTrillo

0 comentarios:

Publicar un comentario