miércoles, 18 de noviembre de 2015

Estamos en peligro!!!





La vigilancia de estos edificios es el único motivo de preocupación para el gobierno, en relación con el riesgo acrecentado por las nuevas amenazas del EI. En cambio, no se valora como significativo el riesgo que enfrentan las embajadas uruguayas en el exterior, los funcionarios compatriotas o las tropas desplegadas en las misiones de paz.
De acuerdo a un artículo del diario El País en base a fuentes políticas y militares, el foco está puesto en  reforzar la seguridad a cargo del Ministerio del Interior en las embajadas mencionadas y mejorar los tiempos de respuesta ante un eventual incidente.


>>> Apoyo al eje del bien
El pasado 15 de noviembre se realizó un homenaje a las víctimas de los atentados en París.

>>> Aviones espías
Uruguay  expresó interés en adquirir dos aeronaves espías no tripuladas Skylark I-LE a la firma Elbit Systems, de Israel. Incluso, oficiales militares han podido presenciar cómo las fuerzas de defensa israelíes utilizan estos dispositivos, según confirmaron a El País fuentes del ministerio de Defensa.
La información fue publicada además en estos días en el sitio web Alert5.com, especializado en noticias de aeronáutica militar.
El Ejército hace unos años que estudia el tema. Incluso en su momento se trabajó en un prototipo denominado “Charrúa”, que finalmente fue descartado por distintos motivos. La posibilidad de sumarlos al equipamiento regular es fundamentalmente para apoyo del batallón uruguayo desplegado en el Congo.
Skylark I es un pequeño vehículo aéreo no tripulado. Fue diseñado como un sistema portátil de vigilancia táctica y reconocimiento. Para hacerlo volar, es necesario lanzarlo con la mano. Consta de una cámara de video de alta definición y puede equiparse con un sensor infrarrojo de barrido frontal para operaciones nocturnas.
En la actualidad, el dispositivo Skylark es operado por fuerzas militares de Australia, Canadá, Chile, Croacia, República Checa, Hungría, Israel, Macedonia, Holanda, Polonia, Eslovaquia y Suecia.
En su momento el dispositivo fue desplegado en los conflictos de Afganistán e Irak. El Skylark fue seleccionado por las Fuerzas Especiales Francesas en el mes de marzo del 2008.


>>> Con tu plata

>>> Para cuidarlos a ellos 

Uruguay interested in Elbit Systems’ Skylark I-LE

Uruguay has expressed its interest to buy two Skylark I-LE unmanned air vehicle systems from Elbit Systems. Officials from the South American nation was able to observe how the Israeli Defence Forces utilize the UAV recently.

>>> y quién nos cuida a Uruguay del saqueo de ellos?
Ojo! puede haber algún agente islámico infiltrado.

>>> Psicosis
* Insertados en el mundo dijo Novoa “el nítido reflejo del compromiso uruguayo con un proyecto que es la piedra angular de la estrategia nacional de inserción con la región y el mundo”.

>>> Los atentados de París, una interpretación a contracorriente





Marcelo Marchese
18.noviembre.2015

Nada más cómodo para el lector que ubicar los atentados de París bajo el rótulo del choque de civilizaciones; la lucha del bien contra el mal; los fanatismos religiosos o los autoatentados imperiales para justificar sus incursiones rapaces; y nada más inquietante que considerarlos como un resultado de la derrota de las revoluciones democráticas árabes del 2011.

La sola mención a estas revoluciones genera, lo sé de sobra, sorpresa en el lector, pues un racismo maniqueo, aderezado de ignorancia, determinó que las despreciara, ora como una vil maniobra para eliminar a "los heroicos enemigos del imperialismo", ora como un vano intento de trasladar al Oriente la democracia, un invento sólo apto para Occidente (1). El problema que se nos presenta al obviar el vasto movimiento que volteó a cuatro dictadores sanguinarios, es la consiguiente incapacidad para entender la actual coyuntura política en Medio Oriente, pues el radicalismo islámico no es otra cosa que el mecanismo usado por los sectores más reaccionarios para sepultar las aspiraciones democráticas de millones de musulmanes.
Cuando el torrente popular volteó primero a Ben Alí y Mubarak, chocó luego con una roca en Libia, habilitando la intervención de Occidente; con una en Bahrein, generando la invasión de la guardiana Arabia Saudita; y con una tercera en Siria, determinando, amén de una represión sádica, la intervención de China, Rusia e Irán, que respaldan al socio sádico; y de USA, Inglaterra, Francia, Arabia Saudita y demás, que buscan voltearlo para colocar un personaje acorde a sus intereses. Todos, incluyendo a Israel, temen el triunfo de una rebelión democrática cien veces masacrada, y algunos, como USA, Inglaterra y Francia, aunque desean la caída de Al-Asad, temen el triunfo de su más importante competidor, el Estado Islámico, financiado por los sectores más reaccionarios de aquellas tierras. Así que la estrategia de las potencias atlánticas es dar largas al asunto y mientras tanto la población Siria se desespera, el EI gana adeptos y el militarismo todo pone en jaque la acción ciudadana.
Aunque el radicalismo musulmán nace de fuerzas autóctonas, es indudable que la intervención de las potencias occidentales lo ha estimulado con creces, tal el caso de la invasión a Irak, donde nació el EI; tal el caso de la alianza de USA con Arabia Saudita en el 45, que permitió a la monarquía saudita extender su influencia reaccionaria en el mundo musulmán (2). Si a uno le roban las tierras, bombardean, torturan y humillan, le dejan muy poco espacio para respuestas pacíficas. La intervención de Occidente oxigena la peor versión del Islam, y la peor versión del Islam, rechazada por las multitudes musulmanas que la combaten y sufren (3), oxigena la intervención de Occidente.
A esta opresión que deben soportar desde varios frentes las poblaciones musulmanas de Medio Oriente, se suma la que deben soportar los musulmanes del resto del mundo, que sufren de una enfermedad psicosocial que los afecta, pues nos ha afectado a nosotros primero: el racismo, escondido en su versión islamófoba. Este océano de islamofobia que hemos creado, tarde o temprano se desencadenará en un tsunami contra gente inocente, de igual forma que el racismo con los judíos en la primera mitad del siglo XX desencadenó un desastre, repitiendo un esquema bien conocido en la Historia. Sin el racismo imperante en vastos sectores, tanto al Estado alemán como a la Inquisición le hubiera sido imposible aplicar su exterminio.
Los atentados de París incrementarán el racismo y el racismo incrementará los atentados. El resultado, amén de la persecución de musulmanes, será la pérdida progresiva de nuestras libertades, el deterioro de las Repúblicas, el aumento insoportable del poder del Estado que todo lo vigila y el incremento de ese mercado infinito, conocido como "servicios de seguridad". Testimonio elocuente son las medidas adoptadas anteayer en Francia, tendientes a un mayor control de los ciudadanos y a la expulsión de inmigrantes. Medidas astutas que buscan una serie de objetivos que nada tienen que ver con erradicar el "terrorismo musulmán". Según una encuesta reciente, la mitad de los jóvenes ingleses ven con simpatía al Estado Islámico y muchos europeos viajan a Siria a incorporarse a sus huestes (4). No sería descabellado pensar que quienes llevaron a cabo estos atentados fueran unos dementes, pero nacidos en Europa, pues «el EI es un fenómeno de la periferia del islam» (4) y no asistimos a una radicalización del Islam, sino más bien a una islamización de la radicalidad (5).
Que uno sea un fanático no obsta para que actúe de manera bien meditada, pues la elección de espacio y tiempo para los atentados se hizo en virtud de simbolismos varios. Por la fecha elegida se intentó incluirlos en un relato que ya viene escrito desde antes. Las Torres Gemelas fueron un 11/9, los atentados de Atocha un 11/3, y estos, un 13/11. Se eligió un viernes 13, como un "viernes de la ira" y en el mes 11, la "docena del diablo". Uno de los sitios elegidos fue el gran espectáculo de Occidente, un estadio de fútbol, donde disputaban los "cruzados" Francia y Alemania y otro fue un teatro en el Boulevard Voltaire, nada menos, donde actuaban los Eagles of Death Metal. Si uno se pregunta qué pretenden los terroristas con estas medidas, resulta evidente que no lograrán en absoluto que cesen los bombardeos en las ciudades dominadas por el EI. Pretenden, precisamente, el incremento de la intervención occidental y la persecución de los musulmanes en el resto del mundo, pues eso los justifica. Pretenden la radicalización del conflicto, lo mismo que pretenden las potencias occidentales.
Esa es la situación a la que nos enfrentamos, el ataque de uno refuerza la posición del otro y así seguirán en una espiral ascendente donde las dos partes ganarán poder y dinero para el perjuicio de todos nosotros, que veremos disminuidas nuestras libertades al tiempo que seremos bombardeados con una islamofobia enervante. Nuestra elevada civilización seguirá alentando una enfermedad, fiel testimonio de su propia crisis, y asistirá a la erosión de nuestras Repúblicas y a la entrega de nuestra libertad en aras de una seguridad pletórica de rejas, alarmas y alambres de púa. Si por un lado la coyuntura se explica por la derrota de las revoluciones democráticas en el mundo árabe, por el otro se explica por la derrota de las revoluciones democráticas de los siglos XVIII y XIX y la consiguiente derrota de los principios de libertad, igualdad y fraternidad, sepultados bajo el poder de ese uno por ciento en que se han transformado nuestras democracias occidentales.

(1) "La desaparición de los regímenes comunistas y la guerra que un imbécil presidente norteamericano desencadenó en el Medio Oriente para instalar una democracia a la occidental en lugares donde las palabras Islam y Rais -religión mezclada con liderazgos tribales- hacen difícil la democracia, pusieron a hervir la caldera". Pérez-Reverte. Los godos del emperador Valente http://www.finanzas.com/xl-semanal/firmas/por-arturo-perez-reverte/20150913/godos-emperador-valente-8841.html
(2) Santiago Alba Rico. París, más allá del dolor http://www.rebelion.org/noticia.php?id=205779
(3) Carta abierta de un centenar de teólogos musulmanes denunciando al Estado Islámico de analfabetos del Islam https://www.rt.com/news/190468-muslim-scholars-islamic-state/
(4) Ramzy Baroud. El Estado Islámico, ¿un fenómeno de Occidente?
http://www.cubadebate.cu/especiales/2015/03/22/el-estado-islamico-un-fenomeno-de-occidente/#.VkuIE4RVJug
(5) Alain Bertho. Una islamización de la revuelta radical. http://www.regards.fr/web/article/alain-bertho-une-islamisation-de








0 comentarios:

Publicar un comentario