martes, 22 de abril de 2014

Zalmón con puré

Privilegios carcelarios

Zimmer y los privilegios del poder

Desde la penitenciaría el doctor Walter Zimmer “sigue gobernando. Atiende llamadas por celular, se reúne con jerarcas de la intendencia y recibe visitas a toda hora”. Sin embargo no todas son alegrías para el líder blanco, EL ECO supo que la Justicia negó el pedido de su excarcelación.
Familiares de reclusos y policías consultados por EL ECO, aseguraron que, por ejemplo, el martes pasado el doctor Zimmer tuvo un asado familiar. “Eran ocho o diez personas que compartieron el almuerzo hasta las cinco de la tarde”, dijeron a EL ECO.
El doctor Walter Zimmer actualmente procesado con prisión y alojado en la penitenciaría departamental de Piedra de los Indios, junto al contador José Aunchaín (también procesado) vive en una casa extramuros. Allí un camión habría llevado “televisor, Direc TV, somier”, para que la estadía de estos procesados sea menos desagradable. “Estoy de vacaciones”, dijo al diario El Observador (ver pág. 1 de Carmelo).
Y ojo que no todo es anecdótico. Porque el doctor Zimmer es visitado a toda hora por políticos blancos y del Frente Amplio (sobre todo del MPP), por las autoridades del gobierno departamental. “El intendente (int.) Miguel Asqueta viene con frecuencia”, señalaron a EL ECO el mediodía del miércoles. Entonces, cabe preguntarse: ¿Walter Zimmer sigue ejerciendo como intendente desde la cárcel? Si así fuera está desoyendo el fallo de la doctora Virginia Ginares, la jueza que lo procesó y por lo cual quedó separado del cargo.
Por las palabras de Zimmer en la entrevista concedida al diario El Observador (ver página 1 de Carmelo), más aquellos que dicen que el intendente procesado habla “todo el día por celular, atiende a la prensa y mantiene reuniones con políticos”, la casa donde está alojado en Piedra de los Indios, se habría convertido en una oficina de la Intendencia, en un comité de la Lista 19 o en un sitio de conferencias políticas.

Zimmer hoy
Tal cual lo adelantó EL ECO, el jueves 3 de abril, el doctor Gastón Chavez, abogado defensor de Walter Zimmer y Amadeo Otatti de José Aunchaín, presentaron el recurso de apelación, y a partir de allí comenzaron a correr los tiempos de la Justicia. Además los abogados solicitaron “la libertad de los inculpados. El lunes (7) se da vista al fiscal y probablemente la semana próxima, la jueza Ginares se esté expidiendo sobre el pedido de excarcelación. En caso de haber una denegación, los defensores de Zimmer y Aunchaín recurrirán ante la Suprema Corte de Justicia”, señaló el diario La República en la edición del sábado 5 de abril.
No obstante ello, el jueves al cierre de esta edición, EL ECO confirmó que la jueza, doctor Virginia Ginares, negó el pedido de excarcelación que presentaron los abogados defensores de Walter Zimmer y José Aunchaín.

 

.

Todos iguales
LUCÍA COHEN13 abr 2014
Se trata de prevenir los incidentes y de "apagar el fuego" apenas se enciende en lugar de reaccionar cuando suceden episodios como los motines. Aunque sostiene que el INR le da una segunda oportunidad a los reclusos, reconoció no creer que todos los presos son rehabilitables. Admitió que recibe llamados y recomendaciones de presos conocidos, pero aseguró que para él todos los reclusos son iguales: personas a las que "solo" se les privó su libertad ambulatoria.

También con privilegios carcelarios


Campiani, ex ejecutivo de Pluna pasa buenos días en la cárcel
General
El ObservadorEl ex-gerente general del consorcio Leadgate que manejaba la desaparecida Pluna, línea de bandera de Uruguay, come en la cárcel como en un restaurante. Salmón con puré de calabaza, pollo al horno con ensalada mixta, espaguettis con salsa de pomarola, verduras al wok con pollo

Es miércoles y Matías Campiani, quien fuera gerente general del consorcio Leadgate y hoy está procesado con prisión por estafa en el caso Pluna, camina por el patio de la cárcel de Campanero, a las afueras de la ciudad de Minas, secundado por sus exsocios de Leadgate, Sebastián Hirsch y Árturo Álvarez Demalde.

Todos los miércoles, viernes y domingo, entre la hora 10 y la 11, camina hacia la pieza en la que se levantan las encomiendas, saluda a presos y policías, y regresa a su celda, cargando las bolsas con las viandas que le deja su familia.


A pesar de estar tras las rejas desde fines de diciembre, Campiani cuida su paladar y mantiene una dieta balanceada. Tres veces por semana recibe la encomienda. En Campanero, los socios de Leadgate comen salmón con puré de calabaza, pollo al horno con ensalada mixta, espaguettis con salsa de pomarola, verduras al wok con pollo, tartas de zapallito y espinaca, empanadas de carne y verdura, peceto con salsa de vino, informaron a El Observador fuentes vinculadas al centro penitenciario.

Otros reclusos también reciben encomiendas suculentas y ricas en sabores. Algunos, sin embargo, se conforman con el guiso tumbero.

El director del Instituto Nacional de Rehabilitación, Luis Mendoza, explica a El Observador que Campiani no goza de previlegios. En realidad, todos los reclusos pueden recibir comida dos o tres veces por semana, dependiendo del régimen de visitas de cada centro penitenciario.

“Campiani no tiene previlegios; tiene lo mismo que cualquiera. La diferencia es que cuenta con un apoyo económico que otros no tienen. Pero en la cárcel es tratado de la misma manera que los otros. Yo personalmente fui y lo vi y es tratado igual que el resto”, asegura Mendoza.

“Dentro de ese sector hay gente que anda con remera Hering, y otros con Polo. La diferencia va en el apoyo que le pueda dar la familia, pero eso también es limitado. Cada uno puede recibir solo cuatro visitas”, explica.

Si bien, en esa cárcel donde hay unos 120 reclusos, está permitido el uso de celular para llamadas telefónicas, no hay internet, dijo Mendoza. Lo que sí hay son heladeras en cada uno de los cuatro sectores, donde los reclusos refrigeran las viandas que les llegan.

Campanero es la única cárcel del país en la que  hay losa radiante, como sistema de calefacción. “La losa radiante a veces es malinterpretada por la gente. No es lujo, es por necesidad y seguridad. La gente tiene derecho a protegerse del frío.

Si no hay losa radiante, pasa como en el Comcar, que la gente pone calentadores. Los calentadores rompen el sistema eléctrico y se producen incendios, como se produjo en Rocha”, explica Mendoza. La losa radiante, además, es un sistema de calefacción barato, en comparación con otros.

En Campanero también están alojados el triple homicida Pablo Goncálvez y el empresario Javier Moya procesado por explotación sexual de menores.

Nos prendemos fuego, abrí, dale!
Setiembre del 2010.Rocha amaneció con la noticia que doce presos murieron a causa de un incendio que consumió todo lo que encontró en el bloque N° 2 del centro penitenciario, donde se encontraban 20 personas.
.






0 comentarios:

Publicar un comentario