domingo, 10 de noviembre de 2013

Si muere algún "pichi"


La mano se puso dura 

El primer gobierno del Frente Amplio vio crecer la delincuencia y, con ello, las críticas y el descontento social; el segundo aplicó mano dura y ahora paga el precio con vidas 

 Nicolás Delgado @nicodelgado13 - 10.11.2013,

"Hay que endurecerse, pero sin perder la ternura jamás”, repetía Ernesto Che Guevara. La Policía uruguaya se endureció en los últimos años y en ese proceso perdió mucho más que ternura: perdió cordura. En el último mes, cuatro personas murieron asesinadas por policías.
Una de las primeras leyes que aprobó el Frente Amplio cuando llegó al gobierno fue la ley de Humanización Carcelaria, que implicaba, entre otros aspectos, la liberación de presos. “La grave situación existente en las cárceles y la falta de atención a las víctimas del delito nos determina declarar, a partir del día de hoy, el estado de emergencia humanitaria en todo el país”, dijo Tabaré Vázquez el 1º de marzo de 2005, minutos después de colgarse la banda presidencial.
En las cárceles se respiraba hacinamiento. Por eso, descongestionarlas era una urgencia. Pero la delincuencia no menguó. Al contrario, aumentó.
El primero en renunciar fue el ministro del Interior, Jorge Díaz, que dejó su cargo el 1º de marzo de 2007. Su lugar fue ocupado por Daisy Tourné, que duró poco más de dos años. Tras polémicas declaraciones, Tourné renunció en junio de 2009 para regresar a la Cámara de Representantes. Jorge Bruni ocupó el cargo por algunos meses, hasta que Vázquez le pasó la banda presidencial a José Mujica.
El 1º de marzo de 2010, todas las encuestas revelaban que el tema de mayor preocupación para la población era la inseguridad. La imagen de la Policía estaba debilitada y la oposición, con el colorado Pedro Bordaberry a la vanguardia, castigaba al oficialismo cada vez que un menor cometía un homicidio.
Hoy no solo la oposición critica la gestión del Ministerio del Interior durante la presidencia de Vázquez, sino que muchas críticas llegan desde el oficialismo. “Se perdieron cinco años en hacer una adecuada política de seguridad pública durante nuestro primer gobierno porque quedamos presos de atavismos y enfoques unidireccionales. Afortunadamente se cambió la pisada y se dio un viraje radical”, dijo el diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Alejandro Sánchez, al semanario Búsqueda.
Para recuperar esos cinco años perdidos, Mujica nombró como ministro del Interior a uno de sus hombres de mayor confianza, su excompañero de guerrilla en el Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros (MLN-T), Eduardo Bonomi.
Bonomi piloteó el Ministerio del Interior asesorado por expertos internacionales y acechado por la oposición que pidió su renuncia tras cada homicidio protagonizado por un menor. Así, hasta que, el 12 de abril de 2012, una cámara de seguridad registró cómo un adolescente de 17 años le disparó a un planchero del restaurante La Pasiva.
Las manifestaciones que pedían mano dura contra la delincuencia se realizaban hasta entonces en los barrios del este de Montevideo, donde los partidos fundacionales concentran la mayor parte de su electorado capitalino. Pero el homicidio de La Pasiva y su repetición 102 veces en los canales de televisión abierta tan solo en una semana cambiaron el escenario.

“Bonomi, inepto, vos sos culpable de esto”, gritaba al mes siguiente un grupo de manifestantes en la puerta de la Torre Ejecutiva. En esa manifestación participaron por primera vez legisladores del Frente Amplio, entre ellos, la esposa de Bonomi, Susana Pereyra. El oficialismo quería demostrar, según expresaron algunos de los diputados presentes, que el Frente Amplio estaba “junto a la gente”.
Pero la demostración no bastaba. El ministro decidió entonces “cambiar la pisada” y “dar un viraje radical”. Un mes más tarde, el 21 de junio de 2012, presentó la Estrategia por la vida y la convivencia, un paquete de medidas que proponía, además de la célebre regulación del mercado de marihuana, el agravamiento de las penas en casos de corrupción policial y tráfico de pasta base y el aumento de las penas mínimas en los delitos cometidos por adolescentes.
Además, en el marco de esa estrategia, el gobierno propuso planes sociales para atacar de raíz las causas de la delincuencia. “La izquierda entró en algún momento en la discusión: ‘A las políticas de mano dura hay que oponerles medidas sociales’. No, hay que hacer las dos cosas”, dijo el ministro a El Observador en setiembre de 2012.
A veces, como en el caso citado, el ministro hablaba de “mano dura”; otras veces, prefería hablar de “mano justa”. Más allá de la terminología empleada, el plan estaba en marcha: había que endurecer la respuesta policial.
Un mes más tarde, la “mano dura” cobró su primera vida. El 14 de octubre de 2012, Álvaro Nicolás Sosa falleció en el barrio Marconi producto del disparo de un policía. La bala recorrió una cuadra antes de matar al joven de 25 años. A pesar de que el agente que disparó besaba las municiones y gritaba “los voy a matar a todos”, la fiscal del caso, María de los Ángeles Camiño, entendió que “la actitud que tomaron los policías era lo exigible para ese momento”, y solicitó archivar el caso. Al juez Homero Da Costa no le quedó alternativa y debió archivarlo, pero, en el auto de procesamiento, criticó a la fiscal y expresó que si bien el policía “está facultado para usar su arma de reglamento, no significa en modo alguno que tenga licencia para matar o un pasaporte para actuar con impunidad”. Desde entonces, la palabra “impunidad” comenzó a escucharse cada vez más junto a “abuso policial” y “muerte”.
---
El plan de Bonomi implicó dos proyectos más: reestructurar la Jefatura de Montevideo para combatir la “feudalización” de los barrios y la corrupción policial, y el empoderamiento de la Guardia Republicana, brazo militarizado de la Policía, que pasó a tener jurisdicción nacional (antes actuaba solo en Montevideo).
“Cada día se hace más necesaria la presencia de la Guardia en la calle, donde la gente sufre los problemas de seguridad y violencia”, dijo Bonomi en marzo de 2013, cuando anunció que el nuevo objetivo de la Guardia Republicana era “ganar la calle”. El ministro impulsó “una presencia cada vez más fuerte en los puntos sensibles, los puntos calientes que se identifican mediante el análisis de la actividad criminal”. El jerarca definió ese día a la Guardia Republicana como “un cuerpo de policía militarizada, pero no una unidad militar”.
“Hoy nuestra sociedad vive un gran problema de seguridad”, reconoció Bonomi. En ese marco, “esta es una unidad especial de la cual la ciudadanía y las autoridades esperamos mucho”, agregó.
Además de patrullar los puntos calientes, la Republicana comenzó a realizar controles en las puertas de ingreso a las cárceles, para evitar que policías entraran armas y drogas a los penales. Según Bonomi, esa actuación ha sido ejemplar.
Pero el martes pasado, un agente de la Guardia Republicana que participaba de un operativo de persecución a dos rapiñeros en el barrio Santa Catalina, le disparó a Sergio Lemos, un joven trabajador del barrio que pasaba con su moto frente al almacén robado, y lo mató.
Al día siguiente, Bonomi expresó que la versión policial que manejaba aseguraba que el joven había disparado antes. Pero al otro día se retractó. Dijo que Lemos estaba desarmado y que policías plantaron el arma en la escena del crimen. Sin embargo, consultada sobre este tema, la jueza del caso, María Elena Mainard, que procesó con prisión al policía por el homicidio, dijo que “esa es una afirmación del ministro Bonomi”. Y agregó: “A mí no me surge ni que la hayan plantado ni que no la hayan plantado”.
Las voces que llegaban principalmente desde el este pidiendo “mano dura” ya no se escuchan. Ese silencio fue ocupado por la voz de grupos radicales, como Plenaria Memoria y Justicia, que ha denunciado varios casos de abuso policial. Vecinos de Santa Catalina también denunciaron en setiembre un caso de abuso policial. Bonomi, finalmente, les dio la razón.
“Creo que el ministro Bonomi es también partícipe de la creación de un clima que tiene que ver con la impunidad y con un crecimiento de la violencia policial”, dijo Jorge Zabalza, su excompañero del MLN-T y vecino de Santa Catalina a radio Sarandí, tras el homicidio de Lemos.
Además de Lemos, otros tres hombres fueron asesinados por policías en el último mes: dos presos en el Comcar, que no tenían armas de fuego, y un delincuente, que también estaba desarmado y huía en una persecución.
El comisionado parlamentario para cárceles Álvaro Garcé advierte, como Zabalza, un clima de impunidad y un crecimiento de la violencia policial. En su último informe, Garcé expresó: “La cultura de la impunidad es incompatible con el estado dederecho: si matar es lícito, entonces, de allí para abajo, todo vale”.





.


QUE NUNCA TE DEJE DE GOLPEAR DENTRO TUYO LA MUERTE DE UN JOVEN, LA MUERTE DE UN NIÑO, UN ACTO INJUSTO O COMO DICE SILVIO : “que por el abuso se decida la partida”.

por Roberto Sasiain


Dos hechos recientes caen dentro de estos abusos, de esta soberbia del poder: Por un lado la insoportable forma que adoptó la policía de particular(los doe) para cumplir la orden de la juez de “conducir” a estos 7 compañeros militantes populares de tantas batallas hacia un juzgado para notificarles que están siendo procesados sin prisión por un acto de protesta, donde junto a otros cientos de uruguayos manifestaban su descontento por el traslado de una jueza, que en los hechos significaba “encajonar” e impedir el enjuiciamiento de represores dictatoriales desde 1968 a 1985.

¿Quién indicó el trato que se debía dar a los 7 para llevarlos al juzgado? Es como darle servido a la policía para verduguear a estos compañeros que si bien tienen experiencia por haber sido presos políticos y están alertas, les remueve cosas gravísimas que vivieron en el pasado.

¿No sabe el “bicho “ Bonomi lo que significa que te vayan a buscar y no te digan adonde te llevan y porqué? ¿O lo dejó en manos de sus jefes subordinados?

Porqué no se citó simplemente por correo o por teléfono dando la cara el juzgado para que se presentaran allí los 7 que ya esperaban que se los citara o que se archivara el caso, porque no revestía ninguna gravedad la protesta que se hizo pero que se magnificó al apelar a la represión en la suprema corte de justicia.

O tal vez el juzgado pudo citar a los abogados defensores para que éstos concurrieran con sus defendidos a escuchar la sentencia de la jueza que podía ser favorable o no, aplicando el mismo criterio que exige que sea un abogado el que presente una denuncia judicial. Abundando más preguntamos ¿ porqué intermedió la policía si el procesamiento es sin prisión? No hay otra respuesta: la de generar temor.

Parece que tampoco se evaluó que la protesta fue un ejercicio político de la libertad de expresión, la que quedó gravemente afectada por la represión policial, por la indagatoria desproporcionada y no objetiva al seleccionar a 7 ¿con qué criterios? Y procesarlos injustamente exagerando un acto que no revestía ningún peligro para nada que no fuera las conciencias de aquellos que adoptan resoluciones tremendamente injustas. Es un abuso. EXPRESAMOS NUESTRA FRATERNA SOLIDARIDAD CON LOS 7 COMPAÑEROS ENCAUSADOS : JORGE ZABALZA, IRMA LEITES, ALVARO JAUME, ANIBAL VARELA, PATRICIA BORDA, DIEGO JAUME Y EDUARDO JAUME Y SOLICITAMOS EL APOYO DE TODOS PARA REVER ESTE INJUSTO FALLO JUDICIAL. También se decidió por el abuso otra partida:

La madre del joven Sergio Lemos, inocente asesinado por la policía en el barrio santa catalina, dijo: “nunca pensé que Sergio fuera tan querido por todos los vecinos del barrio”. Lo que evidencia nuevamente que éste es un barrio muy especial en Uruguay. Tiene una enorme dignidad este barrio de trabajadores pobres. Tiene un espíritu comunitario y solidario raro en el Uruguay de hoy, que sí abunda en otros pueblos de nuestra América, sienten, tienen vida. Ya demostraron su dignidad ante el atropello de construir la peligrosa usina regasificadora de Puntas de Sayago que les invade su hábitat, su playa. Y advirtieron en nombre de todos los uruguayos que esto es una insensatez, como también en otros lugares de américa la pobre se está luchando en contra de saqueos similares, que hacen pelota el país. Y a este barrio llegó la policía ante el robo a un almacén por parte de varios jóvenes que andaban en moto. En el momento que la dueña del almacén daba los detalles del robo, pasa por la calle con su moto el joven Sergio que trabajaba con su padre dueño de la ferretería a media cuadra de allí. No sabemos que pasó por la cabeza de éste policía(que conocía además a Sergio y su familia y viceversa), tal vez joven moto, y ya le disparó balazos que mataron al joven inocente de 17 años. La propia dueña deslindó que hubiera sido Sergio uno de los asaltantes porque lo conocía perfectamente y también a su familia.

Nuevamente se resolvió por el abuso la partida, la situación. Preguntamos ¿cómo se arregla este asesinato? Ya no se puede arreglar . UN GRAN ABRAZO A LA FAMILIA DE SERGIO Y A LOS DIGNOS POBLADORES DE SANTA CATALINA Y UN PEDIDO: DEJEN TRANQUILO A ESTE BARRIO. Montevideo, 7 de noviembre 2013.

Firmado: ROBERTO SASIAIN


09/11/2013

Procesados por asonada reclamarán otra vez ante la Suprema Corte

Exigirán que la Corte declare inconstitucional el procesamiento por el delito de asonada. También apelarán ese fallo. Fue la Corte la que denunció la asonada.
Seis de los siete procesados por la asonada de febrero a la Suprema Corte de Justicia (SCJ), volverán a movilizarse ante éste, el máximo órgano judicial del país.
El próximo lunes, a la hora 17, sus abogados apelarán el fallo de la jueza Gabriela Merialdo, que los procesó, sin prisión, por el delito de asonada.
Al mismo tiempo, anuncian en un comunicado, “se exigirá que la Suprema Corte declare inconstitucional la resolución de la jueza Merialdo”. Fue la propia Corte, ante la que ahora reclaman, la que los denunció por ocupar sus instalaciones en febrero, cuando se realizaba el acto de traslado de la jueza Mariana Mota de lo penal a lo civil.
Mota llevaba adelante decenas de casos de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura (1973-1985).
“Invitamos a las organizaciones sociales y a los ciudadanos que entiendan necesario defender la libre expresión de las ideas a acompañarnos y respaldar la presentación de los escritos por nuestros abogados”, dice el comunicado firmado por seis de los siete procesados: Álvaro Jaume, Diego Jaume, Eduardo Jaume, Irma Leites, Aníbal Varela y Jorge Zabalza. La docente Patricia Borda, también procesada, no firma el comunicado.
La concentración será el lunes en Misiones y 25 de Mayo, ante el juzgado.





La púa y miedo de la derecha (una sarta de inventos del Observador)
La izquierda radical que cuestiona al Frente Amplio (FA) nunca ha obtenido los votos suficientes para ocupar una banca en el Parlamento. Sin embargo, desde el oficialismo reconocen que el poder de movilización de la ultraizquierda se incrementó este año y ganó territorios tradicionalmente ocupados por el FA. Un ejemplo: los gremios docentes realizaron dos paros y solicitaron al PIT-CNT concretar otro general en respaldo a los radicales procesados sin prisión por “asonada” en la sede de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

El crecimiento de estos grupos se puede enmarcar entre el 15 de febrero, cuando ocuparon la sede de la SCJ, y este lunes 4 de noviembre, cuando la jueza Gabriela Merialdo procesó a siete activistas, entre ellos varios radicales, sin prisión por el delito de “asonada”. En ese período, estos grupos, principalmente Plenaria Memoria y Justicia, cobraron notoriedad basada en acciones violentas y denuncias de abuso policial (ver cronología).

Este martes, al día siguiente de que la jueza procesó a varios radicales, un oficial mató a un joven en el barrio Santa Catalina, bastión de la ultraizquierda. Allí vive Jorge Zabalza, extupamaro, y Nieves Cancela, una de las voceras de Plenaria Memoria y Justicia. Allí reside un grupo de vecinos organizados que se opone a la instalación de la planta regasificadora en Puntas de Sayago, frente a su barrio. Allí, en setiembre, un grupo de policías golpeó a tres jóvenes sin justificación, tal como denunciaron los vecinos y luego reconoció el ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

Desde esa zona del oeste de Montevideo, un barrio de trabajadores vinculado desde hace décadas a la izquierda, surgen las principales denuncias de abuso policial y los cuestionamientos más radicales a la gestión de Bonomi. También surge un movimiento ajeno al Frente Amplio que, desde el gobierno, miran con recelo y desconfianza.

Zabalza dijo este miércoles que en el homicidio de Sergio Lemos, el policía disparó “todo un cargador (...) hasta el último tiro y lo mató”.

“Creo que el ministro Bonomi es también partícipe de la creación de un clima que tiene que ver con la impunidad y con un crecimiento de la violencia policial que no lo denuncia este ‘radical’”, agregó, en entrevista con radio Sarandí.

Bonomi le respondió al día siguiente. “Zabalza está constantemente buscando nódulos de radicalización en qué apoyarse (...), ha exagerado situaciones”, dijo el ministro. Y agregó que los “móviles” de su excompañero de guerrilla son “políticos”.

Para la senadora Lucía Topolansky, con sus actitudes, Zabalza “le hace el juego a Pedro Bordaberry”, según advirtió a sus allegados.


El papel del PIT-CNT
La relación del PIT-CNT con los radicales no ha sido siempre amistosa. El 15 de febrero, en la protesta por el traslado de la jueza Mariana Mota, había dos bandos entre los manifestantes: el PIT-CNT y los grupos radicales. La jueza Merialdo así lo reconoce en el auto de procesamiento.

El diálogo entre las partes, ese día, fue nulo. El dirigente del PIT-CNT, Gustavo Signorele, solicitó a Mota que le pidiera a Irma Leites, líder de Plenaria Memoria y Justicia, que desalojara la sede de la Corte. “Yo me voy a retirar, pero esto es un mandado del PIT al gobierno”, le respondió Leites a Mota.

El PIT-CNT y Plenaria discrepan en la validez de la violencia como forma de protesta, porque Leites la legitima. “Romper vidrios, en determinada circunstancia, es parte de los derechos legítimos de la protesta”, había dicho la líder de Plenaria a El Observador en setiembre.

Cuando el martes Merialdo procesó a Zabalza, Leites, Patricia Borda (dirigente del gremio de docentes de Montevideo), Aníbal Varela (secretario general de Adeom Montevideo) y Álvaro, Diego y Eduardo Jaume (activistas ambientales), el PIT-CNT criticó el fallo judicial por “criminalizar la protesta”. Ese día, ADES Montevideo realizó un paro parcial en respaldo a su dirigente, y el jueves la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) realizó otro con el mismo motivo.

Borda y Varela solicitaron ayer al PIT-CNT que realice un paro en protesta por los procesamientos. Macarena Gelman, hija de detenidos desaparecidos, fue la vocera durante la conferencia de prensa en la sede del PIT-CNT y solicitó “que este proceso iniciado culmine con la revocación del auto de procesamiento”.

Para el MPP, buscan un diputado
Como Bonomi, Aníbal Pereyra, diputado del MPP, cuestiona la postura de estos grupos radicales. “Algunos militantes que se llaman ‘de la izquierda no frenteamplista’, que se llaman ‘puros’ y ‘revolucionarios’ (...) se separan lo más que pueden de este gobierno para ver si consiguen un diputado en el próximo período”, dijo a El Observador el diputado, quien también reconoce errores del Frente Amplio. “Uruguay mejoró en muchas cosas y eso nos llevó a achancharnos en la militancia. Eso es un error porque otros ocupan los espacios con otros objetivos”, reconoció Pereyra.

“El PIT-CNT tiene 300 mil afiliados. Nunca en la historia del país el movimiento sindical tuvo tantos trabajadores organizados y eso es producto del movimiento obrero y de la izquierda en el gobierno, que votó 60 leyes en beneficio de los trabajadores. Eso significó espacios también para quienes desde el movimiento sindical quieren construir otras cosas, que no es la defensa de los trabajadores, sino espacios de poder”, dijo el diputado del MPP..

Inventos de hoy de El Observador
1)  La izquierda radical que cuestiona al Frente Amplio (FA) nunca ha obtenido los votos suficientes para ocupar una banca en el Parlamento.

Se presentó alguno de los nombrados a diputado?

2)El barrio Santa Catalina, bastión de la ultraizquierda. Allí vive Jorge Zabalza, extupamaro, y Nieves Cancela, una de las voceras de Plenaria Memoria y Justicia.

Todos los barrios marginales donde hay abuso y muerte por parte de la policía son bastiones de la ultra izquierda, como el Borro, Marconi, ? 

3) Macarena Gelman, hija de detenidos desaparecidos, fue la vocera durante la conferencia de prensa en la sede del PIT-CNT y solicitó “que este proceso iniciado culmine con la revocación del auto de procesamiento”.

Macarena Gelman es radical?

4) había dos bandos entre los manifestantes: el PIT-CNT y los grupos radicales.
El fallo de la jueza Merialdo es justo lo que se esta cuestionando, ni la PIT-CNT es radical ni los radicales forman otro grupo, el PIT-CNT emitíó comunicado






Montevideo, 6 de noviembre de 2013

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria, ante la indignante  resolución tomada por la justicia contra siete militantes sociales,  traslada a la opinión pública:

  1. La movilización de centenares de militantes de las más diversas organizaciones sociales y políticas ocurrida en  febrero 2013, quienes, en  su derecho al ejercicio de las liberad de expresión y reunión,  manifestando el repudio al traslado dispuesto por la Suprema Corte De Justicia de la Jueza Mariana Motta, para evitar que  continuara con las investigaciones de las violaciones de DDHH cometidos durante la dictadura cívico-militar, fue teñida de violencia por la acción provocadora del aparato represivo.
  2. Posteriormente, varios compañeros fueron citados por el Departamento de Operaciones Especiales (D.O.E.), a instancias de las denuncias presentadas por los ministros de la máxima autoridad judicial ante el juzgado en lo penal a cargo de la Jueza Gabriela Merialdo. Durante los interrogatorios en el D.O.E., los compañeros fueron sometidos  a  una serie de preguntas de carácter político-ideológico, las cuales pusieron de manifiesto la clara intencionalidad de reprimir a integrantes de  organizaciones sociales y a la estigmatización de las mismas. La situación judicial de los compañeros se agravó cuando el Fiscal Penal Zubía solicitó su procesamiento. Al momento, la Jueza Merialdo decidió procesarlos.
  3. La selección de siete militantes entre cientos se realiza con el objetivo de emitir una señal ejemplarizante y desmovilizadora al pueblo uruguayo, siguiendo los lineamientos de criminalización de la protesta social y utilizando la nefasta figura de asonada.
  4. No consideramos a este atropello como un hecho aislado, sino como una muestra más de los intentos que la cara visible del poder realiza por controlar y vigilar a una sociedad que se expresa y reclama justicia y verdad.  Estas acciones políticas van en consonancia con los megaoperativos, decreto 354/010 –referido al desalojo de dependencias públicas, cuando hayan sido ocupadas por trabajadores-,   represión en el Liceo 70,  utilización de balas de goma en la marcha del 14 de febrero y, en las últimas horas, la muerte de un joven en Santa Catalina.
  5. La Federación emprende la denuncia y el repudio  ante estos procesamientos  afirmando los principios fundamentales de Solidaridad, Lucha y Unidad; asimismo nos comprometemos en ejercer un contrapeso al discurso oficial dirigido a la juventud uruguaya, donde se intenta infundir el miedo y, por tanto,  desmovilizar y pulverizar los territorios de participación social.
  6. La Asamblea General de Delegados, reunida en el día de la fecha, resuelve realizar un paro nacional de 24 horas el día jueves 7/11 con una concentración a las 11 hs en el Liceo Bauzá.
5) para el MPP buscan un diputado

jajajajajajajajjajjajjjjjjajajajjaj-jajjajjjajaj

El feudo de Zabalza

. http://www.elpais.com.uy/informacion/radicales-agitan-feudo-electoral-mujiquismo.html.


¡Feliz domingo, vecin@s del barrio de Sergio Lemos!



¡No se nos caerá el traste de vergüenza usando

las páginas de “El País” ni siquiera como papel higiénico!


Si no fuera por la congoja, la impotencia y la enorme conmoción sembradas en todo el Oeste montevideano por la acción irresponsable y homicida de fuerzas policiales que no está claro a qué mandos responden –pero de la cual no queda otra que responsabilizar al ministerio del interior y jefatura de policía, por ahora, pero hay más, muchos más, no quepan dudas-, hoy, domingo 10 de noviembre de 2013, el barrio Santa Catalina, especialmente los más jóvenes, tendría que estar matándose de la risa observando cómo canales de TV, radios y los diarios más cómplices de la estrategia de “educar a palos” e “informar” mintiendo descaradamente, entretejen auténticos novelones “políticos” que parecen haber sido prolijamente elaborados dentro de lo que más abunda en este territorio costero que mantiene algunos rasgos superficiales de “balneario pobre” (los neuseabundos “pozos negros”), pero que no deja de ser apenas una partecita del Montevideo tugurizado y sumergido dejado por décadas y décadas de destrucción social para la que no hay ya “asistencialismo” que valga ni represión que pueda descomprimir un profundo odio juvenil a todo lo que tenga el tufillo politiquero que le atribuye a los más chicos las peores cualidades morales y la bajeza humana que en realidad pertenecen a los “adultos” autores y coautores del descalabro imperante en todo el país y algunos que ofician de encubridores hasta en las peores circunstancias como las que hoy se viven en un barrio que más tarde o más temprano todo el mundo identificará como el barrio de Sergio Lemos.



Esta mañana, el mismo papel impreso que hace tres días farfullaba a los cuatro vientos que los hechos desatados por la violencia policial del lunes 4 del corriente, habían ocurrido “en el feudo de Zabalza” invadido por “radicales” de toda laya, cambia la pisada y nos aclara que el feudo no es en realidad del ex presidente de la Junta Departamental de Montevideo que se negó a entregarle las llaves de la ciudad al presidente pro-imperialista de Francia, sino del presidente de la República y la actual primera dama, y que quienes “mandan” en el barrio, son los militantes del MPP…

“El País” pretende describir un barrio hecho a imagen y semejanza de aquellos pueblos y villas de antaño manejados al antojo de los caudillejos y los comisarios de turno que respondían a los más ruines intereses de un par de partidos que hoy son una solo y que se rasgan las vestiduras queriendo demostrarnos que Montevideo seria un paraíso terrenal si su intendencia volviera a ser comandada por ellos. O sea, el diario que forma parte de la caterva de miserables capaz de pagar gente para que salga de noche a desparramar por las veredas y calles basura quitada de los contenedores; el diario oficial de lo más lamebotas y soplón que hubo en la dictadura, es el medio que vanguardiza la campaña de enchastre de un barrio de trabajadores cuyas hijas e hijos, afortunadamente, no leen en sus páginas ni siquiera los  avisos del “Gallito Luis”.

Por supuesto que los dueños de “El País” (del país, en realidad) saben muy bien qué están haciendo y qué persiguen; hacen lo que jamás han dejado de hacer, aunque cada vez lo hacen con mayor torpeza y ordinariez de burguesía caída en desgracia y convertida en simple mandadera de consorcios multinacionales con buena remuneración mercenaria como para que sigan viviendo en esos barrios en los que no hay almacenes para rastrillar, pero sí formidables cajas fuertes y escondrijos clandestinos en los que se guarda celosamente no solamente dinero lavado, sino también pruebas de cómo se mueve la mafia del poder en las zonas “residenciales de buen vivir” delictivo pero protector de “la moral” y las “buenas costumbres democráticas”.



No son pocas la mujeres del barrio del asesinado Sergio Lemos que a través del 186 van llegando a diario a esas mansiones en las que se lee religiosamente el diario caganchero que de buenas a primeras le atribuyó a Sergio la condición de “malviviente” y que ahora, cuando las evidencias caen como un trueno sobre la opinión pública y probablemente hagan caer a algún ministro y algunos de sus segundones, trata de distraernos con feudos que cambian de señor feudal de la noche a la mañana y con espectaculares fantasías de batallas campales entre radicales y moderados. No son pocas las personas que desde el Oeste de la capital se trasladan cotidianamente al Este de una ciudad en la que si un “nene bian” sobregirado con alguna sustancia mete un caño o viola a una jovencita, no pasa ni media hora preso, porque los abogados y los comisarios de “el país” de los cómplices del fascismo, los vuelven rápidamente a sus cálidos y decentes hogares (ahí ningún jovencito es fusilado por ningún energúmeno que se haya creído Rambo) en los que los papis contratan esclavas bolivianas, peruanas u orientales, no como señores feudales, sino, peor, como verdaderos amos negreros de hace dos mil años.



Por suerte, la prole de estas empleadas domésticas oesteñas ni idea tiene de la bazofia que sale publicada en “El País” o alguno de sus colegas. La juventud consternada y sin consuelo por la ejecución cobarde y alevosa de Sergio Lemos a manos de un mal parido que la iba de simpático en la terminal de ómnibus regenteada por Cutcsa, no consume la droga servida por el “cuarto poder” a todo color.



Sí, Santa Catalina –algo de razón tienen los tinterillos-, es un territorio distinto en el que hay mucha gente pobre, pero no idiota ni indiferente. Hay muchísima gente que, sin dudas, se ocupará de denunciar especialmente ante los jóvenes quiénes son los que subliminalmente alientan la política del “gatillo fácil” contra los pobres, incluido el matutino de la impunidad.



Y también hay en el Oeste de Montevideo muchísima gente que no necesita de ningún “avive externo” para sospechar legítimamente que hay medios “de comunicación” posiblemente nada ajenos a ese nido de ratas y conspiradores a sueldo que, sea para voltear a un ministro, a un comisario o a un jefe de policía o como parte de la “campaña electoral”, son capaces de pergeniar y urdir ciertas movidas “políticas” criminales contra gente honesta y laburante a la que se quiere sorprender en su buena fe, en la convicción necia de que, necesariamente, los pobres somos tontos, ignorantes, sin dignidad y sin sangre en las venas.



Por último, un grito dominical de beneplácito costero gracias a la dicha suprema de no depender de estos “medios de prensa” para saber qué nos está pasando a los uruguayos y qué nos puede pasar si nos dormimos en los laureles. Una congratulación colectiva por olfatear que en todo esto hay mucho gato encerrado y que tal vez el 4 de noviembre, lo que se quiso es provocarnos, sacarnos de las casillas, hacernos “rumbear pa´la capital” con las lanzas en ristre y regalados como perejil de feria, y que de pronto les salió el tiro por la culata, porque, en realidad, desde el 4 de noviembre, hay en Montevideo un barrio entero, que –con todas sus diferencias, deshilachadas vinchas partidarias o ausencia de ellas y mil percances propios de quienes viven a la buena de dios tratando de no perder valores humanos y sociales enaltecedores- tiene muy claro que se ha pretendido usarle como conejillo de indias para algo que más temprano que tarde, sabremos de qué se trata, pierdan cuidado.



Así que, ¡feliz domingo, vecin@s!. ¡Somos un pueblito de morondanga rodeado de mugre y aguas servidas, calles de tierra que se embarran con cualquier lloviznita, sin locales para nuestras actividades culturales, con cortes de luz y agua casi todos los días, algún rastrillo que nos visita intermitentemente y varios asesinos repudiables que también lo hacen en nombre de “la ley”!…



Pero, felicitémonos:

¡No se nos caerá el traste de vergüenza usando las páginas de “El País” ni siquiera como papel higiénico!.



Gabriel –Saracho- Carbajales, 10 de noviembre de 2013, Montevideo.-




LA HISTORIA OFICIAL
por Hugo Bruschi

No contaremos como es obvio, con la participación de Héctor Alterio y Norma Aleandro. Esta historia se desarrolla de este lado del Plata y sacarla de contexto, no es para nada lo más recomendable, cuando la objetividad es requisito indispensable. Además, porque con mucho acierto, los protagonistas han decidido contar ¨su historia¨sin intermediarios. Hombres de gobierno y periodistas, nos acercan de primera mano, una versión de la que el público podrá disfrutar sin necesidad de largas colas en las puertas de algún cine. Esta llegará a sus hogares por efectos de este cómodo instrumento de comunicaciones, que Ud. compró en cómodas cuotas. La idea de este costoso emprendimiento, fue tomando cuerpo, cuando algunos hechos ultimamente acaecidos, han dejado un saldo de víctimas que merecen un relato veraz y objetivo, de como se sucedieron los mismos, así como las causas que los gestaron. Y para ello nada mejor que dejar a sus protagonistas, a los que forman y dan forma a la historia de la que ellos mismos son parte y arte. Sin olvidar claro está, que la historia no es como Ud. la cree, sino como se la cuentan.
CAUSAS Y EFECTOS que se irán analizando, para ilustrarnos y al mismo tiempo advertirnos, sobre algunos peligros que acechan desde las sombras y que amenazan con la misma existencia institucional, que tanto nos ha costado recuperar.
SANTA CATALINA no es lo que parece o intentan hacernos creer. Es un feudo radical que encuentra su caldo de cultivo, en algunas problemáticas sociales. Allí mezclados entre los pobladores, los radicales incitan a la violencia a los jóvenes, que por su inmadurez, son más receptivos a la aventura y caen presas fáciles de oscuros propósitos. El Diario El País de hoy domingo 10 de noviembre, publica un excelente trabajo periodístico de investigación, de como se alienta el odio hacia los poderes constituidos y en particular hacia la policía que hace innumerables esfuerzos por comunicarse con los jóvenes. Al tiempo que recomendamos este ¨manual¨de conocimiento, entendemos porqué el comunismo y el terrorismo, sienten un odio tan profundo hacia la prensa libre. El periodista nos dice que Santa Catalina es un feudo tradicional del Espacio 609 y que Mujica y Lucía concurrían a hablar a una cantina de la zona. Y que ahora grupos radicales liderados por Zabalza, se establecieron como una cuña. El periodista también nos cuenta que es frecuente ver en los comercios, fotos de Mujica y Lucía abrazando a los niños. Bueno, aclara que eso se daba en tiempos de campañas electorales. Lo de los niños, es un recurso que también usaba Hitler, de ahí que no me sorprenda, pues todo el mundo apela a estos inocentes para luego olvidarse de ellos. El relato es realmente conmovedor, sobretodo al ver como esos grupos radicales le disputan con éxito, el feudo al frenteamplista vaya a saber con que intenciones.El ministro Bonomi, también hizo algunos aportes tendientes a explicar las causas de la violencia juvenil. Y agregó, que Zabalza se alejó de su organización por discrepar y por eso hoy hace estas cosas. Bueno, en ese sentido fue más coherente que Constanza, que discrepa todo el tiempo, pero nunca se vá. Tal vez por miedo a engrosar las filas radicales? Vaya uno a saber........
LA CASA DE ZABALZA. Este periodista sin saberlo, se ha hecho acreedor al galardón que premia la tarea investigativa y en esa vocación, ha hecho un relevamiento digno de los mejores oficiales de inteligencia. Al mismo tiempo nos pone en la obligación de tomar sus palabras con la gravedad que el caso requiere. Después puede ser tarde. Porqué Zabalza cambió 3 veces de domicilio? Porqué se jubiló de carnicero? Porqué su casa tiene vista al Río de la Plata y porque desde sus ventanas se tiene clara visión y se vé cruzar tal cual en un video propagandístico, el catamarán blanco de Buquebus? Además de otros privilegios como ser el el contemplar el atardecer montevideano.
ALERTA A LA POBLACION  Yo creo que estas observaciones, de apariencia innecesaria y no faltas de ingenuidad a los ojos de gente desprevenida, no pueden pasar desapercibidas ni tendrían que serlo a los Servicios de Inteligencia. Qué garantía tenemos de que este emplazamiento no albergue armas tipo misiles, prontos para ser usados contra este moderno transporte que es orgullo de todos. A qué obedece la elección del lugar? Y si estuviéramos en presencia de una célula dormida en espera de la orden? Y si estuviéramos en presencia de una versión (la 2da.) de un moderno Bin Laden y estuviéramos poniendo en riesgo la vida de cientos de pasajeros inocentes, por no haber actuado a tiempo?  Tal cual están planteadas las cosas y teniendo en cuenta que lo han visto repartiendo botellas con nafta entre los chicos de escuela, yo no recomendaría a la familia oriental, cometer la imprudencia de viajar a la vecina orilla en el catamarán. Puede resultar en un acto de irrespondabildad que le cueste la vida a sus seres queridos.

1 comentario:

  1. Es inexplicable lo que paso en Santa Catalina, cobrando la muerte de un joven. El culpable tiene que pagar la deuda con justicia.
    Tiene que ser investigado este caso por gente profesional y medicos forenses . Estas personas tienen que venir de un organismo independiente totalmente, objetivo y hacer realmente una investigacion profunda de los hechos. Lo que no me parece correcto que se explote politicamente una muerte injustificable. Que la solidaridad venga de todos y explotar los hechos y transformarlos en politica.
    Investigar el sistema policial por gente profesional y organismo independiente. Hacer una investigacion de hechos usando diferentes metodos como ser verbal, encuestas a los vecinos, observacion de todos los dias como se va desarrollando el barrio. Cuantas bandas hay y quienes estan detras de todo esto. Aca hay un joven muerto, padres en el sufrimiento mas grande, que nunca lo van a superar.
    Estas investigaciones son importantes y necesarias por encima de diferencias politicas . Investigar quienes son los que mandan en Santa Catalina, quienes son los que producen y hacen los codigos internos del barrio. Como tambien un cuerpo de psicologos para atender la muchachada y el barrio sobre este horrible hecho que deja secuelas muy traumaticas, y explotadas por diversos sectores que no importan de donde vengan. Lo que importa es el bienestar psicologico de estos jovenes y vecinos.
    Espero que el diario a quien respecto por sus articulos EL MUERTO, publique mi punto de vista. Gracias diario EL MUERTO, tengo fe en la democracia del diario EL MUERTO.

    ResponderEliminar