viernes, 26 de junio de 2015

Clase media vulnerable del Uruguay




Un estudio de la oficina local del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud)
"Clases medias en Uruguay: entre la consolidación y la vulnerabilidad"
El 51,8% de los hogares uruguayos es de "clase media vulnerable" y el 30,5% de "clase media consolidada".


.

>>>Umbral.

El trabajo considera que un hogar con un ingreso por persona por día menor a US$ 8 (a paridad de poder de compra de 2005) es pobre. En tanto, un hogar con ingresos de entre US$ 8 y US$ 13,8 por persona por día es considerado vulnerable. A su vez, el hogar con ingreso per cápita diario de entre US$ 13,8 y US$ 23,7 es clase media y aquel con ingresos superior a US$ 23,7 y hasta US$ 50 por persona y por día es clase media consolidada. Los hogares con un ingreso per cápita diario de más de US$ 50 son los del grupo social alto.
Según el trabajo, el 19,9% de los hogares "en situación de vulnerabilidad" son "más sensibles a modificar su estado y pasar a la situación de pobreza".



 >>> Educación

En el caso de la educación, el trabajo sostiene que la brecha entre el grupo de altos ingresos y el grupo en situación de pobreza no parece haberse reducido y se ubica en alrededor de siete años de educación.


Las clases sociales en Uruguay

Los porcentajes que conforman los cuatro grupos sociales en Uruguay son: “clase media 30,5%; clase media vulnerable 51,8%, clase pobre 9,6% y clase alta 8,1%”.
Asimismo se centró en el 20% de la “clase media vulnerable” que se considera pasible de volver a caer en la franja de pobreza.
En el período que va de 1992 a 2012, las cuatro clases mencionadas sufrieron cambios, “observándose la mayor evolución entre los años 2006 y 2012, cuando la clase media se duplicó (de 15,2% a 30,5%) y la pobreza disminuyó un 20% (pasó del 29,8 % a 9,6 %)”
Asimismo, en el trabajo se concluyó que “la vulnerabilidad de la clase media se redujo del 25,2% al 19,9% entre los años 2006 y 2012 y la autopercepción de las personas acompaña esta reducción”.
También se informó que “6 de cada 10 personas no creen que la pobreza se deba a la falta de esfuerzo; el 65% de la población cree que los aportes deben ser proporcionales a sus ingresos y 7 de cada 10 piensa que el Estado es el encargado de reducir las desigualdades”.

La representante residente del Programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Uruguay, Denise Cook



Autoras de la publicación, Helena Rovner y Fedora Carbajal


>>> La versión oficial
23/06/2015
Generar insumos y promover debates
Desde el año 2012 el 80 % de la población pertenece a la clase media
El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó la publicación “Clases medias en Uruguay. Entre la consolidación y la vulnerabilidad”. En los últimos ocho años el nivel de pobreza disminuyó en el país de manera importante, y desde el año 2012 el 80 % de la población pertenece a la clase media. Dentro de este porcentaje, aproximadamente el 20 % se encuentra en una situación vulnerable.
El objetivo de la publicación es introducir la temática en el debate nacional, intentando aportar nueva evidencia empírica para definir y describir a la clase media en Uruguay, desde un enfoque de vulnerabilidad a la pobreza, desde inicios de 1990 hasta la actualidad.
El trabajo consideró los porcentajes que conforman los cuatro grupos sociales en Uruguay: clase media 30,5 %; clase media vulnerable 51,8 %, clase pobre 9,6 % y clase alta 8,1 % , y se centró básicamente en el 20 % de la clase media vulnerable que se considera pasible de volver a caer en la franja de pobreza.
En el período que va de 1992 a 2012, las cuatro clases mencionadas sufrieron cambios, observándose la mayor evolución entre los años 2006 y 2012, cuando la clase media se duplicó (de 15,2 % a 30,5 %) y la pobreza disminuyó un 20 % (pasa del 29,8 % a 9,6 %)
Entre las conclusiones arribadas se informa que la vulnerabilidad de la clase media se reduce del 25,2 % al 19,9 % entre los años 2006 y 2012 y la autopercepción de las personas acompaña esta reducción.
Otro dato destacado es que 6 de cada 10 personas no creen que la pobreza se deba a la falta de esfuerzo; el 65 % de la población cree que los aportes deben ser proporcionales a sus ingresos y 7 de cada 10 personas piensa que el Estado es el encargado de reducir las desigualdades.
El subsecretario de Educación y Cultura, Fernando Filgueira destacó que este estudio responde a una tendencia reciente y necesaria en Uruguay, de no caer en la simplicidad de pensar que no existe una transición —considerada en este trabajo como la clase media vulnerable—entre la clase pobre y la clase media.
“Esto permite sofisticar el análisis y entender que las formas que las personas se ubican en los diferentes estratos de la sociedad, no remite solo a situaciones de pobreza o de sectores medio o altos”, agregó.
En otro orden, resaltó la importancia de contar con dos fuentes de información en un mismo trabajo, como se hace en esta publicación que recoge datos objetivos y autoperceptivos.
Por su parte el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración, Rodrigo Arim, coincidió con los conceptos vertidos por el subsecretario Filgueiras y añadió que este trabajo llena un vacío, ya sea desde el punto de vista académico como de la implementación de políticas. "El tema clases medias empieza a ocupar un lugar central en las agendas académicas y políticas”, aseguró.
En sociedades como la nuestra y las de la región, caracterizadas por sufrir fuertes crisis, las agendas dominantes se basan en cómo combatir la pobreza y la pobreza extrema, por ello a su entender, es muy destacable comenzar a analizar políticas más amplias que incluyan a las clases medias, concluyó Arim.
Detalles de la publicación
Helena Rovner y Fedora Carbajal, autoras del informe explicaron que el trabajo hace hincapié en el análisis de los sectores que han logrado salir de la pobreza, pero necesitan de políticas públicas consistentes para no volver a caer en ella.
La metodología utilizada se basó en dos fuentes de información para el análisis empírico: las encuestas continuas de hogares del INE y las encuestas de opinión pública de Equipos Mori y Latinobarómetro. La diferenciación de las clases se realizó en base a la distribución del ingreso per cápita del hogar.
En la presentación, también estuvo presente la coordinadora residente del PNUD, Denise Cook.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario