viernes, 22 de marzo de 2019

Donde esta la lucha, está el Bebe Sendic










Fin del siglo XX, el siglo de las insurrecciones armadas en toda América Latina, el siglo del terrorismo de Estado para volver los pueblos al redil del capitalismo. La izquierda nucleada en torno al MPP estaba enzarzada en el debate que enfrentaba a la corriente de militantes que mantenía una intención revolucionaria y el sector que apuntaba a la conciliación de clases y el olvido y el perdón a los criminales del terrorismo de Estado. No era poca cosa lo que estaba en juego: una década después se empezarían a ver los frutos de las ideas conciliadoras con el gobierno presidido por Mujica y, poco más tarde, con Huidobro de portavoz de los militares y Bonomi en el mismo papel, pero con los policías.
En ese contexto se cumplieron diez años del multitudinario cortejo que acompañó los restos de Raúl Sendic Antonaccio al cementerio de La Teja. Fue impresionante sentir como aquella muchedumbre penetraba en nuestra piel. Al equipo MPP de la Junta Departamental se nos ocurrió rescatar la memoria de sus ideas y su práctica que muchas y muchos habíamos acompañado en los años guerrilleros. Donde estaba Raúl estaba la lucha social y la revolución: era imposible asociarlo a la conciliación de clases, a las transas partidarias pata favorecer la extranjerización de la economía y a la impunidad de los asesinos que hicieron desaparecer tantas y tantos militantes por la fuerza. Como nunca encontraron algún dicho de Raúl que convalidara su disposición a la entrega, los que transaron con los enemigos del pueblo asalariado y marginado no pudieron citarlo en sus discursos electoralistas y lo enterraron en el olvido, o distorsionaron su memoria con la imagen del ‘paisano bueno’, En la lucha de su noche de doce años mantuvo una actitud combativa que merece algo más que una película.
Me escucharon con cara fea los dos ediles pachequistas, algunos de los blancos y muchos de la mayoría frenteamplista. Recuerdo sentir que la emoción de cuerpo entero y que, luego de terminar, me fui casi corriendo al despacho, a dejar que terminara de salir la bronca, llorando conmigo mismo.
En el plenario del ‘Colectivo Viejo Bebe Sendic’ entendieron que esas palabras merecían ser reproducidas cuando, en condiciones muy diferentes, con la conciliación ya instalada en las instituciones de la democracia liberal, estamos coordinando la realización de actividades a 30 años de la muerte de quién está identificado con el grito peludo de ‘Por la tierra y con Sendic’.
En la tapa del folleto publicado en aquél entonces puede leerse su título:
RAÚL SENDIC, LUCHA SOCIAL, REFORMA AGRARIA Y GUERRILLA.
1. «Como ves compañero, nuestra vida se parece a la tuya, la ropa se parece a la tuya, nuestras manos se parecen a las tuyas, nuestra muerte en un hospital o en una desgracia, se parecerá a la tuya, y nuestra tumba, como la tuya, estará al borde del cementerio, como nuestro rancho está al borde del pueblo.
Y nosotros te preguntamos compañero: ¿Por qué tenemos que vivir así? Si la tierra uruguaya es rica, capaz de producir pan, bienestar y mejor vida para que los trabajadores. ¿Es justa nuestra pobreza?
Queremos que sepas esto, compañero. Esa justicia no es obra de Dios, ni del destino; es obra de los hombres, es obra de la mala organización social, que hicieron los ricos, para vivir ellos bien, a costa de los pobres que vivimos mal. (...)
Esto no debe continuar así. Hay que levantar la frente, compañero; hay que enderezar el lomo, compañero. Si la patria es pobre, que sea pobre para todos, si la patria es rica, que sea rica para todos»
1968.Primero de Mayo. Manifiesto de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA)
2. Las cosas tal como son, tal y como se perciben desde lo más explotado de la clase trabajadora; mostrando cómo, en el Uruguay batllista de mediados de siglo, no todo era idilio de clase media, que existían sectores enteros donde no regían las leyes laborales, donde la ley la hacía el patrón y la policía a su servicio.
La realidad social más descarnada traída a Montevideo desde la lejana Bella Unión, en brazo de aquellas mujeres con sus criaturas a cuestas, de sus hombres envejecidos antes de tiempo y los adolescentes hechos adultos a fuerza de tumbar caña. Fue una marcha de familias enteras, reclamando tierra para trabajar y tiñendo con su rebeldía el acto de la CNT.
Así fue el llamado del Norte cañero. El llamado de los «peludos» La convocatoria a la solidaridad y la lucha, a cambiar la patria, a hacerla para todos... a la Revolución, en definitiva.
3. En otra parte de aquel manifiesto se puede leer:
«Pero algo ocurrió hace 6 años en Bella Unión.
Todo parecía tranquilo, porque los gringos mal acostumbrados y prevalecidos, abusando de nuestra ignorancia, no pagaban los salarios mínimos, ni licencia, ni aguinaldo, ni indemnización por despido.
Se reían de las leyes uruguayas. Y un grupo de uruguayos, traidores a su patria, se juntaban con los gringos para explotarnos.
Entonces llegó un hombre a Bella Unión.
Era un estudiante de abogado, que no quiso ser doctor, que dejó la carrera y se vino al campo. Le falta un solo examen para recibirse de abogado. Era un hombre manso y tranquilo, de ojos claros, limpios, que hablaba fácil y despacio, para que todos lo entendieran.
Había dejado en la ciudad su esposa y a sus hijos, se largó al campo, y apareció en los cañaverales. Este hombre se llamaba Raúl Sendic.
Él nos abrió los ojos; nos explicó nuestros derechos y gracias a él nos agremiamos, y presentamos a los gringos nuestros reclamos. Fuimos tratados con desprecio, como en tiempo de los esclavos.
No hubo arreglo, y nosotros los cañeros, los «peludos» como nos llamamos, fuimos con Sendic a la cabeza, a acampar a los montes del Arroyo Itacumbú, cerca de las azucareras. Vivimos bajo carpas de ramas, bajo la lluvia, con nuestras familias. También Artigas un día, tuvo que salir de su pueblo a la intemperie, para salvar sus derechos, desconocidos por los extranjeros.
Pero no fuimos a escondernos al monte, sino que, desde nuestro campamento, con la ayuda de Raúl Sendic, reclamamos nuestros derechos, con más energía que nunca.
Eso fue el 4 de enero de 1962.»
4. Allá por los años de Maracaná, muchos fueron los militantes sindicales que decidieron emigrar hacia las concentraciones de trabajadores agrícolas, con la idea de sumar experiencia a la tarea de organizar el movimiento sindical en el campo uruguayo. Recordamos entre otros a Orosmin Leguizamón, Pedro Aldrovandi, Washington Rodríguez Belletti y Andrés Cultelli.
Pero en el imaginario popular, el paradigma de la lucha social en el campo fue Raúl Sendic, con su papel en la formación de los sindicatos de remolinos en San Javier y Paysandú de URDE (Unión de Remolacheros y Destajistas del Espinillar), y en especial, por su participación en el nacimiento de UTAA y en sus primeras marchas. El llamado del Norte cañero cambió para siempre el destino de Raúl Sendic. En adelante sus compañeros y compañeras, sus amigos y amigas, fueron siempre los más humildes, aquellos que nadie escucha y cuyas opiniones fueron, desde ese momento, decisivas en las actitudes políticas de Raúl Sendic.
Tan fuerte se hizo el vínculo del individuo con la lucha de los cañeros, que todavía hoy, medio siglo después, la identidad del personaje se la asimila a la identidad colectiva. En muchos momentos la imagen de Raúl Sendic se nos presenta totalmente asociada con aquellas históricas marchas de UTAA, y a su vez UTAA, en la leyenda de los 60, aparece identificada con el recuerdo de Raúl Sendic.
A partir de la integración a la lucha de los cañeros, Sendic se transformó en el símbolo uruguayo de la opción política y filosófica por los más desamparados y explotados. Y esa opción la condujo a recorrer la misma senda que el Che Guevara y Camilo Torres recorrieron: desde los sentimientos y la práctica de solidaridad con los trabajadores más pobres a precursores de la Revolución socialista en América Latina.
Opción revolucionaria que compartió con cientos de miles en los 60, pero que acabó modelando el personaje histórico destinado a desarrollar el rol que la historia le pedía, donde Raúl Sendic representará para siempre el luchador social del campo uruguayo, el símbolo de la lucha por la tierra en el Uruguay y el guerrillero tupamaro de los años 70.
5. El manifiesto del 68, también proclamó a los cuatro vientos que: «los peludos queremos ser dueños de las 33 mil hectáreas de Silva y Rosas para hacer una gran cooperativa, trabajar todos en común, y donde no hay explotados y explotadores»
Al grano. Directo a la cuestión de fondo. El monopolio latifundista de los campos denunciado en una consigna: ¡TIERRA para trabajar!, que también tomaba la forma de: ¡Por la tierra y con Sendic!
En el año 1966, como ocurría cada cuatro años, la vida política entró a girar alrededor de las elecciones nacionales. Fue entonces que UTAA, se propuso contrapesar el electoralismo dominante poniendo sobre la mesa el problema de la propiedad de la tierra en el Uruguay.
No quisieron ser otra voz más en el coro de las promesas electorales, sino hablar con la voz clara de la clase trabajadora, planteando las medidas de cambio profundo necesarias, para terminar con la justicia social y la opresión.
Porque, en definitiva, mientras no cambie el sistema de propiedad de la tierra, el fomento de la producción agropecuaria con créditos y exoneraciones fiscales termina engrosando las arcas de los latifundistas y de los grandes intermediarios. Los dineros volcados desde el Estado no aseguran el aumento del poder adquisitivo de los asalariados del campo. Ni siquiera puede decirse que asegura realmente las fuentes de trabajo. No resuelve nada, es pan para hoy y hambre para mañana. Son parches que no eliminan la miseria y la explotación del pueblo trabajador.
Por eso mismo, para que el destino de los fondos volcados al campo fuera otro, junto a las medidas de fomento, UTAA siempre bregó por las 8 horas, por salario y por tierra para trabajar. Así fue, que, en los tiempos de la epopeya cañera, UTAA y Sendic se hicieron sinónimos de Reforma Agraria, de cambios sociales revolucionarios.
6. Veinticinco años más tarde, recobrada la legalidad en el Uruguay, rescatados de las catacumbas los rehenes de la dictadura, Raúl Sendic desde su «Movimiento por la Tierra» replantea con insistencia la cuestión agraria.
En el reportaje que le hicieron para «La República» en octubre de 1988 explicaba que: «Hace 20 o 30 años, el primer punto de todas las plataformas de los movimientos avanzados era la reforma agraria, hoy en día hay una conspiración de silencio en torno a este tema y nadie habla de reforma agraria» (...) «Yo creo que porque no es redituable. El éxodo rural ha sido tal que hoy en día no hay electores en el campo, la gente radicada en el campo es poco más de 250.000 personas, entonces se ha descuidado el problema rural porque es poca gente que hace oír su voz. Eso, por un lado. Y después porque ha venido esa atenuación, digámoslo así de todas las plataformas políticas, incluso de la izquierda.
Creo, en resumen, que las causas del silencio son dos: el que no hay una enorme cantidad de pueblo reclamando por la tierra y esa especie de desmonetización de las plataformas»
Aún en el mundo globalizado del neoliberalismo Raúl se negó a silenciar el reclamo de tierra para trabajar. Hasta el final de su vida insistió tozudamente en la necesidad de cambiar la estructura de propiedad de la tierra. No le importaron las consideraciones electorales para seguir luchando por la más justa de las causas. No creyó que, para alcanzar acuerdos políticos con otros sectores en el Frente Amplio, hubiera que dejar de hablar de Reforma Agraria, nacionalización de la banca y no pago de la Deuda Externa.
7. Como tampoco entendió que la amplitud de un Frente Grande construido desde abajo por los de abajo, estuviera contrapuesta con la lucha por el socialismo y los grandes cambios en la estructura social del Uruguay,en el Franzini, en ese 1987 Raúl Sendic terminaba su discurso con un planteo político muy firme:
«Volver a la unión del pueblo por abajo y profundizar esa conciencia solidaria y socialista que permitió salir colectivamente de la dictadura y de la miseria que nos trajo. Construir en los hombres millones de columnas donde se puede acentuar esa sociedad socialista. Para terminar, compañeros, nuestros frentes de lucha están ahí:
• Distribución de la tierra y mejoras para el trabajador rural;
• Terminar con la banca privada en mano de los extranjeros;
• Terminar con la sangría del pago de la deuda externa;
• Volcar esos recursos y lo quitado a los especuladores, para un aumento general del salario que traiga el consiguiente ensanchamiento del mercado interno.
Amplitud sí, pero sin diluir la plataforma de lucha. Participación en la lucha electoral sí, pero sin postergar un instante los reclamos de fondo. Participación en la lucha institucional también, pero sin renegar de la puesta a la conciencia solidaria y socialista de ese pueblo que siempre ha sido el mejor estratega.
El 16 de diciembre de 1987, desde las páginas del «Mate Amargo», Raúl reafirmaba su concesión de un Frente Grande nucleado en torno al Frente Amplio: «Luego de nerviosas acusaciones y presurosas aclaraciones ha quedado bien establecido que estamos hablando de lo mismo, por lo menos materia de composición de ese frente, que se podría llamar Grande, Opositor, de Alternativa, etcétera -no importa- con tal de que tenga una buena cuota de todo esto. Ahora queda la inquietud: ¿Unidad para transar o unidad para cambiar?»
Esa columna de Raúl, titulada «La larga marcha hacia el Frente Grande» finalizaba reafirmando en cuanto a la lucha contra la Impunidad, Tierra, Deuda, Banca y Salario: «Nada de esto se puede negociar. Ha habido demasiado diálogo con los entreguistas, ha habido demasiado diálogo con los militares fascistas. Y ha habido demasiada poca concertación para el cambio»
En ese mismo discurso del Franzini Raúl Sendic señalaba con claridad y simpleza: «Estamos por la unidad sin exclusiones. Pero reunirnos para transar, para contemporizar con el gobierno...Tampoco estamos para transar con el que tranza. Como se ve somos bastantes ‘imbancables’ compañeros»
En ese 1987 en que los tupamaros esperábamos pacientemente el reingreso a las filas del frente amplio en cuya conformación había participado activamente, Raúl Sendic definió sin duda el trazo más profundo del para qué la unidad, el Frente Grande y cómo debía ser el rol de los tupamaros en ese conjunto político. Se pueden hacer todos los juegos de palabra y conceptos que se quiera, pero más claro, echarle agua.
8. Raúl Sendic después fue radicalmente desmitificador de los dogmas en el plano de las ideas. No aceptaba padrinos ideológicos, ni libros transformados en biblia, para escándalo de todos los que creíamos ver sus escritos la santa palabra revelada, no sintió el menor temor en discrepar abiertamente con Marx y Lenin
Es que, en cierta manera, Raúl nunca dejó de ser el gauchito nacido y criado en Chamangá, en los límites entre Flores y su Durazno, lejos del vivir civilizado. Irreverente en su modo de ver y hacer la política, fue el orejano por antonomasia, nunca reconoció marca o señal y nos desconcertó profundamente a quienes solamente mirábamos la vida a través de los esquemas de moda.
Confrontó ideas con Don Emilio Frugoni, y en 1957 representando la Juventud Socialista Uruguaya, de la que era el secretario general, protagonizó el choque con el socialismo europeo, ocurrido en el Congreso Internacional de las Juventudes Socialistas donde predominaba la visión satisfecha de los países escandinavos y se aceptaban las políticas imperialistas de los socialistas franceses en Argelia y Vietnam. Confrontación ideológica que condujo a la desafiliación de los socialistas uruguayos de la Internacional
Sin embargo, Raúl nunca fue hombre de perder tiempo en las discusiones de la izquierda. Supo dar la lucha de ideas alejándose de la polémica -que siempre consideró estéril- y embarcándose en la acción, convencido de que los hechos prácticos eran el mejor instrumento para incidir en las «orgánicas» del Partido Socialista o del MLN (Tupamaros), a las que siempre vivió como una especie de corset para su espíritu tempestuoso.
En aquel acto del estadio Franzini, Raúl explicaba que: «La táctica de copar aparatos se viene practicando desde que nosotros estamos militando y desde mucho antes. En nuestro país el resultado siempre es el mismo: se copan sindicatos, se copa un frente y se quedan con la cáscara vacía, porque los marginados se retiran silenciosamente. Copas y copas y siempre estás en el mismo sitio sin avanzar un milímetro»
9. En 1987, Raúl Sendic participó en varios homenajes Al Che Guevara a 20 años de lo que lo asesinaran en Bolivia, realizados en distintas ciudades de Europa. Al regresar escribía en su columna de «Mate Amargo»:
«Es la sociedad del consumo. La cantidad de cosas que se pueden comprar sustituye a la calidad de vida que se perdió. Les falta el aire, el sol, el cielo, la noche, pero no se sienten miserables sino privilegiados por la cantidad de artefactos que se pueden comprar. Es una sociedad decadente y enfermiza que te compra por todo lo que te permite comprar. Esto nutre el conformismo mayoritario en Europa, pero hay una creciente rebeldía contra la sociedad de consumo. Y es cuando aparecen los valores que sembró el Che Guevara. El hombre nuevo, solidario, generoso, austero,
Los actos de homenaje Al Che en París Barcelona a Zúrich, Oviedo y Madrid contaron con un público siempre desbordante y predominantemente joven, lleno de inquietudes e interrogantes. Nuestro aporte trató de incentivarlas más que aplacarlas: Los ideólogos del capitalismo sufrirán un revés en sus cálculos optimistas, tal vez en los próximos meses. Pero es necesario que también nosotros nos preguntamos a esta hora qué hacer. Qué hacer con un proletariado que pierde sus derechos día a día. Es la médula de toda revolución, ¿cómo lo vamos a sacar adelante? Qué hacer con los marginados que ya hoy son más y más pobres que los proletarios en muchos países. Qué hacer con el capital especulativo y con la deuda que nos reclaman. Y otra vez la visión del guerrillero caído en Bolivia tal vez no de una mano. Diciéndonos que no tenemos que esperar que teorías y prácticas nos vengan de otros, sino que tenemos que hacerlas nosotros mismos. Diciéndonos que, sin hombre austero, sin hombre solidario, sin hombre nuevo, no se puede construir el socialismo.
Hoy ya no somos tan ingenuos como a principios de siglo. Ya no creemos en el cambio de un régimen por otro traiga automáticamente el cambio del hombre. Ya no creemos que el individualismo, la mezquindad, la codicia, cesen automáticamente al cambiar el régimen. No, la cosa no es así de simple. Tenemos que cambiar al hombre, tenemos que hacer, fabricar un hombre generoso, solidario, socialista. Sólo sobre ese pilar se podrá construir el socialismo. Sobre éstas millones de sólidas columnas, se puede sí construir una sociedad socialista. Y así otra vez, como en la década de los 50, nos encontramos con que el socialismo no es algo que lo va a construir un ente abstracto, sino que debemos construirlo hoy en nosotros mismos»
En Raúl no se encuentra la idea de resolver los problemas de la humanidad produciendo cantidades cada vez mayores de bienes cada vez más sofisticados, siempre fue muy crítico con el consumismo, transformado en norte de la humanidad. Se encuentra sí la idea de apostar a la producción de mujeres y hombres capaces de pensar críticamente la realidad, no adocenados autómatas del consumo, sino irreverentes transgresores y rupturista con la filosofía del capital. Y esa concepción de la condición humana como eje y objetivo del socialismo, lo llevó a discrepar en lo que veía en el campo socialista y la URSS, a suscribirse a la revolución en la revolución del Che Guevara, y enamorarse de la Nicaragua sandinista que todos creímos una puesta a formas nuevas del socialismo.
10. En el Uruguay de principios de los 60, imaginarse la posibilidad de un cambio revolucionario las estructuras sociales contra el sistema del poder, contra las Fuerzas Armadas, era simplemente inconcebible, algo que no existía, que no podía ser, que iba contra las leyes de la lógica. De locos.
En su imbancable tozudez Raúl encontró la fuerza espiritual para afrontar la proeza de romper con la dinámica rutinaria de la izquierda uruguaya. Salirse de la mentalidad dominante en aquel Uruguay tan batllista fue una hazaña en el plano de las ideas, y mucho más todavía transgredir los hábitos que una lucha social y política acostumbrada a girar en torno al parlamento, los congresos y los editoriales de la prensa.
Así, en esa actitud de transgresión y ruptura, fue que Raúl Sendic logró dar el puntapié inicial de una forma de lucha guerrillera la uruguaya. Lucha que mientras pudo conducirla se pauta por lo que él llamaba la regla de oro de la acción armada: «no hacer nada que no pudiera ser comprendido por los más humildes, aún por aquellos que no compartían para nada la lucha de los tupamaros»
A fines de 1988, en esa entrevista publicada en «La República» que le hiciera Hoenir Sarthou, Raúl Sendic reflexionaba: «Fueron épocas en que hubo lucha armada en toda América Latina y luego dictaduras como respuesta a un ascenso de las luchas populares, independientemente de que hubiera guerrilla o no. Fue una etapa épica de las luchas en Latinoamérica que le dejaron un legado que a veces se resume en la figura del Che Guevara y que está llamando siempre a la rebeldía. Porque en todas las grandes luchas siempre hay precursores; porque Artigas no culminó su lucha, ni Tiradentes ni tantos otros. Es como si estuvieran golpeando en la conciencia de las nuevas generaciones diciendo: Yo llegué hasta acá, ahora les toca a ustedes llevar a destino la lucha»
Recordar a Sendic es homenajear a un revolucionario. Antes que nada y por encima de todo, un revolucionario. Alguien capaz de soportar las peores infamias y torturas con la frente bien alta: jamás tranzo con los torturadores, ni dentro ni fuera de los calabozos. Cuando se le planteó la posibilidad de una tregua al 1972, puso bien por delante de los suyos, los intereses generales del pueblo uruguayo, condicionando la paz a soluciones de fondo. Y en febrero de 1973, ante la maniobra de los golpistas que pretendían disfrazarse de militares progresistas, no dudó ni un instante en negarse a caer en la trampa de los famosos documentos 4 y 7. Nunca pudieron engañarlo con sus falsos nacionalismos. Esa intransigencia con los militares de la tiranía, llevada al extremo de no hacer concesiones hasta en las más pequeñas cosas cotidianas, le acarreó consecuencias nefastas en el trato que le dieron los carceleros y, en definitiva, fueron las condiciones que dieron origen a la enfermedad congénita que hace años lo condujo al Cementerio de La teja.
11. Durante veinte años Raúl Sendic, actuó por fuera del sistema, perseguido por la policía y el ejército como un criminal. Durante 20 años fue satanizado en las primeras planas de los grandes medios de comunicación.
Después de tantos años de ser mostrado como demonio volvió a la vida en marzo de 1985, y cuatro años más tarde -sólo cuatro años más tarde duró su vida libre- Raúl fue acompañado a La teja por una multitud dolorida y respetuosa, una muchedumbre pocas veces vistas lleno las avenidas de Montevideo.
¿Por qué Raúl tuvo tamaño cortejo?
¿Por qué tantos otros seres políticos, que se atuvieron cuidadosamente a las reglas del sistema, fueron enterrados en la soledad? Vivieron en el poder y terminaron en la más completa soledad.
¿Cuáles son los caminos por dónde camina el sentido de la gente?
Raúl Sendic encontró su hora de mayor gloria cuando la vida lo abandonó y se convirtió en símbolo y emblema de la lucha social, la lucha por la Tierra y la revolución socialista.
Raúl Sendic fue de la estirpe del Che, de Fonseca y Camilo Torres, de Turcios Lima y De la Puente Uceda, de Miguel Enríquez y Santucho, de Marighela y tantos otros que conformaron la generación del 60, la generación de los precursores de la revolución social en América Latina.
Seguramente la clave del misterio debe encontrarse en esa vida de entrega generosa, de lucha incansable, de coherencia para resistir y resistencia para ser coherente, momentos heroicos y momentos increíbles de dulzura y sonrisas tiernas, de mantener siempre aquella pícara ingenuidad del paisano y la tozuda firmeza para confrontar con los dueños del Uruguay.
Recordar a Sendic es sentirlo en todas sus dimensiones humanas, sin esconder tras pudorosas hojas de parra su dimensión esencial: la de un revolucionario, la de irreverente transgresor de los dogmas y el imbancable sustentador de sus principios.
Porque, siendo apenas un botija, nos metió en la lucha revolucionaria, lo sentimos como un padre, lo obedecimos como a un padre, y porque lo sentíamos con un padre nos peleamos duramente con él.
Así como fuimos tras un mítico Sendic a los campamentos de los «peludos», hoy quisiéramos que su lucha revolucionaria nos siga dando razón para vivir y para seguir peleando por una sociedad libre y justa, por un Uruguay para todos, por la Revolución socialista, en definitiva.

Jorge Zabalza Junta Departamental de Montevideo 15 de abril de 1999







jueves, 21 de marzo de 2019

Uruguay “no precisa tropas sino obreros que levanten viviendas”




A la opinión pública


Montevideo 20 marzo 2019



Como es de público conocimiento, el Presidente de la República, cesó en su cargo de Comandante en Jefe del Ejército, al Gral. Guido Manini Ríos.

Hace mucho que venimos reclamando un coto a sus amenazas y mentiras, a sus desbordes constitucionales opinando como un operador político. Y cuando en esa omnipotencia que le permitieron, mintió deliberadamente al Ministro y a través suyo a todos nosotros, sobre el lugar de enterramiento de un desaparecido, pedimos su destitución.

A pesar de lo peligroso de la demora en tomarla, apoyamos esta decisión, no sólo por lo legítimo de la misma sino como un necesario acto de defensa del sistema democrático de nuestro país.

Es más que pertinente ante su deliberada manifestación de no respetar el orden institucional al que se debe.

Si bien Manini Ríos fue el más notorio vocero, ésta ha sido la actitud de todos los Comandantes en Jefe desde el retorno democrático: extralimitar sus funciones constitucionales, defender el golpe de Estado, avalar su conducta criminal de los 12 años de dictadura y ocultar la información de todo lo que hicieron.

Por la vía de los hechos y avalados por la tolerancia de los distintos gobiernos, se negaron a volver a los cuarteles sin más, reclamando y manteniendo su injerencia en decisiones políticas, negándose a comparecer ante los juzgados continúan, aún hoy, defendiendo el rol que cumplieron y están dispuestos a reiterarlo.




Las Fuerzas Armadas continuaron practicando el espionaje a los partidos políticos, organizaciones sociales y la ciudadanía toda, por lo menos hasta el año 2005 (como demostró la Comisión Parlamentaria sobre espionaje en democracia, enviando sus gravísimas conclusiones a la justicia a fines del 2018).

Desde siempre, se han negado a reconocer su actuación criminal durante el período del Terrorismo de Estado y cuando embretadas por la imposición de Tribunales de Honor a los criminales condenados por la Justicia, es que dejan constancia por escrito sobre lo que realmente piensan. El fallo del Tribunal de Honor a Maurente, Silvera y Gavazzo, constituyen la más cruda foto del Ejército que tenemos hoy.

Por unanimidad estos Tribunales, consideran que la actuación de estos relevantes criminales (la tortura, los asesinatos, las violaciones, el robo, la apropiación de niños, la desaparición forzada, etc.) no afecta la moral de la Institución. Este es el honor del Ejército actual.

Son estos incalificables resultados, los que Manini Ríos y sus generales defienden a ultranza y para hacerlo atacan sin tapujos al Poder Judicial en su conjunto.

Antes en la cerrada defensa de sus incuestionables privilegios, cuestionó a un Ministro y al Parlamento. Así en poco tiempo el ex comandante menoscabó a los tres Poderes del Estado democrático de nuestro país.

Este peligroso camino que erosiona día a día nuestra institucionalidad democrática viene siendo lamentablemente aceptado y el sistema político en su conjunto fue omiso en ponerle un freno a su desarrollo.

Ante esa falta de firmeza, Manini Ríos continuó actuando y su ejemplo fue seguido por otros altos mandos, como el Gral. Alfredo Erramún, que en un nuevo acto de vil chantaje pretende cambiar remotas posibilidades de información por más impunidad, como si ya no hubieran gozado de años de ella sin ofrecer jamás un ápice de verdad.

Nos hemos expresado en un sinfín de oportunidades sobre las condiciones indispensables para quien comande la Institución militar: debería sostener una firme postura que condene el pasado golpista y asumir el compromiso de proporcionar toda la información que poseen a la Justicia, para que ésta pueda actuar tanto en la búsqueda de los detenidos desaparecidos como en el juzgamiento a los responsables de estas graves violaciones.

Pero el comandante en jefe recién nombrado, integró y votó las sentencias de los Tribunales de Honor, haciéndose eco del cuestionamiento al Poder Judicial y al concepto de que las cuantiosas pruebas de tortura, violaciones etc. que se presentaron no infieren delito alguno que toque el honor de la Institución. Empezamos mal, muy mal.

Hacemos un llamado a la responsabilidad de todo el espectro político.

Ha permanecido entre nosotros un poder paralelo; nada se arregla cambiando de nombre si no vamos al fondo de la cuestión. Lo que nos queda es terminar de comprender que si no se efectúan los cambios imprescindibles dentro de las Fuerzas Armadas, continuaremos en esta eterna y endeble transición, que se ve más débil aún en el concierto autoritario que está creciendo en América Latina.

La totalidad de los partidos políticos y los representantes de los tres Poderes deberían haber cerrado filas apoyando al Ejecutivo en un momento tan crucial. Sólo la ceguera electoral o la complicidad pueden justificar las críticas y aún los apoyos otorgados al ex comandante.

Este año, en que se discute la Reforma de la Ley Orgánica Militar, el Parlamento que tiene un deber muy grande con la ciudadanía, debiera hacer cambios profundos al definir las funciones de las Fuerzas Armadas. Esencialmente acotando sus cometidos en este pequeño país, que no precisa guerras sino soluciones sociales. No precisa tropas sino obreros que levanten viviendas; bomberos que prevengan incendios forestales, educadores, médicos, técnicos, redimensionándolas a lo estrictamente necesario.




Debemos reformular las Fuerzas Armadas, hacerlo a fondo y en serio, afianzando su sentido democrático, marcando sus límites, sus objetivos y su formación, para que abandone de una vez por todas la Doctrina de la Seguridad Nacional, que permanece como la guía de su accionar, terminando así con los privilegios y todas las rémoras del período dictatorial.

Su desmesurado número de integrantes, especialmente su abultada oficialidad generada, ocupando cargos durante los años de dictadura se hace insostenible además, por su enorme costo y su innecesario despliegue a tareas que no debieran ser de su competencia. No son agentes sociales. Se deben a una verticalidad que hoy peligrosamente está cuestionando su mando superior que es el Presidente de la República.

Es a esa excesiva tolerancia y prebendas a sus oficiales que les otorga su Ley Orgánica vigente, creada por ellos en plena dictadura, lo que el sistema político debe cuestionar y reformular. Pero reformular en serio.

Es una Institución especialmente subordinada al poder civil. Y todos los partidos que se presentan a la contienda electoral deberían jerarquizar este aspecto y comprometerse a que ningún Ministro de Defensa provenga de sus filas.

Y, por sobre todas las cosas no entreguemos nuestra seguridad como un cheque en blanco a quienes ven como honorable la tortura, los asesinatos, las desapariciones, las violaciones, el robo de niños. Recordemos que en un pasado no muy lejano supimos el día en que salieron a las calles pero no cuándo regresarían a los cuarteles. Y sobre todo, lo que vivimos mientras estuvieron en ellas.

Por lo tanto una vez más, como lo hicimos en el comunicado del 30 de noviembre de 2017: Nos dirigimos al Estado todo, responsable ayer y hoy de la impunidad, a comprometerse con estos cambios. Al gobierno y a la oposición, ya que ésta lucha no tiene bandera partidaria. La necesitamos todos, es de todos. Y aún estamos a tiempo.

Todos han expresado en estos días que la búsqueda de los desaparecidos debe continuar. Ese derecho requiere de compromisos y medidas que seguimos esperando: las Fuerzas Armadas de este país los secuestraron, los torturaron en sus predios, lo hicieron con su personal y registraron en actas que todos absolutamente todos los Comandantes en Jefe custodiaron y seguirán custodiando mientras nos amenazan, hasta cuándo?

Verdad – Justicia – Memoria

Nunca más Terrorismo de Estado.



martes, 19 de marzo de 2019

La crónica de un final anunciado

Roberto Lavagna y Miguel Angel Pichetto


  • LA BANDA MERCENARIA DE COMODORO PY CAYÓ EN DESGRACIA.
  •  
  • FRACASO ANUNCIADO DEL PLAN PARA ENCARCELAR A CRISTINA.
  •  
  • LA EMBAJADA YANQUI BUSCA URGENTE UN GORILA PERONISTA CON VOTOS.



MANUEL FREYTAS / IAR Noticias


Es una crónica del FINAL ANUNCIADO. Macri (títere imperial de turno y genocida económico confeso) está técnicamente MUERTO. Los PRONÓSTICOS y proyecciones confidenciales sobre el desenlace de la CRISIS ECONÓMICA CON ROBO Y AJUSTE (realizados por los grandes bancos y grupos financieros de Wall Street) son LAPIDARIOS.

Todos coinciden en que el COLAPSO de la economía real combinado con la INFLACIÓN sin límites, y las TASAS USURARIAS de la timba financiera, van a precipitar (en el curso de este año) una NUEVA CORRIDA BANCARIA con el precio del dólar SUBIENDO SIN TECHO. Y no son pocos los "EXPERTOS" (gurúes y operadores de la City) que en la intimidad anticipan para la próxima CORRIDA en ciernes un dólar entre 60 y 70 pesos.

De acuerdo con esos diagnósticos (y con la Argentina expuesta a múltiples variables de la crisis internacional y local) se acaba la GOBERNABILIDAD del saqueo financiero sin límites con ajuste del FMI. Y ya no hay espacio posible para seguir SOSTENIENDO a un Macri desgastado y QUEMADO.

LA REALIDAD Y LA MENTIRA MANIPULADA



Y ya nadie (salvo la minoría gorila que se beneficia del robo) cree en la estúpida teoría del "NÚCLEO DURO" de votantes cautivos (supuestos vencedores de Cristina en un ballotage) proyectado por los ENCUESTADORES MERCENARIOS pagos por el oficialismo que pululan manipulando números falsos por los canales de TV.

LA DIÁSPORA GORILA

Macri está en una CAÍDA SIN RED. La REALIDAD del saqueo con GENOCIDIO social (expuesta dramáticamente en las calles y en los barrios) es mucho más fuerte que el marketing de la MENTIRA MANIPULADA del periodismo hegemónico mercenario. La TRAGEDIA SOCIAL innegable de una Argentina DESVASTADA por el hambre, la suba de precios y los despidos en masa, termina con el absurdo cuento de la GRIETA y entierra definitivamente a Macri con sus profetas marketineros del ODIO gorila.

Sus propios CÓMPLICES POLÍTICOS (los radicales gorilas en diáspora) HUYEN despavoridos y dejan sin estructura partidaria operativa al macrismo. Nadie (empezando por sus INVENTORES desde el poder) quieren una FOTO con Macri. Hay que fabricar OTRO TURNO DE ROBO de la Argentina sin Macri. Con otro TÍTERE servil y maleable sentado en la CASA ROSADA. La consigna es NO INNOVAR e impedir que el "POPULISMO" protector de pobres llegue nuevamente a la GERENCIA.

SE CAE EL GRUPO DE TAREAS

Por otra parte, la operación en marcha para ENCARCELAR a la ex presidenta SE ESTÁ CAYENDO (perdió credibilidad social y legitimidad) con la REVELACIÓN PÚBLICA escandalosa de la RED MAFIOSA CLANDESTINA que involucra a jueces, fiscales, medios hegemónicos, periodistas mercenarios y buchones profesionales de los servicios de inteligencia. Con la detención del service "INORGÁNICO" de la DEA y la CIA, Marcelo Dalesio, queda al descubierto la matriz corrupta de la DICTADURA JUDICIAL-MEDIÁTICA (controlada por la CIA desde la Embajada de EEUU) que le permitió al macrismo (sin dictadura militar efectiva) manejar el país con el criterio operativo de un CUARTEL REPRESIVO.

"Listas negras", "confesiones de ARREPENTIDOS", delaciones forzadas por extorsión y técnicas de tortura psicológica, encarcelamiento en masa y sin condena firme de opositores, extorsión y apriete contra dirigentes sindicales para que no PAREN el país. Con ruptura explícita del hipócrita y falso "Estado de Derecho" democrático made in USA que rige a la Argentina, gerencia de enclave colonial de Washington.

Y la frutilla de la torta: la PERSECUCIÓN mediática salvaje con fabricación de causas judiciales falsas para ENCARCELAR a Cristina Kirchner, sin antecedentes históricos en el mundo. Y a pesar de que el ala mediática del GRUPO DE TAREAS (Clarin, La Nación y el Grupo América) intentan TAPAR Y SILENCIAR el escándalo, la EXPLOSIÓN PÚBLICA ya reveló sus conexiones con el Fiscal Stornelli a la cabeza. Y la operación quedó al descubierto. Y se desmorona (en efecto dominó) la TRAMA JUDICIAL antikirchnerista con el juez Bonadío como el ejecutor principal de las órdenes de la Embajada.






PRESIDENTE PERONISTA GORILA SE BUSCA

Y ahora (como siempre) el OBJETIVO estratégico (de la Embajada y el lobby imperial del dólar saqueador) es IMPEDIR QUE VUELVA CRISTINA. Y están cada vez más confundidos y DESESPERADOS: Nada les CIERRA numéricamente para ELIMINARLA (como a Lula en Brasil) de su posible CANDIDATURA presidencial en octubre de este año. En las encuestas REALES (fuera de la manipulación mediática oficial) Cristina se CORTA SOLA. Una última medición de la Consultora de Hugo Haime le otorga a Cristina Kirchner (sin anunciar su candidatura ni entrar en campaña) el 33,6% de INTENCIÓN DE VOTO, seguida por Macri (16,7%), y Vidal (11,7%), Massa (12,8%). A Vidal, como a cualquier fórmula alternativa dentro de Cambiemos en la Pcia de Bs As y en la Nación, la ARRASTRA hacia abajo el cadáver político de Macri.

Y en este escenario la Embajada yanqui (con sus infinitas redes operativas) busca fabricar de "apuro" un PRESIDENTE PERONISTA GORILA alternativo a MacrI y a Cristina. Pero no le FUNCIONA.

 Massa, Pichetto, Urtubey y el veterano Roberto Lavagna (un tecnócrata radical gorila de la corporación financiera "vendido" como militante peronista) apenas juntan entre todos un TERCIO de los votos de Cristina. Y la Embajada yanqui sigue con su cartelito de oferta laboral colgado en su sede: PRESIDENTE PERONISTA GORILA se busca. Y el que tenga carnet de AFILIADO, siempre tiene chance. Como en Venezuela, los yanquis alucinados y criminales (fabricantes de Macri, Bolsonaro y el ratón electrónico Guaidó) ya están ingresando en el DELIRIO.











Te pasan por arriba




Gobierno declara “de urgente ejecución” obras de ferrocarril de UPM

El Ejecutivo las definió “de interés nacional” y aseguró que permitirán un “fuerte impulso” al desarrollo de infraestructura de calidad.
Una resolución firmada este lunes en el Consejo de Ministros declara de “interés nacional y urgente consideración” las obras relativas al financiamiento, el diseño, la construcción, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura de la línea férrea que se extiende desde el Puerto de Montevideo hasta Paso de los Toros, así como también todas sus obras adicionales.

Se trata de la vía férrea que usará UPM para exportar su producción de pasta de celulosa en caso de confirmar la instalación de una nueva planta sobre el río Negro.

La resolución, firmada por el presidente Tabaré Vázquez, se afirma que la reconstrucción del Ferrocarril Central constituye un “fuerte impulso” al desarrollo de infraestructura de calidad, en momentos en que el país se propone alcanzar “altos índices” en ese aspecto.

“Las infraestructuras a construir beneficiarán a una amplia gama de actividades productivas del país, profundizando el impacto de la descentralización y desarrollo de las regiones norte y noreste”.

El gobierno justificó la decisión en la “prioridad” que tiene la construcción, por lo que “se debe proceder en forma urgente” a su ejecución, lo que redundará “en un beneficio para el país en el plano del desarrollo social y económico”.

La resolución causó sorpresa en ámbitos parlamentarios y será uno de los temas que deberá explicar el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, cuando comparezca este miércoles en una comisión de Diputados.

Rossi, precisamente, fue convocado para informar, entre otros asuntos, de los pormenores del proyecto y responder a los cuestionamientos de los vecinos afectados por el nuevo ferrocarril.

El gobierno tiene hoy abiertos varios frentes que aplazaron su objetivo de tener encaminados los detalles que posibiliten que UPM confirme su Declaración Final de Inversión.

Las obras de la vía férrea no pudieron comenzar ya que le falta el aval ambiental. La autorización está frenada por un conflicto en la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), luego que se suspendieran licencias acelerar el proceso.

También debería llegar el visto bueno de las intendencias involucradas en relación al impacto territorial que tendrán las obras.

Por otra parte, el gobierno sigue sin poder el cerrar el acuerdo que le permita a UPM tener “reglas claras en cuanto al manejo de conflictos.

El año pasado durante una presentación pública, la empresa finlandesa había ratificado que buscaba que los trabajadores no puedan adoptar la ocupación o la paralización como primera medida sin haber atravesado por instancias previas de diálogo.

El problema es que Vázquez pretende que las cámaras empresariales avalen, en un documento a presentarle a UPM, que las ocupaciones son una extensión del derecho de huelga, pero ninguna aceptó firmar.

Por su parte el Sindicato de la Construcción (Sunca) no aceptará ningún acuerdo que no establezca ese derecho.

erarcas convocados “declinaron” la invitación, y se ampararon en aspectos “legales y constitucionales" para expresar su negativa. El gobierno decidió que no comparecerá ante el Parlamento para informar sobre el polémico “contrato” firmado con UPM para la eventual instalación de una nueva planta de pasta de celulosa en el Uruguay.

En una nota dirigida a la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Diputados, el Poder Ejecutivo invocó razones de orden “constitucional y legal” para declinar la invitación.

La convocatoria, realizada luego de un planteo ciudadano que objetaba la firma del contrato, estaba dirigida a los tres jerarcas que, en representación del Estado, lo firmaron.

Se trataba del secretario de la Presidencia, Miguel Toma, el prosecretario Juan Andrés Roballo y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García.

Las autoridades fundamentaron su accionar en el artículo 118 de la Constitución, según el cual todo legislador puede solicitar información tanto a los ministros como a otros organismo del Estado, que tienen un plazo definido por la ley para responder.

También que el secretario y el prosecretario de la Presidencia no son sujetos pasivos de esa normativa, y por su cargo no tienen responsabilidad ante el Parlamento.

El gobierno se amparó además en que el motivo de la convocatoria era analizar la “naturaleza jurídica y los alcances del acuerdo entre Uruguay y UPM”, lo que a su entender excede lo previsto en el artículo constitucional citado.

Por lo tanto, lo que el Ejecutivo hizo fue remitir a la comisión un “extenso informe” sobre los aspectos jurídicos del contrato, elaborado por “expertos independientes”.

La decisión molestó profundamente al diputado nacionalista Pablo Abdala, que había planteado la convocatoria.

“Además de un desprecio al Parlamento, no quieren dar la cara”, lamentó. “Comprometen el destino del país de espaldas a la opinión pública” dijo Abdala, que consideró grave la actitud del Ejecutivo y evalúa nuevas acciones.

Entre ellas, la de llamar al Parlamento a todos los ministros involucrados en el tema.

Un millón de cosas

A todo esto, desde el Ejecutivo se defendió la resolución, firmada el lunes en el Consejo de Ministros, que declaró “de interés nacional” y de “urgente ejecución” todas las obras relacionadas con la remodelación del Ferrocarril Central, que une Montevideo y Paso de los Toros.

Se trata de la vía férrea que utilizaría UPM para sacar su producción si confirma la construcción de su nueva planta sobre el río Negro.

Según dijo este miércoles en el Parlamento el ministro de Transporte, Víctor Rossi, la resolución fue emitida en carácter general, ante “algún tipo de dificultad” que pueda surgir en un proceso que el gobierno esperan comenzar lo antes posible.

“Podés necesitarlo para un millón de cosas, como podés no necesitarlo para nada”, explicó el ministro a ECOS sobre la declaración.

Rossi habló de una serie de “escollos” que pueden surgir, pero negó que la resolución esté destinada a salvar el principal que tiene hoy la obra del Ferrocarril Central para comenzar.

Es que, según señaló el ministro, está todo pronto para “levantar la primera carretilla de tierra” y arrancar efectivamente las obras.

Pero para eso necesita el aval de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), demorada sin fecha por un conflicto sindical en esa repartición, en la que en los últimos meses se suspendieron licencias para acelerar el proceso de habilitación.

Si bien Rossi no lo mencionó, también debería llegar el visto bueno de las intendencias en relación al impacto territorial que tendrán las obras.

Por otra parte, el gobierno sigue sin poder el cerrar el acuerdo que le permita a UPM tener “reglas claras en cuanto al manejo de conflictos.

El año pasado durante una presentación pública, la empresa finlandesa había ratificado que buscaba que los trabajadores no puedan adoptar la ocupación o la paralización como primera medida sin haber atravesado por instancias previas de diálogo.

El problema es que Vázquez pretende que las cámaras empresariales avalen, en un documento a presentarle a UPM, que las ocupaciones son una extensión del derecho de huelga, pero ninguna aceptó firmar.

Por su parte el Sindicato de la Construcción (Sunca) no aceptará ningún acuerdo que no establezca ese derecho.

La resolución de “interés nacional” y “urgente ejecución” las obras relativas al financiamiento, el diseño, la construcción, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura de la línea férrea que se extiende desde el Puerto de Montevideo hasta Paso de los Toros, así como también todas sus obras adicionales.

En la resolución, firmada por el presidente Tabaré Vázquez, se afirma que la reconstrucción del Ferrocarril Central constituye un “fuerte impulso” al desarrollo de infraestructura de calidad, en momentos en que el país se propone alcanzar “altos índices” en ese aspecto.

“Las infraestructuras a construir beneficiarán a una amplia gama de actividades productivas del país, profundizando el impacto de la descentralización y desarrollo de las regiones norte y noreste”.

El gobierno justificó la decisión en la “prioridad” que tiene la construcción, por lo que “se debe proceder en forma urgente” a su ejecución, lo que redundará “en un beneficio para el país en el plano del desarrollo social y económico”.



Dinama otorgó habilitación a las obras del Ferrocarril Central



>>> Destrato y abuso de poder

FILTRACIÓN DE DOCUMENTOS VIOLANDO LA PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES POR PARTE DE ALGÚN LEGISLADOR del partido del ministro QUE LE ENTREGÓ A VÍCTOR ROSSI UN CUESTIONARIO DESTINADO AL PARLAMENTO.

Mentiras y Engaño para criminalizar a las personas que no permiten que se violen las normas protectoras de los pueblos.

Palabras de un Ministro Nacional.
Víctor Rossi refiriéndose a la participación ciudadana 13 de marzo de 2019.

¨Cuando íbamos a hablar del ferrocarril central para intentar dar una respuesta, éramos insultados, agredidos y provocados. Hubo instancias en las que hemos estado y podemos estar en muchas más. Si hay algo que estas cosas no nos hacen es vacilar, pero son actitudes que se tienen.
Frente a eso, no es que no queramos responder, sino que quien dice preguntar no está dispuesto a escuchar. Están registrados todos los planteos que se hicieron en las audiencias públicas. (no hemos encontrado un sólo documento que los integre, ni respuesta a la denuncia realizada en la Dinama, ni a lo presentado en la puesta de manifiesto con 200 firmas)

¿Cómo terminaron las audiencias públicas? Pregunta un legislador.

¨En el momento en que los técnicos tenían que dar las respuestas, se armaba un alboroto y los vecinos se retiraban. … Entonces, vamos a decir las cosas como son. Ustedes saben cómo son las cosas. Podemos tener diferencias, y aun así tener una discusión respetuosa y constructiva. Pero si queremos que sea constructiva, tenemos que querer construir. Si lo que queremos es romper, no hay posibilidades de avanzar.
Para salir de ese circuito trajimos las respuestas escritas a esas cincuenta y una preguntas.¨

¨Dimos nuestra opinión sobre todas las preocupaciones, porque todas tienen respuesta.¨

¿Todas las preocupaciones están resueltas? Le preguntaron.

¨No; es posible que haya cosas a perfeccionar, a mejorar. Nosotros queremos hacer el mejor proyecto posible. De lo contrario, es seguir hablando, agitando, calificando, y que sigan las cosas sin moverse, como nos sucede en algún otro asunto.¨

¨No tenemos problema en recibir delegaciones. Hemos recibido a las más diversas comisiones y personas con inquietudes y preguntas, que hemos intentado responder. Creo que esta tarde los técnicos están recorriendo algunas localidades; a esta altura conocen en detalle todo el trazado de la vía.
Avanzamos en la medida que quieran compartir, escuchar, respetar. No tenemos manera de aceptar que nos vengan a descalificar un trabajo que ha sido serio y responsable. No tenemos por qué hacerlo; no es constructivo que lo hagamos. Por eso hago estas precisiones.¨

¿A QUÉ 51 PREGUNTAS SE REFIERE VÍCTOR ROSSI?
¿Cómo llegaron a sus manos si nadie las destinó al ministro?

Ningún ciudadano le envió a Víctor Rossi 51 preguntas, se enviaron otras en otro marco y amparadas en la Ley de acceso a la Información que jamás obtuvieron respuestas.
Se le formularon preguntas en reuniones y audiencias que no supo o no quiso contestar, y otras que respondió afirmando desconocimiento del proyecto que promueve, así como de las normas y leyes nacionales.

Las 51 preguntas a las que hace referencia el ¨ministro¨ Víctor Rossi, fueron entregadas a todas y todos los legisladores que integran la Comisión Parlamentaria de Transporte, para que los legisladores se enteren, estudien el proyecto y demanden al ministro explicaciones fundadas en documentos no en valoraciones subjetivas arbitrarias e intencionales.

Sin embargo sin garantías constitucionales, un o una parlamentaria del partido del ministro, (procediendo del mismo modo que Víctor Rossi y su ministerio viene haciéndolo, patoteando al pueblo, visitando casas y acosando a las personas más vulnerables) le mandó
PERSONALMENTE Y POR PRIVADO,
las preguntas destinadas a los parlamentarios, para que en un día, si sólo un día, su equipo contestara con generalidades y derivaciones a un grupo de legisladores.
Se demuestra y confirma con este hecho una vez más un accionar al margen de todas las garantías constitucionales, faltando el respeto a vecinos, vecinas y a parlamentarios, violando las leyes de protección de datos personales.

Los responsables son:
Quien envió ese cuestionario abusando de sus funciones parlamentarias.
Víctor Rossi por acceder a la falta y utilizar esa información ignorando las leyes.

AUTORITARISMO
Las personas autoritarias entienden que la participación, las preguntas, las denuncias y la discrepancia representan agresión, provocación e insultos.

Estas personas no entienden de dinámicas democráticas.

Los políticos autoritarios de todos los tiempos precisan criminalizar al pueblo que no se somete a sus intenciones y necesidades personales de poder, privilegio y enriquecimiento.
Por eso somos- para su estructura de personalidad - las/los ¨miserables¨ y agresivos.

Con estos calificativos hacia todas las gestiones formales realizadas por el pueblo mediante cartas, solicitudes de información y denuncias, se expresa un tipo de repulsión hacia la participación de las personas sobre lo que deberíamos al menos reflexionar y alertarnos para evitar que su modus operandi se transforme en costumbre naturalizada.

En los gobiernos autoritarios de todos los tiempos y regiones se procede del mismo modo, desprestigiar y tratar de criminales a las personas que luchan por impedir que se destruya el territorio, que se respeten los derechos humanos, que se cumpla con las leyes para la conservación ambiental.

Del mismo modo Bolsonaro y Macri con absoluta impunidad, faltan el respeto a las comunidades que resisten el atropello cuando una minera, una empresa forestal o cualquier emprendimiento mega industrial invade territorios, cultura y hogares para incrementar sus riquezas a como dé lugar.
Del mismo modo el Tren Maya de López Obrador en México invisibiliza y destrata a las comunidades que residen en las regiones que serán arrasadas, ignorando las voces de los y las zapatistas.

Así se viene intentando destruir cualquier indicio de lucha por la integridad ambiental y social local en américa latina. Estos actores aplican la misma fórmula, los mismos proyectos y los mismos recursos mediáticos. Para engañar precisan de la ignorancia y de la indiferencia así logran que nadie se interponga en su camino y altere sus negocios.

Trabajamos contra la falta de respeto, contra el abuso de poder, contra la desinformación y la indiferencia.
Gracias por leer y difundir

Las citas corresponden a la versión taquigráfica de la comparecencia del ministro Rossi a la Comisión de Transporte, Comunicación y Obras públicas del Parlamento. Quien desee consultarla puede recurrir a las publicaciones de esta comisión en la página oficial.






Discrepancias con la dirección




>>> El PIT-CNT y UPM

Hay temas que no se discuten



La postergación reiterada de un balance sobre la campaña contra la ley de riego llevó a la Coordinación de Sindicatos a hacer públicas sus discrepancias con la conducción del Pit-Cnt



“Es hora de que las preocupaciones dejen de quedar encerradas entre cuatro paredes, presas de la sordera y el menosprecio político.” Bajo esta bandera, algunos sindicatos pertenecientes a la orgánica del Pit-Cnt hicieron pública una denuncia contra el funcionamiento “antiestatutario” de la línea política mayoritaria y de filiación frenteamplista, alegando “falta de democracia interna” y la “sobrerrepresentación” ejercida por parte del Secretariado Ejecutivo.

El Pit-Cnt no es una central sindical. Al menos, no lo sugiere así su historia ni sus documentos fundacionales. La palabra “central”, de hecho, no es mencionada ni una sola vez en el estatuto vigente, piedra angular de la organización desde 1966. Manejado y finalmente descartado en las discusiones germinales de la entonces Cnt, el término fue sustituido por “convención”, a impulso de quienes se resistían a actuar bajo la égida de una estructura orgánica vertical, vanguardizada por dirigentes omnipotentes, y, en cambio, propugnaban un tipo de organización de corte federado, auspiciosa de las diferencias ideológicas en la interna y con respeto a la autonomía de sus componentes. Este último modelo consensuado de convención –no un simple mote lingüístico– resultó ser una condición casi sagrada para la unidad estratégica del conjunto de los trabajadores en una sola organización. No obstante, la vieja pugna de sentidos entre centralistas y federalistas (comunistas y anarquistas, entonces) continúa insistiendo, casi sesenta años después, a la luz de un nuevo contexto.

Desde el último congreso, en mayo de 2018, el plenario sindical quedó partido en tres. Las discusiones llevaron a la confluencia política de bloques diferenciados: la corriente Gerardo Cuesta (integrada por sectores afines al oficialismo, con predominio del Partido Comunista), En Lucha (impulsada por la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado –Cofe–, de Joselo López y la Federación de la Bebida) y el llamado Grupo de los Ocho, que ocupa un lugar minoritario y en el que convergen sindicatos que expresan con mayor énfasis la independencia del Poder
Ejecutivo.1 Con más de la mitad de los votos, la resolución del congreso recogió el documento presentado por la primera corriente y –además de refrendar a Fernando Pereira en la Presidencia y a Marcelo Abdala en la Secretaría General– aprobó uno de los aspectos más discutidos internamente:

“En Uruguay asistimos a la agudización de la lucha entre dos proyectos de país: de un lado, el proyecto de restauración conservadora (…); del otro lado, el proyecto de cambios profundos de la clase trabajadora organizada y su sistema de alianzas”, quedó expresado en el texto de balance.
Los sindicatos pertenecientes al tercer grupo decidieron emitir una carta abierta dirigida a los afiliados de la organización, haciendo públicas denuncias contra la conducción llevada adelante por las corrientes mayoritarias –encarnadas en la figura de su presidente y su secretario general–, que a su juicio representan comportamientos contrarios al estatuto de la organización. La causa inmediata de esta decisión tiene su origen en la reunión de la última Mesa Representativa del mes de febrero, en la que –según la carta– la línea mayoritaria decidió postergar una vez más el balance político de la campaña contra la ley de riego. El posicionamiento a favor de la derogación de la norma había sido consensuado orgánicamente; no obstante, de acuerdo a lo expresado en el documento, fue eludido por los sindicatos mayoritarios, que ahora se resisten a realizar una evaluación de la fallida campaña. Lo que puede aparecer como un mero episodio de discordancia política es presentado por la Coordinación de Sindicatos o Grupo de los Ocho como un “conjunto de prácticas” que forman parte de un modelo de funcionamiento que carece de “democracia interna” y atenta contra los estatutos.

“Parte del problema es no entender que, más allá de legítimas mayorías y minorías, el Pit-Cnt no es una central, sino una convención”, afirman, destacando que se trata de una diferencia “conceptual, política y estatutaria”. “Actuar como central, cuando en realidad se trata de una convención de sindicatos, es llevar las tensiones normales de las diferencias políticas a extremos insalubres para la unidad”, valoran. En este sentido, se enfatiza como síntoma fundamental del supuesto viraje centralista la “sobrevaloración” del Secretariado Ejecutivo en detrimento de la Mesa Representativa, principal instancia de conducción política de la organización, y se señala que “la mesa no es ni un mero receptor de informes, ni un mecanismo para legitimar posiciones previamente establecidas por fuera”. Por otra parte, se critica el “constante ejercicio de sobrerrepresentación” llevado adelante por la Presidencia y la Secretaría General, al tiempo que se cuestiona la ausencia de informes acerca de la actuación de trabajadores en los organismos públicos y la falta de legitimidad en la participación en eventos internacionales.

LA UNIDAD. Mientras algunos representantes de la línea mayoritaria desmerecen el comunicado y consideran que se trata de una expresión minoritaria, los dirigentes de la corriente liderada por Cofe no se han manifestado. No obstante, el presidente del sindicato de la bebida, Fernando Ferreira, admitió a Brecha que “algunas resoluciones que deberían ser avaladas por la Mesa Representativa no están pasando por ahí. El estatuto es claro. Y a veces nos enteramos por las redes sociales de que algún compañero anda por ahí representando al Pit”. Además, manifestó que “el comportamiento de la corriente mayoritaria hace que algunas comisiones no tengan la apertura que deberían tener”, y que “la mesa ha perdido su importancia como ámbito de discusión máximo y su carácter de conducción política. Está muy desgastado o venido a menos”. Sin embargo, rehuyó imputar “intencionalidades” en el secretariado.

El alegato del Grupo de los Ocho ataca dos frentes. Por un lado, señala problemas de funcionamiento interno de la organización. Y, por otro, vuelve públicas las tensiones políticas que prometen agudizarse en el transcurso del año electoral. En este sentido, manifestaron que pretenden posicionar al movimiento sindical con respecto a la instalación de Upm, otra discusión que a su entender ha sido eludida por la conducción mayoritaria. “Desde hace varios años, hay mucha evidencia de que existen una cantidad de temas que ya no se discuten”, dijeron a Brecha representantes de la Coordinación de Sindicatos. “Hay desdén y menosprecio político o directamente una forma de entender la conducción del Pit-Cnt que, en los hechos, subvalora a la mesa, un órgano que tiene signos de decadencia en sus procesos de discusión que son alarmantes. Y las reuniones, que tendrían que ser mensuales, hasta hace poco se hacían tres o cuatro veces al año. Entonces, los temas no se discuten o se discuten tarde. ¡Y, sin embargo, el Pit-Cnt parece que siempre tiene posición sobre todo! ¿De dónde salen? De un ejercicio de sobrerrepresentación”, manifestaron.

Echando mano del estatuto, sostienen que el Secretariado Ejecutivo debería ser un brazo ejecutor de las políticas discutidas por el congreso y la mesa. No obstante, aseveran que este último ámbito está siempre abocado a discutir “paros y medidas”. “Como consecuencia, si la mesa tiene un rol de instrumentalización y el secretariado, un rol de conducción, eso es claramente invertir lo que establece el estatuto”, afirman desde la Coordinación de Sindicatos. “No somos ‘pieletristas’, ¡se trata del documento fundacional!, la garantía para la unidad. En el movimiento sindical, convergen distintas corrientes históricas (no sólo distintas realidades sectoriales del mundo del trabajo) que requieren espacios de diversidad. Si el movimiento sindical no conserva la estructura de convención para contener esa diversidad, se desborda y se rompe. De hecho, es preocupante porque ya hay muchos sindicatos y federaciones que se están dividiendo por esta causa. La unidad por la base se está quebrando. Y hay indiferencia respecto a eso.”

Sobre las vinculaciones internacionales del Pit, afirman: “Para nosotros, no hay que discutir nada. Hay que respetar el estatuto. Allí se establece claramente, sin doble lectura ni ambivalencia, que la representación en el exterior tiene que ser aprobada por la mesa. Entonces, cuando se va a la Oit (Organización Internacional del Trabajo), a Venezuela, a Israel, a Brasil (¡o se viaja en el mismo avión que el gobierno a buscar mercados!) y la mesa no se entera, no sólo se está cometiendo un error político, sino que se está violando el estatuto. Y pasa algo peor: se va al exterior sin pedir permiso, pero, además, no se rinden cuentas. ¡Entonces, nadie sabe nada! No es un tema de confianza, es un problema de procedimientos. En el movimiento sindical, nunca se hizo el balance de si había que haber ido o no a Israel. Nunca se discutió. Se adoptan comportamientos y modalidades de funcionamiento que responden a una central y no a una convención, que es lo que somos. Seguir ese camino puede llevar no sólo a aplastar minorías, sino a debilitar la unidad”.

1.   Integrado por la educación privada (Sintep), funcionarios de Ute (Aute), de Codicen (Ufc), gastronómicos (Sughu), postales (Afpu), ferroviarios (UF), funcionarios de la Udelar (Affur) y artes gráficas (Sag).





lunes, 18 de marzo de 2019

La coordinación criminal de la OCOA

El rol operativo del OCOA en la represión

Samuel Blixen



UN MODELO DE GUERRA SUCIA by Alberto Cabrera on Scribd











jueves, 14 de marzo de 2019

El nuevo jefe

General del Ejército José Ariel González


>>> Gracias Tabaré Vazquez!
El FA no sólo mantuvo la impunidad y dejó intacto el aparato represivo, sino que puso al frente del Ejército a un defensor de la dictadura, pro Bolsonaro. Son incapaces de hacer frente al golpismo porque cogobernaron con ellos.

Ta seguro, compañero?


>>>El nuevo comandante en jefe integró el Tribunal de Honor que consideró que no había pruebas para culpar a Silveira, Gavazzo y Maurente




Walter Pernas / Fabián Werner / Sudestada 
14 marzo 2019


Nuevo jefe del Ejército integró tribunal militar que amparó conducta de represores

Vázquez destituyó a Manini Ríos, pero nombró a José A. González quien también niega que haya pruebas contra Gavazzo y Silveira, condenados por 28 asesinatos



El presidente de la República, Tabaré Vázquez, adoptó una resolución que pareció mostrar firmeza contra la conducta de un jefe del Ejército que desde hace tiempo coquetea con la política partidaria a fuerza de extralimitarse en sus declaraciones para cuestionar al gobierno frenteamplista. También lo ha hecho para marcar su perfil de derecha en defensa de la llamada “familia militar” asociada a la aquiescencia o respaldo de quienes cometieron crímenes de lesa humanidad en tiempos de terrorismo de Estado.

Pero si destituir a Guido Manini Ríos como comandante del Ejército pudo reposicionar al Poder Ejecutivo como autoridad política efectiva sobre las Fuerzas Armadas, sustituirlo con un general que mantiene la filosofía de amparo, salvaguarda administrativa, y en los hechos defensa de graves violadores a los derechos humanos, echa todo por la borda.



De acuerdo a la resolución D/1322 de Presidencia de la República / Ministerio de Defensa, fechada el 12 de marzo, el Tribunal de Honor que entendió en el expediente de los militares sobre los que pesa sentencia de condena firme por 28 casos de homicidio muy especialmente agravado
“consideró que los hechos por los que fueron condenados por la justicia penal ordinaria no están lo suficientemente aclarados y no hay elementos que fundamenten la convicción (de)
que los oficiales faltaron a los códigos de honor, de la Institución Militar, del Cuerpo de Oficiales y de los suyos propios”.


El órgano militar entendió –según el documento– que una de las razones para no sancionar, por los homicidios, a los sentenciados en la justicia penal es la
“imposibilidad de reconstruir situaciones que, según se dice, ocurrieron hace 42 años; que dieron lugar a un trámite judicial que en su momento juzgara hechos a 30 años de ocurridos”. El Tribunal de Honor decidió sancionar a Gavazzo y Silveira porque, como oficiales del Grupo de Artillería Nº 1, dependencia militar involucrada en la detención en 1973 de Roberto Gomensoro,
“no le comunicaron a la justicia penal ordinaria” que el coronel Juan Carlos Gómez (recluido tres años y medio en esta causa), era
“inocente” de ese asesinato.


Tanto el Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 2º turno, como la Suprema Corte de Justicia (SCJ) consideraron que la prueba para condenar a estos militares por los 28 homicidios es
“francamente agobiante en su capacidad incriminatoria compartiéndose íntegramente la valoración efectuada, tanto por el Ministerio Público al acusar como por el señor juez al sentenciar”, y subrayaron que la
“participación y responsabilidad… siquiera aparecen empañadas por la menor sombra de dudas”.

El caso fue revisado en todas las instancias de alzada posibles de acuerdo al Derecho: sentencia de la sede de primera instancia, fallo del Tribunal Penal, y decisión de la SCJ. Al menos diez magistrados analizaron el expediente, valoraron la prueba, y en consecuencia dictaron condena. Pero los militares que integraron el Tribunal del Ejército –quiénes no tienen la formación jurídica que le permita juzgar técnicamente la prueba de un expediente penal– se despachan contra la apreciación de elementos probatorios y los fallos condenatorios del Poder Judicial.


Ese Tribunal militar está integrado –de acuerdo a la resolución del Ministerio de Defensa que obtuvo
Sudestada– por el ahora comandante en jefe del Ejército, José Ariel González.



Por resolución 71259 de 1 de setiembre de 2017, el Ministerio de Defensa resolvió
“integrar el Tribunal Especial de Honor para oficiales superiores del Ejército Nacional, a efectos de entender en el caso correspondiente a los señores coroneles en situación de retito don Jorge Silveira, don Ernesto Rama(s)
, don Gilberto Vázquez, don Luis Maurente y teniente coronel en situación de retiro don José Nino Gavazzo Pereira, con los señores oficiales generales que a continuación se mencionan: Titulares: generales don Gustavo Fajardo, don José A. González y don Alfredo Erramún”, señala el documento.




Desde el Ministerio de Defensa se confirmó a
Sudestada que, efectivamente, el nuevo comandante en jefe del Ejército, actuó en el Tribunal de Honor, así como el nuevo jefe del Estado Mayor, Alfredo Erramún (quien apenas fue designado por el Poder Ejecutivo reveló su intención de
promover una amnistía al estilo sudafricano para los represores uruguayos).


El Poder Ejecutivo / Ministerio de Defensa tiene, naturalmente, la potestad de cesar en la función a quienes cometan errores inexcusables en la aplicación del Derecho, de las leyes que regulan los procedimientos sancionatorios para los militares.


No se trata de una simple mirada diversa sobre un asunto, sino que a todas luces se esgrimen las omisiones –más por intención deliberada que por negligencia o ineptitud– en la aplicación de las reglas de la sana crítica, por las cuales si bien existe cierto margen de variabilidad en la apreciación de una prueba, la valoración no puede ser manifiestamente equivocada, arbitraria, absurda o irracional.


Resulta anacrónico que a 34 años del final de la dictadura, el poder político permita que los tribunales militares tomen decisiones por “libre convicción”, yendo contra un cúmulo innegable de pruebas incriminatorias.


Es un hecho que en estas tres décadas el Frente Amplio no ha logrado modificar la filosofía reinante en las Fuerzas Armadas, que se opone abiertamente a que se haga justicia y se sancione al personal superior y subalterno de las tres armas que cometieron graves violaciones a los derechos humanos bajo Terrorismo de Estado.


Posturas como las de este Tribunal de honor integrado por el actual comandante en jefe del Ejército, no solo dañan la imagen institucional de las Fuerzas Armadas –las que luego reclaman mayor empatía con la sociedad– y del Ministerio de Defensa (de todo el gobierno), sino que muestran sin ambages que los nuevos jerarcas militares –aunque no hayan actuado, por razones de edad, durante la dictadura– están dispuestos a perpetuar la negación de la barbarie, de la ignominia que representan los responsables de las torturas, asesinatos, desapariciones forzadas.








çç

Manini basura...vos sos la dictadura




>>> Desapareció el video

No obstante, poco después de ser subido, el video fue bajado de las cuentas del Ejercito.

https://wwwn.ejercito.mil.uy/defensa/guia-de-autoridades/es




>>> Aqui el video desaparecido












>>> La jugada completa









miércoles, 13 de marzo de 2019

Fantasmas

Entre fantasmas no se pisan la sábana


>>>  El peligroso y grave escenario que hay detrás de la destitución de Manini Ríos...



Roger Rodriguez
12 marzo 2019

La destitución del Comandante en Jefe del Ejército, General Guido Marini Ríos era previsible dado su comportamiento político desde que asumió el cargo. Las razones objetivas de su salida transaparenta un escenario peligroso....

Es grave: los Tribunales de Honor Militares consideraron que el coronel Maurente (quien operó en el "pozo" de Orletti) no cometió faltas al honor y el Poder Ejecutivo no homologó su fallo.
Es más grave: Los Tribunales de Honor descalificaron por falta al honor a Gavazzo y Silveira, pero no por la violación de derechos humanos (abuso sexual, torturas, asesinatos, extorsión, robo, apropiación de niños y desaparición de adultos) sino por no defender al coronel Juan Carlos Gómez, quien inicialmente había sido condenado por el homicidio de Gomensoro Jossman y luego (tras un sospechoso y político cambio de fiscal y juez) fue sobreseido.


Pero más grave aún es que el Poder Ejecutivo haya homologado este último fallo. La consecuencia es que Maurente preso por la justicia civil por crimenes de lesa humanidad seguirá cobrando su jubilación, mientras Gavazzo y Silveira (uno en prisión domiciliaria y el otro en Domingo Arena) podrían sufrir rebajas en sus pasividades si les aplican el "Inciso G" del artículo 192 de la Ley Nº 14.157 (el mismo con el que sancionaron económicamente a Seregni durante la dictadura) o directamente les hacen perder su condición de militares (quedarían sin sanidad militar)... 


Sería muy importante saber quiénes fueron los integrantes de esos Tribunales Militares que llegaron a firmar esos fallos. En ese nido hay huevos de serpiente.


(Lea las Resoluciones 1 y 2 del Poder Ejecutivo con el Ministerio de Defensa al pie de la nota de Presidencia).


Comunicado

Ejecutivo cesó en el día de la fecha al Comandante en Jefe del Ejército, General de Ejército Guido Manini Ríos

El Presidente de la República, dispuso en el día de hoy el cese del Comandante en Jefe del Ejército, General de Ejército Guido Manini Ríos, quien al elevar el contenido de fallos del Tribunal Especial de Honor en referencia a militares sometidos a los mismos, efectuó graves cuestionamientos al Poder Judicial, estimando que “La Justicia Uruguaya en muchas oportunidades se apartó de los más elementales principios del Derecho, no dando garantías a los acusados. En definitiva, aplicó una suerte de Derecho para el enemigo.”
También sostuvo que “el militar que es citado como indagado por la Justicia, muchas veces es considerado culpable aún antes de ser juzgado, no tiene las garantías del debido proceso, y es condenado en base a conjeturas o convicciones inadmisibles, sin pruebas fehacientes, y en muchos casos fraguadas o inventadas.”
Asimismo, entiende que existe convicción de los integrantes de la Fuerza “de que la Justicia en muchos casos no ha actuado de acuerdo a los principios elementales del Derecho y que no ha habido juicios imparciales cuando los acusados fueron militares.”
Finalmente, argumenta que “muchos de los imputados han sido condenados sin pruebas y sin las garantías del debido proceso”.
El Poder Ejecutivo se ha expedido previamente, en referencia a los fallos emitidos por el Tribunal Especial de Honor para Oficiales Superiores Nº 1, sin compartir los fundamentos, habida cuenta que en un Estado Constitucional de Derecho deben respetarse los fallos judiciales, no sólo por su valor jurídico, sino por su innegable trascendencia social.
En un Estado de Derecho, con un sistema republicano democrático de gobierno en el que hay, por tanto, separación de poderes, el respeto a las decisiones de la Justicia Penal por parte del Poder Ejecutivo y de sus integrantes, debe ser una premisa fundamental.
Consecuentemente, la actitud asumida por el Sr. Comandante en Jefe del Ejército, de cuestionar al Poder Judicial como lo ha hecho, resulta absolutamente incompatible con el cargo en que venía desempeñándose.
Por tanto, al resultar grave la acusación al sistema de Justicia de nuestra República, la determinación fue el cese inmediato en las funciones encomendadas.








>>> Quien lo trajo?








Manini Ríos fue destituido por cuestionar a la Justicia a raíz de las condenas a Gavazzo, Silveira y Maurente 

13 de marzo de 2019 | Política | Foto: Santiago Mazzarovich

El sucesor será el general José González, uno de los integrantes del Tribunal de Honor que falló sobre la conducta de esos tres represores. 


Ayer, en la residencia de Suárez y Reyes, el presidente Tabaré Vázquez recibió al entonces comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, quien había solicitado una reunión de “rutina” con el mandatario para hablar de temas “internos” de la fuerza, según informó el lunes El Observador. En el encuentro, Vázquez le comunicó al general algo que lo tomó por sorpresa: había decidido removerlo del cargo.
El motivo del cese de funciones fueron los duros cuestionamientos que hizo Manini Rios al Poder Judicial, cuando remitió al Poder Ejecutivo los fallos del Tribunal Especial de Honor para Oficiales Superiores Nº 1, sobre la conducta de Luis Maurente, Jorge Silveira y José Nino Gavazzo, condenados por múltiples violaciones a los derechos humanos en el marco del terrorismo de Estado (ver recuadro). En ese informe, entre otras consideraciones, el comandante había escrito que entre los integrantes del Ejército existe la convicción de que “la Justicia uruguaya en muchas oportunidades se apartó de los más elementales principios del derecho, no dando garantías a los acusados. En definitiva, aplicó una suerte de derecho para el enemigo”, según informó ayer el portal de Presidencia.
Manini Ríos también sostuvo en ese escrito que los militares indagados muchas veces son considerados culpables antes de ser juzgados, sin las “garantías del debido proceso”, y condenados de acuerdo a “conjeturas o convicciones inadmisibles, sin pruebas fehacientes, y en muchos casos fraguadas o inventadas”. Por lo tanto, opinó que “no ha habido juicios imparciales” a los uniformados, y que “muchos de los imputados han sido condenados sin pruebas”.
El Poder Ejecutivo argumentó, al explicar la remoción, que en un sistema “republicano democrático de gobierno” existe “separación de poderes”, y el “respeto” a las decisiones debe ser “una premisa fundamental”, por lo cual la actitud de Manini Ríos resultó “absolutamente incompatible” con el cargo que desempeñaba. En consecuencia, dispuso su pase a retiro obligatorio, según la resolución dada a conocer ayer.

Sustituirá a Manini Ríos José Ariel González Spalatto, nacido el 18 de agosto de 1962 en Rocha, casado y con un hijo varón, que desde enero de este año es el comandante de la División de Ejército III, con sede en Tacuarembó. Ingresó a la Escuela Militar el 1º de marzo de 1980. Fue ascendido a general del Ejército en febrero de 2015, y con ese grado pasó a dirigir la Dirección Nacional de los Servicios de las Fuerzas Armadas, que depende del Ministerio de Defensa Nacional (MDN) y se encarga de la sanidad y la seguridad social de todas las fuerzas, entre otros cometidos. Luego, González pasó a ser director de la Escuela Militar, y posteriormente a dirigir el Instituto Militar de las Armas y Especialidades. El año pasado, cuando era director de la Escuela Militar, fue designado junto con los generales Gustavo Fajardo y Alfredo Erramún para integrar el Tribunal de Honor que falló sobre las conductas de Silveira, Maurente, Gavazzo, Ernesto Rama y Gilberto Vázquez.
Según dijeron a la diaria fuentes del MDN, el nuevo comandante en jefe continuará en ese cargo por lo menos hasta febrero del año que viene, cuando el gobierno saliente podrá acordar con el entrante quién ocupará la jefatura del Ejército. De todos modos, acotaron, también puede ocurrir que él y los demás comandantes de las Fuerzas Armadas (FFAA) continúen ocupando sus cargos, ya que se trata de una “decisión política”.

Un protagonismo meditado

Manini Ríos dijo este lunes, en una entrevista en el programa Todo pasa, de Océano FM, que no descartaba dedicarse a la actividad política si era el único camino que encontraba para “hacer justicia” con el Ejército. De hecho, no tiene ningún impedimento para hacerlo: el artículo 63 de la Ley Orgánica Militar sostiene que el “estado militar es incompatible con el ejercicio de actividades políticas”, por lo que el militar “que desee postularse para cargos electivos deberá cesar o renunciar a su cargo con tres meses de antelación al acto electoral, como mínimo”. Además, la Constitución, que prevalece sobre esa ley y todas las demás, sólo les prohíbe la actividad política (con excepción del voto) a los militares en actividad.
El politólogo Julián González Guyer, especializado en temas de defensa, dijo a la diaria que Manini Ríos caminó por la “cuerda floja” por un buen período de tiempo, en el límite de lo que legalmente podía hacer (ver la cronología), y que sus dichos sobre la Justicia fueron la gota que desbordó el vaso. A juicio del especialista, el ex comandante en jefe del Ejército se hizo eco de una opinión muy extendida en esa fuerza: la de quienes “entienden que la Justicia es parcial, que quienes cometieron violaciones a los derechos humanos estaban operando orgánicamente”. “Eso se apoya en otro fenómeno y es que hasta 1973 había un Parlamento que estableció el estado de guerra interno, aprobó la Ley de Seguridad del Estado, y luego admitió lo que hicieron las Fuerzas Armadas en ese marco. Eso genera un especie de área gris, en la que se apoya la corporación militar para fundamentar la legalidad y la pertinencia de lo que sucedió, y Manini Ríos funciona como un portavoz de esas ideas”, explicó.
Sobre lo que implicará la destitución, González Guyer comentó que primero habría que saber hasta qué punto la persistencia de Manini Ríos en asumir un perfil político y convertirse en un “personaje público” es bien vista por sus pares. “¿A los demás generales les parece bien este tipo de protagonismo?”, se preguntó. En su opinión, el general se posicionó como adalid de los intereses del Ejército y, en una institución con un espíritu tan corporativo como las Fuerzas Armadas, cuando habla el comandante, está representando a la institución.
Según el experto, Manini Ríos optó por un nivel de exposición que no condice con la tradición militar uruguaya. “Hay cierto recato que tradicionalmente han mantenido los militares en relación con lo político, que mucho tiene que ver con la tradición francesa. En Francia, a las Fuerzas Armadas se las llama la grande muette, la gran muda. Él rompe con esa tradición y se asocia más a la estadounidense, de jerarcas militares con protagonismo político”, señaló. Sobre el eventual futuro del general en la política, González Guyer advirtió que Manini Ríos era consciente de que ponía “otra vez” la “cabeza en el picadero” y que “los militares siempre actúan estratégicamente, no actúan sin tomar en cuenta las consecuencias”. De hecho, el grupo Cabildo Abierto, antes denominado Movimiento Social Artiguista y ya inscripto como partido en la Corte Electoral, le propondrá mañana formalmente a Manini Ríos que sea su candidato presidencial, y realizará con tal motivo una conferencia de prensa en el hotel Ibis de Montevideo, informó ayer El Observador.

Fallos fallidos

El presidente Tabaré Vázquez resolvió no homologar el fallo del Tribunal de Honor del Ejército que juzgó la conducta del coronel retirado Luis Alfredo Maurente. No comparte que el tribunal haya entendido que los hechos por los que la Justicia condenó a Maurente (28 delitos de homicidio muy especialmente agravados determinados por “tres sentencias judiciales pasadas en autoridad de cosa juzgada”) “no están lo suficientemente aclarados, al existir imposibilidad de reconstruir situaciones que, según se dice, ocurrieron hace 42 años; que dieron lugar a un trámite judicial que en su momento juzgara hechos a 30 años de ocurridos, cerrando el caso sin elementos que fundamenten la convicción que los oficiales sometidos al Tribunal faltaron a los códigos de honor, de la Institución Militar, del Cuerpo de Oficiales y del suyo propio”.

Por otro lado, en referencia al “cuestionamiento genérico” realizado al Poder Judicial en “los instrumentos agregados en el expediente”, el Poder Ejecutivo entiende que “no se compadece con las apreciaciones incluidas en los mismos con referencia a ciertos casos, donde la actuación de la Justicia permitió el esclarecimiento de hechos, a satisfacción de quien escribe lo contrario”, y que por consiguiente “tal razonamiento es contradictorio, va contra las reglas de la lógica, intenta socavar el prestigio de nuestro Poder Judicial y es injusto”.

Para el Poder Ejecutivo, la conducta de Maurente “desprestigia el honor de la Fuerza Armada que representa y el suyo propio”, y por lo tanto no homologó el fallo.

Por su parte, los fallos acerca de la conducta de Jorge Silveira y José Nino Gavazzo sí fueron homologados por el presidente, ya que si bien en general tienen el mismo contenido que el fallo sobre Maurente en cuanto a los delitos por los que fueron condenados (incluyendo los mismos 28 homicidios), el tribunal sí entendió que “existió falta contra el honor, porque los militares juzgados, teniendo conocimiento de la condena con prisión del coronel Juan Carlos Gómez (quien estuvo privado de libertad durante tres años y medio) por el fallecimiento de Roberto Gomensoro en el Grupo de Artillería Nº 1, cuyo cuerpo apareciera en aguas del Río Negro no le comunicaron a la Justicia Penal ordinaria que el condenado era inocente”.

El Ejecutivo afirma que la conducta de Gavazzo y Silveira, como la de Maurente, “desprestigia el honor de la Fuerza Armada que representa y el suyo propio”, y señala que homologa los fallos debido a los actos que ya juzgó el Poder Judicial, “y no sólo por los motivos restringidos” expuestos por el Tribunal de Honor.

Los mensajes partidarios

Las reacciones en la arena política fueron variadas. Desde el Partido Nacional, varios dirigentes saludaron a Manini Ríos y se refirieron a él como un “gran” comandante. El precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou (Todos) escribió en su cuenta de Twitter que la destitución del comandante en jefe es un “resorte institucional” del presidente, pero también opinó que el general desempeñó su “cargo con lealtad institucional” y con “apego a las normas”, para concluir que “fue un digno comandante”.
El senador nacionalista Álvaro Delgado, integrante de Todos, fue más allá que su líder y consideró que el cese es una “mala noticia para el Uruguay y para el Ejército”. “Cesan a un gran comandante en jefe. Tendrán que explicar las razones, pero es obvio que la presión fue del Frente Amplio [FA]”, afirmó. En la misma línea opinó el diputado nacionalista Pablo Abdala, quien sostuvo en redes sociales que “tal vez” las últimas declaraciones de Manini Ríos “sirvieran de motivo o excusa”, pero que era “el final largamente buscado por los sectores radicales del FA”. Por su parte, el precandidato nacionalista Jorge Larrañaga dijo que Manini Ríos: “Cruzó una línea que no debía”.
El precandidato colorado Ernesto Talvi aprovechó la oportunidad para abordar un tema de fondo: “La destitución del Manini no admite dos opiniones: el presidente ejerció su autoridad y se acata sin chistar. Pero hay que hablar de lo que medio país cuchichea: ¿tiene sentido con nuestro tamaño y en este tiempo tener Fuerzas Armadas convencionales teóricamente preparadas para la guerra?”, deslizó en Twitter.
Desde filas frenteamplistas, los precandidatos expresaron su apoyo a la decisión de Vázquez. Óscar Andrade manifestó en Facebook su “respaldo” y calificó de “justa” e “irreprochable” la destitución. Mario Bergara cuestionó en Twitter la actitud de Manini Ríos de “intentar censurar” al Poder Judicial y calificó de “oportuna y acertada” la resolución de Vázquez. Daniel Martínez sostuvo, también en Twitter, que el presidente adoptó “una decisión que honra la Constitución y protege el rol de las instituciones”. Carolina Cosse manifestó que el gobierno del FAo “vuelve a ser una garantía”, e hizo referencia a una frase utilizada por Vázquez en varias oportunidades: “Dentro de la Constitución todo y nada fuera de ella”.

Dichos y actuaciones de Manini Ríos

  • 3 de febrero de 2016. “Seguir pidiéndole cuentas al Ejército por lo que pasó hace 40 años [...] es casi lo mismo que pedir cuentas por lo que hicimos en la Guerra de Paraguay”.
  • 18 de mayo de 2016. Manini Ríos participó con su uniforme militar en una misa en la catedral de Montevideo por el Día del Ejército. Volvería a hacerlo.
  • 18 de mayo de 2017. En su discurso por el Día del Ejército agregó frases que no estaban en el texto entregado previamente al ministro de Defensa Nacional. “[Los militares] tienen el privilegio de llevar su pobreza con dignidad y lucir orgullosos el uniforme que para ellos representa su vida”.
  • 29 de junio de 2017. “A la gente de Bella Unión, Salto y Paysandú les importa un comino lo que pasó hace 44 años”.
  • 30 de noviembre de 2017. Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos denunció que Manini Ríos brindó información falsa sobre la ubicación de restos.
  • 1º de diciembre de 2017. “El principal interesado en la aparición de los cuerpos [de desaparecidos] es el Ejército”.
  • 18 de mayo de 2018. “[Al Ejército] nada ni nadie lo pondrá nunca de rodillas”. “Gracias soldados por no reaccionar ante la provocación de aquellos que respondiendo a intereses inconfesables viven de la confrontación”.
  • 25 de junio de 2018. En referencia al homicidio de Artigas Álvarez, hermano de Gregorio Goyo Álvarez, cometido por el MLN- Tupamaros: “¡Que su sacrificio no haya sido en vano!”.
  • 22 de agosto de 2018. “Cuando la patria esté en peligro no hay derechos para nadie, sino deberes”.
  • 5 de setiembre de 2018. “No le puedo atribuir al ministro [de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto] Murro de ninguna manera mala fe”, ni que “mienta a sabiendas” sobre la reforma de la llamada Caja Militar.
  • 29 de diciembre de 2018. “Saludo al soldado que se esfuerza por cumplir la misión asignada de la mejor forma, a pesar de las dificultades [...] y de la acción de los mercaderes del odio y del enfrentamiento entre orientales”.
  • 4 de febrero de 2019. “El Ejército ha hecho, hace y continuará haciendo lo posible por esclarecer los hechos y dar respuestas” sobre delitos cometidos en dictadura.
  • 7 de febrero de 2019. “Noto un ambiente muy favorable a una mayor participación del Ejército en la seguridad”.
  • 28 de febrero de 2019. “Gritos de Asencio, en la historia de los pueblos, ha habido y habrá muchos”.
>>> En la misma línea
(*) Una primera versión de esta nota, especialmente en su titulación, dejaba la sensación de que la resolución de la Presidencia de la República ante el fallo del Tribunal de Honor tenía un sentido opuesto al que tuvo realmente. En caso de haber generado confusión al respecto, pedimos disculpas a los involucrados y a los lectores.

La remoción del comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, dejó al descubierto la postura del presidente, Tabaré Vázquez, sobre algunos fallos de un Tribunal de Honor militar relacionados con la actuación de varios altos oficiales que cometieron infinidad de crímenes de lesa humanidad durante la dictadura cívico-militar.
El comunicado oficial que explica el cese de Manini Ríos se produjo luego que “al elevar el contenido de fallos del Tribunal Especial de Honor en referencia a militares sometidos a los mismos, efectuó graves cuestionamientos al Poder Judicial”

El documento hace referencia a la homologación de los fallos del Tribunal Especial de Honor que juzgaron al coronel (R) Jorge “Pajarito” Silveira Quesada,  el teniente coronel (R) José Nino Gavazzo y el coronel (R) Luis Alfredo Maurente Mata, acusado en varios casos penales por violaciones a los derechos humanos ocurridas entre 1973 y 1985.
Silveira y Gavazzo  fueron condenados por la Justicia penal como autores responsables de 28 delitos de homicidio muy especialmente agravado en reiteración real.

Sin embargo, en el caso de Maurente el Tribunal lo había eximido porque consideraba que los hechos "no están lo suficientemente aclarados (...) al existir la imposibilidad de reconstruir situaciones que, según se dice, ocurrieron hace 42 años". 

Sin embargo, la resolución de Presidencia de la República señala que “el Poder Ejecutivo no comparte los fundamentos del Tribunal, en cuanto entendió que los hechos no están lo suficientemente aclarados, al existir la imposibilidad de reconstruir situaciones que, según se dice, ocurrieron hace 42 años, que dieron lugar a un trámite judicial que en su momento juzgara hechos a 30 años de ocurridos, cerrando el caso sin elementos que fundamenten la convicción que lo oficiales sometidos al Tribunal faltaron a los códigos de honor, de la Institución Militar, del Cuerpo de Oficiales y del suyo propio”.

Por esta y otras razones, el presidente resuelve “no homologar el fallo del 15 de setiembre de 2018” emitido “por el Tribunal Especial de Honor para Oficiales Superiores N° 1 del Ejército Nacional que juzgó la conducta del señor coronel en situación de retiro Luis Alfredo Maurente Mata”.

Resolución 1

En el punto IV se detallan algunas expresiones de Manini Ríos:  “En los antecedentes administrativos remitidos al Poder Ejecutivo solicitando la homologación del fallo del Tribunal de Honor, el Sr. Comandante en Jefe del Ejército, General de Ejército, Guido Manini Ríos efectúa graves cuestionamientos a la Justicia penal, considerando que un militar citado como indagado por la Justicia ´no tiene las garantías del debido proceso y es condenado en base a conjeturas o convicciones inadmisibles sin pruebas fehacientes... fraguadas o inventadas”.
El Tribunal Especial de Honor para Oficiales Superiores N° 1 del Ejército juzgó la conducta de Gavazzo, Silveira y Maurente “en relación a su sentencia por un delito especialmente agravado de veintiocho homicidios en reiteración real”.
Gavazzo, ex jefe operativo del Servicio de Información de Defensa durante la última dictadura, preso desde 2006 por violaciones a los derechos humanos y actualmente en reclusión domiciliaria en atención a su edad, fue condenado a 25 años de cárcel en 2009 por el homicidio especialmente agravado en reiteración real de 28 personas en la casa del llamado “segundo vuelo”. El juez de ese caso fue Luis Charles y la fiscal fue Guianze.
En tanto, el coronel retirado Luis Maurente y los ex policías Ricardo “Conejo” Medina y José Sande Lima recibieron una sentencia de 20 años de prisión en marzo de 2009.
Hace pocas semana, el fiscal letrado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitó el procesamiento de Gavazzo, Arab, Silveira, Maurente y Gilberto Vázquez y la extradición de Manuel Cordero, por el secuestro en 1976 de Anatole y Victoria Julien, quienes entonces eran niños.
Los hermanos fueron secuestrados en Buenos Aires, junto a sus padres, el 26 de setiembre de 1976. Según sostiene el fiscal en el dictamen se comprobó que fueron trasladados de Argentina a Chile por oficiales uruguayos en el marco del Plan Cóndor. Los padres de Anatole y Victoria continúan desaparecidos.