martes, 26 de noviembre de 2013

"No pensar ni equivocado..."


por Hugo Bruschi

".....para qué si igual se vive.....". Bueno, de todos modos arriesgaré a que me bauticen gil intentando analizar algunos comportamientos sociales, de la forma más bolichera posible, dado que por circunstancias ajenas a mi voluntad, nunca alcancé la categoría socio-politóloga que le otorga un barniz de seriedad a la tarea. Esto me hace acordar a aquellos requisitos sin los cuales quedabas afuera: "Sos pobre? Sí.... Tenés carnet? Nó! Donde se ha visto un pobre sin carnet!!!

Días atrás, un ex-diputado socialista cuyo nombre no recuerdo- un caso para Engler o será que el cerebro también tiene en antivirusprogram para proteger a la memoria?- decía que tuvimos épocas bien marcadas con canciones que nos identificaban. Creánme que esto es de locos. El "desalambrar" marcó una época, luego vino "a redoblar" y ahora tendremos que encontrar - nos decía angustiado - alguna otra canción. Es de capital importancia. Yo estuve tentado de acercarle un intento de confundir en un abrazo, la pasión del Pueblo con las necesidades partidarias y se me ocurrió titularla "a Celestear". Está escrita para milonga y sólo nos falta la música, cosa que en el país de los versos no resultará problema alguno. Aquí los niños, en lugar de un pan, vienen al mundo con una guitarra bajo el brazo.


"Fútbol, truco con muestra, asado de tira, tortafritas cuando llueve, mate y boliche" que lindo es ser oriental! nos relata el locutor temblando de emoción. Desde mucho tiempo atrás, el mundo político advirtió las ventajas democráticas en estas pasiones. No es casual que muchos conocidos dirigentes blancos o colorados, fueran al mismo tiempo presidentes de los clubes. Hay estadios que llevan sus nombres, como prueba irrefutable gravada en el granito, de aquella pasión futbolera. Para eso somos uruguayos. Y poco a poco estas pasiones fueron ganando terreno, incorporando nuevos adeptos. El que hasta Ayer era un ámbito reservado al sector masculino, hoy abre sus Puertas a la mujer uruguaya que se ha incorporado como una militante orgullosa, que venció aquella discriminación originaria. Algo similar sucedió con el cigarrillo o los pantalones. Estos estados de ánimos colectivos - al igual que Ayer, pero desde otro ángulo - son seguidos con atención desde el mundo político. Ya no se trata de llegar al feudo, a los clubes, sino de incorporar a esa gran masa enardecida de pasión, al negocio de las urnas. La noción de Patria ha sido reemplazada por la noción de equipo, de cuadro. Los informativos de una hora, dedican 30 minutos al fútbol, los diarios titulan " por fin el Pueblo Celeste pudo estallar de júbilo" al final del partido con Jordania. Estábamos en el Mundial.\


Pero algunos días antes, el miércoles 13 de noviembre entre las 13 y 15 horas se paralizó el país. El silencio sepulcral de aquella cita con la gloria, sólo fue interrumpido 5 veces. Los bares, los restauranes, las comisarías, los prostíbulos y hasta los mismos bancos, fueron testigos de aquella jornada gloriosa que pasará a la historia, como una batalla de Las Piedras en Tierras extranjeras. La explanada municipal en pantalla gigante, congregó miles y miles de uruguayos que mate en mano, Banderas, chifles, matracas y tambores, dejaron el alma en cada jugada. Punguistas y jubilados, patrones y empleados, policías y civiles, jóvenes y viejos, hijos de torturados e hijos de torturadores, cuando no el mismo torturador, se confundían en un abrazo ante cada gol de la Patria.


A qué obedecen estos fenómenos, estas expresiones de histeria colectiva, estos estallidos del alma? Será que es el único ámbito que tienen reservado al Pueblo uruguayo para desahogarse? Serán respuestas nacidas de la fustracción y la impotencia? Serán el árbitro y los rivales los enemigos, en un sistema que los condenó a la obediencia permanente?


Ya poco falta para el gran partido que nos ofrece, el torneo de la ingenuidad. Será toda una fiesta saludada por los dirigentes, cuando vean a sus hinchadas desfilar con los colores partidarios. "que emocionante querida" le decía el dirigente champagne en mano a su novia, "observa como festejan nuestro triunfo" había ilustrado el gran Peloduro aquellas escenas, que más llamarían al llanto que a festejo, porque luego ya entrada la madrugada y rumbo a sus casas, todo volvería a su lugar: los de Pocitos o Punta Carretas a sus apartamentos, los pobres rumbo a Aparicio Saravia , el hincha seguirá siendo hincha y el diputado seguirá con sus 200.000 pesos, el jubilado extendiendo la mano y los jóvenes esperando el puesto público y si no llega, a tomárselas por las dudas. Pero que pueden importar estas pequñeces, la gloriosa está por encima de todas estas cosas. Y aquí no podemos menos que emocionarnos, al recordar la gesta heróica. El doble campeonato. Ese año fuimos campeones en fútbol y quiste hidático, pero la falta de TV nos impidió conocer la noticia como correspondía. Vuelven también a mi memoria, aquellos Domingos futboleros de las canchas pobres de la Unión y Villa Española y la imagen de aquel panadero que vendía sus productos en un gran canasto de mimbre. Roscas con chicharrones, pan con grasa y empanadas de carne. La tortafrita aún no se había incorporado a la venta masiva. Recuerdo que a las empanadas la gente las había bautizado "la celeste" y yo ingenuamente como cualquier pibe curioso pregunté porqué  las llamaban así. " pura garra y corazón" fue la respuesta.  Y a pesar de todo, se agotaban.....




1 comentario:

  1. Que tema tocaste Hugo!!. No somos los propietarios ni creadores de la ilusión evasiva del deporte. Somos solo una parte mas, distinta, personal, con sus propios folklores, pero este tema vendrá de otras eras, está en los "Genes colectivos".

    Y aunque imagino que habrá mejores ejemplos para demostrar que es algo mundialmente natural, como la pasión por un superbowl o una estampita de Yogui Berra, te dejo (les dejo) dos referencias cercanas, relacionadas con aquel 16 de Julio y lo que significó a nivel social: El complejo o síndrome del perro abandonado analizado hasta el mismo día de la final del 2014 y el cortometraje que precede a la copia de Gorzy, con la gran diferencia de que su escritor (Paulo Perdigâo) lo escribió para purgar su alma de un partido en el que representó a Uruguay y le ganó a Brasil 2 a 1... jugando a los botones días antes de la final.

    Hay una frase "Dios acababa de llegar", que pinta la importancia que tiene el viajero en el tiempo solo para impedir que esa pelota entrara.

    El artículo de la Wiki:
    https://pt.wikipedia.org/wiki/Complexo_de_vira-lata

    El cortometraje:
    http://www.youtube.com/watch?v=V7S9YZ2EPPk

    ResponderEliminar