lunes, 19 de mayo de 2014

Las peligrosas filantropías de George Soros

Siria hoy con la ayuda de la Fundatión Open Society de Soros a la oposición. Desde cuando la filantropía es genocidio?



Fundación Soros donará unos US 200 000 a campaña No a la baja

.

Gran error. Al acercarse a Soros

Se abre en Uruguay abre un flanco vulnerable, que se vuelve más peligroso por su confianza en el aliado cercano de Soros, el economista Joseph Stiglitz, en cuanto a asesoría política.

.



Joseph Stiglitz: "Hoy somos víctimas de nuestro propio éxito"

 
Stiglitz planteó que el gran desafío que se le presenta a los países emergentes no es que Estados Unidos cambie su política económica, sino que los mismos deben darse cuenta de cómo tratar en este mundo.
Se explayó en cómo las crisis recientes fueron conduciendo a un nuevo pensamiento en economía. Sostuvo que antes de que se produjeran las recientes crisis financieras, se creía que los mercados eran algo que por naturaleza se comportaban de forma estable, y se le prestaba poca atención a las posibles burbujas; en realidad se creía que no existían-.
"Se creía en la religión de los mercados eficientes" sostuvo, pero señaló que "no era necesario tener un doctorado en economía para apreciar que realmente existía una burbuja inmobiliaria".

Por su parte, según Stiglitz, Bernanke y Greenspan creían a pie juntillas que los mercados eran eficientes, y pensaban que, en el peor de los casos, "era mejor limpiar después lo que quedaba sucio" como consecuencia de la crisis o la explosión de una burbuja.
Stiglitz realizó un análisis de la crisis de 1997 y rememoró las reuniones de setiembre en Hong Kong, donde el Banco Mundial y el FMI pretendían que los mercados se abrieran totalmente a los capitales.
Solo Tailandia aplicó lo que como un eufemismo en los organismos internacionales se definía como "técnicas de gestión" y que en realidad representaba un control de capitales, lo cual le permitió resistir mejor la crisis.
Afirmó que Stiglitz que, afortunadamente, los organismos internacionales cambiaron su percepción y en 2010 entendieron lo que no habían entendido en 1997: la necesidad de establecer controles.
Sobre la situación actual de la economía, se preguntó dónde estamos parados, para afirmar que en realidad Estados Unidos no está recuperado aún. "Lo único que hace que nos sintamos bien es que del otro lado del Atlántico están peor", afirmó.
Stiglitz manifestó que uno de los principales problemas de hoy es la falta de una demanda agregada, y que ello tiene que ver en gran medida con los desequilibrios globales: hay países con grandes déficits y otros con grande superávits, y se produce una respuesta asimétrica a los superávits, lo que lleva a una queda de la demanda.
Agregó que también enfrentamos un problema estructural: sostuvo que hace un tiempo, el 70% de la población trabajaba en la agricultura, mientras que hoy la población tiene que buscar trabajo en otras áreas y "el mercado no hace fácil esas transiciones".
"Hoy somos víctimas de nuestro propio éxito" manifestó.
Otro de los grandes problemas que enfrenta le economía a escala planetaria, según Stiglitz, es la creciente desigualdad que existe en la mayoría de los países. Respecto a su país, Estados Unidos, afirmó que tiene uno de los niveles de desigualdad más elevados del mundo.
"El sueño americano se ha convertido en un mito" afirmó. Resaltó que aquella idea que existía de que en Estados Unidos uno podía forjarse un futuro en base al esfuerzo y partiendo de cero hoy no existe. Los jóvenes dependen más para su éxito de lo que puedan legarle sus padres que de su esfuerzo, sostuvo. Agregó que este es un elemento que socava el tejido social.
Manifestó que un problema adicional es la "austeridad", ya que los recortes de gastos que aplican muchos gobiernos llevan a un aumento del desempleo.
Respecto a Europa, dijo que tiene un problema adicional, que se agrega a los anteriores, y es la estructura del euro. Afirmó que necesita un conjunto de reformas, que sí existe un programa posible para las mismas, pero que no ve voluntad política de hacerlas.
Vaticinó que la economía global va a continuar con un período de dificultades, lo que tendrá su incidencia en América Latina, ya que todos los problemas van a ocasionar perturbaciones.
"Estados Unidos y Europa van a pensar primero en sus economías; no van a pensar en el resto del mundo", para salir de la crisis.
"¿Qué debería hacer Uruguay para mantenerse en la senda del crecimiento?" se preguntó, para responder que debería aplicar mucha creatividad.
"Las cosas van bien, pero pueden cambiar muy rápidamente", concluyó su conferencia, dejando esa advertencia.



Instituto de Investigación para el Desarrollo, Crecimiento y la Economía
Coincidiendo con la presencia de Joseph Stiglitz en nuestro país, se procedió a la firma de un Acuerdo de Intenciones con el Gobierno uruguayo para la creación del Research Institute for Development, Growth and Economics (RIDGE), con la intención de que su puesta en funcionamiento se produzca en 2014.
El Instituto es una iniciativa de la International Economic Association (IEA) y cuenta con el respaldo de nuestro Gobierno.
El anuncio fue realizado por el ministro Fernando Lorenzo, en la presentación de Joseph Stiglitz previa a la conferencia que brindó el sábado.
El objetivo de la iniciativa es la localización en Uruguay de un centro de investigación de excelencia en economía con proyección internacional; "no va a estar centrado en lo local o regional", destacó Lorenzo.
Según los promotores, el RIDGE contribuirá "a una mejora sustantiva en el estudio de problemas económicos y sociales relevantes para Uruguay y América Latina, al tiempo que abrirá nuevas y mejores perspectivas de desarrollo personal a los jóvenes uruguayos y sudamericanos, con la consiguiente acumulación de capital humano y social para nuestros países".
El Comité Pro Creación del RIDGE tiene como presidente a Joseph Stiglitz y como presidente de honor al Cr. Enrique Iglesias.

 Leer mas


No todo lo que brilla es Soros

.





0 comentarios:

Publicar un comentario