miércoles, 13 de agosto de 2014

Nauseabundo


Miércoles, 13 de Agosto de 2014
Cordero: "me ofrecieron cambiar huesos por libertad; era una trampa”

El Cnel(r) Manuel Cordero detenido en forma domiciliaria en la Argentina concedió una entrevista a FM Gente, mientras avanza su proceso por el Plan Cóndor. Dijo que el tema de los derechos humanos durante la dictadura tiene hoy una raíz política y que se terminará solo cuando el Frente Amplio deje de ser gobierno. Reconoció que el gobierno de Vázquez ofreció cambiar “huesos por libertad” pero “era una trampa”: “el destino final ya lo sabíamos, íbamos todos presos”. 

“Acá se entró, yo estoy claro en esto, por un tema estrictamente político y se sale por un tema político”, dijo.
Agregó que “no hay otra manera, que se estará en condiciones una vez que el Frente Amplio no sea gobierno”.


“Por más que (José) Mujica quiera mandarlos para la casa…, y quiera hacer toda esa… le va a ser más fácil traer, importar talibanes porque parece que los terroristas uruguayos están un poco viejos, entonces hay que traer gente más joven”, ironizó. Y prolongó su ironía: “Hay que importarlos ahora, o sirios, no sé qué es lo que va a traer; le es más fácil que lo que él prometió en Durazno de mandar a los (militares procesados) de 70 años para la casa”.

EL COSTO POLÍTICO

Cordero insistió que Mujica les había prometido, a oficiales de las Fuerzas Armadas en Durazno, enviar a los militares procesados por el tema de los DDHH a sus casas. “Lo ha hecho, lo que pasa es que dice, y bueno, el costo, no puedo asumir ese costo; tá, por lo tanto todo me lleva a pensar, y no es un disparate, que esto podrá tener su salida política, que no sé bien cómo será, habrá que verla, el día que el Frente Amplio no sea gobierno; antes no”, completó su razonamiento.

En la misma lógica aseguró que todos los partidos políticos, a partir de 1985, tuvieron algo que ver en usar el tema derechos humanos como instrumento político: “A esto se entra por un tema estrictamente político, si no fuera así sería justificar un disparate; caso claro, el doctor (Juan Carlos) Blanco Estradé”.
“Juan Carlos Blanco Estradé. ¿Qué puede saber…, qué tiene que ver con los problemas estos? Es traído de los pelos total, es una cuestión política ejemplarizante que sus compañeros de partido miraron para arriba, entre otras cuestiones, bueno, es un caso de los más claros y el hombre está preso, igual que los demás”, opinó.

Se puso en la piel del ex canciller Blanco: “No debe de saber ni de qué le están preguntando; es lógico, nunca tuvo acceso a eso, eso se manejaba por otro…, cierto o no cierto, se manejaba por otro lado”.

OPERACIÓN ZANAHORIA

Cordero confió que los entonces generales del Ejército Uruguayo Pedro Barneix y Carlos Díaz (luego comandante en jefe durante el gobierno de Vázquez) le pidieron información sobre los desaparecidos. Barneix y Díaz eran los integrantes de una comisión interna del Ejército para trabajar sobre el tema a pedido del entonces presidente Tabaré Vázquez. Los generales uruguayos cruzaron a territorio extranjero en forma secreta. La reunión con Cordero se celebró en la ciudad de Livramento.

“Lo que les dije es lo siguiente: que no importaba lo que yo le pudiera aportar y todo lo demás, porque en realidad, en términos generales, tenían que saber lo que había sido la Operación Zanahoria, que se había hecho en el ’84, y quién la había hecho, y todo lo demás”, contó.
Concluyó que “ellos no podían desconocerlo; me dijeron que no lo desconocían, que era un hecho cierto y que sí, Fulano, Mengano, Zutano…”

“Entonces, qué valía que yo les dijera en tal lugar hay enterramientos…. Sí, había, no hay, había, ya no está más”, declaró, asegurando que existió la Operación Zanahoria y que los cuerpos de los desaparecidos habían sido sacado de los lugares en los que se les enterró originalmente.

Prosiguió revelando sus conversaciones con los generales uruguayos Barneix y Díaz: “Vamos a poner que yo supiera, vamos a hacer un supuesto, les dije, que si yo supiera y en este momento les dijera, una hipótesis era: ¿De qué les sirve si ya no están más? ¿Tá?”
“Es como pasó (…), hicieron un agujero, habrá estado ahí, no habrá estado ahí, no sé quién lo dijo, capaz que… ahora no encontraban nada”, manifestó.

Y llegó a otra conclusión: “Entonces, transitar por esos caminos de ir cambiando huesos por libertad no la veía muy clara, más bien la veía como… medio una trampa, era; es decir, proponer cambiar algo por algo que no existía ya a esa altura, entonces el destino final ya lo sabíamos: íbamos todos presos”.

“Creo que la Operación Zanahoria se hizo sólo para el Ejército, es decir, se la dieron a un general y a un grupo de coroneles para que la llevaran a cabo y los objetivos eran sólo de Ejército”, desarropó.

Añadió, tomando alguna distancia, que “cada fuerza haría su (Operación) Zanahoria; se ve que la Fuerza Aérea no la hizo, o la hizo a medias, no sé (…) Y la Marina, aparentemente, o no tuvo ninguno (detenido desaparecido), o no sé, no sé, desconozco el tema”.

LOS QUE CURRAN, Y LA JUSTICIA TRANSICIONAL


Cordero calificó lo que están haciendo en materia de DDHH en Uruguay, grupos interesados, antropólogos y demás, como “un curro” que se sustenta por el dinero que reciben como sueldos y en presupuestos para hacerlo.
“En este curro que tienen el antropólogo ( recientemente renunció José López Mazz) y todos lo demás yo puedo asegurar que si a mí me pagan, si el Frente Amplio es gobierno dentro de los 10 años, aro todo el Uruguay entero, los busco hasta abajo…, peor que las Masilotti, aquellas que buscaban el tesoro de Garibaldi debajo del Panteón Nacional”.
Se refirió a lo que ve como manejos judiciales en estos temas: “Ah, no, acá, es tan evidente la cuestión, yo le puse un rótulo, no yo, ni lo inventé yo, lo que es el tema de la justicia transicional”.

Apuntó que “dentro de eso que podríamos llamar la justicia transicional, se empiezan a juzgar ciertas cosas; uno de ellos que es la acumulación en dos o tres fiscales y dos o tres jueces, de todos los casos, cuando evidentemente no es así”.

“Ahí se inventó lo de las mega causas, la absorción, la absorción por las temáticas, y yo que sé, pueden, lo que puede el cuestión, y bueno…”, declaró, en una suerte de jeroglífico.

Indicó que “el primer caso, sintomático, el primer caso que hubo fue el de un tal… que lo eligieron mal porque en última instancia era un informante, era un tal Barrios, un muchacho colombiano que estaba en el Uruguay, que era el marido de una de las mujeres aquellas que murieron en el tiroteo; la fiscal era Elsa Machado de Saravia, y el juez sí, el juez era (Luis) Charles”.
“Entonces, aparentemente, Machado de Saravia por una cantidad de… deja el caso, lo deja, dice que no, que ella se abstiene a seguir interviniendo porque a ella le caben las generales de la ley”, afirmó.

Confesó que “no sé bien el detalle, si era pariente, conocía a alguno, creo que conocía a uno de los imputados; se va”.
“Y bueno, ahí empieza a surgir el primer problema y aparece (Mirtha) Guianze, porque en estos casos dice que le toca a la fiscal anterior o posterior, no me acuerdo bien; ella no tenía nada que ver en el tema, y lo absorbe, porque dice que ella va a trabajar en esos temas”, reconstruye desde su perspectiva.

Y concluye con una opinión, tajante: “¡Es un disparate! Y arranca, le pasan el expediente, y Charles y ella arrancan, felices y contentos”.

VÁZQUEZ Y LA PROMESA INCUMPLIDA


Cordero lleva la narración a otro punto: “Lo otro es que se encuentran que esos casos, los primeros que tratan, el de Barrios nunca más lo trataron, quedó ahí, no se sabe qué paso con Barrios hasta ahora, quedó ahí un expediente”.
“Y arrancan con otro que era el de (Adalberto) Soba, ¿tá? Pero se encuentran con el primer problema, que estaba el caso, había transitado a un juzgado ya, Y lo habían sacado por la ley de caducidad, mal, bien hasta ese momento”, avanzó.

Vincula, otra vez con clara ironía, que “entonces le aplican una retroactividad, Tabaré Vázquez, que era el que iba a respetarla. ¡Qué hubiera sido si no la hubiera respetado! No sé en qué podíamos haber terminado, capaz que estaban colgados, estábamos colgados de la plaza Independencia”.

“Él (Vázquez) dijo que la iba a respetar; muy buen respeto; entonces, lo agarran y con retroactividad dicen que no, porque en realidad blá, blá. ¿Y la seguridad jurídica dónde está?“.

Y continuó razonando: “Además, no sé hasta donde él puede dejar sin efecto, sin más, así, una sentencia anterior, es decir, del Poder Ejecutivo anterior, porque yo me hice siempre una pregunta: se va Tabaré Vázquez, no hubiera venido Mujica, viene otro de los partidos tradicionales, entonces agarra y dice: el decreto de Fulano… no, no”.
“Mal lo hizo, entonces, vuelve a estar en la ley de caducidad, no, eso es un mamarracho. ¿Dónde está la seguridad jurídica? Entra y sale, entra y sale, sale y entra. No, eso no hay ningún país serio que pueda soportar eso”, ilustra.

Aseguró que “de ahí en más se fueron creando cosas, y disparates, y cuestiones; vuelvo a repetir: acá se entró por la puerta política, y se sale por la puerta política”.

EXTRADITADO POR CASO RIQUELO


Después que Argentina obtuvo de Brasil la extradición de Cordero para juzgarlo sólo por la desaparición de Simón Riquelo, ahora lo incorporó a otro juicio en el que se lo incluye junto a otros más de 50 ex oficiales de ese país por el Caso Cóndor. Esto es lo que Cordero y sus dos abogados están resistiendo: un camino procesal presuntamente ilegal.

“Ellos me cambiaron la forma, pensaban juzgarme por asociación y por la desaparición forzada (…) ahora, lo que autorizó Brasil, solo, yo tengo la sentencia ahí, que fue Simón Riquelo, la desaparición de Simón Riquelo, que los brasileños decían que todavía no había prescripto”, provocó.
Explicó que “el (entonces) menor es hijo biológico de Sara Rita Méndez Lompodio, que vive; hijo natural o como quieran llamarlo, o ella dice, bué’, habría que hacer el ADN”.

“Pero vamos a poner que no haya ninguna duda de lo que ella dice, que es hijo de uno de los Gatti que murió del corazón muchos años después en Roma; incluso cuando el hijo cobra notoriedad porque lo ubican por el ADN, lo ubican, él (Gatti) ya se había muerto”, alegó.
Y siguió: “Bué, ese muchacho que aparentemente, por lo que yo sé admite que fue criado por un comisario y la señora cuando empiezan todos estos líos ya había muerto también…”
“Creo que tiene la madre (de crianza), no sé si vive; él, que ya era casado cuando todo esto (fue descubierto), quiso mantener su identidad; eso en un principio; aparentemente ahí lo pusieron de testigo en esta cuestión, pero no se presentó a atestiguar, por ahora no se ha presentado a atestiguar”, desveló.

Y aseguró: “Nosotros lo requerimos, nosotros lo requerimos y que se presente a atestiguar. Que se presente a atestiguar. Pero, no sé si…”

EL CÓNDOR TODAVÍA PLANEA


Cordero desnudó que está “a disposición de la justicia argentina en un juicio específico, que es el Plan Cóndor; en este momento ya se está substanciando en un juicio oral, en un tribunal oral”.
“No estoy solo, porque el Cóndor a su vez tiene una cantidad de etapas procesales, estoy con más de 50 imputados argentinos; yo soy el único extranjero, no uruguayo, extranjero; los demás son todos argentinos; hay navales también, todos por el Plan Cóndor que se está substanciando” en tribunales argentinos, relató.

Anotó que “yo tengo dos diferencias substanciales con los otros 50, no sólo por ser extranjero, porque eso no implica mucho, sino porque a mí no me detuvieron en la Argentina, yo soy un producto de un juicio extraditorio previo, y de ahí en más empiezan a jugar otras cosas procesales en la instrucción”.

“Que se respeten o no se respeten, es otro problema, pero que tienen que entrar a jugar, tendrían que entrar a jugar, tendrían”, precisó.
Afirmó, mostrando un conocimiento jurídico, que “hay dos etapas que son: el juicio extradictorio previo que me hicieron en Brasil, y el juicio este que estoy llevando acá; de acuerdo a Derecho el juicio este que me están haciendo acá es muy distinto a los demás, porque está sometido al resultado del juicio extradictorio. ¿Soy claro, no?”
“Entonces vayamos primero al juicio extradictorio: a mí, en el juicio extradictorio dicen que los delitos imputados, porque se hace de acuerdo al marco brasileño, los delitos no son de lesa humanidad, sino delitos comunes, porque así figuran en el Brasil”.

Advirtió que “como el juicio extradictorio se hizo de acuerdo a la normativa brasileña vigente, una de ellas es eso, que los delitos en Brasil, ese tipo de delitos, no son de lesa humanidad, son ordinarios o comunes y como tales se deben de juzgar”.

“De allí en más son prescriptibles, que es una gran diferencia, porque acá en la Argentina a ninguno de ellos, al caerle la figura de la lesa humanidad, no son prescriptibles; además, lo hacen con retroactividad que es otro disparate; pero, tá, ese sería otro problema”, dijo, asumiendo capacidad de evaluar dos presuntos errores procesales.
Fundamentó que para “ese juicio extradictorio yo soy casado con una brasileña, tenía residencia legal documentada y con domicilio en Brasil, es decir, yo en Brasil, como otros que han caído, no estaba ni con documentación falsa, ni escondido, ni nada”.

“Imposible estar escondido porque la propia Federal, Migración me da el documento, y tuve que ir varias veces y hacer una cantidad de pruebas y cuestiones; es decir, que yo estaba residente, y como tal, ajustado también a Derecho, a mí me cabía lo que dijo el redactor responsable, el ministro Marco Aurelio”.

Y habla como si fuera Marco Aurelio: “Dice, bueno, a él le cabe lo que le cabe a todo brasileño que es en cuanto a eso, le cabe lo que la ley, lo dice la Constitución, el artículo quinto: los naturales y los residentes para los delitos son iguales”.

“Motivo de eso la amnistía se le dio a todos; por otro lado, tipo así como la Comisión para la Paz en el Uruguay, los delitos son prescriptibles y las desapariciones de ese tipo han sido consideradas como fallecidos en el tiempo de la desaparición”, ubica.

Afirma que en eso es “igual que (lo que sostiene) la Comisión para la Paz, que Uruguay lo toma ese tema, lo toma la Suprema Corte y algún tribunal también”.
“Por lo tanto, estaba amnistiado y los delitos habían prescripto; y así se arranca el juicio extradictorio, pero después por problemas políticos y cuestiones fue cambiando el rumbo”, reconstruye.
Dijo que “pese a todo, la sentencia final, acordada que se llama, por unanimidad a mí solamente me imputa el delito de secuestro de un menor aparecido en el año 2000 por no haber prescripto; hoy en día debe de haber prescripto; y así vengo a la Argentina”.
Cordero reveló que “durante el gobierno de Tabaré Vázquez a mí me piden la extradición a Brasil. Y Brasil le dice: no, mire, es imposible porque ya lo estamos juzgando por eso y caeríamos en un doble juzgamiento porque Argentina lo acusó de lo mismo. Entonces, no podemos, ustedes están haciendo un doble juzgamiento”.

Arguyó “que en el fondo, no sólo mío: se lo estaban haciendo a todos. Porque a mí me piden porque saben que estaba en el Brasil, pero en el mismo expediente está Gavazo, Silvera, Blá, Blá, Blá. Es decir, que el Uruguay lo que hizo fue un doble juzgamiento. Y no lo estoy diciendo yo, ni la defensa. Se lo está diciendo la Suprema Corte: no lo podemos extraditar porque están haciendo un doble juzgamiento”.

LA NUERA DE GELMAN


Cordero contrarió la tesis del senador comunista Eduardo Lorier, sobre los restos de la nuera de Juan Gelman.
El militar uruguayo preso en Argentina sostuvo que “Lorier dijo que ahí (en Paso de los Toros) estaban los desaparecidos. Muy fácil decirlo. Entonces vinieron, el señor Mas y compañía y se llevaron una bolsa de 40 cabezas, huesos, de todo, para examinarlos. Hasta el día de hoy, no se sabe. Con su costo. Eso tiene un costo, una responsabilidad. Una denuncia que hizo Lorier.

Dentro de todo eso apareció una cabeza. Otro ayudante de Lorier dijo…: es la de Gelman. Idéntica. ¿Cuánto? 99,9(%) Que es una manera de interpretar, ¿no? Bueno, vamos a hacerle el ADN. Se lo mandaron a los centros de ADN de Córdoba. Nada que ver. Entonces, en este curro, si a mí me pagaran, yo no sé cuánto ganan, ni qué presupuesto tienen, porque hay dos cosas, lo que ganan y el presupuesto”…


EL OFICIAL DE INTELIGENCIA


Cordero sostuvo que “en el Servicio de Inteligencia estuve seis meses no más, y no soy oficial de Inteligencia, ni nunca más tuve contacto con ningún…, ni di clase, ni concurrí a la escuela de Inteligencia, ni de acá, ni en el exterior, ni en Panamá, ni en ningún lado. Pero estuve seis meses en el Servicio de Inteligencia, y cumplí lo que se me ordenó”.




Entrevista: Álvaro Alfonso (en Buenos Aires)
Producción: FM GENTE (ZL, LDC y AC)

Nauseabundo   gráficos de "Saracho" 



 

4 comentarios:

  1. TENES RAZÓN CORDERO ,YO NO VOY A CAMBIAR LOS HUESOS DE MI HERMANA,POR USTEDES QUE FUERON LOS GRUPOS DE INTELIGENCIA QUE ENCARGARON DE SECUESTRAR Y TRAER A LA ARGENTINA Y TORTURARLOS ANTES DE MATARLOS, YA SABEMOS QUE FUE EL MISMO GRUPO POR ESO LOS TUVIERON TANTO TIEMPO EN LOS LOCALES OCULTOS Y TRABAJARON COMPARTIMENTADOS CON EL RESTO DE LA FUERZA, COMO SE LO ENSEÑARON LA C.I.A Y LA M.O.S.A.D JUDÍA DONDE RECIBIERON CURSOS DE CONTRA INTELIGENCIA Y ESCUADRONES DE LA MUERTE. QUIERO JUSTICIA Y REVOLUCIONARIA PARA VOS Y TODOS LOS MILICOS TORTURADORES, QUE SON LOS MISMOS PELOTUDOS QUE LEEN ESTE MAIL Y DE MONTONES DE COMPAÑEROS MAS PORQUE NOS SIGUEN TENIENDO CAGASO COBARDES

    ResponderEliminar
  2. PERO QUÉDATE TRANQUILO PEDAZO DE ESCORIA HUMANA, APRENDIMOS MAS DE LO QUE USTEDES CREEN Y DE USTEDES Y AHORA NO NOS VAMOS A REGALAR PARA QUE COBARDES QUE FUERON 5 AÑOS AL COLEGIO MILITAR SE CREAN SUPER HOMBRES PORQUE HUZARON LA TORTURA Y LAS VIOLACIONES PARA SACARLE INFORMACIÓN A LOS COMPAÑEROS. SABES QUE .....USTEDES SON EL SIMPLE BRAZO ARMADO DE OTROS QUE TIENEN EL VERDADERO PODER, Y SON NADA MAS QUE UNOS EMPLEADOS A SUELDO MERCENARIOS PARA SACARLE DE ENCIMA A QUIENES LES MOLESTABA, Y CUANDO NO LOS NECESITAN MAS LOS ENTREGAN,ESA ES LA DIFERENCIA ,LOS COMPAÑEROS CANTABAN PORQUE USTEDES LOS TORTURABAN Y A USTEDES SIMPLEMENTE LOS ENTREGAN PARA NO QUEMARSE QUIENES LOS MANDARON MATAR A MICHELINI O GUTIERRES RUIZ Y DEMÁS COMPAÑEROS, SE LLEVAN A TODO EL MUNDO ´POR DELANTE CUANDO SON OFICIALES TIERNITOS Y TIENEN TANTA SOBERBIA QUE NO SE PUEDEN VER EL CULO, Y EL PROPIO PUEBLO LES PAGO LOS ESTUDIOS PARA QUE USTEDES SE CREAN QUE EL CIVIL ES LA PEOR MIERDA,TUVE FAMILIA Y COMPAÑEROS QUE FUERON MILICOS, Y SON ASI, TIENEN ODIO SOCIAL HACIA LOS ESTUDIANTES DE FACULTAD CIVILES POR ESO SE VIOLABAN LAS COMPAÑERAS EN CUARTEL.NECESITAN SENTIRSE SUPERIORES REBAJANDO A LOS CIVILES. PERO NO SON NADA QUIENES SE CAGAN LAS MANOS CON SANGRE PARA DEFENDER A LOS QUE REALMENTE TIENEN EL PODER Y USTEDES Y SUS FAMILIAS POR ESO SON UNA CASTA Y SON TODOS FAMILIA ENTRE USTEDES PORQUE LA BURGUESÍA DE MUCHA PLATA NO QUIERE MEZCLARSE CON USTEDES

    ResponderEliminar
  3. PRIMERO SE ROBARON LA VIDA DE NUESTROS COMPAÑEROS Y AHORA ..LO HACEN CON SUS MUERTOS , COMO UNOS COBARDES SE ESCONDEN DETRÁS DE RESTOS PARA CUIDARSE EL CULO ENTRE USTEDES.
    PERO TODO LLEGA.........LA JUSTICIA REVOLUCIONARIA TAMBIEN

    ResponderEliminar
  4. LOS MILICOS NECESITAN ESCONDERSE DETRÁS DE LOS ESTOS DE NUESTROS COMPAÑEROS PARA CUIDARSE ENTRE ELLOS

    ResponderEliminar