jueves, 1 de diciembre de 2011

Los restos del Batallón 14 eran de Julio Castro


Hoy somos todos familiares



Los restos hallados en el Batallón 14 pertenecen a Julio Castro
Fuentes consultadas por Subrayado confirmaron estos datos que la Presidencia ratificará a las 17.00. Los familiares de desaparecidos ya fueron informados.
Los restos hallados en el Batallón 14 el pasado 21 de octubre están identificados. Fuentes consultadas por Subrayado confirmaron que pertenecen al maestro Julio Castro.
Estos datos se darán a conocer este jueves, a las 17.00 horas, por parte de la Presidencia de la República en una conferencia de prensa. Los familiares de desaparecidos ya fueron notificados.
El antropólogo José López Mazz, que lideró las excavaciones en el Batallón 14, explicó que por el tamaño del fémur los restos podrían pertenecer a un hombre.




Castro nació en Florida en 1908 y fue uno de los fundadores del Frente Amplio. Se desempeñó como maestro, investigador y periodista. Fue cofundador del semanario Marcha, donde trabajó como redactor responsable y subdirector. En el área educativa, analizó la situación de la enseñanza en Uruguay, México, Ecuador y Perú. Además, fue consultor de Unesco. Castro publicó El analfabetismo, El banco fijo y la mesa colectiva y La escuela rural en el Uruguay.



 Montevideo Portal
Los restos encontrados en el Batallón Florida en octubre de este año corresponden al maestro y periodista Julio Castro, desaparecido en agosto de 1977, informó a Montevideo Portal Julio Arredondo, de la organización Educadores por la Paz.

"Esta confirmación lo único que nos aporta es la posibilidad de una vez más rescatar la figura de Julio en esos aspectos por su compromiso social, no sólo en el Uruguay sino en toda América Latina", señaló Arredondo quien recordó que el Movimiento Educadores por la Paz.

Además, agregó que aún queda por conocer quiénes son los responsables de la muerte: "Habrá que ver los responsables de esa unidad militar en el momento en que Julio fue enterrado allí, sumar responsabilidades porque aquí ha habido una tarea de ocultamiento".
p> La hija de Julio Castro fue citada para el viernes por el juez Pedro Salazar que investiga la causa de María Claudia García de Gelman, causa desde la que se realizó la excavación.

El caso Julio Castro está siendo investigado por el juez penal de 1º turno Juan Fernández Lecchini.

Castro había nacido en Florida en 1908. Fue militante de distintas asociaciones gremiales de maestros, y tuvo una destacada labor como pedagogo y periodista, desempeñándose en el semanario Marcha.

Fue detenido el 1º de agosto de 1977 y trasladado al centro clandestino La Casona, de la Avenida Millán. Según el informe de la Comisión Para la Paz, falleció el 3 de agosto víctima de las torturas recibidas, y sus restos nunca aparecieron.

Presidencia convocó a una conferencia de prensa esta tarde, a las 17, para dar a conocer oficialmente esta información.


Autopsia forense a restos de Julio Castro: "cráneo estallado por impacto de bala de alto calibre"
"Huellas indicando que los pies estuvieron atados con alambre". "Manos atadas con cuerda larga".




Las emociones siempre me sorprenden. Siempre pensaba que el que aparecieran los restos de los desaparecidos iba a calmarme la angustia de no saber qué había sido de esos seres tan queridos. Por el contrario hoy estoy más angustiado que de costumbre, los restos que aparecieron hace poco más de un mes hoy se sabe que son del Maestro Julio Castro. Un hombre ilustre de nuestro Uruguay, maestro, pedagogo, y periodista de renombre. Tenía en el momento de ser secuestrado 69 años de edad. 
Es tanto el dolor que me produce esta noticia, que no puedo contener la tristeza que me invade.
Quisiera que me surgiera una frase que expresara mi pesar por su desaparición Maestro, pero no puedo. Mi amargura no podré calmarla con ejercicios de meditación. La pena ahoga mi rabia e impotencia. No puedo decir como en otros casos "Salud Compañero" cuando cayeron en combate. Pero ante su asesinato, solo puedo decirle que como uruguayo me avergüenzo, y solo atino a decirle que lo siento profundamente. 
Ojalá pudiera decir "perdónelos que no sabían lo que hacían", pero eso sería una mentira. Sabían muy bien lo que hacían. Mataban a un ser amado por el pueblo, un hombre cultivado y creativo, al que la dictadura eliminó por su ideario. Un hombre que estaba armado hasta los dientes, pero armado de palabras que no de fierros. 
Lo siento Maestro.

Néstor

 

El maestro JULIO CASTRO salió de su casa el 1º de agosto de 1977, a las 10.30 de la mañana.

- Visita al Sr. Efraín Quesada, en la calle Llambí, y al salir se dirige a la calle Rivera.
- El ex soldado Julio Barboza denuncia en conferencia de prensa realizada en agosto de 1985, que intervino en un operativo de secuestro, en las calles Rivera y Soca, de “una persona mayor, entre 55 y 60 años, avanzada calvicie, canoso, usaba lentes, bajo”, que fue obligado a salir de su camioneta Indio, de color amarillo y negro, vehículo que fue conducido por el oficial principal, de apellido Zavala, delante del que trasladó al prisionero, a una casa de la calle Millán 4269, padrón Nº 51426, del SIDE (Servicio de Inteligencia del Ejército).

-El periodista brasileño Flavio Tavares declara que en la noche del primero de agosto de 1977, fue introducido en su lugar de detención una persona “que tiene voz cascada, de viejo, a quien llaman el Veterano, y a quien dejan en esa pieza al día siguiente “con el ruido de cadenas de fondo”, y de quien en la mañana del 3 de agosto escucha sus “ayes de dolor”.
¡Con qué brutal frialdad se puede asesinar a un hombre en tres días!
Cuentan sus amigos, sus compañeros de trabajo, quienes lo conocieron, de su profundo sentido humano, de su hermosa sencillez, de su cálida amistad.
Uno de ellos dice que no es fácil escribir sobre Julio Castro. “hombre de múltiples dimensiones, en la riqueza de situaciones que vivió, en su vocación irrefrenable por ampliar su propio horizonte y el de los demás, en la facilidad con que se aproximaba, con invariable simpatía, a todos los pueblos y culturas.
Aún aquellos que durante tantos años fuimos sus compañeros, en latitudes y situaciones diversas, sentimos que la presentación de su personalidad, tan plural y tan singular a la vez, excede toda pretensión de síntesis.
Desde maestro rural, a Inspector Departamental, su carrera fue siempre un constante estímulo a la renovación pedagógica y a poner los pies sobre la tierra, para ver el niño, para ver el hombre. Reclamaba entender a la educación como una herramienta para mejorar la condición de los hombres, enraizada con sus necesidades.
Denunciaba “Una escuela inadecuada a la vida que la rodea, un maestro socialmente inadaptado al medio; una enseñanza y una orientación desvinculadas de las necesidades sociales que la circundan”.
A partir de la década del 40 comienza un periplo por toda América Latina, recorriendo infinitos pueblos y comunidades, y contribuyendo a desentrañar las verdaderas raíces de las causas profundas de la situación de injusticia, explotación, y sometimiento de los países americanos. Así lo hizo, trabajando con organismos internacionales como la Unesco, en el Centro Regional de Educación Fundamental de América Latina (Crefal) con gobiernos que intentaban abatir las altas tasa de analfabetismo, como México, Perú, Ecuador, con los educadores americanos en nuestro país, en Venezuela, México, Cuba entre otros, con los trabajadores rurales, con las comunidades indígenas en toda la América Latina.
La profunda labor docente realizada durante gran parte de su vida, la complementa con la otra faceta, también rica y generosa de periodista. Su permanente y profunda labor en “Marcha”, junto a Carlos Quijano y otros destacados hombres de nuestra cultura, nos ha permitido conocer la entraña profunda de nuestro Interior, y también de América Latina.


La esposa de Julio Castro, Zaira Gamundi, mandó una carta al Gral. Gregorio Álvarez en octubre de 1977, pidiendo por él. No hubo respuesta.
Señor General:
Es mi desesperación de esposa, que desde el 1º de agosto nada sé de mi marido, lo que me lleva a pedirle, con todo respeto, me conceda una entrevista.
Hace hoy 57 días de la desaparición de mi esposo, sin que se me comunique nada y sin que se responda a mis reiteradas gestiones ante las autoridades correspondientes.
MI ESPOSO ES JULIO CASTRO, EL QUE FUERA SU MAESTRO EN LA ESCUELA SANGUINETTI.
Estoy segura que usted tiene que recordarlo por su excepcional calidad humana, así como Julio Castro tenía presente en usted al pequeño escolar. Hay relaciones que no se destruyen y una es la que se establece entre el maestro y el alumno.
En nombre de ello y acuciada por la creciente desesperación, es que me decidí a insistir en mi pedido, porque creo que sólo usted puede ayudarme y orientarme para saber dónde está y cómo se encuentra este maestro que, próximo a los 69 años, se halla en un estado de salud que requiere cuidados especiales.
Por favor, señor general, permita que hable con usted, permita que oiga de sus labios las palabras que tanto necesito, haciéndome llegar una respuesta.
Reciba mi anticipado agradecimiento con mi saludo respetuoso. 
Zaira Gamundi.
 

Contrafarsa - "Hoy la tierra habló"





Desde lo hondo
de una tumba anónima
la tierra vuelve a parir
otro de sus hijos.

Ahí está la prueba
ahí están los huesos
ahí está la verdad
pariendo luz
desde la oscuridad.

Una vez más
las fuerzas armadas
traidoras
desaparecedoras
nos enfrentan a la muerte.

Por qué la saña?
Por qué?
Por qué el silencio?
Por qué?

Cobardes, eso es lo que son.

No merecen
un gramo de clemencia.

Que se pudran por siempre
en la cárcel!
Ni olvido, ni perdón!
Ahora ni nunca!

Cárcel y más cárcel
por faltar el respeto a la vida
por asesinar y callar
por matar y desaparecer
por mentir
y ocultar la verdad.
Por la cobardía de no hablar.

Cárcel!
Les va a resultar corta la vida
para pagar tanta culpa.

Cárcel!
Que sólo salgan
con los pies para adelante...
Jorge Sanchez

Relato de la detención de Julio Castro



Los restos eran de Julio castro



Julio Castro: ¡ presente !,¡ ahora y siempre !

Eran los restos de Julio Castro los que habían sido encontrados en el Batallón 14. Muy simbólico por cierto. Un maestro y periodista desaparecido, uno de los siempre presentes en la Redacción de "Marcha", uno de los fundadores del Frente Amplio, quizás el de mayor edad entre los desaparecidos, un intelectual respetado por todos, aún por la derecha tradicional, en suma, una de las personalidades de aquella época antes de que el fascismo golpista cívico-militar destruyera el viejo Uruguay y cual fieras hambrientas saquearan la sociedad entera llevándose personas y bienes. 
Muy simbólico que sean los restos de este desaparecido, hombre pacífico, cuyos combates fueron en los campos de la idea.  Muy simbólico también el que haya sido un "viejito" la víctima de las atrocidades de que lo hizo objeto la patota de cobardes funcionarios públicos, la asociación ilícita para delinquir conocida por sus siglas FFAA. Para Julio Castro no hubo ningún tratamiento preferencial, ahí estaba siendo sometido a los peores tormentos igual que los aplicados a todo el resto de los presos políticos. Para Julio Castro no hubieron "cárceles" de lujo, "arrestos domiciliarios" ni ningún tipo de tratamiento preferencial como el que reciben hoy en día sus asesinos y los asesinos de centenares de luchadores populares. Para Julio Castro, enfermo y de avanzada edad, no hubo consideración alguna. Sus restos gritan al mundo, con las costillas rotas en la tortura, las muñecas destrozadas muestran a todos la impunidad fascista al desnudo, sus restos denuncian que fué atado con alambre, sus restos exponen, con lo que quedó del craneo, la aviesa ejecución del Maestro con uno o varios disparos a quemarropa,en la cabeza. Quizás los verdugos le tenían tanto temor al intelecto de este avezado periodista que creyeron que así lo eliminaban.
Sus restos denuncian todo esto y mucho más. Denuncian a la mafia militar y su delictiva interpretación del deber y de la "camaradería" con la que tanto gargantean.Tal cual las peores mafias delictivas participan todos, así todos están comprometidos y se establece el reinado de la "omertá". Decenios escondiendo el destino de Julio Castro,decenios mintiendo y falsificando,que se había ido del país, que sus restos habían sido exhumados, y cremados,que nadie sabía adonde estaban ni que había pasado con el Maestro y con sus restos. Años de mentiras y de engaños, a todos, a sus familiares, a las organizaciones de Derechos Humanos, a los gobiernos de derecha y de izquierda, a la ciudadanía toda. Exponente claro de que DE NINGUNA MANERA, NUNCA MÁS, NADIE, deberá creer lo mas mínimo que provenga de la mafia militar. Se han reído de todos los tan "valientes" que andan diciendo que "ganaron la guerra",la guerra contra la población laboriosa, la guerra contra los sindicatos, contra los centros de estudios, la guerra contra civiles desarmados, enfermos y de avanzada edad, como el Maestro Julio Castro.  Esa "guerra ganada" la usan como elemento de coacción para pedir amnístia, trato preferencial,ser liberados, de los probados crímenes de secuestros, robos de bebés, violaciones a prisioneras y prisioneros, asesinatos en la tortura o por la espalda.Exponente claro, por si hiciese falta, que esa banda mafiosa debe de desaparecer,ya que si son capaces de mantener en secreto estos crimenes, que no será con los que vienen tramando.
Sus restos denuncian, EN VOZ ALTA, ESTA SI QUE VOZ ALTA, ALTIVA, el llamado Pacto del Club Naval, la impunidad y garantías dadas a los criminales. Denuncian también al "demonio" Sanguinetti que archivo su caso.A ver, que dice este ideólogo de los demonios, que dice ahora cuando se expone a la luz pública,con los restos del Maestro y como fue torturado y asesinado, es el caso de un "demonio" según Sanguinetti. Debería,salir a la luz pùblica y EXPLICAR CUALES FUERON SUS FUNDAMENTOS para archivar el "caso" de Julio Castro y darle una doble impunidad a los asesinos. De esta no puede zafarse, tiene que explicar,tiene que decir cuales fueron las razones. De lo contrario se confirmaría lo que todo el mundo sabe: su complicidad  con el demonio militar,con la banda asesina.Denuncian también a todos aquellos, partidos y personas,a todos los políticos,que promovieron, aprobaron y MANTUVIERON la ley de impunidad para los crímenes de lesa humanidad.Como el vil asesinato de Julio Castro,por ejemplo.
Estos restos acusan directamente a los que sabotearon la rosada.Partidos,dirigentes y aún militantes que deberían sentirse marcados.Ellos frenaron la rosada, hoy aparecen los restos de Julio Castro,que nadie podrá decir que cayó como combatiente y que "entre veteranos combatientes se comprenden mutuamente" los "daños colaterales" de la mal llamada guerra. Acusan a los Huidobro,a los Saravia,a los Nin,a los Semproni, que hoy en día están sentados en sus bancas y ministerios a nombre de un Frente Amplio, uno de cuyos fundadores fué precisamente Julio Castro. Acusan también a todos aquellos que han denigrado la lucha de los familiares de los desaparecidos, hasta se ha dicho que era un problema de plata, "de mucha plata" se dijo, como lo hizo Huidobro. Acusan directamente a quienes no les dieron apoyo ni ayuda a pesar de que la lucha de los familiares por la verdad va en interés de todos. No se puede vivir sabiendo que por las mismas calles circulan tan perversos mafiosos. Acusan a los que ningunearon, sabotearon , hicieron zancadillas, dilataron y frenaron. Que los restos de Julio Castro los lleven a una reflexión.
Pero estos restos también están presentes, en alto grado, acusando a quienes pretenden aliviar la penas impuestas por la justicia, con ecúanimes procesos y enormidad de pruebas, de los llamados "viejitos", es decir los criminales que lograron zafar durante decenios gracias a la complicidad civil, de los políticos y de la prensa,y también gracias al no hacer nada de buena parte de la izquierda. Julio Castro también era un "viejito",véase lo que hizo la patota de los "valientes" que se pretenden autodesignar como "presos políticos". "Viejito" también era Rudolf Hess, el líder nazi que murió en prisión con mas de 80. No se oyeron reclamos pidiendo "tratamiento humanitario" ni por parte de Sanguinetti, ni por parte de los "humanistas" de la izquierda.Nadie reclamo nada.Claro está, los carceleros eran los yanquis y los ingleses.En ese caso parece que era correcto tener presos a los "viejitos" o como ahora mismo los intentos por parte de Alemania para condenar a "viejitos" nazis de 90 y más.Restos que acusan a muchos por tanto cinismo,oportunismo,y negociar con lo que no les corresponde.Con  los desaparecidos,por ejemplo.
Es de esperarse que la aparición de los restos del Maestro sirvan para incentivar la búsqueda de todos los desaparecidos y juzgar a los responsables de estos crímenes de lesa humanidad, que no prescriben. Los archivos están,allí están las órdenes, quién decidió, a quienes se les encomendo la criminal tarea, qué oficial comandaba la "operación",quienes fueron los que participaron,adonde fueron llevados los secuestrados,qué oficiales estaban al mando de las unidades,quienes se hicieron cargo de las torturas y los interrogatorios y quienes de implementar la "solución final".Hasta que esto no se haga, a pesar de que los archivos están y SON PROPIEDAD  DEL ESTADO,hasta que no hayan resultados concretos,juicios a los responsables, que son muchos,no se podrá hablar de justicia. Los restos encontrados de Julio Castro seguirán acusando.
Por el Colectivo del Blog "Noticias Uruguayas"
Alberto Vidal



¡ Bien ahí,Compa Julio !

El Compa Julio Castro,con esa picardía creativa de los pichis presos, nos hace señas desde el más allá con el zapato. Capaz que los subalternos del Ñato lo enterraron encapuchado y con temor de la guardia se abstiene de usar su índice descarnado.-Viejo y capaz maestro ,continúa enseñando.Nos muestra con el zapato en que se convirtió el paisito envilecido y saqueado,como se trastocaron los valores,como consiguieron que la gilada acepte como normal que el agua esté encima del aceite.-
Nos enseña el poder de las armas,el valor de la fuerza bruta,como un depravado analfabeto se superpone al intelecto humanista y principista.-
El Compa Julio aparece como ejemplo imprecedecero ,como fértil abono de la historia ;de la decadencia que hay que interrumpir.-
Ya por sus méritos su vida había quedado en la historia,ahora pasa también su muerte, por méritos de sus asesinos que van a descubrir el pésimo negocio de intentar fusilar ideas.-
Sembrador de ideas,ahora lo es también de indignación, de rebeldía y asco.Gracias maestro,aunque sea pesada la herencia que nos dejas a los vivos Compañero:de que tu muerte no sea en vano.-
MAU-MAU



Ver además:

El Muerto |||: La cobardía del dictador

 El Muerto |||: Asesinaron al maestro

El Muerto |||: Julio Castro, el Maestro, el Periodísta Desaparecido.

6 comentarios:

  1. QUIEN ERA EL JEFE DEL BATALLON 14 CUANDO ENTERRARON A CASTRO?

    ResponderEliminar
  2. Me llena de satisfacción y a la vez de rabia e indignación enterarme de la aparición de los restos del querido Julio Castro aquien tuve la oportunidad de conocer tan solo a través de documentos a raíz de una investigación sobre la trayectoria humana y pedagógica que como estudiante de Formación Docente realizamos junto a unas compañeras.
    El papel me bastó para descubrir lo inmensamente humano que fue Julio Castro y cuanto le brindó a la Educación uruguaya; no puedo entender como se pueden HACER DESAPARECER a estos verdaderos bastiones del Uruguay, en vez de reconocer sus aportes se los destierra y ASESINA. Y doblemente vergonzoso es saber que fue desaparecido y asesinado a cargo de Gregorio Alvarez "el goyo",¡SU EX ALUMNO!
    A esto es que tenemos el DEBER de decir ¡NUNCA MAS!
    Natalia Maimo

    ResponderEliminar
  3. Jefes del 14 durante la dictadura

    1º Tte. Cnel. Yelton Bagnasco (10 de Dic. 1971 - Abril 1976)
    2º Tte. Cnel. Regino Burgueno (8 de Abril 1976 - 10 de Feb. 1979)
    3º Tte. Cnel. Carlos Rodriguez (10 de Feb. 1979 - 24 de Marzo 1980)
    4º Tte. Cnel. Raùl Saravia (1º de Mayo 1980 - 25 de Abril 1982)
    5º Tte. Cnel. Jose Baudean (1º de Feb. 1982 - 19 de Sept. 1983)
    6º Tte. Cnel. Sergio Spinelli (6 de Sept. 1983 - 24 de Marzo 1984)
    7º Tte. Cnel. Diego Cardozo (24 de Marzo 1984 - 20 de Abril 1987)

    ResponderEliminar
  4. Millones de millones de felicitaciones por el trabajo de investigación periodística. Se necesitan hoy por hoy medios de prensa alternativos, ya que los mas conocidos tienen su imparcialidad comprometida por diversos intereses políticos. Nuevamente, mis mas sinceras felicitaciones por el blog.

    ResponderEliminar
  5. Misión (del 14) se puede leer en su sitio-web:

    http://www.ejercito.mil.uy/armas/infanteria/bn14/mision.html


    1- Conducir Operaciones Aeroterrestres y Especiales, en el marco del empleo del Ejército Nacional, en cualquier situación o independientemente cuando las Fuerzas Convencionales no puedan ser empleadas, con la finalidad de lograr efectos estratégicos decisivos.

    Será que tengo la persecuta?
    Porque después de leer esto, me parece que mejor nos vamos envaselinando el orto, porque lo que dicen es que cuando se les antoje ("en cualquier situación o independientemente") y piensen que "las fuerzas convencionales" (léase policía) no puedan ser empleadas, utilizarán todos los recursos a su alcance para "lograr efectos estratégicos decisivos"...

    No sé vos que harás, pero yo (con el Ñato como jefe de esa banda armada) mañana me voy a comprar un tarro grande de vaselina!

    ResponderEliminar
  6. Antes que la vaselina, que te va a servir de poco porque igual te van a poner el palo en el agujero, habría que agarrar del cogote a los que pudiendo dar vuelta la situación con los milicos, no lo hacen. Al final quién tiene la sartén por el mango? Obvio, los civiles que tiran a los milicos contra el pueblo.A esos hay que hacerlos puré, no con escrachecitos...puré mismo. Sin esos civiles inmundos los milicos no serían lo represores que son. Ñato, avivate y mandaá todas nuestras FFAA para Egipto,Irán,o Afganistán a que desaparezcan por allá?La cantidad de dinero que nos ahorarríamos y limpiaríamos uruguay de tanta mielda...

    ResponderEliminar