miércoles, 18 de septiembre de 2013

El coronel (r) Eduardo Ferro organiza encuentro de represores en Maldonado

El coronel (r) Eduardo Ferro fue jefe del Batallón de Contrainteligencia Militar, integró el SID y la OCOA y recibió un curso en la Escuela de las Américas en Estados Unidos.

Fue el autor material de la muerte del escribano Fernando Miranda en Uruguay y actuó dentro de la Operación Cóndor. En Argentina fue responsable por la tortura de Andrés Bellizi y Jorge Goncalves, entre otros. Fue el que dispuso del cuerpo de María Claudia García Irureta-Goyena de Gelman, secuestrada embarazada en Argentina y posteriormente asesinada. También participó en el traslado de Universindo Rodríguez, Lilián Celiberti y sus dos pequeños hijos, cuando fueron secuestrados en Brasil en 1978.


Martes, 17 de Septiembre de 2013
Coronel Ferro: “hay que dar vuelta la página, sin vencidos ni vencedores”


| El coronel (r) Eduardo Ferro opinó este martes, en FM Gente, que la sociedad “debe dar vuelta la página y seguir adelante sin vencidos ni vencedores”. El ex militar, acusado por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, organiza un encuentro de camaradería de retirados de todo el país que tendrá lugar el domingo en el Cuartel de Dragones de Maldonado.

 
“Algunas heridas están muy sanadas y en otras hay alguien a quien le interesa abrirlas de nuevo por distintos motivos. (…) Seguimos arrastrando una mochila de gente interesada en que no avancemos”, consideró Ferro, a quien activistas por los derechos humanos han identificado como torturador.

“Llega un momento en que hay que dar la vuelta la página, ni vencidos ni vencedores y seguir adelante. La historia es muy profusa en ese sentido, tanto en Uruguay como en el mundo”, añadió el
militar retirado, que se ampara en la Ley de Caducidad.

Aunque todavía hay ex presos políticos y familiares de desaparecidos con esperanza de que se conozca la verdad y se haga justicia con los responsables de las violaciones a sus derechos humanos, para Ferro “lo importante es mirar hacia adelante y apoyar a la sociedad para que el país se siga desarrollando”.

Enfático en cuanto a no mirar atrás, el coronel retirado afirmó que el Ejército no se siente distanciado de la gente. “No hay una separación, las tres fuerzas aportan a la sociedad tanto en momentos extremos como en cualquier otra circunstancia. (…) En el Ejército somos de clase media para abajo, salimos del pueblo, formamos parte de la sociedad y no nos sentimos distanciados de ella”.

ENCUENTRO NACIONAL EN MALDONADO

Ferro habló en la emisora para promocionar un encuentro nacional de militares retirados que tendrá lugar en dos instancias, el domingo próximo, en Maldonado. Por la mañana, a la hora 11, se reunirán en el Cuartel de Dragones y luego tendrán un “asado de camaradería” en la Sociedad Nativista San Fernando.

“Una de las características de la vida militar son los actos de la camaradería más allá del frío servicio en el cumplimiento de las órdenes del superior”, comentó el coronel, para remarcar que llegarán retirados desde todos los rincones del país para sumarse a los muchos que eligieron radicarse en Maldonado.

“Muchos militares llegan a Maldonado tras su retiro, porque hay mucha demanda laboral. En todas las actividades siempre hay uno o más de un retirado militar dedicado a las tareas laborales normales de la sociedad. Los retirados, hasta por salud mental, buscan una segunda actividad”, comentó.

“Se destacan por la puntualidad, la exactitud y la seriedad con que encaran las actividades que le asignan”, describió Ferro, a quien la ONG Crysol “escrachó” hace dos años cuando se enteró que era el gerente de un hotel cinco estrellas de Punta del Este.

Ferro añadió que “se extraña la vida de servicio, porque en general se entra por vocación”. “Uno lo ve con cariño y por eso nos reunimos”.


(foto: Cuartel de Dragones /artelista.com)

5 comentarios:

  1. Que vergüenza nacional. En un país verdaderamente democrático este individuo estaría preso pagando por sus culpas, mientras tanto igual metemos preso al ladrón de gallinas.
    Es increíble hasta donde pueden llegar pero la culpa es nuestra, el pueblo uruguayo así lo quiso, hubo instancias para cambiar las cosas pero la mayoría eligió esto, así estamos.

    ResponderEliminar
  2. Este señor, cometió torturas en el CCD "Club Atlético" y hay personas que lo conocen y lo vieron allí. El Servcio de Inteligencia Enlace con las FFAA, tenía pleno conocimiento de las actividades que llevaba a cabo con otros oficiales uruguayos. La ley de caducidad, no tiene jurisdicción ni competencia en Argentina, porque los hechos de Privación Ilegal de la Libertad, seguida de Apremios ilegales y desaparición, se consumaron en Argentina, no en el Uruguay. Los que sabemos mucho de esto, conocemos mucho también de los grupos solapados de torturadores, que tendrían que ser solicitados y extraditados para responder ante la justicia argentina, solo por el hecho de haber integrado grupos de tortura en dicho país.

    ResponderEliminar
  3. No hay que descuidarse, verdaderamente la gente que lee estos comentarios, no saben que tipo de gente son estos monstruos, que tienen sicarios a sus ordenes, los que nos matarían sin piedad solo por publicar estas verdades. Pero este señor Ferro, está protegido por EEUU y relacionado con personas de mal vivir y notoria mala fama. Patotero, violento y custodio de contrabandistas como W.R. ¿quieren verlo preso?, pidan a la Justicia argentina, que lo detenga y yo personalmente declararé que lo vieron y lo vi entrar al CCD en 1977.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: podes comunicarte con muerto.el@gmail.com ?

    ResponderEliminar
  5. Verdaderamente, me encantaría saber que tipo de información puede dar este señor, porque para ofrecerse a declarar y acusar al militar en cuestión, debería ser asesorado y por lo tanto quien lo asesore, debe asesorarse con personas que hayan estado muy cercar de los centros clandestinos de detención argentinos en plena dictadura militar y que no tenga casos pendientes con la justicia por violaciones a los derechos humanos, que creo que los hay, pero son muy pocos. Seguramente no se ha comunicado con el correo electrónico muerto.el@gmail.com, poque la información debe ser coherente y contemporánea con la presunta presencia de dicho militar en la República Argentina. Hay que tener cuidado, porque si aparece un testigo que haya desarrollado funciones cerca de donde se acuse al militar y demuestre lo contrario, éste señor podría quedar comprometido seriamente, amén de ser procesado por falso testimonio.

    ResponderEliminar