sábado, 9 de agosto de 2014

“Hay datos de fosas comunes”

Según el antropólogo José López Mazz 

 El ex jefe del Equipo de Antropología Forense, José López Mazz, dijo estar convencido que existen fosas comunes con restos de detenidos desaparecidos durante la última dictadura, pero afirmó que aún no pudieron encontrarse. “Es mentira que no hay nada para encontrar”, afirmó López Mazz.
El ex jefe del Equipo de Antropología Forense, José López Mazz, dijo este viernes que “es mentira” que en la investigación sobre restos de detenidos desaparecidos “no hay nada para encontrar” y afirmó estar convencido de que existen fosas comunes para realizar enterramientos clandestinos que aún no fueron ubicadas.
“Es mentira que no hay nada más para encontrar (…) Estoy convencido de que hay una fosa común que tenemos que encontrar, hubo ejecuciones masivas, eso lo sabemos porque hay que ver los episodios de violencia que se cometieron”, afirmó López Mazz, al programa Pisando Fuerte de Radio Metrópolis.
López Mazz renunció esta semana a su cargo en el equipo encargado de la búsqueda de restos de ciudadanos detenidos-desaparecidos, durante la última dictadura, al considerar que tras 10 años de trabajo se cumplió un ciclo. Durante estos diez años se constató el hallazgo de los restos de Ubagesner Chaves Sosa, Fernando Miranda, Ricardo Blanco Valiente y Julio Castro.
Asimismo, López Mazz destacó que se también se encontraron “restos parciales de restos humanos, en zonas donde la tierra está toda alterada, que configura un escenario de que habrían existido cuerpos enterrados completos que en algún momento fueron retirados, y encontramos restos residuales, que lamentablemente no pudimos obtener información de ADN”. “Tendríamos restos humanos de dos individuos más, además de los que fueron hallados, en posición primaria”, destacó.
Empero, López Mazz consideró que la investigación debe continuar. “Hay grupos de personas de vuelos y ómnibus donde fueron transportados todos juntos, y luego desaparecieron del mundo, no se sabe más nada de ellos, por eso hay información con la cual estamos buscando fosas comunes”, expresó. Asimismo, afirmó que los trabajos a futuro serán más complejos, ya que las áreas de búsqueda se ubican en lugares donde existen construcciones.
Por otro lado, el antropólogo confesó que en alguna oportunidad tuvo intención de concurrir a la cárcel de Domingo Arena para dialogar con los militares condenados por violaciones a los derechos humanos en busca de información. “Pensé muchas veces en ir a Domingo Arena a hablar con militares, pero hay personas que tienen más derecho a ir que yo. Me refiero al espectro político, familiares. El mismo derecho que tienen los políticos para hacer una resolución política, a su vez es la obligación de ir a hablar con los militares para reconstruír la historia”, expresó.

José López Mazz dijo que está “convencido” de que existen fosas comunes en las que se enterraron víctimas de “fusilamientos masivos”. El antropólogo señaló que se está “muy cerca” de hallar los restos de los desaparecidos en los Vuelos de la Muerte.
El antropólogo José López Mazz, que el miércoles renunció a su cargo en Presidencia como responsable del equipo que busca restos de detenidos-desaparecidos, dijo que "la investigación no va a terminarse nunca. Siempre podremos saber algo más de todos los temas".
Entrevistado en el programa Pisando fuerte de Metrópolis FM, López Mazz explicó que su salida no se debió a un malestar con la Asociación de Familiares de Desaparecidos, sino a la conclusión de un ciclo.
"Encontronazos hemos tenido a lo largo de estos diez años", señaló, "porque darle una estructura a este tema, darle una racionalidad que antes no tenía, calificar la información, llevó a que hubiese rispideces. Son muchos protagonistas: gente del sistema político, abogados, acusadores, defensores... El disenso está presente. Siempre pensé que había tres millones de directores técnicos, y resulta que había un millón de arqueólogos. Pero la decisión la tenía tomada como parte de una reflexión sobre un ciclo de trabajo. Tengo un compromiso con el tema, y siempre estaré a la orden. No me llevo un conocimiento que desarrollé a mi casa, siempre estaré dispuesto", aclaró.
López Mazz recordó que, además de los restos de Julio Castro, los últimos hallados, se encontraron los de otras personas "emblemáticas", pero que el trabajo realizado también permitió dar con "restos humanos parciales en lugares donde la tierra está toda alterada, como que habrían enterrado cuerpos completos y que luego fueron retirados, y quedaron restos residuales, de los que, lamentablemente, no pudimos obtener información de ADN. Tendríamos restos de dos individuos más".
El antropólogo apuntó que el trabajo de su equipo, junto con el de los historiadores, permite una "reconstrucción histórica" y la eliminación de teorías y versiones incorrectas. Puso como ejemplo que ahora "sabemos que los desaparecidos en Argentina en un 80% fueron traídos para aquí, contrariamente a lo que algún político salió a decir, en los inicios de la democracia, que se habían 'metido en algún lío' en Argentina. Eran fuerzas represoras de aquí".
Para López Mazz, la información "de calidad" sobre los desaparecidos está circunscrita a un círculo "muy pequeño" de personas, en su mayoría recluidos en la cárcel de Domingo Arena, que "están equivocados en seguirse callando", porque "son necios con su propia institución. Ellos le podrían ahorrar toda esa incomodidad a la institución".
López Mazz dijo estar "convencido" de que seguirán apareciendo restos de desaparecidos, y que se está "muy cerca" de dar con las víctimas de los vuelos de la Muerte, en los que "vino mucha gente de Buenos Aires", y que, seguramente, fue "fusilada y enterrada junta en fosas comunes".
Además, señaló que los hallazgos podrían darse en lugares en los que su equipo no llegó a trabajar, por ser de difícil acceso. "Nosotros elegimos lugares sencillos de trabajar, fondos de batallones, campo abierto. Pero hay otros lugares sobre los que hay información que son más difíciles, porque son construcciones", explicó, y agregó que "el hecho de que no se va a encontrar porque destruyeron todo es mentira. Esa es una versión contra la que siempre se pusieron de punta los familiares (de desaparecidos). Reconocer esa versión es desalentar cualquier actividad de búsqueda. Yo estoy convencido (de que puede haber una fosa común). (...) Creo que los de los vuelos están en algún lugar todos juntos".
López Mazz reconoció que "muchas veces" pensó en ir a la cárcel de Domingo Arena a intentar obtener información, pero señaló que "hay gente que tiene más obligación de hacerlo. Los políticos de todo el espectro. Ellos no solo tienen el derecho de resolver esto con una ley de amnistía. El mismo derecho que tienen ellos para hacer una resolución política genera un compromiso de colaborar con una resolución histórica. Podría haber ido el Obispo de Montevideo, que por naturaleza tiene ese rol pontificial. Hay mucha gente que lo podría haber hecho. Los familiares-abogados que los defienden...".

 
Jueves 7 de agosto de 2014 - 10:47 hs.

Búsqueda de restos: hay un equipo "muy bien constituido", aseguran

Graciela JorgeDesde la Secretaría de los Derechos Humanos de Presidencia, Graciela Jorge desdramatizó la renuncia de José López Mazz. En entrevista con De Diez a Doce sostuvo que el antropólogo dará un paso al costado para abordar otras tareas. Hasta ahora, había dirigido las tareas de búsqueda de restos de desaparecidos.
De todas formas, dijo la funcionaria, luego de 10 años de trabajo López Mazz dejó un equipo que seguirá trabajando todos los días y en la misma dirección. "Deja un equipo muy bien constituido", enfatizó.

Agregó que el profesional seguirá colaborando y siempre va a estar a la orden. "Es una persona no solo comprometida, sino que además tiene un saber especial", elogió e informó que en este momento de su vida profesional debe abordar otros trabajos.

Escuchar la entrevista


Pisa el acelerador


Familiares de desaparecidos pedirá compromiso a presidenciables
Los candidatos a presidente de todos los partidos políticos serán invitados a asumir un compromiso concreto para un efectivo esclarecimiento del destino final de los desaparecidos víctimas del terrorismo de Estado. El compromiso será planteado por representantes de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos-Desaparecidos en sucesivas entrevistas que solicitarán a los presidenciables a partir de la semana próxima. El grupo, según adelantaron voceros, ya culminó la elaboración de un memorando que será entregado personalmente. Dicho documento enfatiza la necesidad de que el próximo gobierno instrumente medidas concretas para acelerar la investigación de los crímenes hasta ahora impunes, con una decidida participación de los organismos del Estado dependientes directamente del Poder Ejecutivo. Entre las medidas que se sugieren se indica la necesidad de ubicar archivos militares que podrían arrojar elementos de prueba para las acciones judiciales en curso y otras que podrían derivar de esos hallazgos. También se estima imprescindible establecer normas efectivas de protección de testigos, cuyos testimonios se consideran clave para ubicar enterramientos clandestinos y por tanto restos de los detenidos desaparecidos; muchos de los testigos de los enterramientos, dispuestos a brindar información, fueron presionados por sus antiguos jefes y camaradas.
El grupo Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos-Desaparecidos ya inició los contactos para concretar las entrevistas; sus voceros remarcaron la importancia de llegar a un compromiso de los presidenciables antes de las elecciones de octubre.
La iniciativa fue conocida el miércoles 6 casi al mismo tiempo que trascendían otras dos noticias vinculadas a los derechos humanos: la renuncia del antropólogo José Luis López Mazz a la conducción del grupo científico que lleva adelante las excavaciones en busca de restos de detenidos desaparecidos; y la decisión del Tribunal de Apelaciones en lo Penal de Primer Turno, que desestimó la última apelación de los abogados del general Pedro Barneix, principal implicado en el asesinato de Aldo Perrini, ocurrido en 1974 en el cuartel de Colonia.
La renuncia del antropólogo López Mazz no supone una detención de las actividades del equipo universitario que trabaja para la Secretaría de Derechos Humanos y la Comisión de Seguimiento. López Mazz, cuyo contrato se vence en octubre, explicó su alejamiento como la conclusión de una etapa personal que se prolongó por más de nueve años en la búsqueda de restos. Voceros de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos-Desaparecidos indicaron a Brecha que recientemente se produjeron “desinteligencias” por criterios opuestos entre el antropólogo y los abogados de los familiares del desaparecido Nebio Melo Cuesta, entre ellos la referente del grupo, Luisa Cuesta. Las fuentes, no obstante, descartaron discrepancias insalvables y aseguraron que el equipo universitario seguirá realizando el trabajo, incluso con la participación de López Mazz, que “simplemente da un paso al costado”.
En cuanto a la decisión del Tribunal de Apelaciones, el fallo indirectamente es un reconocimiento a la actuación de la jueza Mariana Mota, cuyos entredichos con la Suprema Corte (que terminaron en su desplazamiento del juzgado penal) se agudizaron a raíz de las medidas implementadas en el expediente del asesinato de Perrini. Ahora la jueza Beatriz Larrieu, que se había pronunciado por continuar las actuaciones judiciales, podrá finalmente interrogar al general Barneix. Siendo teniente, el militar –y otros dos oficiales– interrogó a Aldo Perrini la noche misma en que el detenido murió mientras era trasladado desde Colonia al hospital Militar en Montevideo. Su participación quedó confirmada cuando el abogado de la familia Perrini, Óscar López Goldaracena, logró ubicar un documento militar con el sumario de la investigación interna de la muerte de Perrini.





0 comentarios:

Publicar un comentario