lunes, 5 de diciembre de 2011

Incidentes

(se acabaron los argumentos progresistas)
Incidentes entre policías y profesores en la puerta de Secundaria

Cerca de las 9 horas un carro de la fuerza de choque llegó a la puerta del local y se produjeron forcejeos entre los efectivos y los docentes




Los profesores explican por qué paralizarán liceos el lunes 5 de noviembre





Incidente en la marcha contra Aratirí
"Accidente" en Treinta y tres

Un video de El poTrillo



El incidente de la campera

La ejecución de Julio Castro y la campera de Mujica

Aunque parezca mentira y haya que leerlo dos y tres veces para cerciorarse de que así está escrito, los militares han manifestado profundo malestar porque el Presidente Mujica fué visto en la reunión de fundación de la CELAC en Caracas con una campera del Éjercito venezolano. Se han quejado, han dicho que Mujica bien sabe lo que hace, y ahora sí agitan de que es el Comandante en Jefe de las FFAA, agregando : encima la campera es del Éjercito de Venezuela.

Resulta difícil interpretar en que mundo están viviendo los militares, o sino esto no es más que "fuego de diversión" para confundir "al enemigo". Lo que en realidad es lo mismo dado que el objetivo del "malestar" militar es sacar el foco de atención del repudio ciudadano a las FFAA. En momentos en que todo el país aún está estremecido por el cobarde asesinato del Maestro Julio Castro y la condena y el asco han llegado a ganar hasta a sectores antes indeferentes, a horas nomás de que el Éjercito brinde una Conferencia de Prensa para referirse a este nuevo crimen ("Conferencia de Prensa" muy original ya que no se permitirán preguntas), con todo eso arriba de la mesa la oficialidad militar está profundamente molesta por la campera que se puso Mujica en Venezuela. Tratan de desviar la atención, confundir a la gente, y de paso, acusar al gobierno de que -supuestamente- le estaría rindiendo pleitesía a un "gobierno extranjero". Dicho en lenguaje de violadores y torturadores: no hemos hecho nada malo, solo hemos combatido a los "antipatriotas" y con eso pretenden justificar la ejecución del Maestro.

Parece un detalle. Quizás lo sea.Pero es un detalle que muestra, una vez más, cual es la mentalidad imperante,no entre los "viejitos" de los que ha hablado Mujica, sino de los "jovencitos" oficiales con mando de tropa HOY !! Pretenden ignorar lo que la mayoría de la ciudadanía tiene en sus pensamientos en este momento. Seguramente que piensan que es lo correcto ya que Julio Castro, responsable de "Marcha", era una pieza más en la "conspiración castro-comunista para destruir a la patria". Por lo tanto no manifiestan el más mínimo pesar ni arrepentimiento. la preocupación de ellos hoy en día es la campera de Mujica interpretada de la misma manera como "Marcha" se les aparecía como "artillería pesada" del "enemigo castro-comunista". Para ellos Mujica envía un mensaje poniéndose esa campera y ese mensaje -interpretan- es de claro contenido "vendepatria".

Este suceso que - insistimos- puede parecer banal, nos ilustra sobre la situación actual en la interna militar,sobre la mentalidad reinante y sobre el peligro que esto acarrea para los derechos democráticos de todo el pueblo.La interna militar tiene los mismos parámetros mentales que cuando robaban bebés, solo que "tácticamente" no lo pueden hacer en este momento. Ellos son los elegidos de los dioses. Ellos no son simple y sencillamente empleados públicos que viven de las contribuciones de todos los ciudadanos. Ellos - según ellos mismos- son los garantes de "la nacionalidad", la Santa Inquisición por la cual tienen que pasar desde artículos de prensa,jueces y hasta camperas. Se creen, en su enfermizo mesianismo, que ellos deben de opinar y "autorizar" cada una de las cosas que pasan en el país. En pocas palabras: SIGUEN VIVIENDO EN LA MENTALIDAD DE LA DICTADURA.Para ellos este es un paréntesis en su eterna lucha contra el comunismo internacional y demás maldades. Este es un momento, se creen, de una tregua momentánea esperando la nueva fase de la guerra de nunca acabar: la guerra de ellos contra el pueblo, que dos por tres se descarrilla de la ruta por ellos trazada y que ellos tienen que salir "al combate" con el tacho,la picana y los balazos a quemarropa destrozando mentes lúcidas como las del Maestro,para educar a las masas que se dejan confundir por los sediciosos y comunistas.Si no lo cree, véase cada uno de los pronunciamientos de las entidades militares en todo el último período, ya desde que patotearon al Ministro de Defensa Rosadilla con el volveremos ! hasta hoy con la campera de Mujica.

Estos lacayos del imperio, al que admiran, en cuyos cursos aprenden el mejor arte del submarino y la picana, estos lacayos que sin importarles mayorías electorales y gobiernos legales, ellos de por sí, están adscriptos al pacto con el imperio en la defensa de la civilización "occidental y cristiana", estos lacayos que se consideran una parte de un gran éjercito mundial comandado por el imperialismo yanqui, ellos y tan luego ellos, se ponen a cuestionar a un Presidente electo por la campera que viste ,haciendo gárgaras de patriotismo que suenan en falsete en estos días cuando se verifica que cobardemente han asesinado a un gran y reconocido patriota que toda su vida lo que hizo fue trabajar para que la gente pensara con cabeza propia.

No hay arreglo con esta gentuza.Vividores y parásitos que tienen nostalgia de la épocas en que podían saquear impunemente, a ciudadanos y a los bienes de "la patria" por la que tanto dicen desvelarse, no han cambiado.Se ha dicho que el problema era con los "viejitos" y que esto se solucionaría cuando todos estemos muertos (Mujica). Eso es una fantasía muy peligrosa ya que los hechos nos demuestran que la podredumbre está metida hasta el hueso en las instituciones militares. Lo único que se hace es tirarle el fardo a las nuevas generaciones que tendrán que lidiar con la víbora venenosa y sufrir sus amenazas, chantajes y quizás más, una vuelta e la escena. No se trata de reaccionar por lo de la campera. Se trata de ser minimamente inteligentes para percibir que este aparato, por su propio origen y razón de ser, por sus basamentos ideológicos y por su mentalidad, por sus intereses de casta privilegiada que detenta el monopolio de las armas y vive su propia vida aislada,al margen y contra el resto de la sociedad, este aparato no podrá NUNCA reconciliarse con el pueblo al que oprimió, asesinó,encarceló,torturó, desapareció y saqueó. El aparato militar - que además reconoce que no puede ni se propone guerrear contra nadie que no sea el propio pueblo desarmado, por la tan proclamada "defensa de la nacionalidad"- no se puede reformar, ni mejorar. La única solución es su ELIMINACIÓN , de la misma manera como el Estado elimina organismos e instituciones que considera obsoletas o perjudiciales. Que se vayan y que dejen sus ensangrentas camperas en un montón inservible, como siempre han sido.

Por el Colectivo del Blog "Noticias Uruguayas"

Alberto Vidal

Las Fuerzas Armadas Uruguayas no fusilaban

Conclusión: milicos y progresitas continúan mintiendo



0 comentarios:

Publicar un comentario