domingo, 8 de febrero de 2015

La reconciliación espiritual del Papa y del Pepe

Los gráficos de "Saracho" Espejismo celestial


Jueves, febrero 5th 2015
Uruguay con la bendición del Papa para tratar de nuevo enfoque de los derechos humanos y desaparición de personas
La idea es seguir la experiencia sudafricana basada en la Paz del Premio Nobel Desmond Tutu, con "la verdad y la memoria" en lugar de "verdad y justicia" 

En  Uruguay se intenta un nuevo enfoque de los derechos humanos y desaparición de personas, un legado aún sin terminar de la dictadura militar, (1973/1984) y la década de sedición armada que precedió al colapso de la democracia del país. El anuncio se espera para finales de este mes y, básicamente, significa reemplazar "verdad y justicia" por "la verdad y la memoria", siguiendo en cierta medida la experiencia sudafricana.

Francisco supuestamente proporcionará un marco espiritual de reconciliación que debe ayudar a encontrar los restos de los desaparecidos

La iniciativa en virtud tendrá un "espíritu de reconciliación" y tendría un fuerte apoyo 'paraguas' del nacido en Argentina Francisco, cuya experiencia personal bajo gobiernos militares no sólo significa que está bien informado, sino que es una figura respetada por los que vivieron aquellos años oscuros. Según fuentes argentinas cercanas al tema, se espera que una comisión especial nombrada específicamente para ese propósito comience a escuchar las confesiones voluntarias de todos los presuntos implicados en abusos contra los derechos humanos en el período que va desde 1963 hasta 1984, lo que significa que los oficiales militares y policiales , los civiles y los ex guerrilleros que de alguna manera ayudaron a derribar lo que hasta finales de los sesenta era una democracia dinámica, a pesar de los graves problemas económicos.

Se espera al saliente Mujica y al entrante Vázquez para dar todo su apoyo a la iniciativa 


Bajo el esquema de Sudáfrica, propuesto originalmente por el Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, la confesión de los abusos por parte de los culpables que dan un paso hacia adelante, detallando las circunstancias de sus acciones y / u órdenes violentas que también deben incluir, entre otras cosas, donde los restos de las víctimas se pueda encontrar, frente a la cuestión de las personas desaparecidas.

Esto será seguido por una amnistía para aquellos que confiesen, que sólo puede ser revertida si los datos suministrados más tarde resulta ser falsos o inconducentes intencionalmente. Al parecer, esto ayudó a Sudáfrica a pasar a una rápida transición del blanco al negro regla bajo el liderazgo de un no vengativa de Nelson Mandela, en relativa paz y armonía.



El Presidente de la República reconoció estar sorprendido por la propuesta del papa Francisco.

“La opinión del Papa siempre sirve, más allá de las decisiones que se tomen, pero la sociedad, los familiares de los desaparecidos, tendrá que procesar esto”, tras advertir que no tenía “ni idea, me enteré por la prensa”, reconoció el mandatario.
Fuentes eclesiásticas tampoco conocen del asunto, según afirmó al diario La República el novel cardenal uruguayo, monseñor Daniel Sturla quien dijo no haber sido “notificado” ni recibió la información “vía teléfono, carta u otro cualquier medio con El Vaticano”.
Desde la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Óscar Urtasunm dijo que de antemano se conocía la postura del papa al respecto, pero que de momento no comparte la postura papal sobre cambiar el concepto de “verdad y justicia” por el de “verdad y memoria”, como adelantó la información del portal MercoPress. “La verdad debe ir acompañada de la Justicia, y la Justicia de la verdad, porque el objetivo de nunca más terrorismo de Estado no se puede lograr si los asesinos quedan impunes”, sentenció.

Un ofrecimiento sin confirmaciones desde El Vaticano

Las agencias de noticias vaticanas aún no recogen este sábado la información de MercoPress, sobre la propuesta papal para intervenir en la dilucidación del manto secreto a que se llamaron los militares para dejar sin resolver el destino de los detenidos desaparecidos. La información consigna que el objetivo principal sería que los involucrados o quienes tengan información, confiesen la data a cambio de una amnistía. La visión de una solución al “estilo de Sudáfrica” cambiando los datos por absoluciones penales, permitiría amnistías como trueque a la información. Pero ese concepto de “verdad y memoria” en vez de “verdad y justicia” exigiría para su implementación una ley aprobada por el Parlamento.
El embajador uruguayo ante El Vaticano, Daniel Ramada, dijo a radio Uruguay que en la Secretaría del papa Francisco, se le comunicó que no hay un plan concreto para Uruguay sobre el particular, al menos de momento, y que en caso que ello ocurriera, sería “el primero en enterarse”.



Verdad y justicia
Al mismo tiempo, el integrante de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Óscar Urtasun señaló que ya se sabía del interés del Papa en el tema, pero al igual que otros colectivos de Derechos Humanos, rechaza la opción de verdad sin justicia.
“La verdad debe ir acompañada de la Justicia, y la Justicia de la verdad, porque el objetivo de nunca más terrorismo de Estado no se puede lograr si los asesinos quedan impunes”, explicó.


Tendrían que empezar por otro lado.
En ningún ámbito es aconsejable reincidir en el error, reincidir en el error y reincidir en el mismo error, sin obtener soluciones, para encontrarse periódicamente de frente a los mismos problemas, que no consiguen ni soslayar. Si no hay cambios tangibles, la situación no mejorará y aumentará sus costos. Hace 30 años que empiezan por la impunidad sin condiciones ... y criticando la "justicia" que han impedido o amordazado de todos los modos posibles, a cambio de "estadísticamente" nada para las víctimas de delitos tan aberrantes perpetrados antes y durante la dictadura.
Ahora, tanto para variar, podrían empezar por otro lado y capaz que logran algún resultado de los que quisieran.
Como les desconfía cualquiera y la credibilidad escasea con innumerables razones, sería mejor empezar - por ejemplo - por exhibir 50 resultados concretos y públicamente que respondan a reclamos específicos de las víctimas o sus familiares. Después y antes de presentar los siguientes 50 grandes resultados concretos y verificables, podrían empezar a debatir las posibilidades - en perspectiva - de una mediación factible entre la Ley del Talión, Piazzale Loreto, Sudáfrica y Uruguay.
Paralelamente a ese debate, y para demostrar que están seriamente interesados en una solución para la mayoría de las víctimas, tendrían que presentar más resultados concretos, reclamados con todo derecho desde hace décadas, en el marco de una verificable actuación seria y generalizada de los tres poderes del Estado uruguayo, sin dejos de falsificación, manipulaciones o similares, comprobable dentro y fuera de fronteras.





 

3 comentarios:

  1. La Sudafrica de hoy, esta convertida entre negros ricos y pobres. Los negros de Soweto siguen sufriendo la miseria y la pobreza, y el negro rico es opresor. Reconciliacion es una palabra que esta en los libros. La JUSTICIA, MEMORIA Y VERDAD SON TRES IMPORTANTES ELEMENTOS O PRINCIPIOS PARA LA FORMACION DE UNA NUEVA SOCIEDAD SIN EXPLOTADOS NI EXPLOTADORES. TODO LO QUE PROPONEN ES TIPICO DE LA PEQUENA BURGUESIA Y CLASE MEDIA. NO DE PUEBLO LUCHADOR PARA LA LIBERTAD Y SOCIEDAD SIN CLASES.

    ResponderEliminar
  2. Mandela convirtió Sudáfrica en un confesionario
    Represores y reprimidos confesaban y perdonaban
    Se espera al saliente Mujica y al entrante Vázquez para dar todo su apoyo a la iniciativa Bajo el esquema de Sudáfrica, propuesto originalmente por el Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, la confesión de los abusos por parte de los culpables que dan un paso hacia adelante, detallando las circunstancias de sus acciones y / u órdenes violentas que también deben incluir, entre otras cosas, donde los restos de las víctimas se pueda encontrar, frente a la cuestión de las personas desaparecidas. Esto será seguido por una amnistía para aquellos que confiesen, que sólo puede ser revertida si los datos suministrados más tarde resulta ser falsos o inconducentes intencionalmente.

    ResponderEliminar
  3. Al parecer, esto ayudó a Sudáfrica a pasar a una rápida transición del blanco al negro regla bajo el liderazgo de un no vengativa de Nelson Mandela, en relativa paz y armonía.
    Después de las elecciones de 1994 se estableció la Comisión para la Verdad y la Reconciliación (1994-1999) con la finalidad de sacar a la luz pública los crímenes cometidos durante el apartheid.
    Esta comisión estaba encabezada por el Arzobispo Desmond Tutu quien había establecido como lema de la comisión que "Sin perdón no hay futuro, pero sin confesión no puede haber perdón".Muchas historias de brutalidad e injusticia fueron narradas a esta comisión, ofreciendo catártasis a la gente y las comunidades de las que se abusaron en el pasado.La comisión trabajaba sobre la base que la víctima explicara lo sucedido y los perpetradores confesaran su culpa, con amnistía concedida a quien hiciera una confesión total.Si bien algunos policías, militares y ciudadanos confesaron sus crímenes, pocos de los que dieron las órdenes para que estos crímenes se cometieran se presentaron a las audiencias. P.W. Botha fue uno de los que no se presentó y hasta la fecha no ha podido ser enjuiciado Nelson Mandela creó la llamada Comisión para la Verdad y la Reconciliación, con el ánimo principal de acercar a los negros que habían sufrido persecusión, con los blancos que los habían humillado de todas las maneras posibles desde el gobierno.
    El camino propuesto por Mandela – que está dispuesto a apoyar el papa Francisco en Uruguay – consiste en encuentros públicos en los que las víctimas puedan escuchar las confesiones de los represores del régimen caído.Estos encuentros -en los que únos se arrepentían y otros perdonaban- fueron transmitos en directo por radio y televisión en el país africano.
    Mandela creó el Comité para las Violaciones de Derechos Humanos -con el objetivo de reparar a los reprimidos- y el Comité para la Amnistía -para perdonar a los represores.Esos organismos fueron presididos por el arzobispo anglicano Desmond Tutu.La Comisión de la Verdad y la Reconciliación presentó un informe en 1998 en el que no solamente se reconocieron los crímenes del régimen segregacionista, sino también los cometidos por los grupos de los movimientos de liberación, incluido el Congreso Nacional Africano al que pertenecía Mandela El presidente negro quería que, una vez fuera del poder, quedaran cuentas pendientes entre los africanos
    A pesar de la eliminación del apartheid, millones de sudafricanos negros continúan viviendo en la miseria y la tasa de desempleo oficial ronda en el 40%.
    Para la entrega del poder a la mayoría negra se llevaron a cabo negociaciones que incluían el mantenimiento del sistema económico pre-existente, y la ley de reconciliación Los habitantes originales de Sudáfrica, los San y Khoi, siguen sin tener representación política propia, marginados en reservas, donde no pueden seguir su propio modo de vida y son víctimas frecuentes de violencia racial
    El país se halla inmerso en exportación de oro y diamantes mercados que domina El SIDA afecta a 4,5 millones de surafricanos Óscar Urtasun señaló que ya se sabía del interés del Papa en el tema, pero al igual que otros colectivos de Derechos Humanos, rechaza la opción de verdad sin justicia.“La verdad debe ir acompañada de la Justicia, y la Justicia de la verdad, porque el objetivo de nunca más terrorismo de Estado no se puede lograr si los asesinos quedan impunes

    ResponderEliminar