jueves, 12 de septiembre de 2013

Basta de engordar patrones!


Este miércoles 11 de setiembre 2013 desde las 18 horas se realizó una marcha de los sindicatos de funcionarios públicos (Cofe), Federación de Funcionarios de Salud Pública y Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria.

Fueron desde la Plaza Independencia, por 18 de Julio y avenida del Libertador hasta el Parlamento.

El miedo a los infiltrados del Ministerio del Interior
El secretario general de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), José Lorenzo López, dijo a El País que su sindicato teme sufrir "infiltraciones" de la Policía en la marcha que realizará hoy miércoles junto a los sindicatos de la enseñanza y las cooperativas de vivienda.
"Estamos muy nerviosos por lo que pueda suceder en la marcha. Estamos tomando todos los recaudos para que todo se haga con normalidad; no queremos que pase nada raro. Si la Policía está infiltrando gente en las movilizaciones es posible que se usen métodos de antaño que podrían afectar todo esto", afirmó López.
La Intendencia de Montevideo exhorta a circular con precaución y advierte que la marcha partirá de Plaza Independencia, para tomar avenida 18 de Julio, Paraguay, avenida del Libertador hasta al Palacio Legislativo.

  los funcionarios públicos reclaman que el Poder Ejecutivo “respete la negociación colectiva”, y rechazan que el gobierno utilice el decreto de “esencialidad” como estrategia de negociación. Decreto al que calificaron como “un arma de destrucción masiva”.
Trabajadores y estudiantes organizados en sus respectivos gremios (COFE, FUCVAM, AFUTU, FENAPES, CEIPA, ADES, ADEMU, UFC, ATES, UTHC, CEM), marcharon desde Torre Ejecutiva hasta el parlamento, en el marco de la discusión del proyecto de rendición de cuentas, reclamando más recursos para vivienda, salud y educación. Los puntos de la convocatoria reivindicaban: Condiciones dignas para aprender y enseñar: 6% del PBI para ANEP Y UDELAR, Autonomía y cogobierno para la educación, Media canasta básica, Sistema único estatal de salud, Tierras en condiciones para construir viviendas, No a las privatizaciones. Miércoles 11 de setiembre de 2013. Montevideo, Uruguay. Liberarce.



de Pablo Cabrera

Por estos tiempos escuchamos muchas cosas, lo importante es analizar las causalidades y no las casualidades, lo que nos sucede no es azaroso tiene causas y consecuencias y por esto no puedo no tratar de ver nuestro entorno y nuestras posibilidades de logros. Hoy tenemos un gran desafío, continuar con una lucha que han querido destruir, que nos han querido callar pero de pie y con nuestros conceptos a viva voz salen con más fuerza. La gente tiene la palabra, vamos a seguir ganando la calle. El fruto de nuestro trabajo es esencial nadie lo discute pero también es esencial que cada uno tenga un salario que nos permita pagar los boletos, poner el pan diario en la mesa, educación y recreación. La vida de nuestra familia también esta en juego y por eso no bajamos los brazos, el gobierno tiene que responder, que futuro le dejamos a las nuevas generaciones? Antes hablábamos de no pagar la deuda, que esta no era del pueblo. Hoy le damos más valor a pagar para adelante que educar y sanar.
HOY YO LUCHO POR UN PAIS CON EDUCACIÓN Y SALUD PARA TODAS Y TODOS. UN PAIS PARA QUEDARSE

.


Política 12.9.13
Dos poderes 
 Cooperativas de vivienda y sindicatos públicos se movilizaron frente a la Torre Ejecutiva y el Palacio Legislativo.

La marcha partió desde el vallado de la Torre Ejecutiva, en la plaza Indepedencia, encabezada por la conocida casita rodante de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM) y una enorme pancarta que decía: “Las organizaciones populares marchamos por más vivenda, más salud y más educación”.
La movilización fue originalmente una iniciativa de FUCVAM a la que se fueron sumando distintos gremios y sindicatos, mayoritariamente públicos y en su mayoría conducidos actualmente por dirigentes de la izquierda no frenteamplista.
Terminaron convocando, además de FUCVAM, la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), la Asociación de Funcionarios de UTU, la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria, la Asociación de Trabajadores de Enseñanza Secundaria, la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu-Montevideo), la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas, la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (ADES), la Unión de Funcionarios del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el Centro de Estudiantes de Magisterio, el Centro de Estudiantes del Instituto de Profesores Artigas, el Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas, la Asociación de Obreros y Empleados Municipales de Montevideo y la Asociación de Funcionarios del CASMU.
Pese a tanta diversidad, se logró acordar una plataforma común y que al cierre de la marcha hablaran sólo cuatro oradores. Las reivindicaciones incluían el reclamo por el 6% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación, mayor presupuesto para vivienda y salud, autonomía y cogobierno en la enseñanza, salario mínimo equivalente a media canasta básica, tierras en condiciones para la construcción de viviendas, sistema único estatal de salud y rechazo a las privatizaciones en el Estado.
La marcha tomó por la avenida 18 de Julio y los manifestantes despidieron a la Torre Ejecutiva con una batería de petardos. FUCVAM le puso colorido a la movida. Además de ser la organización que arrimó más gente en el transcurso de la marcha, cada cooperativa de vivienda estaba identificada con chalecos o remeras de colores con letras estampadas: Covicuer 2010 eligió el naranja fosforescente, Coviluyfa el rojo, Covimar 2011 el amarillo patito, Covipafi el verde, Coviami el azul y así sucesivamente. Hubo muchas motos, bicicletas y hasta cochecitos de bebés, una batucada, banderas, bombas de estruendo. Y ningún incidente.

Encapuchados

La marcha dobló por la calle Paraguay para pasar por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). En la esquina con Colonia había un vallado y frente al edificio donde trabaja Fernando Lorenzo estaba apostado un vehículo policial y ocho efectivos que rápidamente corrieron a formarse detrás de la valla, a escasos metros de donde pasaba la marcha.
Un joven quiso pasar y le pidió permiso al oficial a cargo. En el instante en que se le iba a permitir pasar el vallado, el policía se dio cuenta de que en la mano del joven había un sospechoso envase de aerosol. Simplemente se lo requisó y le dio la orden de salir de la zona vallada. Más allá de algunos cánticos como “Ay que no alcanza el presupuesto de la enseñanza y sobra en pila el presupuesto de los gorilas” y de un par de bombas que explotaron en el aire, la marcha no se detuvo en el MEF. Algunos de los policías que estaban en el lugar tenían las caras tapadas con pasamontañas por debajo del casco. Uno de los manifestantes comentó: “¿Viste que ellos también están encapuchados?”.
La marcha continuó por Paraguay y tomó Avenida del Libertador. Frente al Centro Militar no había vallado. Sólo un furgón policial estacionado al frente del lugar, que seguramente estaría cargado de efectivos. La gente ni siquiera se detuvo y continuó hacia el Palacio Legislativo para escuchar la oratoria.
En un pequeño estrado montado en la calle entre el Palacio Legislativo y el edificio anexo, hicieron uso de la palabra la sindicalista Mónica Ramírez (ADES), los secretarios generales de Ademu, Raquel Bruschera, y de FUCVAM, Fernando Zerboni, y el presidente de COFE, Pablo Cabrera. Ramírez dijo que con la última Rendición de Cuentas del “gobierno progresista” la situación de la educación pública “no ha cambiado”, y criticó a la ANEP por implementar planes patrocinados por organismos financieros internacionales. Todos los programas como “Prolee, Promejora, y muchos otros pro, no se aplican en la educación privada”, lo que implica que “se están formando dos categorías de ciudadanos, manteniendo las mismas desigualdades”. Fustigó la política de exonerar de impuestos a las multinacionales de la celulosa, la minería, la soja y los terratenientes, y “las empresas privadas de la educación tampoco pagan impuestos ni aportes patronales, por lo que el Estado deja de recaudar millones de dólares con los que podría aumentar el presupuesto para la salud, la educación y la vivienda, sin aumentar otros impuestos ni generar inflación”.
Por su parte, Bruschera dijo que los promedios de inversión en educación en la región son muy superiores a los de Uruguay y exigió que se otorgue el 6% del PIB para ese fin. Criticó a la Universidad Tecnológica por considerarla una iniciativa “privatizadora” que representa “la mercantilización” del sector y que ha sido pensada para “formar técnicos que respondan a las demandas de los empresarios y del capital”. Zerboni reclamó una revisión del precio de la unidad reajustable, que siempre “aumenta más de lo que aumentan los salarios de los trabajadores”, y anunció que FUCVAM va a lanzar la propuesta de generar un “gran debate” entre todas las organizaciones sociales para crear un “plan nacional de vivienda” de largo plazo, que cubra las necesidades de los sectores que no pueden acceder a ese derecho.
Finalmente, Cabrera reclamó un compromiso con el “no a la baja de la edad de imputabilidad” y dijo que los temas sociales “no se pueden medir por separado”, por lo que vivienda, educación y salud “van de la mano”. “Vemos que el país crece y crece y nunca se derrama para la mano de la clase trabajadora. Las diez empresas más importantes tienen subsidios que superan dos veces el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social”, agregó, y reclamó que esos subsidios se “vuelquen” a salud, educación y vivienda. “Que pague más el que tiene más, que pague menos el que tiene menos y el que no tiene nada que no pague nada, porque así se construye la sociedad”, dijo.
Luis Rómboli


Carta abierta de COFE al Presidente de la República José Mujica








0 comentarios:

Publicar un comentario