miércoles, 26 de marzo de 2014

Robaron y siguen robando

Le dicen irregularidades

PABLO MELENDREZ25 mar 2014
Acompañado por la Junta de Almirantes y dos abogados, el comandante de la Armada, Ricardo Giambruno, se presentó ayer por la tarde ante el juez especializado en crimen organizado Néstor Valetti y el fiscal Juan Gómez a quienes pidió investigar una maniobra presuntamente delictiva detectada en el Servicio de Hacienda y Contabilidad (Secon) de la fuerza.
La maniobra, realizada a través de manejos irregulares de los registros contables, implica el aparente faltante de unos $ 6 millones, según informaron a El País fuentes navales.
A principios de marzo, alertado sobre la existencia de irregularidades en asientos contables del Secon, Giambruno había ordenado el inicio de una investigación administrativa en esa dependencia naval.
La investigación administrativa terminó el viernes pasado y sus conclusiones "hacen presumir la comisión de delito", informó la Armada ayer a través de un comunicado. Ante ello, Giambruno dio cuenta de los hechos al juez Valetti, a la Justicia Militar y también al ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro.
El comandante de la Armada también sancionó a tres oficiales que prestaban servicios en el Secon, quienes en las próximas horas pasarán a cumplir arresto a rigor.

Antecedentes.

La Armada es, desde hace casi cuatro años, centro de varias investigaciones judiciales por corrupción, y por esa razón Giambruno tomó la decisión de poner en conocimiento de la Justicia las nuevas irregularidades detectadas en el Secon en forma inmediata.
En tal sentido, las fuentes dijeron que el hecho de que el comandante haya concurrido a la sede judicial acompañado por la Junta de Almirantes (que está integrada por cuatro contraalmirantes) es una clara señal hacia la interna de la fuerza.
En julio de 2011, en momentos en que estaba en curso una investigación judicial por compras simuladas en la Armada, se produjo un incendio en el archivo del Secon. El incidente no causó la pérdida de documentación, ya que la información estaba respaldada.
En su momento, el juez penal Eduardo Pereyra investigó las características del incendio en el archivo del Secon, y tras tomar declaración a una importante cantidad de marinos, clausuró el caso a pedido de la fiscal Dora Domenech.
En agosto de 2010, la entonces jueza especializada en crimen organizado Graciela Gatti, ordenó los procesamientos con prisión de tres oficiales navales, entre ellos, el excomandante de la fuerza, Juan Fernández Maggio, quien había ocupado el máximo cargo de la fuerza de mar entre principios de 2006 y comienzos de 2010.
La magistrada imputó a los oficiales por la compra simulada de una grúa y un banco de pruebas para motores por US$ 800 mil. Gatti comprobó que la Armada, para obtener fondos "frescos", realizaba adquisiciones "fantasmas" y luego reingresaba esos fondos a través de una contabilidad paralela.
Ese caso dio origen a diversas investigaciones sobre compras irregulares en la Armada, muchas de las cuales aún continúan en curso.
Para disponer los procesamientos, Gatti tuvo como elemento fundamental información que, a pedido de la jueza, el Secon aportó a la causa.

Espera.

En mayo de 2012, la entonces fiscal especializada en crimen organizado, Mónica Ferrero, pidió los procesamientos con prisión de 20 personas entre oficiales navales y empresarios, debido a otras maniobras de simulación de compras detectadas en la fuerza de mar.
Ferrero detectó maniobras similares a las imputadas en los procesamientos de 2010, y por eso pidió los enjuiciamientos del excomandante de la Armada, Hugo Viglietti, seis capitanes y 13 proveedores navales.
Pero, a casi dos años, las solicitudes de procesamientos que formuló Ferrero en mayo de 2012 todavía están pendientes de resolución. El juez Néstor Valetti, quien reemplazó a Gatti al frente del juzgado especializado en crimen organizado, tiene el expediente para resolución desde comienzos de este año para definir si dispone o no los enjuiciamientos.
La demora en la decisión obedece, en buena medida, a que Valetti decidió desacumular todos los expedientes relativos a presuntas maniobras en la Armada que Gatti, su antecesora, había unificado una suerte de "megacausa".
La decisión de Valetti fue apelada por la fiscal Ferrero, quien se pronunció a favor de mantener la postura de Gatti. Eso hizo que el magistrado elevara el caso al Tribunal de Apelaciones Penal de 3° Turno, que en junio del año pasado confirmó el criterio del juez.
Las investigaciones judiciales sobre hechos de corrupción en la Armada se iniciaron a mediados de 2010 a través de una denuncia anónima que llegó al despacho de Ferrero, quien hace pocos meses pasó a una fiscalía penal ordinaria.

Estudian cambios internos

El Ministerio de Defensa y la Armada estudian la posibilidad de readecuar el sistema de contabilidad de la fuerza tras detectarse nuevamente irregularidades en el Servicio de Hacienda y Contabilidad de la fuerza (Secon). Las posibles modificaciones al sistema de contabilidad de la fuerza han sido analizados en las últimas semanas en reuniones que han mantenido el ministro Eleuterio Fernández Huidobro con el comandante Ricardo Giambruno. Hace pocos meses, se dispuso que el Secon pasara a controlar la oficina financiera de la Prefectura Naval, que recauda por los distintos servicios que presta la policía portuaria y de costas, entre otros.

 Una nueva serie de irregularidades fueron detectadas tras una investigación interna, en la sección de contabilidad de la Armada Nacional. El ministerio de Defensa tomó contacto de estos hechos recién en el día de ayer cuando desde la cúpula de esa arma se comunicó lo sucedido.

"La presunción del delito"
Sin honor, que le hace otra mancha al tigre
El vocero a la armada, Gastón Jaunsolo, informó que tras una investigación administrativa y de que se comprobaran maniobras irregulares en las compras durante 2010, se instrumentó la denuncia correspondiente en crimen organizado. Asimismo, el ministro del Interior Eleuterio Fernández Huidobro, confirmó en la Comisión de Defensa del Senado, sobre la presentación de la denuncia, indicando que estuvo al tanto de las irregularidades desde el momento que se detectaron. Dijo además que acompañó las medidas que se adoptaron en la Armada.
Por su parte, el subsecretario de la cartera de Defensa, Jorge Menéndez, se refirió a esta denuncia penal expresando que no creía que estos hechos estuvieran vinculados con lo sucedido hace cuatro años. Si bien no se explayó al respecto debido a que la investigación está en curso, sostuvo que los hechos irregulares en el área de contabilidad fueron constatados tras una investigación administrativa que se inició con un control interno desarrollado en la Armada Nacional.
En este contexto fue que la Armada Nacional hizo conocer ayer un comunicado oficializando el hecho. “Luego de los hechos acaecidos hace casi cuatro años, la Armada Nacional ha implementado controles que apuntan a minimizar las posibilidades de incurrir en situaciones como las vividas anteriormente. Es así que dentro del Servicio de Contabilidad, su jefe detectó algunos hechos que hacían presumir conductas irregulares”, señala la misiva.






.

1 comentario:

  1. yo estoy podrido de ver al frente amplio hacer ese papel//estoy podrido de entrar en sites que se dicen revolucionarios y aguantar catolicos cagando leyes //estoy cansado

    ResponderEliminar