miércoles, 20 de noviembre de 2013

Uruguay regala capital al capital

Para que el chancho engorde
.
.
Lorenzo indicó que “en 2012, el costo total de los estímulos directos a las políticas productivas fue de 3,3% del PIB, esto es el conjunto de regímenes de renuncia fiscal, o beneficios fiscales directos. A cifras de 2012, son U$S 1.674 millones, el 11% del gasto público total, lo que muestra la significación que tiene el apoyo de la sociedad a su sector productivo. Uruguay es el país de América Latina que tiene más apoyo al sector productivo si se mide con gasto tributario, el segundo es México”.
.

En beneficio de las pobres empresas.

Patrocinadores

Perversos
 Lorenzo expresó que las políticas de estímulo a la producción requieren un equilibrio entre diversos objetivos. “Todo este conjunto de incentivos se hacen con fines justos y nobles, pero hay que tener cuidado para que los incentivos no generen conductas perversas, para que actores no los absorban para su propio interés y se pierda la capacidad de derramar sus efectos favorables sobre la comunidad”.

El país de América que mas apoya
.
Hospital de Clínicas en ruinas


“desde 2007, mediante la reformulación de las reglamentaciones del la ley de 1998, ahora no se retacean beneficios, sino que se incentiva a los inversores. Hay una historia de dinámica de la inversión productiva que fue catapultada por el régimen general de promoción de inversiones. Uruguay jamás tuvo ni la transparencia, ni la envergadura y accesibilidad a través de estímulos directos como ha tenido a partir del decreto 455 del 2007, lo que ha permitido que se beneficien más de 3.900 proyectos, por más de U$S 10 mil millones”.

Chanchos gordos
“El 84% de la inversión que obtuvo beneficios, realmente ocurrió, o sea efectivamente se produjo la inversión y se cumplieron los indicadores comprometidos. En todos los indicadores llegamos a cumplimientos de entre el 90 y el 98%. O sea fuimos a ver los proyectos, a evaluar a las empresas, para saber cómo se utilizó este régimen. El cumplimiento es tremendamente elevado y sigue gozando de aceptación por parte de las empresas”. 

Esperar que el olmo de peras 
  “Lo que hizo el régimen fue alinear la rentabilidad social con la rentabilidad privada, y eso es lo que hacen las políticas públicas, alinear la rentabilidad social con la privada. Este es un ejemplo de políticas de apoyo para que los privados tomen decisiones alineadas con el interés de la sociedad”.
Vivir como chanchos 

 “Si queremos avanzar hacia un país más próspero, más justo, con crecimiento elevado, justicia distributiva, tenemos que tener un norte claro, cuando se habla de utilización adecuada de recursos hay que usar un rasero similar. Uruguay ha sido sensible con los sectores que han estado en dificultades, pero los que tienen más dificultades no forman parte de los sectores amparados por estos incentivos. Quienes dependen de otra parte del gasto público, los sectores más vulnerables, están en otra parte de las políticas públicas con alto impacto social”, concluyó.

 http://www.acde.org.uy/noticia.php?id_noticia=151





0 comentarios:

Publicar un comentario