lunes, 12 de mayo de 2014

¿Que hacía Gonzalo Abella allí?

Candidatos de la oposición ayer en la Federación Rural de San José 


Federación Rural coincide con la oposición en necesidad de reducir el gasto público y evitar nuevos impuestos en el agro.
Salvo por algunos comentarios aislados de los precandidatos Pablo Mieres (Partido Independiente, PI) y Gonzalo Abella (Unidad Popular), lo visto el sábado en el 97º Congreso de la Federación Rural (FR) pareció un acto en el que todos los oradores respondían a un partido opositor al gobierno. Los precandidatos criticaron fuertemente la idea de aumentar la tributación al agro, la “alarmante” situación de la infraestructura uruguaya, el aumento “desmedido” del gasto público y la Ley de Regulación de la Minería de Gran Porte (salvo el PI, que respaldó esta norma). La gremial de productores ruralistas compartió totalmente estos puntos.
Por inesperado que pareciera, hasta el propio Abella logró aplausos del público, principalmente cuando se focalizó en los cuestionamientos al proyecto minero de Aratirí, de la multinacional Zamin Ferrous, al que definió “nauseabundo” y “vendepatria”. El precandidato presidencial de Unidad Popular dio un discurso que no fue confrontativo con los asistentes al congreso de la Federación Rural, que fue el viernes y sábado en el departamento de San José.
Los presidenciables del Frente Amplio (FA) también estaban invitados, pero se excusaron de asistir, dijo a la diaria el vicepresidente de la gremial, Manuel Bettega. Las críticas a las últimas administraciones y a las propuestas del programa de gobierno frenteamplista fueron aplaudidas cada vez que algún orador las pronunciaba, a tal punto que resulta difícil determinar quién fue el precandidato más 
aplaudido.
El más duro con el oficialismo fue el nacionalista Jorge Larrañaga (Futuro Nacional) quien, sobre las ausencias de los candidatos frenteamplistas, dijo que “capaz que alguno le tiene miedo a la punta de lanza del logotipo de la FR”. La frase fue calurosamente aplaudida, mayormente porque el precandidato tenía una especie de hinchada propia: un grupo de jóvenes al fondo de la tribuna gritaban “Vamos, Guapo” cada vez que disparaba contra el 
oficialismo.
Sobre el gasto estatal aseguró que “no se puede seguir con políticas que llevan a un desordenado y permanente incremento del gasto público bajo el rubro del espacio fiscal. No da más el jolgorio y la fiesta del Estado gastando y el contribuyente pagando”. Larrañaga anunció que promoverá una ley de “regla fiscal” para que no se pueda gastar “desde el Estado central por encima de determinado porcentaje de crecimiento” y para crear “fondos anticíclicos”.
Tras asegurar que rechazará el proyecto de Aratirí, el precandidato nacionalista defendió al sector agropecuario, destacando su capacidad para “generar y distribuir recursos genuinos”.
Criticó que el oficialismo “amenace” a los productores con la creación de más impuestos y aseguró que derogará la recientemente aprobada Ley de Responsabilidad Penal del Empleador, “uno de los mamarrachos más enormes que la historia de la legislación registra”, por la cual “el principal perjudicado va a ser el trabajador”. Larrañaga afirmó que la nueva ley “va a perjudicar la inversión, el desarrollo productivo y la creación de puestos de trabajo”.
Finalmente dijo: “No va a faltar quien diga que estoy defendiendo a los terratenientes, en esa suerte de división dicotómica entre los que tienen tierra y los que no la tienen; ése no es el Uruguay de la comunidad espiritual que Wilson Ferreira quería”, agregó, haciendo referencia al caudillo nacionalista que proponía una reforma agraria.

La familia del campo

Muchos de los puntos resaltados por Larrañaga fueron compartidos por el otro precandidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou (Todos Hacia Adelante), especialmente el rechazo a la minera Aratirí y al aumento del gasto público: “Con no llenar algunos cargos y bajar 10% el suministro a algunos subsidios, se pueden ahorrar entre 400 y 500 millones de dólares”, estimó.
Resaltó la importancia de agregar el “elemento productividad” a la negociación laboral, porque “si siguen subiendo los salarios sin estar atados a esto, va a ser una complicación”. También resaltó la necesidad de exonerar los tributos a los combustibles destinados a los productores agropecuarios. Dijo que el país “no puede ser rehén de una empresa estatal que al fin y al cabo no tiene su propio petróleo. Si mañana podemos importar combustibles de cualquier lado, si vienen más baratos, lo siento, pero es uno de los insumos más importantes que tiene la producción”.
Luego repasó algunos puntos de su programa, destacando la inversión en las principales rutas nacionales, la necesidad de implementar la educación a distancia en medios rurales y la creación de una “policía montada” rural. Por último, denunció el “enfrentamiento” que desde el oficialismo “se trata de meter en el ámbito rural”, cuando “nosotros bien sabemos que el patrón está trabajando codo a codo con el empleado”. Los aplausos aumentaron. “Son hermanos postizos de alguna manera, porque son familias que se relacionan. Y empezar a generar la semilla de la división ahí, en un ambiente tan sacrificado, es como una mecha que no se sabe cuándo se va a apagar. ¿Qué va a quedar después de esto?”, se preguntó.
Por su parte, el colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) realizó también una fuerte argumentación en contra del proyecto minero de Aratirí, argumentando entre otras cosas que “no se presenta un plan detallado de cierre [de las minas] y seguros que lo respalden”.
Aseguró además que “no están claros los aspectos económicos y el retorno para el país” y puso en duda los montos de la inversión: “no parece que la empresa tenga la capacidad económica para realizar el emprendimiento, ya que depende de la firma del contrato con el gobierno para conseguir el dinero”.
Respecto de los posibles aumentos tributarios en el agro, advirtió el riesgo de “copiar el experimento que fracasó en la República Argentina”. Además, dijo “no estar de acuerdo “con el concepto de que ‘el que rompe paga’”, y criticó que no se le imponga impuestos a la marihuana, que se continúe con el subsidio a la cerveza, “que cuesta 10 millones de dólares por año” y que se les “perdone” a Aratirí y a Montes del Plata el Impuesto al Patrimonio. Citando a un “viejo ruralista”, culminó: “Bastantes líos tenemos los productores con el clima y los mercados para que ustedes, los políticos, nos vengan a armar más líos; déjennos producir”.
Finalizó el panel de presidenciables Mieres, que dijo que las ausencias de los frenteamplistas fueron “penosas”. Este precandidato también enfatizó la necesidad de no cargar con más impuestos al sector agropecuario, pero destacó que su partido votó la Ley de Minería de Gran Porte, cumpliendo con el acuerdo interpartidario. Además, dijo que es una buena norma y que impone más controles ambientales que el “viejo y anacrónico Código Minero”. Finalizó destacando la necesidad de “diversificar la matriz productiva”. A diferencia de los demás presidenciables, no consiguió muchos aplausos.

Cordialmente

Tras el Congreso, la FR emitió una declaración en la que alerta que “no es sano fomentar el enfrentamiento y el conflicto en las relaciones sociales y de trabajo entre los distintos actores”. También pide un “comportamiento más prudente, austero y una mejor gestión del gobierno en el manejo de los recursos públicos”, advierte que “la inversión en infraestructura no ha acompañado el aumento de la producción pese a los mayores recursos” que se han destinado, y que, en materia de seguridad rural, ni los poderes del Estado ni las intendencias han dado “señales claras” de que “protejan a la salud de las personas y la producción”. Varios de estos puntos fueron retomados en el discurso de cierre del presidente de la FR, Carlos María Uriarte, quien también criticó la mayoría parlamentaria bajo el régimen de disciplina partidaria, un “aspecto negativo que nos ha dejado un sabor muy amargo” en la aprobación de leyes como las del Impuesto al Patrimonio, la de Minería de Gran Porte y la de Responsabilidad Penal del Empleador. Además, cuestionó que el gobierno no tuvo en cuenta los comentarios del sector empresarial en los Consejos de Salarios del área. Según dijo, existe la percepción de que hay una intención marcada de “dañar la cordial relación entre patrones y trabajadores del medio rural”.





15 comentarios:

  1. Juntos pero no revueltos.

    Gonzalo Abella.
    Ayer
    El sábado “todos” los presidenciables fuimos invitados al cierre del 47º Congreso de la Federación Rural. Hubo serias objeciones a invitarme (todo se sabe) pero productores amigos argumentaron que con un diputado ya probable, podríamos ser gravitantes en el incierto panorama legislativo 2015.
    Los dos presidenciables del FA no fueron, porque sabían que el proyecto Aratirí es indefendible. Así que estuvimos sentados en primera fila Lacalle, Bordaberry, Larrañaga, Mieres y yo. Mi aislamiento desentonaba como sapo de otro pozo ante la familiaridad confianzuda que se daba entre los cuatro prestigiosos políticos.
    Los tres primeros hicieron discursos simétricos: “la izquierda (aprovechaban a llamar “izquierda” a la cúpula oficialista y a su delfina) no se atrevió a venir porque sólo yo… (cada uno decía yo, pero era un ”nosotros”) entiendo (entendemos) al sufrido trabajador rural”. Y de paso exaltaban al liberalismo más feroz, defendiendo la salida del ganado en pie y la libre empresa sin frenos ni impuestos, Daba miedo el discurso monocorde y reaccionario.
    Después subió Mieres y tartamudeó su justificación de la Ley de Megaminería diciendo que sin el PI hubiera sido mucho peor. Mirando fijamente a Chiruchi y a Heber (ambos se habían sumado a nuestra primera fila) recordó que los cuatro partidos del país (¿es que hay otro?) habían decidido votar la ley y “después algunos se dieron vuelta y sabrán por qué, pero no lo dijeron”. De todos modos logró algunos aplausos cuando dijo: “Sé que les preocupa esta ley, pero al menos yo doy la cara, no soy como el oficialismo que no se atreve”.
    Cerré la ronda. Tuve tiempo de armar el discurso con los tres compañeros de la UP que me apoyaban: un productor rural, un profesional vinculado al agro y una maestra conocedora del medio rural. “Hablá desde tu amor al campo”, me dijo uno; “la gente no es zonza, reconoce la autenticidad entre tanta chatura”. Me fue fácil plantarme en los principios y hablar desde el corazón, porque represento a una fuerza invencible. Somos izquierda y somos patria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Gonzalo: ¿pero, exactamente, que dijiste?
      Porque me imagino que no hablaste de eliminar el latifundio (¿o si?) o de ponerle impuestos progresivos a la tierra, tipo IMPROME...(¿o si), o de las detracciones a las exportaciones...En fin, el programa histórico de la izquierda es absolutamente incompatible con el discurso de la federación rural. Creo que a más de un militante-votante-simpatizante de UP le interesaría conocer tu discurso. Al fin y al cabo tú mismo te consideras un "controlador implacable" de la actuación de eventuales parlamentarios de la UP. William Yohai

      Eliminar
  2. Yo creo que el hecho que haya ido Abella no me parece escandaloso teniendo en cuenta que tiene poquismias posibildiades de mostrarse principalemente en medios masivos ademas el compañero Abella no responde solo a una persona responde a una colectividad y si critico la megamineria y estos emprendimientos que son absolutamente horrendos me parecio bien ,evidentemente que el 26 de Marzo esta por la abolicion del latifundio y construir una sociedad socialista o sea transformar la sociedad no mejorar lo que hay, si lo hablo o no no me preocupa ya que somos pocos y nos conocemos no sirve nada hacer discursos para la gilada y despues hacer lo contrario ejemplos sobran.

    ResponderEliminar
  3. Mi planteo no es una crítica a Abella, salvo en cuanto él actúa como representante de un colectivo. El problema es que los "discursos para la gilada" son precisamente aquellos en los cuales se deja de lado el contenido programático para ir, poco a poco tendiendo a discursos tipo "es mejor ser rico y sano que pobre y enfermo" como el que pronuncian los políticos tradicionales, incluyendo, por supuesto, al fraude amplio. En cuanto a que Abella no tiene acceso a los medios eso es falso. Hace unos días nomás fue entrevistado por Cotelo en el espectador, uno de los programas más importantes de la radio. En esa entrevista no mencionó la reforma agraria, ni la banca, ni la deuda pública. Cuando le preguntaron por el programa de nacionalizaciones-estatizaciones de la UP dijo que habría que hacer un frigorífico como ente testigo, exactamente lo mismo que plantea el partido comunista, que ha renunciado, por supuesto a la estatización de la industria. Cuando habló de los impuestos propuso gravar a los "sojeros no residentes"....¿y los sojeros "residentes", no son tan rentistas depredadores del medio ambiente como los otros? pero ¿y los residentes, capitalistas de gran porte, que acaparan buena parte de la riqueza nacional...a esos no los gravamos?
    Entonces, el 26 de marzo está por la abolición del latifundio...¿está realmente?
    Así comenzó la historia del FA. A medida que se tenían más votos se lavaba el programa. De esa historia ya conocemos el final. Si UP, que ni siquiera tiene un parlamentario (veremos si esta vez llegan) ya empezó a cambiar el discurso...¿que harán cuando tengan un par de senadores?

    ResponderEliminar
  4. al final de tanto discurso que dijo GONZALO ABELLA

    ResponderEliminar
  5. EN EL DIARIO LA JUVENTUD DE HOY MARTES HAY UNA EXPLICACIÓN CLARA Y LÓGICA DE QUE HACIA ABELLA AHÍ

    SERIA HONESTO PONERLA A DISPOSICIÓN DE LOS LECTORES TAMBIÉN

    ResponderEliminar
  6. A mi en lo personal me enriquece la discusion entre compañeros algo que se perdio en el Uruguay en los antiguos comites de base obviamente siempre y cuando se haga con altura algo que tambien se perdio en el Uruguay ,no soy abogado de Abella seria bueno que él defendiera su postura y que despues cada persona saque sus conclusiones en este mismo sitio del muerto que habla fundado por el compañero Potrillo Rezano que se sigue extrañando y mucho,por mi parte dije lo que dije creo que la Unidad Popular que en el muerto se hablo poco y nada tiene su programa y el hecho repito de haber ido a esta rerunion no quiere decir desde mi humilde punto de vista que se dejen principios y por el uno o varios diputados a mi me da exactamente igual la cantidad que apoyen a la UP lamentablemente en el Uruguay viendo los votos que han sacado y que probablemetne sacaran un Larrañaga, un Lacalle Pou un Bordaberry ,un Tabare Vazquez ,etc me dice a las claras que calidad de pensamiento politico hay en el Uruguay ,prefiero estar en la hiper minoria y no en la nauseabunda manada de corderos que balan y van pa donde quema el sol.

    ResponderEliminar
  7. Si me permite de vuelta al blog el muerto que habla transcribir lo que dijo Gonzalo Abella en su pagina de facebook mi intencion es aportar datos para una discusion abierta y fraterna sin quererme ser el dueño de la verdad ,
    Gonzalo Abella

    No tengo la versión grabada de mi intervención en la Federación Rural porque no la escribí; pero parece que Radio Rural sí la tiene, así que podrán confrontarla con lo que digo.
    Dada la composición heterogénea del público presente y la presencia de los medios, mi primer párrafo fue para lamentar que se pospusiera para el final de la jornada la premiación a niños de escuelas rurales, que estaban allí desde temprano con maestros y padres. Los niños habían escrito y dibujado sobre los valores de la familia rural. Aclaré que fue por presión de otros candidatos que se los había pospuesto, pero que si me hubieran consultado hubiera votado en contra.
    Luego expresé mi extrañeza ante el discurso de los candidatos de los P tradicionales, que condenando de palabra la política agraria del FA, en lo que coincido, no dijeron una palabra sobre el envenenamiento actual de los campos y del agua por la expansión incontrolada de los monocultivos, ni de la fumigación aérea sobre centros poblados y escuelas rurales. Ni mencionaron el robo que nos hacen las grandes forestadoras y hablé del dolor del pequeño productor expulsado.
    Sobre la ley de megaminería dije: nos produce náuseas esta ley, entrega miserable del patrimonio de los orientales. Ahí me aplaudieron.
    También me pregunté por qué se habló de Educación, y no se mencionó en ningún momento que las Misione Sociopedagógicas, ese proyecto brillante impulsado por Julio Castro, había sido desmantelado por el Partido Nacional en 1959.
    Hablé de la necesidad de un Frigorífico Nacional y un control estatal de los precios y de gravar a los que más tienen y ganan, apoyando al pequeño y al mediano productor con créditos blandos.
    Fueron sólo veinte minutos y aún así creo que para algo sirvió. La gente estuvo muy atenta.

    ResponderEliminar
  8. Traidor, en cuanto tienen oportunidad de acceder a un carguito se dan vuelta como una media. lo unico que falta es que ahora se reuna con la camara industriales o pida una entrevista con el fmi. Abella sos igual que el pepe, traidor de cuarta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y vos sos un cabeza de termo! Sos igual de basura que la derecha, te importan más tus utopías pelotudas que la gente, que socialismo es ese? Con tu postura de mierda lo único que estas haciendo es ayudar a la derecha, a los que quieren dividir y que muchos pasen mal para que unos pocos vivan bien, tan simple como eso. Va para vos y para todos los idiotas de esta página.

      Eliminar
  9. Entonces Fidel Castro cuando en Cuba recibio a Juan Pablo II era un alcahuete del Vaticano y de su poder acomodado con los gobiernos capitalistas de turno ? Yo creo que no hay que sacar las cosas de quicio las y la Unidad Poular sin ser para nada perfecta y con defectos como todos tiene un programa anti-imperialista y socialista, el tema que estamos en campaña y alguien le tendra que dar pelota ya que no le dan a la Unidad Poupar ni un puto minuto ni en television ni en medios escritos de amplio consumo ,le dan pelota a las boludeces de Mujica ,Lacalle Pou ,etc entonces si le dieron a Abella una oportundiad de mostrarse uno debe jugar en cancha propia o visitante da igual si queres ganar el campeonato o sea la guerra contra el imperialismo,la historia esta llena de ejemplos de quienes aun en las antipodas buscan la forma de avanzar y ser escuchados usando diferentes estrategias pero el fin es y seguira siendo el mismo ,Socialismo o Muerte !!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. POBRE GONZALO, NI EL MISMO SE LO CRE

    ResponderEliminar
  11. empezamos tranzando con la derecha y vamos a terminar yendo a chuparle las medias a obama. Son todos iguales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del... "son todos iguales" al..." y bueno, el FA es lo que hay"... hay poco trecho.
      El viejo Gonzalo no ha demostrado ninguna de las infinitas agachadas de la nomenklatura frentista,....ni con lupa se la han encontrado.
      De tal modo que si con mi voto por Gonzalo puedo meter un diputado de Izquierda, lo meto, no lo tiro al tacho, que en definitiva es lo que la vieja y la nueva derecha esperan de los radicales.
      El Viejo Charlie.

      Eliminar
  12. Un viejito de traje en la casa blanca no era el Pepe me parecio verlo no se .Levanten la mira los responsables de esta publicacion es facil pegarle a asamblea popular es un poco de cobardes diria yo hay pila de cosas para dedicarle un reportaje.

    ResponderEliminar