lunes, 10 de marzo de 2014

Es el dueño?



A fines de 2005 y comienzos de 2006, el entonces ministro de Economía (actualmente vicepresidente) Danilo Astori repetía una consigna del manejo del endeudamiento: "cambiar deuda condicionada por deuda soberana". Eran momentos en los que Uruguay mantenía un programa de asistencia financiera con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y buscaba poder emitir cada vez más deuda en el mercado internacional.
A fin de marzo de 2006, Uruguay canceló su endeudamiento con el FMI y el programa de asistencia. Ya no volvió a endeudarse con este organismo.
Ahora, ¿quién posee la deuda que emite Uruguay? De los US$ 31.894 millones (el endeudamiento del país al cierre de septiembre, último dato disponible), la mayor parte está en manos de distintos fondos de inversión y cobertura internacionales. Así lo establece el estudio "La pregunta del billón de dólares: quién posee la deuda pública de los mercados emergentes" elaborado Serkan Arslanalp y Takahiro Tsuda del FMI.





Otros dueños de la deuda uruguaya son bancos centrales extranjeros y organismos internacionales, AFAP uruguayas, bancos del exterior, bancos que operan en Uruguay y el propio Banco Central (ver gráfico).
A nivel de otros emergentes, (con distintos porcentajes) se repite que los fondos son los mayores inversores en deuda.
Según el trabajo, un billón de dólares (un millón de millones de dólares) es el endeudamiento de 24 países emergentes y el 80% (US$ 800.000 millones) estaba en manos de "instituciones financieras extranjeras que no son bancos (grandes fondos institucionales, fondos de cobertura, entre otros)".
Por su parte, "los bancos centrales extranjeros" (aquellos de fuera del país emisor) tenían entre US$ 40.000 millones y US$ 80.000 millones de la deuda y sus tenencias "aparecían concentradas" en bonos de "siete países: Brasil, China, Indonesia, Polonia, Malasia, México y Sudáfrica", señalaron los autores.
Los países emergentes deben prestar atención a esta situación. Los técnicos del Fondo afirmaron que "las posibles interrupciones súbitas de capital extranjero pueden afectar los mercados de deuda pública".


Entonces, elaboraron escenarios para ver qué características de los países pueden llevar a que haya menor afectación. "Para un nivel dado de participación extranjera en los mercados de deuda pública, los países con las siguientes características serían menos sensibles a los riesgos de financiamiento externo: los que tienen menor relación entre deuda y Producto Interno Bruto (PIB), aquellos con más bajas necesidades brutas de financiamiento, los que tienen sistemas financieros nacionales más desarrollados y los que poseen reservas de liquidez más grandes para protegerse contra los impactos externos", se explicó en el estudio.
Los escenarios "ilustran la importancia de extender los vencimientos de la deuda pública, del desarrollo de una base de inversores locales, y el mantenimiento de reservas de liquidez para mitigar el daño potencial de una salida repentina de los inversores extranjeros" del endeudamiento, sostuvieron los técnicos del FMI.
Por eso, "los mercados emergentes tienen que rastrear cuidadosamente quién es el dueño de su deuda y por cuánto tiempo", agregaron.

Reservas en dólares, euros, yuanes y reales

El Banco Central (BCU) modificó la estrategia de administración de las reservas que posee y cambió las monedas de los activos en las que invierte las mismas.
Al jueves, último dato disponible, el BCU gestionaba US$ 16.532 millones. De ese monto, US$ 2.140 millones correspondían a "la caja" del gobierno, US$ 6.245 millones eran propiedad de los bancos y US$ 8.147 pertenecían al propio Central. Poco menos de la mitad, US$ 7.384 millones estaban en pesos uruguayos y el resto (US$ 9.148 millones) en moneda extranjera, sin otro detalle.
"En cuanto a gestión de las reservas internacionales, se reformuló la asignación estratégica de activos, creando distintos fondos integrados por instrumentos denominados en dólares australianos, renmimbi (yuan) chino y real brasileño, de forma de hacerla consistente con un enfoque integral de activos y pasivos", indicó el BCU en la Memoria Anual del Poder Ejecutivo 2013.
Anteriormente, las reservas que administra el BCU estaban invertidas en activos en dólares y euros.
El BCU cambió luego su política y dejó de informar en qué monedas invierte las reservas. Para 2013 mencionó que se crearon distintos fondos pero solo divulgó las monedas de esos nuevos tramos. Fuentes del gobierno dijeron a El País que también hay fondos en dólares y euros, aunque se excusaron de dar más detalles.


No se sabe quienes son. 

Soros triunfa con su fondo de inversión

El 'hedge fund' cierra 2013 con 4.000 millones en beneficios y se aúpa como el que más gana

George Soros ya no se presenta en público como gestor financiero. Lo hace más como activista. Pero pese a que su vida se centre menos en hacer dinero, su fondo especulativo Quantum acaba de ser reconocido como el más rentable en la historia de la industria financiera al registrar unas ganancias de 39.600 millones de dólares (29.050 millones de euros). Solo en 2013 obtuvo unas ganancias de 5.500 millones de dólares (4.000 millones de euros). Con estos resultados, desbanca a Bridgewater Pure Alpha, de Ray Dalio, tras varios años compitiendo por el cetro.
Quantum Endowment se dedica a gestionar la fortuna familiar de los Soros desde hace dos años y medio, cuando el inversor decidió apartarse de su dirección. Ahora, el fondo funciona como algo más privado pero es el mismo que en 1992 lanzó el ataque contra la libra esterlina y forzó al Banco de Inglaterra a devaluar su divisa. En aquella operación, Soros apostó todo el dinero que tenía, aunque le sirvió para ganar de golpe 1.000 millones de dólares (800 millones de euros). A él se le atribuye también la tormenta financiera que llevó a la devaluación de las monedas del sudeste asiático en 1997.
Pero el fondo no solo toma posiciones en divisas, también es muy activo en materias primas y deuda soberana, lo que le convierte en una fuerza mayor en eventos macroeconómicos. El año pasado demostró esta capacidad al jugar contra el oro. Ahora tiene a China en la mirilla.


Lunes 23 de septiembre de 2013
Durante su primera jornada en Estaos Unidos, horas antes de participar en la Asamblea General de Naciones Unidas, Mujica se reunió este lunes con el presidente de Open Society Foundation, George Soros.
En el encuentro intercambiaron ideas e información relativas al proceso de regulación del mercado de consumo y comercialización de marihuana, que se impulsa desde el gobierno uruguayo.
Soros dijo que los cambios sobre el combate al narcotráfico, punto de vista internacional, “dependerán del éxito que tenga Uruguay y su nuevo enfoque”.
Recordó que en Estados Unidos, los estados de Colorado y Washington, “también tratan de implementar un proceso similar al uruguayo en materia de regulación de la marihuana”.
En tal sentido ofreció a Mujica “apoyar programas educativos en Uruguay con el objetivo de combatir el consumo de drogas y otras adicciones”.

“No es un viva la pepa”

Por su parte, Mujica explicó las características del proyecto y de las intenciones del gobierno.
En ese sentido, ratificó que el principal problema “no es la droga en sí, sino el narcotráfico”.
Agregó queel gobierno pretende “dar un enfoque de salud al tema y que no se trata de establecer una posición liberal”.
Mujica también señalo, en declaraciones a la prensa, que “Soros insiste en que la política general que se lleva con respecto al narcotráfico no da resultado”.
“Si no apostamos a que haya un cambio conceptual acá en Estados Unidos, estamos perdidos, porque América Latina es un gigantesco corredor para una parte de la droga que viene a Norteamérica y la que se va a Europa”, sentenció.
Asimismo, dijo que la propuesta sobre la regulación de la marihuana “es una política seria, no es, de ninguna manera, un ‘viva la pepa”.
Agregó que se trata de “tener controlada a la población, tratar de que no la exploten, de que tenga una alternativa y para el que está gravemente enfermo, ir desarrollando servicios médicos”.
El mandatario remarcó el hecho de que el Estado tiene la obligación de “hacerse cargo de la gente que queda enferma e ir encontrándoles caminos, porque son compatriotas y no podemos hacernos los distraídos”.
En la reunión entre Mujica y Soros participaron el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro; el prosecretario de la Presidencia de la República y presidente de la Junta Nacional de Drogas, Diego Cánepa; el embajador de Uruguay en Estados Unidos, Carlos Pita, el representante uruguayo ante Naciones Unidas, José Luis Cancela, y un grupo de asesores de Soros.




.

0 comentarios:

Publicar un comentario