martes, 23 de diciembre de 2014

Que se vaya o que lo saquen



...a Huidobro, a terminar con la impunidad

 Una vez más altos dignatarios del gobierno defienden la impunidad para los criminales de lesa humanidad y atacan a las organizaciones que trabajan por los DD.HH. En el actual incidente no ha sido Mujica el principal protagonista, como es de costumbre, sino que el rol le correspondió al Ministro de Defensa Fernández Huidobro representante de las FF.AA. en el gobierno votado por las víctimas de los crímenes aún impunes llevados adelante por esta asociación ilícita para delinquir. El sonado y repugnante ataque al SERPAJ llevado a cabo por el Ministro Huidobro, conocido partidario de la tesis de larga data que dice "si el enemigo es más fuerte que tú, únete a él" desnuda el verdadero carácter de la política sobre DD.HH. del "mujiquismo", incluyendo en este sector al moribundo CAP_L de Huidobro que obtuvo apenas 8000 votos en las recientes elecciones. 

Esta política fué marcada con claridad por Mujica apenas asumió la presidencia: prometió liberar a "los viejitos" (es decir a los criminales de lesa humanidad, desaparecedores, torturadores, violadores, ladrones de bebés y saqueadores que asolaron el país desde 1971 hasta 1985, en la versión mujiquista atentatoria contra todos los principios internacionales y nacionales acerca de los criminales de lesa humanidad) y se ha mantenido durante todo este período con su punto más alto en el llamado de Mujica a echar a la Jueza Mariana Mota cuando tenía más de 50 casos listos para condena, hasta llegar a los últimos sucesos que son un encadenamiento de hechos recientes tendientes todos a liberar a los "viejitos" antes de que Mujica termine su mandato.El caso actual es conocido. Las reacciones también y ellas continúan. Nos adscribimos a todas y cada una de las manifestaciones de repudio, rechazo y condena provenientes de variadas organizaciones de los DD.HH., sociales, sindicales y también políticas. Así como apoyamos al movimiento espontáneo, desde las bases, que exige que Huidobro se vaya. Respaldamos y somos parte activa de tal estallido de las protestas contra el atropello del Ministro Huidobro, y consideramos como la única salida a esta crisis actual el que se vaya o lo saquen. Este sí que debe de convertirse en un "punto final" a las agresiones de larga data del Ministro a familiares y organizaciones de los DD.HH. No vá más! se acabó! Naturalmente que si esto se logra el sustituto de Huidobro también va a ser partidario de la misma "estrategia", nadie se puede hacer ilusiones. Sin embargo tiene gran valor simbólico y opera como advertencia el que se logre sacar a un elemento provocador y divisionista del pueblo. Sus agresiones a nombre de la defensa de los asesinos ha apestado el clima político y, lo principal, frenado todos los intentos de juzgar a los criminales. Quizás, si lo sacan o se va, pongan a algún otro ministro que no sea tan provocador aunque la estrategia del FA (no de todo porque hay contradicciones internas cuando los objetivos se exponen de la cruda manera como lo ha hecho Huidobro y también Mujica) no cambie. Más nadie podrá ignorar que el sacar a Huidobro revestirá un simbolismo muy importante y alentador también.La reacción popular ha pisado firme y ya no acepta más insultos, no acepta que se denigre a los familiares, que se pretenda ensuciar a las organizaciones de los DD.HH. que han trabajado durante decenios por el esclarecimiento de la verdad y por justicia. Como SERPAJ por ejemplo, que ha mostrado un muy alto coraje cívico y convicciones firmes, aún bajo la dictadura, y que ha llevado adelante una ejemplar labor de denuncia y solidaridad para con los presos políticos, entre otros Huidobro y Mujica que de esta forma expresan su "agradecimiento". En el fondo de todo esto está el que ha ido creciendo la conciencia popular sobre que no podrá haber ningún futuro cierto si no se saldan las cuentas históricas con los criminales de lesa humanidad. Lo que muestra claramente que no se acepta la impunidad y que se va dejando de lado la "línea" de Mujica de que "este problema" (es decir los DD.HH.) se resolverá "cuando todos los participantes estemos muertos" concepto este que contradice lo que es la realidad en todo el mundo y el incremento de los juicios a los criminlaes de lesa humanidad tanto en América Latina como en Europa.
Esta reacción ante los ataques de Huidobro UN REPRESENTANTE Y MIEMBRO DEL GOBIERNO Y DEL ESTADO, Estado que es el acusado, contra quienes mantienen en alto las banderas de Verdad y Justicia demuestra que ha madurado la comprensión de que no será con "la ayuda" del Estado y sus gobiernos que se lograran clarificar los peores crímenes jamás vistos en Uruguay, sino que ello se hará posible a través de la movilización y la organización popular, tal cual el fantástico ejemplo del pueblo mexicano exigiendo justicia por los normalistas desaparecidos lo demuestra a cabalidad. Sin importar la edad, sin tomar en consideración si se fué "participante" o no, la gente entiende que sin llegar a fondo y conocer toda la verdad y juzgar a los culpables NUNCA HABRÁ PAZ y siempre se estará sometido a los designos de bandas criminales que trabajan como sicarios para grandes intereses internacionales y también para su enriquecimiento personal. El secuestro, la tortura, la violación y la desaparición son sencillamente un negocio para ellos, una manera de "ganarse la vida". Mientras esté presente la amenaza armada de los asesinos, encima pagados con los dineros del propio pueblo vía los recursos del Estado, nunca se podrá vivir en paz y en plena democracia.
Por lo tanto lo que le corresponde a toda la gente conciente, a todos los demócratas, es de una vez por todas, repetimos, como en México, ponerse de pie y obligar al Estado que sigue siendo el empleador de los criminales, a dar a conocer toda la verdad. A abrir todos los archivos QUE ESTÁN , tal cual lo ha reclamado la Jueza Mota y otros valerosos juezas y jueces (algunos de los cuales han sido represaliados por la SCJ cobijadora de criminales de lesa humanidad) y también lo dan a conocer las organizaciones de los DD.HH. como SERPAJ por ejemplo, para así llevar adelante juicios que logren condenar hasta el último criminal y a todos los cómplices, que como en el caso de Argentina se extienden a médicos torturadores, periodistas lacayos, sacerdotes envueltos en los crímenes y patrones que promovieron el genocidio con fines de lucro.

Destacando que han habido militantes y sectores del partido de gobierno que han alzado su voz defendiendo al SERPAJ y condenando al Ministro Huidobro, consideramos que ha llegado la hora para que de manera consecuente tambien hagan parte del reclamo de ir a fondo al respecto de la violación de los DD.HH. Mal pueden considerarse representantes de la democracia cuando se están sentados en sus bancas mientras impera la impunidad.
Como hemos visto, este no es un problema con un ministro, se trata de la postura de todo el gobierno y del partido de gobierno y es ésta la que debe de terminarse. Si se saca a Huidobro será un paso para terminar con un provocador que ha patoteado a los familiares y a las organizaciones de los DD.HH., pero ello no resuelve el problema de la impunidad de los criminales. Si se hace un cambio solamente cosmético, el cáncer que carcome a la sociedad uruguaya seguirá como siempre y se continuará viviendo en una seudo democracia que sobrevive bajo el chantaje y la amenaza. 


Ha llegado la hora de decir basta! Solidaridad incondicional con el SERPAJ y los familiares! Que saquen o se vaya Huidobro simbolo de la impunidad!


Jorge Zabalza por el Blog Zurdatupa 
Alberto Cabrera por el Blog El Muerto 
Alberto Vidal por el Blog Noticias Uruguayas 
Hugo Bruschi por el Blog la Vidriera Irrespetuosa 
Ricardo Ferre por los Blogs Ricardo Ferre y Federacion de Bases






COMUNICADO DE PRENSA
AMNISTIA INTERNACIONAL URUGUAY
23 de diciembre de 2014
Amnistía Internacional Uruguay expresa su profunda preocupación ante las expresiones realizadas por el Ministro de Defensa Sr. Eleuterio Fernández Huidobro en ocasión de la presentación del último informe del Servicio Paz y Justicia del Uruguay (SERPAJ) y la visión del mismo sobre los avances y retrocesos en la búsqueda de la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de los crímenes cometidos en la última dictadura cívico militar en Uruguay.
Con sus expresiones, el Sr. Ministro pone en discusión la seriedad y credibilidad del SERPAJ, sus integrantes y la de toda la sociedad civil uruguaya en tanto contralor del cumplimiento de las obligaciones contraídas por el Estado en la protección y defensa de los derechos humanos.
Uruguay, que promueve la convivencia democrática y el pleno respeto a los derechos humanos, no puede sumarse a la terrible práctica de denigrar, perseguir y amenazar a las defensoras y defensores de derechos humanos, práctica que lamentablemente está cada vez más presente en diferentes países de la región.
SERPAJ es una organización de la sociedad civil referente en la defensa de los derechos humanos en Uruguay, la región y el mundo. Instamos a las autoridades del gobierno a garantizar que todos sus representantes respeten la libertad de expresión, de acción de la sociedad civil en el cumplimiento de su trabajo y todos los derechos humanos.
El respeto al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil contribuye al respeto y fortalecimiento de la democracia.

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos
Comunicado ante las declaraciones del Ministro de Defensa Nacional
Montevideo, 23 de diciembre de 2014.
Frente a las declaraciones del Ministro de Defensa Fernández Huiodobro, en las que agrede al Servicio de Paz y Justicia, a la compañera Madelon Aguerre y a todos los que en este país reclamamos verdad y justicia, Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos expresa:
- Su más absoluto repudio a las mismas y su solidaridad, respeto y reconocimiento a la actividad que Serpaj viene desarrollando en nuestro país desde el año 81. No debe olvidarse la labor constante que ha asumido, a compañeros como Perico Pérez Aguirre entre otros, apoyando las más diversas causas sobre los derechos de los ciudadanos que han encontrado en esa institución respaldo, compromiso y solidaridad. Nos cobijó y apoyó en los duros años de la dictadura, y continuó haciéndolo en democracia como organización hermana en la lucha por verdad y justicia, contra la impunidad de ayer y de hoy. Particularmente en apoyo a las poblaciones más vulnerables, haciendo visibles situaciones que no debemos tolerar, como son el maltrato, el abuso de poder y trabajando por una cultura de inclusión y respeto a la diversidad de opinión.
- Compartimos con Serpaj, sus opiniones sobre el triste (negativo) papel que ha jugado el Ministro de Defensa al frente de esa cartera, defendiendo a militares denunciados, acusados y condenados por gravísimos delitos de tortura, homicidio y desapariciones forzadas.
- Nos preocupan muy especialmente sus “conceptos” sobre la tortura que, al igual que Serpaj, repudiamos al entender gravísimo que desde su cartera banalice y escude en meras palabras su poca voluntad política en la búsqueda de los archivos y testigos militares que colaboren con la verdad en la búsqueda de los desaparecidos; llegando a interferir en procedimientos judiciales, recusando fallos sin aportar datos que respalden su defensa, ni archivos imprescindibles que existen en su Ministerio, para avanzar en el conocimiento y accionar del terrible papel que jugaron las Fuerzas Armadas en ese período. Asimismo no cumplió con su promesa de tribunales de honor para los condenados por la Justicia por estos graves delitos, catalogados de lesa humanidad.
- Lamentamos que el nuevo gobierno haya considerado su continuidad en la cartera, cuando su gestión ha sido cuestionada por todas las organizaciones de DDHH, y también evaluada por la ciudadanía con un pobrísimo caudal de votos en las elecciones nacionales pasadas.
- Siendo el Ministro de Defensa quien ejerce la autoridad sobre las FFAA, no le preocupó y ni le preocupa, que éstas nunca se hicieran responsables por el “Terrorismo de Estado”, manteniendo un silencio cómplice por el cual las consecuencias las pagarán las futuras generaciones.
Por tanto nos solidarizamos con SERPAJ y expresamos nuestro más profundo rechazo a las expresiones y actitudes asumidas por el Ministro Fernández Huidobro.
Por verdad y justicia.
Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos









1 comentario:

  1. Qué bueno que por fin se empiece a conocer la verdadera relación de los tupamaros con los militares, con Huidobro a la cabeza. Si Amodio para él fue un traidor, ¿cómo le llamaría a esto?. Lamentable, y más todavía que quiera ensuciar a los demás para salvarse el culo ante la opinión pública. Quién te viera Ñato, defendiendo a los milicos, lo que puede el poder y los pactos secretos. Tantos años de discurso justo y dando en la tecla en la oposición para terminar dando pena. No tengas la menor duda de que cuando llegue el momento de que pases a mejor vida y te encuentres allá arriba o allá abajo a tomar unos mates con Rapella y Cristi (porque no creo que el Bebe quiere compartir nada contigo), la imagen que le va a quedar a la gente de vos va a ser esta, muy patética por cierto. Solo te falta hacerte miembro del foro Libertad y Concordia.

    ResponderEliminar