jueves, 18 de julio de 2013

El miedo de las autoridades




Gabriela Verde (ADEMU): "Nos sorprende muchísimo el despliegue de seguridad en torno a las movilizaciones de maestros".


18/07/2013

Maestros gritan y se manifiestan durante acto del gobierno

Con Mujica a la cabeza, el gobierno celebró en la Plaza Independencia la Jura de la Constitución. Tras el vallado los maestros cantaban y gritaban por más salario.

Rodeados de policías y fuerzas de choque, el presidente José Mujica y sus ministros celebraron los 183 años de la primera Constitución de la República con un acto en la Plaza Independencia.
El encargado de hablar en nombre del Poder Ejecutivo fue el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro.
El gobierno ordenó a la policía colocar vallas en el perímetro de la plaza para que nadie pueda ingresar al acto, teniendo en cuenta que los maestros de la escuela pública en conflicto con el gobierno iban a manifestarse en el lugar.
Y así fue. Decenas de maestros llegaron a la Plaza Independencia y fueron contenidos por los policías y las vallas, impidiéndoles acceder a donde estaba el presidente y los ministros.
Mientras Fernández Huidobro hablaba, recordando a los constituyentes de 1830, los maestros gritaban y se manifestaban en los bordes de la plaza, atrás de las vallas.
En voz alta se preguntaban si Mujica y sus ministros tenían miedo de los maestros y por eso habían colocado el vallado.
Según pudo constatar Subrayado en el lugar, los maestros le gritaban, entre otras cosas, “traidores” a los miembros del gobierno y llamaban a la "huelga general" en la educación pública.



Confesiones, derrotas y esperanzas A propósito de huelgas y de marchas

Rafael Fernandez Pimienta   
18 de julio 2013

Pongamos que es verdad, que ganamos muy bien, que no queremos trabajar, que faltamos mucho, que tenemos tres meses de licencia. Admitamos que es cierto, que somos unos radicales, que queremos voltear al gobierno, que le hacemos el juego a la derecha, que tenemos intenciones políticas.
Confesemos,que somos los mismos del privado, que ahí no faltamos, que solo ponemos palos en la rueda, que no queremos cambios ni actualizaciones pedagógicas. Sí, somos gremialistas trasnochados, corporativistas, tirabombas de medio pelo.
Y aún así,sabiendo todo esto, ¿usted es capaz de confiarnos a sus hijos para que los eduquemos? Hagamos trabajar un poco el pensamiento, salgamos de la comodidad que nos dan los medios al ofrecernos las ideas predigeridas y predirigidas.

La Educación Pública no es asunto de unos pocos, si no entendemos esto estamos entregando una responsabilidad enorme a los políticos que han demostrado, desde hace tiempo, que no les interesa, a pesar de sus discursos, eso que dicen defender a capa y espada. Recursos dignos para la educación implican mejores condiciones de estudio para aquellos que menos tienen, para aquellos ciudadanos de segunda que no pueden ir a los colegios de los privilegiados económicos,justo esos colegios a donde mandan sus hijos los políticos.
Aumentar los recursos implica mejoras salariales para docentes que deben trabajar más de las horas soportables física y mentalmente.
¿Acaso su hijo no merece la oportunidad pedagógica de un docente con posibilidades de capacitarse, de dedicarle el tiempo individual que cada alumno merece, que no esté agotado ni estresado por su labor?
Si es verdad todo lo que dije al principio de este texto, ¿por qué seguimos confiando en estos demonios?¿Por qué no los condenamos directamente por estafa?

Señor, señora, si en verdad usted cree en los políticos y en sus medios de comunicación, si en verdad piensa que nuestra huelga es una pérdida de tiempo, un despropósito que sólo perjudica a los botijas, si hemos extraviado toda esperanza de que los cambios se logran por medio de la lucha, entonces, ¿qué nos queda?
 ¿Sentarnos a esperar, ver cómodamente el derrumbe de la Educación Pública, pensar con la camiseta, es decir, repetir sin pensar lo que nos dicen, dejarnos amansar hasta la derrota del desánimo? Una sociedad debe ser, por definición, solidaria. De esto nos vanagloriamos los uruguayos como un valor histórico, aunque hoy nos limitemos a ejercerla desde la caja de un supermercado, desde un teléfono, o desde un local de pagos.
Señor, señora, esta lucha no es de los docentes, es de todos, porque cada lucha social es una lucha de todos. Maiakovski lo dice mejor que yo, dejemos que hablé él entonces:

“La primera noche
ellos se acercan yatrapan una flor
de nuestro jardín,
y no decimos nada.
La segunda noche
ya no se esconden
pisan las flores,
matan nuestroperro
y no decimos nada.
Hasta que un día
el más frágil deellos
entra sólo ennuestra casa,
nos roba la luna,
y conociendonuestro miedo
nos arranca la vozde la garganta.
Y porque nodijimos nada
ya no podemosdecir nada.” (Maiakovski)


Si usted aún todavía cree en la palabra lucha, si usted es capaz de despojarse por un rato de su bandera y poner en primer plano las necesidades sociales, si usted todavía no se ha dejado derrotar, lo esperamos en la marcha del viernes 19 de julio, a las 18 horas, en el Instituto de Profesores Artigas.
 Ojalá esté ahí con nosotros,ampliando horizontes a fuerza de esperanza.




Con la presencia del presidente José Mujica se realizó el acto oficial por el 183 aniversario de la Jura de la Constitución. La plaza que rodea el mausoleo donde descansan los restos de José Artigas fue fuertemente vallada y únicamente autoridades del gobierno, el Ejército y medios de prensa pudieron acceder al interior de la misma.
La Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) de Montevideo había convocado para hoy a una “gran manifestación” en el lugar del acto. Según se informó a través de las redes sociales, un grupo de docentes permaneció tras el vallado gritando consignas a favor del conflicto que llevan adelante por reclamos salariales en el marco de la Rendición de Cuentas.
Ayer durante toda la jornada la información que brindaba la Secretaría de Comunicación Institucional de la Presidencia era que hoy no iba a haber acto oficial. "El acto no se suspendió sencillamente porque nunca fue organizado", dijo a El País Joaquín Constanzo, vocero de la Secretaría de Comunicación presidencial.
Sin embargo, sobre la hora 19 de ayer, un comunicado de la misma Secretaría de Comunicación informaba que el acto sí se realizaría y tendría al ministro de Educación, Ricardo Ehrlich, como principal orador. Pero esto también fue modificado a último momento y la oratoria estará a cargo del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro.



Maestros tras la valla de seguridad policial








.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada