martes, 12 de mayo de 2020

Guido Manini Ríos, en proceso de presidente





Escrito por Carlos Pelaez Rompkbzas el 11 mayo 2020



El ex comandante del Ejército, teniente general ( r ) Guido Manini Ríos (61 años ) es un caso interesante de la vida política nacional.

A diferencia de lo sostenido por el general prusiano Carl von Clausewitz, Manini parece creer que la política es la continuación de la guerra por otros medios. Es el único militar de una familia que siempre estuvo en los primeros planos de la política. Tenía 15 años cuando ingresó a Escuela Militar y lo hizo porque según dijo “sintió que debía hacer algo para enfrentar a la guerrilla”.

Aunque 40 años después fueron los guerrilleros que quiso combatir quienes lo hicieron Comandante en Jefe del Ejército.

Nieto, hijo y sobrino de dirigentes colorados riveristas (cavernarios, como los definían los batllistas) . Su abuelo, Pedro – fundador de La Mañana y El Diario - fue ministro de hacienda de la dictadura de Terra; su padre, Alberto fue diputado colorado (riverista) por Montevideo en 1959; su tío, Carlos - director de La Mañana - embajador en Brasil de la dictadura aunque en 1980 no apoyó el proyecto de reforma constitucional y luego fue ministro del Interior en el primer gobierno de Julio María Sanguinetti

Y a ellos hay que sumar a su hermano Hugo, fundador de la JUP y hoy director del semanario La Mañana. Aunque en el 2014 fue declarado votante de Mujica.

Todos ellos fueron o son poderosos hacendados con importantes intereses en la tierra, la ganadería y la plantación de arroz.

Guido parece reunir en sí varias fuentes del pensamiento político. De familia colorada y riverista, está casado con una dirigente herrerista, pero admira el pensamiento del trotskysta argentino Jorge Abelardo Ramos, cuyo ideario de patria grande latinoamericana conoció de la mano del filósofo uruguayo Alberto Methol Ferré, uno de los pensadores admirado, casualmente, por José Mujica .

Tan así que Marcos Methol, hijo de Alberto y ex integrante de la 711 de Raúl Sendic, hoy es un cuadro de relevancia en Cabildo Abierto e integrante de la dirección de La Mañana.

Manini Ríos egresó de la Escuela Militar en 1978 y luego se formó como paracaidista en el batallón de infantería paracaidista Nº 14, también ubicado en Toledo. Se alineó con la logia ultranacionalista Tenientes de Artigas, cuyos fundadores, anticomunistas y antimasones, tuvieron un fuerte protagonismo en el golpe de Estado de 1973, informó Búsqueda.

Hasta 1988 estuvo en el 14 de Toledo, con varios cargos, cuando en ese enorme predio se produjeron, por lo menos, los enterramientos de Julio Castro y Ricardo Blanco Valiente.

De fuerte convicción católica, también obtuvo una licenciatura de historia en la Universidad Católica. En ese mismo tiempo se desempeñó como director del Hospital Militar

En el año 2011 fue ascendido a general y como casi todos los Tenientes de Artigas desarrolló un vínculo de extrema confianza con Eleuterio Fernández Huidobro entonces ministro de Defensa , quien propuso su nombramiento como Comandante en Jefe antes que asumiera su segundo gobierno Tabaré Vázquez.

A partir de ese momento instaló su propia agenda con la que pretendía levantar los ánimos de un ejército golpeado por las denuncias y procesamientos por torturas y desapariciones en dictadura.

El 3 de febrero de 2016 afirmó, en referencia a la actuación del ejército durante el terrorismo de Estado: "Seguir pidiéndole cuentas al Ejército por lo que pasó hace 40 años es casi lo mismo que pedir cuentas por lo que hicimos en la guerra del Paraguay ".

El 18 de mayo de 2016, participó con su uniforme militar en el marco del día del Ejército en una misa católica -religión que profesa- en la Catedral de Montevide. Meses después, ante el fallecimiento del exguerrillero y ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro, , Manini pronunció un sentido discurso durante el funeral.

“Voy a hablar en nombre de las Fuerzas Armadas y no del pasado que dividió, que fracturó a los uruguayos. Voy a hablar del presente, desde lo personal”, comenzó diciendo Manini Ríos durante el sepelio de Fernández Huidobro.

·Pude descubrir a un ser excepcional, a una persona singular, que permanentemente leía expedientes y libros” sobre temas militares y que hacían a su tarea como ministro. Tomó su función en serio y descuidó permanentemente su salud. Así se fue ganando poco a poco el respeto y la consideración de las Fuerzas Armadas”,

Agregó que quería “destacar la coherencia de Eleuterio Fernández Huidobro. Su capacidad de análisis singular de la realidad y de la actualidad lo llevaron a entender perfectamente que detrás de quienes atacaban a las Fuerzas Armadas, de quienes buscaban debilitarlas, destruirlas, de quienes buscaban suplantarlas por una guardia nacional, que detrás de ellos estaban los centros de poder mundial a los que él combatió durante toda su vida, y he ahí su coherencia. Creo sinceramente que quienes vestimos el uniforme de las instituciones armadas de la República le debemos un sincero homenaje a don Eleuterio Fernández Huidobro”.

El 29 de junio de 2017 declaró, en referencia a la dictadura, "A la gente de Bella Unión, Salto y Paysandú les importa un comino lo que pasó hace 44 años" y el 30 de noviembre de ese año, la organización Madres y Familiares de Desaparecidos, denunció que el general deliberadamente brindó información falsa sobre la ubicación de restos de los desaparecidos.

Refiriéndose al ejército, el 18 de mayo de 2018 afirmó que "nada ni nadie lo pondrá nunca de rodillas. Gracias soldados por no reaccionar ante la provocación de aquellos que respondiendo a intereses inconfesables viven de la confrontación". El 25 de junio de ese año, en referencia a la muerte de Artigas Alvarez, hermano del dictador Gregorio Alvarez, a manos del MLN Tupamaros afirmó "¡Que su sacrificio no haya sido en vano!" En setiembre de 2018 fue sancionado con un arresto a rigor por declaraciones públicas en las que criticó la aprobación de una reforma del sistema previsional de los militares. Esta sanción fue la más dura impuesta a un general desde la finalización de la dictadura en 1985.

El 29 de diciembre de 2018 dedicó un "saludo al soldado que se esfuerza por cumplir la misión asignada de la mejor forma, a pesar de las dificultades y de la acción de los mercaderes del odio y del enfrentamiento entre orientales". En febrero de 2019, poco antes de su destitución, opinó "Noto un ambiente muy favorable a una mayor participación del Ejército en la seguridad" y "Gritos de Asencio, en la historia de los pueblos, ha habido y habrá muchos

En febrero de 2019 por una nota del colega Leonardo Haberkorn en el Observador se conocieron los resultados del tribunal de honor creado en las fuerzas armadas para analizar las violaciones a los derechos humanos de los militares retirados Jorge Silveira, José “Nino” Gavazzo y Luis Maurente cometidas efectuadas durante la dictadura cívico militar.

En sus resultados, Manini Ríos efectuó cuestionamientos a la justicia uruguaya, afirmando que la misma "en muchas oportunidades se apartó de los más elementales principios del derecho, no dando garantías a los acusados. En definitiva, aplicó una suerte de derecho para el enemigo", agregando que "muchos de los imputados han sido condenados sin pruebas y sin las garantías del debido proceso".

Estas últimas afirmaciones fueron el motivo que esgrimió el presidente de la República, Tabaré Vázquez para pasar en marzo al militar a retiro, argumentando que el mismo "efectuó graves cuestionamientos al Poder Judicial", considerando que "En un Estado de Derecho, con un sistema republicano democrático de gobierno en el que hay, por tanto, separación de poderes, el respeto a las decisiones de la Justicia Penal por parte del Poder Ejecutivo y de sus integrantes, debe ser una premisa fundamental" y que hacer tales apreciaciones sobre dicho poder "resulta absolutamente incompatible con el cargo" que venía desempeñando Manini Ríos.

Pero antes de dejar la Comandancia en Jefe, Manini ya tenía decidido pasar a la vida política. Y aunque lo tenía expresamente prohibido por ley , participó por lo menos en dos reuniones en el chalet que posee en Pinares, Maldonado, el militar retirado Enrique Mangini, con el objetivo de analizar su candidatura, según informó la periodista Mónica Robaina en Brecha.

Mangini fue uno de los 7 miembros de la JUP que en 1972 asesinaron al estudiante Santiago Rodríguez Muela y que fueron condenados a prisión por “violencia particular” , según informó el periodista Roger Rodriguez. Otros militares retirados participantes de esas reuniones fueron Eduardo Radaelli, procesado y preso en chile por el asesinato de Eugenio Berríos, y pconsiderado hombre de extrema confianza de Manini en la estructura de Cabildo Abierto. También estuvo en esas reuniones Gaspar Barrabino, candidato en la interna - hijo de Julio uno de los 7 generales golpistas que ingresaron al Parlamento el 27 de junio de 1973. Otro de los participantes era el entonces jefe de Policía de Maldonado, Erode Ruiz, hoy jefe de Policía de Montevideo.

Cabildo Abierto es un partido militar, sus integrantes y dirigentes son en mayoría militares retirados. Y son estos los que en los últimos dos meses han logrado cargos jerárquicos en Salud Pública y Vivienda, ministerios controlados por la organización. Además el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Marcelo Montaner, es afín a Manini. Y dirigente importante de Cabildo es el Subsecretario de Defensa, coronel (r ) Rivera Elgue.

Pero además se nutrió de los votos de los militares, en varios cuarteles hubo actividades de apoyo, como la venta de bonos para la campaña.

Curiosamente varios legisladores provienen en mayoría del PN, alguno del PC y hay uno que estuvo con Zabalza y Sarthou. En eso terminó pareciéndose al MPP.

Manini no podía ser candidato. Lo fue por un error del entonces ministro de Defensa José Bayardi quién debió sancionarlo pero no quiso por razones democráticas según afirmó. Lo cierto es que según la ley, un oficial conserva el Estado Militar por 4 años después de su retiro y entre otras cosas tiene prohibido participar en política.

En los hechos y años antes, varios oficiales presentaron un recurso de inconstitucionalidad contra la ley y lo ganaron, pero mucho tiempo después. Manini estaba obligado a seguir el mismo camino, pero se lo salteó y nadie lo sancionó. La ley le importó poco.

Así se convirtió en el cuarto candidato más votado y logró una importante representación parlamentaria. Sus votos fueron decisivos para el triunfo de Lacalle Pou.

Hoy persiste en la defensa de sus camaradas procesados por terrorismo de Estado y no vacila en continuar las críticas a la Justicia. Que espera su desafuero para juzgarlo por ocultar información. De familia riverista, muy vinculado al herrerismo, admirador de Fernández Huidobro y del dirigente trotskista argentino Abelardo Ramos, su estrategia es un secreto, su ideología un misterio. Aunque él se define como pragmático.

Manini aspira a convertirse en presidente.

Y eso lo convierte en peligroso, no sólo por él, sino por quienes le rodean. El problema es que Manini tiene en sus manos el futuro de la coalición de gobierno. Y por ahora, Lacalle ha cedido a todas sus pretensiones.

>>> Elogio al capitalismo









0 comentarios:

Publicar un comentario