jueves, 4 de agosto de 2016

La zorra cuidando gallinas





Tras más de un año de analizar el tema, Mujica firmó el pasado 15 de noviembre la resolución por la que el Poder Ejecutivo dejó "sin efecto" la deuda que la Dirección General Impositiva (DGI) le reclamaba al contratista Francisco Casal y a otros empresarios de su entorno por aparentes deudas generadas entre 1998 y 2007 por la venta de futbolistas en el exterior.
En 2005, la DGI inició las inspecciones en las empresas de Casal, lo que derivó en un extenso y complejo proceso administrativo que en el medio tuvo una denuncia penal por defraudación contra el empresario que se desestimó.
El organismo recaudador calculó la deuda por concepto de Impuesto a la Renta de Industria y Comercio (IRIC) y el Impuesto a la Renta de Actividades Económicas (IRAE) en 104 millones de dólares, pero luego el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, bajó el monto a 10 millones de dólares.
Los asesores de Casal, que presentaron consultas de expertos que indicaron que el empresario no debía los tributos reclamados, impulsaron un recurso de avocación para que el caso pasara a estudio de la Presidencia de la República, que finalmente anuló la deuda.
En paralelo, Casal presentó una acción de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) en la que pidió dejar sin efecto el acto de determinación de la DGI. Pero como primero Mujica anuló la deuda, el trámite judicial quedó sin objeto y por esa razón el empresario solicitó el mes pasado su archivo.
El abogado Leonardo Costa, asesor de Casal, informó a El País que el martes recibió la notificación del TCA donde se dispuso el cierre del expediente. "Con esto el tema ya está terminado", dijo Costa.
El abogado explicó que, en teoría, ante la resolución de la Presidencia de la República, la clausura del caso por parte del TCA debía ser "un trámite", pero podía ocurrir que la DGI se opusiera a ello, cosa que finalmente no ocurrió.
Ahora, los asesores de Casal están dedicados a levantar los embargos que aún pesan sobre las empresas del contratista y que en su momento fueron trabados por la DGI. "Ya se presentaron los pedidos de levantamiento de embargo, pero ante la cercanía de la Feria Judicial Mayor que comienza el martes 24, es probable que el trámite se termine en febrero", comentó Costa.

http://www.elpais.com.uy/economia/noticias/se-podra-escapar-que-agarremos.html

>>> Mirá vos quién...!
Presentaciones Jornadas Transparencia Fiscal y Prevención Lavado de Dinero
http://brumcosta.com/2016/08/03/presentaciones-jornadas-transparencia-fiscal-y-prevencion-lavado-de-dinero/.


03 Ago 2016 

>>> Presentación Dr. Leonardo Costa




el Fiscal de Corte, Jorge Díaz sostuvo que el mundo va en la dirección de un mayor control a los delitos fiscales y de lavado de activos y Uruguay no está ajeno a eso. "La cosa va en serio. Se podrá escapar alguno, pero al que agarremos le vamos a pegar", indicó.

El jerarca participó ayer de una jornada sobre transparencia fiscal y prevención del lavado de dinero organizada por el estudio Brum-Costa Abogados. Allí, ante una nutrida concurrencia de profesionales y empresarios, Díaz transmitió que "no hay que tener miedo si se hacen las cosas bien". Añadió que la realidad muestra que "cada vez lo blanco cubre más a lo negro. Hasta hace 10 años Uruguay era visto hasta con simpatía por los evasores fiscales. Hay un cambio de paradigma tan brutal que si no lo entendemos vamos a tener problemas".

Díaz continuó diciendo que todavía "hay lugares donde esconderse, yo no se los voy a decir porque jugaría en contra de mi rol, pero son muy pocos. Además, el problema es cuando te quedás encerrado en el último reducto. Hasta ahora se están dando oportunidades; el Estado esta dando posibilidades para pasar de la zona oscura a la blanca".

En otro pasaje de su alocución, el jerarca sostuvo que siempre que lo invitan a eventos como disertante ocurren dos cosas. "Si me invita el Estado es porque la percepción de riesgo está muy baja y llaman al cuco para que venga a asustar. Si me invita el privado es porque la percepción de riesgo está muy alta y entonces me llaman porque soy más o menos razonable", expresó.

Añadió que en el nuevo escenario planteado cobrará trascendente importancia el conocimiento que tenga el profesional sobre sus clientes.

Recordó que hace algunos años atrás durante un interrogatorio, un indagado le contestó que un cliente sospechado le había sido recomendado por un amigo. "Era un funcionario público argentino que había traído US$ 2 millones y los había depositado. Pero el interrogado dijo no saber a qué se dedicaba ni en qué trabajaba", lamentó.

Pero ahora, señaló, ante las nuevas exigencias planteadas debe haber un conocimiento real del cliente. "Saber si la cantidad de transacciones que el cliente realiza está dentro de su perfil, porque también ha pasado que un cliente ha realizado operaciones usuales durante un tiempo y después comienza a hacer otras inusuales", explicó.

Ante eso, es necesario que los profesionales adviertan la cantidad de luces rojas que pueden encenderse observando el comportamiento de sus clientes.

A su turno, el abogado Leonardo Costa sostuvo que "esta es la primera vez en la historia donde se está cambiando el paradigma de la tributación de manera dramática; se están removiendo las raíces del sistema financiero mundial y la tributación mundial". Manifestó que antes el evasor pensaba que únicamente lo podían "agarrar" con información que era pública y solo en su país. Sin embargo, ahora con la "posibilidad de cobro de tributos en todo el mundo, esto es el gran fisco mundial", indicó.

A nivel local, una de las principales acciones que marca el proyecto de ley enviado al Parlamento el mes pasado y que busca debilitar el secreto bancario es la obligación a las instituciones financieras de informar a la Dirección General Impositiva (DGI) los saldos de las cuentas bancarias al cierre del año.

Costa sostuvo que ese aspecto es un gran factor de control que además servirá para otras verificaciones, como los pagos correctos de impuestos. "Si alguien llega a fin de año y tiene demasiada plata en la cuenta alguien va a preguntar cómo lo logró eso", dijo.

"Alguien les podrá decir: sacá la plata (del banco) a fin de año y volvela a poner el 3 de enero", manejó como posibilidad. "Díganme donde la van a poner el día 3, porque te la dejarán sacar una vez, más no", refutó.

>>> Presentación Dr. Jorge Díaz







0 comentarios:

Publicar un comentario