jueves, 12 de diciembre de 2013

Abriendo caminos para la lucha ideológica y la acumulación de fuerza

Publicado en el Semanario “Voces” el 12 de diciembre de 2013.

Antonio Elías

Instrúyanse porque necesitaremos de toda nuestra inteligencia,
conmuévanse porque necesitaremos de todo nuestro entusiasmo,
organícense porque necesitaremos de toda nuestra fuerza.
Antonio Gramsci


El martes 10 de diciembre se presentó públicamente el Instituto de Estudios Sindicales “Universindo Rodríguez” (INESUR), el cual fue creado por la Confederación de Organizaciones y Funcionarios del Estado (COFE), buscando fortalecer el trabajo sindical uniendo en forma sistemática teoría y práctica. Para ello intentara avanzar simultáneamente en: objetivos de corto plazo, tales como, las condiciones de trabajo, política salarial, negociación colectiva, cantidad y calidad de los servicios públicos; objetivos de largo plazo, entre los cuales puede destacarse, el papel del Estado en la elaboración e implementación de un proyecto de desarrollo económico y social del país y la erradicación de las relaciones de explotación-.

El nuevo instituto focalizara sus investigaciones en el estudio de la problemática de los trabajadores del Estado y en la formación de los mismos en un marco normativo y funcional radicalmente distinto al de los trabajadores del sector privado. Sus estudios serán complementarios de los trabajos de los centros sindicales actualmente existentes: Instituto “Cuesta Duarte” y Centro de Estudios y Formación Sindical “José D’ Elía”.

Es interesante destacar el papel que en la inauguración del INESUR tiene la trayectoria del intelectual orgánico que da su nombre al instituto, Universindo Rodríguez, así como, que se haya presentado un libro de innegable importancia y actualidad: “Crisis del Capital (2007-2013). La crisis capitalista contemporánea y el debate sobre las alternativas” de Julio Gambina, economista argentino, directamente ligado a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y al Encuentro Sindical Nuestramérica (ESNA).

1.- La COFE rinde homenaje y se honra al designar a su instituto con el nombre del historiador y activista sindical y político Universindo Rodríguez Díaz (el Yano), quién murió el 2 de setiembre de 2012. La dictadura uruguaya secuestró y torturó bárbaramente a Universindo en 1978 - tras una operación conjunta con las fuerzas armadas brasileñas – y lo mantuvo encarcelado hasta 1984, pero no pudo doblegarlo.

En 1987 Universindo ingresa a la función pública en la Biblioteca Nacional e inmediatamente se afilia a la asociación de funcionarios de dicho organismo, en el cual participa activamente integrando, en algún periodo, la dirección.

El Yano luchó siempre junto a la clase trabajadora con el fin de fomentar la conciencia de clase y el sentido de pertenencia a la misma a través, entre otros instrumentos, de la recuperación de la memoria histórica de los procesos de organización, unidad y lucha del movimiento sindical. Coordinó el proyecto de recuperación de más de 7500 documentos procedentes de requisas realizadas a militantes y grupos políticos antes de la dictadura e integró el equipo del proyecto de investigación “Hacia la recuperación de la memoria oral y los archivos históricos del movimiento sindical en Uruguay”.

Publicó, entre otros, “Los sectores populares en el Uruguay del novecientos” (1989 y 1994) y fue coautor de “El sindicalismo uruguayo. A 40 años del congreso de unificación” (2006), “Juan Carlos Mechoso. Anarquista” (2006), “José D’Elía. Constructor de unidad, forjador de esperanzas” (2008) y “Gerardo Gatti revolucionario” (2012). Produjo en coautoría los documentales: “Memorias de Luchas: de Trabajo y de Trabajadores, Héctor el tejedor” (2000), “A las 5 en punto” (2004), “Textiles y papeleros de Juan Lacaze” (2006), y “Mujeres: trabajadoras y sindicalistas” (2006).

La solidez y calidad de sus investigaciones reflejadas en sus libros y materiales audiovisuales muestran la particular dimensión de un autentico intelectual orgánico de la clase trabajadora y compromete a todos los integrantes del instituto que lleva su nombre a realizar los máximos esfuerzos para aportar conceptos teóricos y fundamentos empíricos para el desarrollo de la conciencia de clase y la capacidad de lucha del movimiento sindical.

2.- En el marco de la inauguración del INESUR Julio Gambina presento el libro “Crisis del Capital (2007/2013)”, el cual adquiere una singular dimensión e importancia porque refleja y sintetiza los trabajos de un teórico y docente especializado en economía política fuertemente ligado al movimiento sindical.

En la obra se aborda el análisis de la crisis capitalista sus múltiples facetas, partiendo de lo que caracteriza como “ofensiva del capital” iniciada a principio de los setenta. Desde una perspectiva marxista discute y profundiza un aspecto clave de la economía capitalista: la tendencia decreciente de la tasa de ganancia y los mecanismos para contrarrestarla. Como contrapartida, describe y contrapone las respuestas elaboradas e implementadas desde el campo popular: tanto, las medidas de resistencia sindical, campesina, estudiantil y de los pueblos originarios; como, el desarrollo de proyectos alternativos, en particular el acceso de fuerzas políticas “progresistas” al gobierno en varios países de América Latina.

Discrimina claramente entre los proyectos que pretenderían transcender el horizonte capitalista y los que buscarían “humanizar” el capitalismo. Sobre estos últimos es contundente respecto a la inviabilidad de modificar la lógica concentradora y excluyente del capital. En cuanto a los primeros su análisis reconoce y describe límites y potencialidades en cada uno de estos procesos y sostiene que es un final abierto que depende básicamente de dos factores: por un lado, la conciencia, organización y dirección del movimiento popular en Nuestramérica en el marco de la unidad de naciones; por otro lado, la ofensiva económica, política y militar de los Estados Unidos para desestabilizar y derrocar los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Venezuela, al igual que lo hicieron en Paraguay y Honduras.

Analiza el papel de las transnacionales como agentes fundamentales de este proceso de expansión y crisis capitalista, en directa asociación con sus Estados nacionales de origen. La consideración permanente de la luchas de clases permita superar una carencia sustancial del pensamiento económico dominante - que analiza la complejidad social reduciendo los hombres y mujeres a meros agregados estadísticos o a las categoría de consumidores en un mundo económico donde las únicas leyes se derivan de las relaciones entre oferta y demanda-. Tiene, obviamente, un carácter esclarecedor respecto a visiones que buscan soluciones económicas supuestamente en defensa de los intereses de los trabajadores asumiendo que existe un capitalismo “bueno”, “serio”, “confiable” que hay que potenciar, olvidando las cruentas leyes del sistema capitalista.

Una vez que se explicitan, como se hace en este texto, las restricciones que tienen los modelos económicos que desconocen el carácter dialectico de los procesos sociales y que ocultan el papel del Estado como reproductor y garantía final del sistema, se abre un campo reflexivo, no menor, sobre el papel de dicho Estado en los procesos de cambio.

3.- Mucho tiene por hacer el nuevo instituto, los requerimientos de la época son enormes, los trabajadores públicos están destinados a ser actores fundamentales en los procesos de reformas profundas que deben realizarse en el Estado y en la sociedad. La investigación y la formación son un aporte esencial para que la lucha sindical adquiera los niveles de desarrollo y fortaleza que le permitan enfrentar y superar las contradicciones de la etapa y avanzar hacia un horizonte social sin explotados y explotadores.

Los desafíos son muy grandes para todos los que formamos parte de este nuevo instituto y concretar los objetivos buscados exigirá crear ámbitos de participación e intercambio entre trabajadores, académicos e intelectuales comprometidos con los cambios sociales. Pocas veces se da una coherencia tan clara entre la función que se atribuye al instituto y el nombre que se le asigna. Si el Yano estuviera presente, seguramente, nos dedicaría una amplia sonrisa y con voz suave nos diría que está trabajando en un nuevo proyecto y que después nos va a pasar un material… nada puede matar el compromiso y la integridad de los compañeros.

Publicado en el Semanario “Voces” el 12 de diciembre de 2013.

Escuche o descargue la entrevista aquí




0 comentarios:

Publicar un comentario