sábado, 10 de octubre de 2015

Las necesidades de Nin Novoa





El "ultra" Nin Novoa insiste. Derrotado con lo del TISA está procurando otros caminos para llegar a lo mismo: la definitiva y total entrega de la soberanía nacional. Siendo el imperio y las multinacionales los promotores es evidente que es una "necesidad", para ellos y sus intereses.!!

 En el marco de la discusión presupuestal, el secretario de Estado dijo ante el Parlamento que Uruguay tiene acceso hoy a 178 mercados en todo el mundo, “pero el hecho de no tener acuerdos implica el pago por año de 660 millones de dólares en concepto de aranceles”.
“Nos preocupa lo que hacen otros países. Nueva Zelanda y Australia han firmado un acuerdo de libre comercio con China. Nosotros y ellos somos proveedores de alimentos, básicamente de carne, leche en polvo descremada y entera, y alguna cosa más. Se trata sobre todo de bienes agropecuarios, que todavía son la base de nuestra economía”, explicó el jerarca de gobierno.
En ese marco, agregó que cuando el acuerdo entre China y Australia se encuentre en su “máximo desarrollo, es decir que esté totalmente en vigencia, Australia pasará de vender 800.000.000 de dólares de carne a  11.000.000.000 millones”.
“¿Por qué un importador chino habría de comprar carne o leche descremada, entera en polvo a los uruguayos si puede comprarla sin aranceles y pagando menos flete a Australia o a Nueva Zelanda? Dentro de dos años Nueva Zelanda va a entrar con leche en polvo descremada y entera con arancel cero, mientras nosotros pagamos el 16% para entrar con leche en polvo?”, planteó el canciller.
Ante tal situación, remarcó que “esas son las cosas que el Uruguay tiene que mirar. No es tanto el afán de salir a hacer tratados de libre comercio como si fuera una moda, sino porque es una necesidad”.
“Si no hacemos estas movidas y buscamos estos beneficios de acceso al mercado, otros van a ocupar nuestro lugar”, remarcó.

Los acuerdos del MERCOSUR

Nin Novoa agregó que, mientras tanto, el MERCOSUR “tiene acuerdos con los países del sur de África, con Israel, la Autoridad Palestina y 450 líneas arancelarias con India”.
“Esos son los acuerdos que tiene el MERCOSUR que, con todo respeto, no mueven la balanza en forma decisiva en el comercio internacional. Mientras otros países y otros bloques se mueven para un lado y para el otro, se juntan, se dan preferencias, desgravan aranceles y hacen un comercio mucho más fluido, nosotros estamos afuera”, lamentó el secretario de Estado.




El TPP que es una variante del TISA y que está siendo resistido en todos los países, es tan peligroso para los intereses populares como el mismo TISA.

Cancillería evalúa pros y contras de acuerdo con EEUU y el Pacífico

Por primera vez, el gobierno empieza a coquetear con la posibilidad de ingresar a las negociaciones del acuerdo de libre comercio en bloque que Estados Unidos negocia con países de Asia, más Australia, Nueva Zelanda y algunos vecinos sudamericanos como Chile y posiblemente Colombia.
La invitación para entrar al TransPacific Partnership (TPP) no es formal aún, pero el gobierno de Barack Obama transmitió la posibilidad de incluir a Uruguay una vez que finalice la primera etapa de las negociaciones. El gobierno de Michele Bachelet en Chile puede oficiar de nexo en caso que Uruguay acepte.

Y como la posibilidad está latente, el canciller Rodolfo Nin Novoa le pidió al embajador uruguayo en Estados Unidos, Carlos Gianelli, que elabore un documento de análisis sobre el tratado.

Según explicaron a El Observador fuentes cercanas al ministro de Relaciones Exteriores, en ese trabajo se analizarán los pros y contras de suscribir un acuerdo de este tipo.

El TPP fue firmado en 2005 por Chile, Nueva Zelanda, Singapur y Burnei, pero ahora están a punto de sumarse Estados Unidos, Japón, Australia, México, Canadá, Perú, Vietnam y Malasia. Firmar el acuerdo implicaría en la práctica contar con un TLC con todos esos países.
Cuando Mujica estuvo en Estados Unidos en 2013 el tema fue analizado. El presidente uruguayo dijo en ese momento al semanario Búsqueda que el tema estuvo en la conversación con el secretario de Estado John Kerry. "Es una decisión crucial que tiene Uruguay por delante, porque está claro que tenemos que tratar de estar en la mayor cantidad de lados posibles. Le va a corresponder al gobierno que viene", dijo Mujica.

Hasta el momento, la posibilidad de ingresar al TPP ha sido apoyada por los líderes blancos, colorados e independientes. El presidente Tabaré Vázquez habló en la campaña electoral a favor de estudiar la posibilidad, pero no se expidió sobre el fondo del asunto.

En un foro con los presidenciables organizado durante la rural del Prado del 2014, el entonces candidato dijo: "Son tratados que están comenzando a funcionar y cuyos ingredientes profundos no están definidos y no conocemos. Los tenemos que seguir de cerca y si llega el momento y es oportuno para Uruguay, consideraremos la oportunidad de incluirnos en estos tratados".
Ya en 2015, tanto Nin Novoa, como el ministro de Economía, Danilo Astori, empezaron a opinar en los medios a favor de estudiar el ingreso a estos tratados multilaterales que buscan liberalizar el comercio. El 28 de abril de este año en una charla en la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos dijo que el país "no puede desaprovechar" las "oportunidades" que ofrecen los tratados como la Alianza del Pacífico, el TPP o el TLC con la Unión Europea.

También en el Prado, pero en el 2015 y horas después de perder en la interna del oficialismo para mantener a Uruguay en las negociaciones del TISA, Nin Novoa defendió la idea de sumarse a los TLC en bloque que se están negociando. "Son muchos. Con todos los que podamos", contestó cuando le preguntaron en qué tratado prefiere avanzar.


En una entrevista con 'The Vancouver Sun' el economista estadounidense Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía, advierte que el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) podría acarrear consecuencias negativas para los ciudadanos de los países firmantes, mientras que las empresas multinacionales, incluidas las grandes farmacéuticas, se beneficiarán.
El premio Nobel de economía Joseph Stiglitz sostiene en declaraciones a 'The Vancouver Sun' que el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) es un pacto, en el que todas las partes "intentan manejar el comercio a su favor". Según él, se trata de un acuerdo que "se desmarca de las regulaciones sobre el medioambiente, la seguridad, la economía, la salud" y los consumidores son los que pierden en esta situación.
Asimismo, Stiglitz se refirió a las cuestiones de salud y los riesgos para los consumidores que podrían ir asociados al TPP. "En Estados Unidos tuvimos un acuerdo para equilibrar los medicamentos genéricos y los de las grandes farmacéuticas. Queríamos que las grandes farmacéuticas trajeran nuevos medicamentos y que los genéricos mantuvieran el precio bajo. Mientras que nuestros precios de los medicamentos siguen siendo los más altos del mundo, si no hubiera sido por los medicamentos genéricos, habrían subido por las nubes", asegura.
"El TPP da un vuelco a este equilibrio, dificultando mucho más el acceso a los medicamentos genéricos. Los pobres no serán capaces de permitírselos, las primas de seguro van a subir... así que esto va a afectar a todos los grupos de la sociedad, y ninguno de ellos se encuentra en la mesa de negociaciones", afirmó.
Sin embargo el premio Nobel dice sentirse "optimista" porque no piensa que el TPP vaya a ser finalmente aprobado "debido a la presión pública en al menos uno de los países". "Hay una sensación creciente, tanto en el bando republicano y como en el demócrata, de que habrá oposición [al acuerdo]", sostiene.

.

El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) que la Administración de Obama busca firmar es un asalto a los trabajadores, ya que está destinado a una mayor dominación corporativa, dice el activista Noam Chomsky.
Aunque el Gobierno de Barack Obama —que ha estado negociando desde hace años para ser miembro del TPP, así como otras 11 naciones del Pacífico— todavía no ha firmado el acuerdo, grupos de intereses corporativos estadounidenses ya han manifestado su fuerte apoyo al TPP, que describen como un acuerdo de libre comercio que fomenta el crecimiento económico.

Sin embargo, varios expertos aseguran que ese tratado tendrá efectos negativos sobre todo en el acceso a medicinas, cultura, libertad en internet y en las regulaciones medioambientales. No en vano, los sindicatos de trabajadores y una serie de grupos tradicionalmente liberales, así como ecologistas y defensores de la salud pública, han criticado duramente las negociaciones.

El lingüista, activista y analista político estadounidense Noam Chomsky considera que ese acuerdo busca poner "en competencia entre sí a los trabajadores de todo el mundo para bajar los salarios y aumentar la inseguridad". El experto argumentó en declaraciones al diario 'The Huffington Post' que gran parte de las conversaciones abordan cuestiones fuera del comercio ya que, según él, se centran más en imponer nuevas normas de propiedad intelectual en el extranjero y aumentar el poder político de las empresas.

Por otro lado, Chomsky lamentó que el acuerdo —al que tachó de ser en concreto "una escalada de metas políticas neoliberales"— sea un "secreto para la población, pero no para los negociadores de las corporaciones".

La población total de los países miembros de la unión sería de unos 800 millones de personas, y su PIB alcanzaría un 40% del índice mundial. Lori Wallach, una de los líderes del grupo estadounidense Public Citizen de defensa del derecho del consumidor, contó a RT que el acuerdo representa una gran amenaza para los países miembros de la asociación y sus habitantes, y que además existe un cierto peligro para algunos países de la zona.









1 comentario:

  1. Unas 250.000 personas se manifiestan en Berlín contra el Tratado de Libre Comercio

    Los manifestantes denuncian que el acuerdo es antidemocrático y supone un retroceso en los estándares de seguridad alimentaria, mercado laboral y medio ambiente
    "Esta es la manifestación más grande en este país desde hace muchos, muchos años", ha afirmado el director del movimiento ciudadano Campact, Christoph Bautz, cuando se ha dirigido a los participantes

    http://www.infolibre.es/noticias/mundo/2015/10/10/unas_250_000_personas_manifiestan_berlin_contra_tratado_libre_comercio_39060_1022.html

    ResponderEliminar