martes, 24 de septiembre de 2013

Hasta que lo encierren



Piero y Dino por Justicia para Chiquito
  La defensa de Pedro Barneix consiguió aplazar la indagatoria

Con expectativa para que termine este proceso con un dictamen de la Justicia sobre los asesinos de su padre, los hermanos Piero y Dino Perrini aguardan las actuaciones judiciales donde serán citados el general ® Pedro Barneix y luego los médicos que realizaron la autopsia histórica en el caso de la muerte de Aldo Chiquito Perrini.

Lamentablemente habrá que esperar para la comparecencia del general retirado Pedro Barneix en el juzgado de la Dra. Beatriz Larrieux. La defensa del militar apeló y se suspendió la audiencia que estaba programada para el próximo lunes 23.
La citación de Barneix es la última indagatoria de los responsables de la muerte de Chiquito; luego, fueron citados los médicos que realizaron la autopsia histórica que determinó la muerte de Chiquito Perrini como consecuencia de los golpes recibidos.
¿Qué expectativas tienen? le preguntamos en EL ECO a Piero y Dino Perrini, con quienes pudimos conversar largamente en nuestra redacción: “Yo lo que le digo a Pepe es que estamos animados”, señala Dino. Aunque “yo tengo miedo que invente alguna otra cosa”, agrega Dino, “sí, pero se cava más la fosa”, retruca Piero.
A pesar que logró aplazar su indagatoria para este lunes, seguramente la fiscal Ana Ma. Landechea va a rechazar la apelación y fijará un nuevo día, pero mientras tanto el militar estira los plazos lo más posible.
El caso de Chiquito Perrini es uno de los pocos donde además del testimonio de los sobrevivientes a la tortura de los militares, existen documentos que ellos mismos firmaron en aquella época donde se constatan claramente los “apremios” a los que eran sometidos los presos en los “interrogatorios”, ese eufemismo para nombrar las largas sesiones de tortura a la que sometían a hombres y mujeres indefensos.
Y además, como si fuera poco, está la autopsia histórica que determina claramente que el fallecimiento del compatriota carmelitano se debió a los maltratos físicos sufridos, “él dice que estaba presente en el momento que papá se desvanece, ¿qué estaba haciendo, estaba mirando?”, se pregunta Dino.

Un llamado de Tabaré
Tanto Puijvert, como Baudean (fallecido a fines de 2012), como Barneix reconocen que estuvieron presentes ese día interrogando a Perrini, según consta en las mismas actas que fueron tomadas en aquella época y que fueron milagrosamente encontradas abandonadas en un juzgado civil. Hoy son pruebas ineludibles de su participación en esa sesión de tortura.
Está claro que el proceso se ha dilatado por la fuerte incidencia en el sistema político que tiene Barneix, luego de haber sido hombre de confianza del expresidente Tabaré Vázquez. “Yo tengo muchas cosas para decirle a Tabaré Vázquez” dijo Piero,  “a mí me hubiese gustado que al menos me hubiese llamado diciendo que no estaba al tanto”, remarca, teniendo en cuenta que las pruebas documentales sobre la participación de Barneix en el caso Perrini surgen después de su gobierno; “él debería haber llamado a la familia Perrini, habernos llamado y dicho que él no sabía”.
Aquí los opiniones se dividen: por un lado, algunos creen que Tabaré Vázquez no pudo desconocer la actividad de Barneix en la dictadura; por otro lado, hay quienes creen que pudo no saber, teniendo en cuenta que Barneix nunca fue mencionado ni por testigos de la época ni apareció nunca mencionado en documentos que lo involucraran.
Hasta que apareció el expediente con los documentos de la época sobre Chiquito Perrini. Pero  “es muy difícil no saber, Barneix estuvo en la Escuela de Panamá y era fácil saber que estuvo en el Batallón de Colonia en 1974”, señala Piero.

Baudean estaba mencionado como participante de hechos aberrantes durante la dictadura, Puijvert también, pero “de Barneix nadie sabía nada, ni las víctimas de la época lo mencionaban. Salta por el expediente de mi padre” explican.

Hasta que los encierren
Barneix hizo su carrera y terminó el generalato durante el período de Tabaré Vázquez, cerrando la boca sobre sus actos, y posiblemente pasando información errónea sobre los desaparecidos. Pero como el pasado siempre resurge, el silencio le terminó jugando en contra.
Piero ratifica sus primeras palabras cuando comenzó este proceso judicial “yo no voy a parar hasta que estén presos”, señala. “Cuando era chico pensaba que estas personas no existían más, que estaban muertos, cuando Pepe me llamó a España y me contó yo le dije que le metiera para adelante, pero yo pensaba que estaban todos muertos, y resulta que no”. En aquella época “todos eran jóvenes, a papá lo mataron cuando tenía 34 años, y la mayoría tenía poco más de veinte años”.
El pueblo de Carmelo “ha sido muy generoso con nosotros, nos apoyaron siempre y también Zimmer, y Alejandro Brusco que le mandaron a hacer un busto a Velarde Gil para poner frente a la heladería”, destaca Dino.


Piero y Dino Perrini


 Tellechea reiteró pedido de procesamiento del general Barneix


NUEVA DIRECTIVA DEL GREMIO
FISCAL ALINEADA A LAS CORTES
 


 por Roger Rodríguez*

Con fecha de hoy, 23 de setiembre de 2013, la Asociación de Magistrados Fiscales del Uruguay (AMFU) envió a los medios de prensa un comunicado por el que informan que luego del acto eleccionario realizado el viernes 16 de agosto (hace más de un mes) hay una nueva directiva en la organización.
El presidente de allí en más es Juan Gómez (con María Camiño como suplente), el vicepresidente es Ariel Cancela (Gilberto Rodríguez) y el vocal es Gustavo Zubía (Carlos Negro). El tardío anuncio parece querer hacer recordar a los periodistas y medios de comunicación quiénes son los únicos voceros oficiales del gremio.
El flamante titular de AMFU, Juan Gómez fue a quien, en mayo de 2012, ex juez Jorge Díaz, apenas había asumido como nuevo Fiscal de Corte, otorgó la confianza de ocupar la fiscalía de delitos especiales en la que compulsivamente había ordenado el traslado del fiscal Ricardo Perciaballe, quien pasó a una fiscalía civil.
El fiscal Ariel Cancela, ocupaba la fiscalía de Rocha aquel 12 de agosto de 1998 cuando en Cerro Largo fue “suicidado” el intendente Villanueva Saravia, quien apenas dos meses antes lo había denunciado en el marco de una conspiración junto a los jueces Ricardo Migues, Ricardo Siri y el también fiscal Gustavo Zubía.
Zubía era fiscal en Melo y tenía “la chaira pronta” para procesar al intendente por supuesto desacato en el marco del complot del que Villanueva hizo denuncia policial (leala en http://www.espectador.com/text/documentos/doc06111.htm). No se investigó porque Saravia murió, delito impune en que Zubía terminó siendo fiscal.

EN LA MIRA
Fuentes de la oposición a la nueva directiva (quienes pidieron anonimato por temor a represalias) indicaron que las nuevas autoridades de la AMFU están alineadas al procurador Jorge Díaz y para mantener continuidad con la directiva anterior mantienen al ex presidente Carlos Negro como vocal suplente.
La nueva dirección del gremio fiscal también intentaría alinearse a las directivas de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) en cuanto a constituirse en una “muralla” en favor de la impunidad y, como la AMFU ya hizo con el fiscal Perciaballe, el gremio no apoyaría ni defendería en un futuro a aquellos fiscales “díscolos”.
Uno de los fiscales “en la mira” del gremio sería la Dra. Ana María Tellechea, quien en las últimas horas reiteró su pedido de procesamiento con prisión sobre el general retirado Pedro Barneix, a quien tipifica la muerte por torturas de Aldo Perrini en el Regimiento de Caballería Nº 4 de Colonia el 4 de marzo de 1974.
Tellechea ya había solicitado la cárcel para Barneix, pero antes de que hubiera un pronunciamiento de la jueza actuante, Mariana Mota, la Suprema Corte de Justicia ordenó su traslado a un tribunal civil. Su lugar fue ocupado por Beatriz Larrieu, quien conocía la causa porque provenía del departamento de Colonia.
La protesta en la sede de la SCJ por el desplazamiento de Mota, el día en que tenía que firmar su traslado, fueron calificadas como “asonada” por los ministros de la Corte, quienes denunciaron el delito ante la jueza Gabriela Meiraldo, a quien el fiscal actuante, justamente Gustavo Zubía, terminó pidiendo siete procesamientos.

* Periodista.


clic para ver

0 comentarios:

Publicar un comentario