sábado, 19 de abril de 2014

Astori y los "zig zag" de Mujica

Relación desgastada 


 Si lo que dice Astori lo hubiese dicho un dirigente sindical o alguno de los militantes sociales o ecologistas, Mujica hubiera destinado varias de sus audiciones para insultar y descalificar a quienes se hubiesen atrevido a "poner palos en la rueda", querer "traer a Hitler y derribar el gobierno", ser "partidarios de Cuba e Irán" o sencillamente "terroristas ambientalistas", o acusados de "hacerle el juego a la derecha" o a "lo peor de la derecha", en suma, los habría calificado de "cabecitas trastocadas" como a los maestros, en el estilo tan "progresista" que acostumbra emplear cuando las carencias se marcan desde las organizaciones populares.

Astori, SU vicepresidente sostiene que "
falta otro gobierno progresista, otro ritmo, mejor gestión y más calidad en nuestro trabajo” y de hecho confirma lo que las organizaciones sindicales y populares han sostenido todo el tiempo, "falta otro ritmo" es la forma de criticar por parte de Astori el caos generado por Mujica y el mujiquismo en su carrera sin frenos en pos de los golpes de efecto que han ido relegando los problemas reales sustituyéndolos por burbújas medíaticas que han contado con un inimaginable respaldo medíatico en todo el mundo promovido desde la fortaleza imperial que sustenta el "liderazgo regional" de Mujica. Agrega Astori de que "falta mejor gestión y más calidad en nuestro trabajo" lo que es lo mismo que reconocer que han sido justas las críticas provenientes de las organizaciones sociales sobre inoperancia, burocratismo al extremo, desprecio a los reclamos populares y una orientación errática, las que han sido descalificadas por Mujica con insultos callejeros o de bares. Astori remarca también que el ciudadano "conoce a nuestro equipo económico" al que le atribuye la línea que se lleva adelante y que seguramente será reafirmada por Tabaré Vázquez si resulta electo ya que ha trabajado como asesor del FMI después de dejar la presidencia en el período anterior.

Con lo que se verifica que la prédica del MPP, del mujiquismo y de sus aliados, ayer para elegir a Mujica contra -se dijo- el "candidato del FMI" (Astori), hoy para pretender falsificar la realidad y lo que será el futuro, de cara a la pesca de votos para las elecciones, no han sido más que distorsiones de la realidad. Mujica, el mujiquismo y sus aliados han aplicado las directivas del "equipo económico" de Astori-Vázquez. Cuando el mujiquismo nuevamente pretende mostrarse "a la izquierda" del "astorismo" se comprueba que están mintiendo vistiendo un falso ropaje de "ala izquierda" cuando en realidad han aplicado la línea que según ellos era la del FMI. Que lo era por supuesto. Y lo era y lo ha sido con el apoyo de la autoproclamada "ala izquierda" que no es más que una falsificación preelectoral a los efectos de rastrillar los votos de los descontentos.

Astori se queja de que se ha "perdido el tiempo" y se ha "avanzado en zig zag" criticando así la carrera de Mujica tras los golpes de efecto. Se olvida Astori de mencionar que sin los votos del "ala izquierda" mujiquista no hubiera sido ni vicepresidente ni dirigido el "equipo económico", es decir que ha sido una componenda entre cúpulas que en el fondo tienen la misma línea, lo que se ha visto claro en lo económico, así como en la frontal oposición a los reclamos sindicales. Los maestros o los profesores que han reclamado salarios dignos, así como los de la salud, no han visto ningún "zig zag", han visto un compacto ataque proveniente desde las cúpulas del FA y gubernamentales para negarles hasta lo más mínimo. Mujica insultó a los educadores como nadie lo había hecho en este país llegando a la porquería de decir que no querían trabajar y que trabajaban cuatro horas diarias, todo ello públicamente desmentido, cuando reclamaban por ejemplo locales adecuados, al menos autorizados por bomberos dado que la gran mayoría de ellos no lo estaban. Astori, ni corto ni perezoso y mostrando la unidad de las cúpulas recomendó a los maestros el dar clases "abajo de un árbol".

No ha habido ningún zig zag cuando se ha tratado de impedir que los trabajadores logren un ingreso digno, ya que de tenerlo vendrá la mafia del FMI a decir que se está dilapidando (tal cual lo sostuvo Mujica en Alemania cuando "analizó" la situación de Grecia y de Europa en general, confluyendo así con las tesis de "lo peor de la derecha"). Y cuando venga la mafia del FMI a decir que el estado tiene que implementar medidas de austeridad (como se las ve en Europa) allí estará todo el oficialismo agitando con que "los inversores" no vendrán a "invertir" le dicen, saquear en republiquetas bananeras se llama en realidad, y ante esa amenaza se soldará la férrea unidad, sin ningún tipo de zag zag de los agrupamientos que se pretenden presentar como alternativos y diferentes en la lucha por los sillones, cuando en la realidad implementan la misma política.
 


COLECTIVO DEL BLOG NOTICIAS URUGUAYAS



 Astori publicó una carta en la página web de su sector político Asamblea Uruguay, a través de la cual convoca a la ciudadanía a votar por Tabaré Vázquez en las próximas internas del 1º de junio.
En tal sentido, el jerarca dijo se estará eligiendo al candidato a presidente, pero también cuál es el rumbo económico y social para el Uruguay.
“No podemos perder tiempo, desgastarnos en fricciones y avanzar en zigzag. Según mi opinión hace falta otro gobierno progresista, otro ritmo, mejor gestión y más calidad en nuestro trabajo”, expresó Astori.
“Usted nos conoce, conoce a nuestro candidato, Tabaré Vázquez, conoce a nuestro equipo económico y seguramente conoce las otras propuestas. Es usted que elige. El futuro del Uruguay no está escrito, depende de todos nosotros”, indicó el jerarca de gobierno.

Tranquilos pero insatisfechos

Por otro lado, Astori expresó que hace 10 años, cuando el país salía de una “terrible crisis” el Frente Amplio se presentó ante la población y expresó que el Uruguay “podía salir adelante, podía crecer a ritmos diferentes, mejorar las condiciones de vida de su gente, reducir los graves problemas de pobreza, de indigencia y sobre todo de desempleo y comenzar una serie de transformaciones profundas que permitieran avanzar materialmente, pero también en los derechos y autoestima, que por aquellos años estaba bastante maltrecha”.
“Son ustedes los que deben evaluar si hemos mejorado materialmente, si hoy tenemos más confianza en el Uruguay, si se sienten más tranquilos con sus empleos, sus salarios, sueldos, jubilaciones, pensiones, ahorros, inversiones, emprendimientos. Si tienen mejor acceso a la salud, si se invirtió más en la educación y en la seguridad”, planteó.
Agregó que es la ciudadanía la que debe responderse a sí misma “si la política económica y social que se aplicó en estos 9 años dio resultado o debe cambiarse y tener un giro, y en qué dirección debe ser ese giro”.
“Nosotros nos sentimos tranquilos e insatisfechos. Estamos insatisfechos por dos razones: porque ser de izquierda quiere decir que nunca podremos conformarnos mientras haya injusticias, y porque falta mucho por hacer en la educación, en la seguridad, en la producción, en la salud y la cultura nacional”, puntualizó Astori.


0 comentarios:

Publicar un comentario