viernes, 13 de diciembre de 2013

Esos mecanismos estan siempre aceitados

Robos masivos a turistas en las playas brasileñas

Decenas de jóvenes ingresan a las playas de Río de Janeiro para robar las pertenencias de los turistas. Por esta razón, en las últimas horas las autoridades implementaron un nuevo sistema de vigilancia que consiste en la presencia de 600 efectivos policiales y un camión especial con cámaras de seguridad de alta definición.
Con estas medidas, la policía espera controlar los distintos episodios de robos masivos que asolaron la costa atlántica carioca los últimos días.
En los videos se puede ver a decenas de jóvenes que se intentan llevar las pertenencias de los turistas, lo que deriva en un verdadero caos. .




Las barbas en remojo

Esos mecanismos están siempre aceitados .

.
viernes 13 de diciembre del 2013
Según dijeron a El País, fuentes de Presidencia de la República, el informe del general Bonilla incluye medidas preventivas en caso de que existan desbordes sociales en el país.
Subrayado consignó ayer que, a pedido de Mujica, Inteligencia del Estado elaboró un plan de acción para evitar en Uruguay saqueos a comercios como los ocurridos en Argentina.
La huelga de policías afecta a 16 provincias. La ola de saqueos en las provincias ya dejó ocho muertos en las calles. Comerciantes se defienden con armas de fuego para evitar los robos.
Según informes de Inteligencia en poder de Presidencia de la República, los saqueos en Argentina afectaron a 1.600 comercios y generaron pérdidas superiores a US$ 90 millones. Agregaron que, además de los reclamos de mejoras salariales de policías, ahora se le suman reivindicaciones de militares, lo cual puede agravar aún más la situación en el país vecino.


Y si en vez de aceite atacamos las causas de los posibles desbordes?


Bonomi compró un arsenal de guerra para la Republicana 
Cárceles. Desde helicóptero hasta AK 47

EDUARDO BARRENECHE
El Ministerio del Interior adquirió un arsenal para equipar a la Guardia Republicana: tres tanquetas de origen ruso, un helicóptero, cerca de 500 fusiles AK 47, lanzagranadas y fusiles ametralladoras calibre .50.
"Se trata de un ejército paralelo. Supuestamente es para controlar las cárceles. Pero no sabemos para qué quieren armas que pueden derribar a un helicóptero", explicó ayer una fuente del Ejército a El País.
Los blindados rusos GAZ TIGR -modelo Tigre- costaron unos US$ 280 mil cada uno. Tienen cámaras que permiten visualizar los 360 grados y habilita a sus ocupantes a realizar disparos de armas y granadas desde distintas posiciones.
Brasil compró material similar para brindar seguridad durante el Mundial de Fútbol de 2014.
Con más de un millar de hombres, la Guardia Republicana crece a pasos agigantados en el escenario policial. De realizar patrullajes o tareas de apoyo a otras reparticiones, pasó a participar en capturas de narcotraficantes, incautaciones de drogas o allanamientos en zonas conflictivas, y ahora lidera el control de las cárceles.
Tras más de un año de negociaciones, los ministerios de Interior y Defensa no pudieron acordar criterios para que los militares supervisen los controles de las personas que ingresan a las cárceles como lo establece una ley. Ello significa que la Guardia Republicana continuará en una tarea que, en un principio, fue calificada como provisoria por parte del Ministerio del Interior.
Ayer, en una rueda de prensa, el director del Instituto de Rehabilitación, Luis Mendoza, dijo que la Guardia Republicana supervisará los ingresos a las cárceles hasta que vengan las Fuerzas Armadas. "Lo dispuso el Ministerio del Interior porque ingresaban armas a los establecimientos. No vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras vengan los militares", advirtió.
Un asesor militar le entregó ayer al ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, un informe sobre las negociaciones mantenidas en el último año con el Ministerio del Interior en una comisión que tenía como objetivo reglamentar la ley que habilita el ingreso de militares a las cárceles.
Desde un principio, representantes del Ministerio de Defensa plantearon en la comisión que los militares no querían revisar a los policías, porque "sabían que eran estos quienes ingresaban elementos prohibidos a las cárceles", señalaron fuentes militares a El País.
Los militares también exigieron la creación de doble cercado en algunas cárceles, el uso de pasamontaña para que los familiares de los reclusos no los identifiquen, 300 efectivos más para esa tarea y un marco legal que permitiera a los efectivos castrenses ejercer la fuerza en el caso de oposición durante las revisorías.
Las fuentes castrenses dijeron que, con su nuevo armamento, la Guardia Republicana pretende quitar poder a las Fuerzas Armadas. "Se trata de una paradoja. Si es por nosotros mañana mismo abandonamos la custodia perimetral de cárceles. Nos insume muchas horas de trabajo y nuestro personal está bajo continuo riesgo de corrupción. Solo los oficiales tienen órdenes de mantener contacto con la Policía y el menor posible", dijo la fuente militar.
Por su parte, una fuente del Ministerio del Interior culpó a los militares por no alcanzarse un acuerdo para reglamentar la ley, ya que insistían en los pasamontañas cuando en las cárceles de todo el mundo la transparencia es la norma. "El pasamontañas trae recuerdos del pasado", dijo la fuente.
En un comunicado de prensa, Fernández Huidobro dijo ayer que con el Ministerio del Interior se "acordó todo menos el uso de pasamontañas".



0 comentarios:

Publicar un comentario