lunes, 29 de agosto de 2011

Las autopsias del nefasto Dr Mautone



El gobierno proyecta asumir las graves violaciones a los derechos humanos efectuadas desde el Estado durante el periodo dictatorial Esas medidas deben incluir el acceso a las principales fuentes documentales en poder del Ministerio de Defensa Nacional, y de su actual conducción el Ministro Fernández Huidobro

Durante todo el periodo dictatorial el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Militar fue un encubridor calificado de las torturas y asesinatos políticos

Su función técnica de practicar las autopsias en caso de muertes violentas fue utilizada para ocultar las torturas como causa de dichas muertes violentas

El jefe del Servicio Dr. Mayor ( Equ) Jose Alejandro Mautone (1949-1988) certificó con su firma la falsificación de muchas autopsias pero todos los médicos militares de dicho servicio siguieron el mismo criterio


Listado incompleto de informes truchos del DR Mautone

Algunos los hizo desde su domicilio, utilizando formularios particulares


Hugo de los Santos Mendoza 3 /9/1973

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS,
CONSIDERANDO:
Que en comunicación de 2 de octubre de 1973 se denunció lo siguiente:
"Como es nuestra costumbre no obramos por versiones no confirmadas, sino que acompañamos la denuncia de una muerte por torturas en un establecimiento de las Fuerzas Armadas de nuestro país, de la documentación que se ha podido reunir sobre el caso. Se trata de un joven estudiante, Hugo Leonardo de los Santos Mendoza.
"Adjunto sírvase encontrar un relato hecho por el señor Decano de la Facultad de Medicina de Montevideo, doctor Pablo V. Carlevaro, y un testimonio del Médico Forense de las Fuerzas Conjuntas, Dr. José Alejandro Mautone en el que transcribe el resumen del protocolo de autopsia.
"Si compartimos el estremecimiento cuando conocimos la noticia, la repulsa, la impotencia y la indignación llegaron al máximo cuando nos enteramos, a través de un familiar del muerto que es médico y que estuvo presente en el reconocimiento del cuerpo de la forma en que se asesinó a este joven estudiante de Agronomía. Lo primero que debo decir es que el cuerpo fue entregado anunciando que el joven había muerto de "pulmonia" y que además, por otro lado, el certificado de defunción emitido por el facultativo decía que había fallecido por "edema agudo del pulmón".

Era un estudiante universitario de Agronomía de 21 años, perteneciente al MLN. Fue
detenido el lo. de setiembre de 1973 y, dos días después, fallece en el Batallón de Infantería No. 1 "Florida" (Montevideo).
Al hacerse entrega del cuerpo, los deudos relataron que el cuerpo presentaba franjas de hematomas como sablazos en el abdomen y tórax. Heridas en las rodillas, golpes en la frente y hematomas en la cara, las piernas y los testículos estaban como quemados. Su tía, Ruth De Los Santos, narra que el Intendente de Rocha, Coronel Alfonso D. Feola, vio el cadáver ante su pedido y comentó: 'Los muchachos se pasaron" Sus tíos, los médicos Daois Mendoza y Amalia Sassi de Mendoza, presentaron al Juzgado Letrado de Primera Instancia de Rocha denuncia por homicidio y solicitaron una nueva autopsia. La misma fue realizada por cinco médicos, cuyas conclusiones fueron: "a) La muerte se debió a un hematoma extradural, de origen traumático, fosa posterior izquierda; b) Las lesiones externas fueron causadas en distintos momentos; c) Las lesiones fueron provocadas por distintos mecanismos". La pericia médica dejó en claro que existían grandes diferencias entre ésta y el certificado de defunción expedido por el médico militar José A. Mautone, en el que se indicaba como causa del deceso «Edema agudo del pulmón".
Walter Arteche 21/81973
Testimonio anónimo año 2006:
“… Yo caigo el 18 de agosto de 1973, me llevan a Infantería 1 en la zona del Buceo, conocido como “Florida”. A la madrugada siguiente corre el rumor entre los que estábamos allí de que habían matado a dos compañeros en la tortura: uno de ellos se llamaba Walter Arteche, era un obrero del Cerro y pertenecía al MLN, el otro era Gerardo Alter. Supimos que al llegar al cuartel los habían estaqueado y que les aplicaron picana eléctrica con el mayor voltaje, murieron a las pocas horas…”

Testimonio de Belkys y Carmen Arteche Echeto (sus hermanas):
“Fue detenido el 19 de agosto de 1973, nos comunican la muerte el día 21, lo velamos el día 22 a cajón cerrado y lo enterramos el día 23 de agosto en el cementerio del Norte.
El certificado de defunción establece como causa de la muerte que: “falleció en Ellauri 353 de herida de bala en el corazón. Firma Dr. José Mautone”. Cuando fuimos al cementerio del Norte estaban los dos cuerpos en depósito como NN”.

Fui al cuartel Florida y hablé con el capitán de nombre Fus. Me cuenta que: “mi hermano había sido detenido por integrar el MLN, en un contacto en la zona del Prado. Que declaró toda la noche y al otro día se ofreció para ir a una casa donde supuestamente habían compañeros reunidos y que iba a señalarla. Cuando se acercan a la casa mi hermano pide que le saquen las esposas y una vez que se las sacan mi hermano corre a campo traviesa y como consecuencia de la situación, éste es alcanzado por los disparos de sus custodias. Luego lo llevan al hospital Militar donde fallece”.

La familia va al hospital Militar, allí le dicen que el doctor Mautone le había practicado la autopsia. Lo único que le entregan del hermano, es un pantalón que “se paraba solo de la sangre seca”, no le devuelven ni el reloj, ni la moto, ni las demás pertenencias que llevaba.

Belkys era estudiante de partera, por lo tanto el doctor Mautone había sido su profesor de anatomía patológica y además se había atendido en alguna ocasión con él. Entonces deciden ir a verlo a su consultorio. Allí se presentan y le dicen que él había practicado la autopsia a su hermano. Le preguntan si había sido torturado a lo cual Mautone responde que no. Belkys lo increpa que cómo no; si tenía toda la zona del omóplato moretoneado y que además tenía en la zona de la nuca sangre y un orificio de bala. Y usted en la autopsia dice suicidio; “me debo haber equivocado” le responde Mautone.

Los casos de muerte por torturas de Arteche y Alter fueron archivados por Sanguinetti.

(Información tomada de la investigación histórica de Álvaro Rico. Diario La República y libro Nunca Más de SERPAJ)


Iván Morales Generalli 22/11/1974
Archivo del MDN. Documento constituye una confesión del coronel Cordero sobre su asesinato por torturas en 1974
El calvario de Iván Morales Generali
Tenía 24 años. Exiliado en Buenos Aires, viajó para conocer a su hijo recién nacido. Fue torturado hasta la muerte en el Regimiento de Caballería Nº 6. En un cajón cerrado entregaron su cuerpo casi decapitado. Dijeron que se había suicidado. El médico militar Mautone diagnosticó "intoxicación (probable)". Cordero detalla su asesinato en un parte a la OCOA.
Leer completo La república  Lunes, 19 de enero, 2009

Nibia Sabalsagaray 29/6/1974
Nibia Sabalsagaray Curutchet fue profesora de Literatura. El 29 de junio de 1974 fue torturada y asesinada en Montevideo por parte de la dictadura militar.

A las 2 de la madrugada de esa fecha fue detenida en su domicilio y conducida al Batallón de Transmisiones Nº1; al mediodía del mismo día se informa de su muerte a los familiares catalogándola de suicidio. No habían pasado 12 horas de su detención.

El entonces joven estudiante avanzado de medicina, Marcos Carámbula, hoy Intendente de Canelones, certificó la entidad de las heridas en el cuerpo de Nibia, estableciéndose de esa manera que la verdadera causa de su muerte fue la tortura.

El médico forense José Mautone certificó que había muerto por “ahorcamiento”, pero este mismo profesional le dijo a Francisco Laurenzo, novio de Nibia en esos días, que se había ahorcado con una media.

En cambio los documentos oficiales de la dictadura hablan de un pañuelo, que fue hasta fotografiado. A la vez, el diario La República está en conocimiento de que un político y periodista uruguayo, hoy fallecido, tuvo la versión - que trasladó a un familiar muy próximo-, de que Mautone se refirió a una media como la causa de su muerte, pero introducida en la boca de Sabalsagaray y no atada al cuello.
http://memoriaviva5.blogspot.com/2008/05/nibia-sabalsagaray.html

Diana Maidanik 21/4/1974

Laura Raggio 21/4/1974

Silvia Reyes 21/4/1974


Según los certificados oficiales de los médicos forenses de la época, firmados por el Dr. José Mautone, la causa de la muerte es "herida de bala". La totalidad de los testigos sin embargo sostienen que las jóvenes fueron ametralladas, siendo impactadas por decenas de balas.

Hilda Fernández describió los hechos: "Las asesinaron detrás de la puerta del comedor, en un rincón, y hubieron 140 tiros, que luego fueron contabilizados por mi otro hijo y mi esposo"

Habría además, más presunciones, ya que según Estela Reyes, víctima de brutales agresiones aquella noche, y posterior detención, identifica claramente a los responsables, así como otros testigos, aseguran, que además de la responsabilidad en los asesinatos y en la posterior desaparición de Washington Barrios, los ex militares "robaron todo en el apartamento". Claro está, se refiere al domicilio de Silvia Reyes, asesinada junto a Laura Raggio y Diana Maidanick, hace 32 años. *

Pedro Ricardo Lerena 29/9/1975
“… El 29 de setiembre por la noche una persona llamó a la esposa de mi hijo para decirle que se presentara acompañada en el Hospital Militar a la hora 23. Allí apareció un oficial con dos militares más y me dijo: “Hubo un accidente, su hijo se ahorcó con una cuerda que usted le mandó. No le haga la autopsia que ya está hecha”. En la autopsia decía “ahorcado”. Observamos sin embargo que el cadáver no tenía marcas en el cuello; la lengua estaba dentro de la boca; no estaba cianótico y las manos le llegaban a las rodillas. Las uñas estaban completamente negras y las manos contraídas presentaban quemaduras cicatrizadas. Tenía varias costillas rotas y el esternón hundido. Los testículos y el pene los tenía absolutamente negros y achicharrados; los pies estaban intensamente hinchados. Esta revisación fue hecha en presencia de varias personas. Pese al estado en que se encontraba el cadáver de mi hijo, el certificado que tenía la empresa Martinelli decía solamente “Ahorcado”. Dicho certificado estaba firmado por el Dr. Mautone. Cuando mi sobrino fue al Hospital Militar a retirar la ropa de Pedro, no le fue entregada. Tuve que ir yo personalmente. Me fueron entregados el colchón y las sábanas, ambas cosas estaban completamente ensangrentadas…”
http://elmuertoquehabla.blogspot.com/2011/07/pedro-lerena-martinez.html

Álvaro Balbi 31/7/1975
"Alvaro Balbi. Empleado de comercio, de 30 años, casado y padre de cuatro hijos. Fue detenido por personal policial el 29 de julio de 1975 junto con todos los demás participantes de una reunión (a la que se aludirá en los puntos siguientes). Trasladado al Cuartel del Regimiento de Coraceros (Avda. Batlle y Ordoñez) murió allí menos de 24 horas después de la detención. Su cuerpo fue entregado a sus familiares con explicaciones contradictorias e inverosímiles: asma por enfriamiento (no padecía esa enfermedad y llevaba consigo ropas de abrigo), accidente de tránsito y otras. Según el certificado de defunción, se diagnosticó por médico militar su muerte debida a una crisis cardiovascular. Presentaba exteriormente evidentes huellas de violencia, que pudieron observar numerosas personas concurrentes al velatorio, ante las cuales se abrió el ataúd.

Nuble Yic 16/3/1976
--De noche se enteraron. Vino un oficial y les dijo: fulano de tal falleció. Pidió un voluntario para decírselo a la familia. El 16 llevaron a un compañero a casa, encapuchado y esposado. Lo bajaron. Estábamos mi hermana y yo. Me acuerdo su cara cuando le dijo a mi hermana: "Tu padre murió". Es una imagen que también me quedó. Mi madre estaba en el BPS tratando de reiniciar un trámite que me padre había comenzado para jubilarse por enfermedad. Cargaron a mi hermana en la camioneta y la llevaron al BPS para que se lo dijera a mi madre. Era algo con saña. Mi madre estaba haciendo una cola cuando le dijeron. Le vino un ataque de nervios. La llevaron con el compañero preso y la dejaron detenida en el cuartel de La Paloma, mientras mi hermana iba al Hospital Militar para reconocer el cuerpo. Solo le mostraron la cara. De ahí la a la empresa fúnebre... Nos entregaron el cajón cerrado con prohibición de abrirlo y un certificado de defunción firmado por el doctor Mautone que decía que había sido "una insuficiencia cardíaca mientras jugaba un partido de fútbol". Marys Yic La República 15 dic 2008

Silvina Saldanha 13/6/1976
Fue detenida en la vía pública (18 de Julio y Juan Paullier) en el marco del operativo a gran escala desde el 20 de octubre de 1975 que hubo contra el Partido Comunista y también contra el Partido por la Victoria del Pueblo.

Silvina es llevada al centro clandestino de detención y tortura conocido como “300 Carlos”, “El Infierno Grande” o “La Fábrica”, que funcionaba en las instalaciones del Servicio de Material y Armamento del Ejército (SMA), a los fondos del Batallón de Infantería Mecanizada Nº 13.

Testimonio de un detenido presentado por la OEA – CIDH en nota al gobierno uruguayo:
“… Recuerdo que Silvina llegó al galpón de torturas. Batallón Blindados 13, y que fue reiterada de allí aún con vida el 31 de marzo de 1976. Durante ese período sufrió brutales torturas, a consecuencia de las que perdió la razón, cosa que fue aprovechada para castigarla aún más, en medio de burlas groseras…”

Testimonio de ex presas políticas sobre Silvina Saldaña en “Memorias para armar”:
“… contaron que te detuvieron en un café de 18 de Julio y Paullier. Fuiste desaparecida por algún tiempo, hasta que alguien te reconoció cuando estabas colgada desnuda en un barracón. Cada vez que pasaban te daban un puñetazo que te reventaba contra la pared. Tu cuerpo estaba lleno de machucones. Cuando te descolgaron te tiraron al suelo. A los compañeros que se acercaban les pediste humildemente: señores tápenme. Una noche te llevaron, ya no te vieron más…”

Testimonio de Beatriz Weissman, “La Separación”:
“… Llegué ya vendada al “300 Carlos”, luego supe que era un cuartel, el “13” en la calle Instrucciones. Allí estuve cinco meses y medio, mi esposo seis meses. Al lado mío enloquecieron a Silvina Saldaña, y un día inolvidable, 31 de marzo de 1976, la bañaron y vistieron y se la llevaron, hablaba incoherencias… luego supe que nunca la volvieron a ver con vida…”

Testimonio de una ex detenida:
“…Conocí a Silvina en el Servicio Social cuando vino de Salto a Montevideo. Se afilia a la Juventud Comunista. Tomamos el mismo rumbo y no nos volvimos a separar hasta que fui detenida en enero del 76 por personas de particular que me estaban esperando en mi casa, me encapucharon y me llevaron a un lugar que luego supe era el Batallón 13. Supe allí que a Silvina la habían llevado poco después. Estando en el 5º de Caballería, donde fuimos trasladadas un grupo de compañeras, a medida que llegábamos íbamos reconstruyendo cada palabra, cada grito, cada sesión de tortura, cada silueta robada al leuco de los ojos. Por los gritos relatados supe que era Silvina. Cuando tuvimos la primera visita meses posterior a la detención, los familiares nos dicen que la habían matado…”

El certificado de defunción firmado por el Dr. José Mautone señala como causa de la muerte “Suicidio por ahorcamiento”. Irónicamente el Ministerio de Defensa Nacional informa que “fue puesta en libertad”.

Los familiares señalan que “la mataron en la tortura”. Silvina Saldaña tenía 32 años de edad.

Leer más: http://esquinamontevideo.blogspot.com/2010/06/forjando-la-memoria-silvina-saldana.html#ixzz1WPe7RHFp


Ivo Fernández Nieves 21/1/1976
IVO FERNÁNDEZ NIEVES tenía 42 años. Trabajaba como changador en el puerto de Paysandú y militaba en el SUNTMA. Afiliado al PCU figuró en una lista de la 2001 en las elecciones de 1971. Detenido el 18 de enero de 1976 en la Operación Morgan, lo torturaron en el Batallón de Infantería Nº 8 sanducero, donde lo matan tres días después. Murió por “congestión cerebro meníngea que le produjo síncope neurogénico”. No hubo autopsia.
Jose Artigas Silveira 10/7/1976

Marcelino Garcia Castro 24/7/1977
Marcelino García Castro, Loyo, primer piloto uruguayo y empleado de Goulart. Estando detenido por integrar filas tupamaras en la cárcel de Libertad, muere del corazón (N. de R.: infarto al miocardio el 24 de julio de 1977)”.
Para lograr la entrevista con el doctor Alejandro Mautone debieron pasar como 15 dias
Ver La conspiración Goulart
http://capturavidas.blogspot.com/2010/12/la-conspiracion-goulart.html

Humberto Pascaretta 4/6/1977
Foguista de Central Batlle, miembro del Congreso Nacional de Delegados, es destituido en 1969 y recluido cerca de tres meses en la Isla de Flores, lugar de reclusión para varias decenas de sindicalistas, inhóspito y con una antigua instalación de la armada no apta como cárcel. Restituido en el 73 vuelve luego del golpe de estado a ser destituido. Estando realizando trabajos de mantenimiento en una fábrica papelera de Montevideo es apresado con otro destituido de Central Batlle (el “flaco”Reginese), luego de un mes de torturas en una unidad militar muere el 4 de junio de 1977 a los 46 años dándole a su familia una acta de defunción donde figura “muerte por peritonitis”.
http://elmuertoquehabla.blogspot.com/2010/06/aute-convoca.html

Emilio Fernández Doldan 24/12/1980
Muertos en prision de la operación Morgan:  Hugo Pereyra Cunha, Norma Cedrés de Ibarburu, Luis Pitterly, Miguel Almeida Molina, Emilio Fernández Doldán, Gerardo Cuesta Vila.
Miguel Goitiño Arigón 20/11/1981
http://www.larepublica.com.uy/politica/15835-familiares-de-asesinados-reclaman-lugar-en-la-comision-para-la-paz
Horacio Ramos 30/6/1981

A Horacio Ramos: "Lo suicidaron"

Horacio Ramos era un militante del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros. Había sido bancario y pertenecía a la Columna 10 del grupo guerrillero. Fue detenido y procesado en el año 1973 por la justicia militar de la dictadura, que lo encarceló en el Penal de Libertad.
Durante nueve años permaneció preso en el 2º Piso de aquella cárcel de máxima seguridad de la dictadura, y cuando ya comenzaba a sentirse la caída del régimen dictatorial, fue muerto en un sospechoso incidente que hasta la fecha no había sido denunciado a nivel judicial.
Por hacer una broma mientras repartía cubiertos y comida a los presos de su sector, fue sancionado por sus carceleros y trasladado a la tenebrosa "isla", como era conocido el solitario adjunto a los bloques de celdarios de la prisión ubicada en la localidad de Libertad.
Ramos recibía visitas anuales de sus hijos Patricia y Sebastián, que vivían junto a su madre, exiliados en Argentina. Cuando se produjo su sospechosa muerte, solo faltaban dos semanas para que sus hijos lo visitaran. Incluso, había hecho una serie de manualidades para regalarles.
La muerte de Ramos sorprendió a todos sus compañeros de prisión. La versión oficial fue que "el gorila", como le decían, se había suicidado. Sin embargo, varios elementos hacen sospechar que pudo ser asesinado, al ser sometido a un castigo físico de sofocamiento con una cuerda.
Compañeros del pabellón penitenciario subrayan que existía un mala relación con el carcelero que le aplicó aquella sanción, quien mientras Ramos estaba en la isla, fue a buscar a su celda una faja que él utilizaba como cinturón. Con esa faja fue que aparecería luego ahorcado en su celdario. *


Yamandu Rodriguez Olariaga 24/2/1981
Para el “Indio”, las condiciones del cautiverio fueron particularmente infames. Su déficit inmunológico necesitaba de atención permanente, y no era precisamente eso lo que se le brindaba. La precaria ayuda que le podían dar sus compañeros, trataba de suplir la falta de medicación y atención a la que deliberadamente se le sometía. En particular es destacable el celo con el que lo trató el doctor Elbio Jesuele, al que afectuosamente llamábamos el “Brujo”, uno de los más importantes infectólogos del país, que también tenía al Penal de domicilio. Con la diligencia y el amor que sólo puede tener un compañero, extrajo cultivos de sus propias lesiones, les dio la temperatura adecuada llevando los rústicos recipientes permanentemente sobre el cuerpo, adosados a un saco de abrigo que a esos efectos cosió retazo a retazo, elaborando así los anticuerpos que el organismo del “Indio” necesitaba. Así fue que mientras el “Brujo” pudo atenderlo, Yamandú sobrevivió a su enfermedad e incluso experimentó mejorías. El esperado final sobrevino cuando a su médico personal le dieron la libertad y lenta y concienzudamente, se le dejó morir, huérfano de tratamiento. El 23 de febrero de 1981, con la particular delectación que los militares tenían en esos anuncios, escuchábamos por los altavoces del Penal que Yamandú Rodríguez Olariaga nos había dado el adiós. Tenía tan solo 30 años. (Del Negro Lopez Mercao)
Gerardo Cuestas 13/9/1981

Luis Carlos Batalla
Fue detenido en la ciudad de Treinta y Tres en la madrugada del 21 de mayo de 1972 por efectivos del Batallón de Infantería No. 10. Era un albañil de 32 años, militante del Partido Demócrata Cristiano del Frente Amplio, casado, con dos hijas menores. El jueves 25, a las 9 de la mañana, personal militar solicitó a sus familiares los medicamentos que, según ellos, Batalla tomaba para el corazón. La familia les contestó que nunca había sufrido de nada y que no tomaba medicamentos. Una hora después, desde el cuartel avisaron que había muerto de un ataque cardíaco.
El Dr. Daniel Sosa Días, diputado del PDC (FA), viajó a Treinta y Tres e hizo la denuncia judicial por homicidio, asistiendo a la autopsia realizada por médicos de confianza de los deudos, quienes certificaron el deceso por "anemia aguda por ruptura del hígado". El 22 de junio Sosa Días interpeló al ministro de Defensa Nacional, Gral. Enrique Magnani, y narró lo siguiente:
`... vimos que en la cara tenía manchas de hematomas; que en la (..) cabeza tenía una pequeña herida (. ..) con sangre que empapa los cabellos; que en los hombros tenía moretones; que en la mano derecha se apreciaba una marca, signo demostrativo de que estuvo atado con alambre retorcido que le apretaba fuertemente la muñeca; a nivel del radio inferior presentaba también hematomas; en los pies, múltiples hematomas y una herida cortante de un centímetro y medio. Lo más espantoso era el abdomen, lleno de esquimosis, de erosiones, de hematomas.
Evidentemente ésa era una persona que había sido brutalmente golpeada."
El interpelante afirmó que para romper el hígado se precisa de una fuerza similar a la patada de un caballo y que Batalla no pudo defenderse porque estaba atado y encapuchado. Varios legisladores añadieron denuncias sobre torturas en dependencias militares, por lo que el interpelante, luego de enjuiciar los procedimientos emprendidos en la lucha antisubversiva, reclamó un régimen de garantías para los detenidos bajo control parlamentario. Por último, debido a la demora en castigar a los culpables del crimen y al ocultamiento del hecho al público, exigió la renuncia del ministro.
El ministro afirmó que `éste es un hecho anómalo y que también nosotros -no sólo el Poder Ejecutivo sino también las Fuerzas Armadas- repudiamos". Pero defendió la competencia de la Justicia Militar para la investigación.
Finalmente, la Cámara aprobó una moción solicitando que se agilitaran los trámites para establecer la responsabilidad del hecho. Simultáneamente a esta sesión parlamentaria, la cadena informativa de las FFCC irradió un comunicado anunciando la detención de 59 miembros de la columna 21 del MLN en Treinta y Tres y que "un indagado perdió la vida mientras permanecía en una dependencia de las Fuerzas Conjuntas".
Una interpelación parlamentara había sido necesaria para que, a un mes de ocurrido, se admitiera oficialmente y se comunicara el hecho, pero nunca se conoció que los culpables hubieran sido sancionados.
Un preso político que permaneciera en el 100. de Infantería por la misma época en que falleciera Batalla, aportó datos complementarios. Ricardo Dante Mello Ramos fue detenido el 19 de abril de 1972 en la zona de Charqueada, departamento de Treinta y Tres; hizo la siguiente declaración:
Estando yo en el Cuartel de Treinta y Tres, fue detenido, torturado y asesinado el compañero Batalla. Paralelo con su interrogatorio, yo era interrogado por dos mayores del Ejército del Servicio de Seguridad, destacados especialmente para interrogar en todo el lnterior. Sus nombres: Arquímedes Maciel y Farías. Ambos me preguntaban si yo sabía si Batalla pertenecía al MLN. Me hablaban con naturalidad, fundamentándome la necesidad de la 'guerra sucia' y los 'escuadrones de /a muerte', y que a Batalla ya /o iban a 'hacer cantar'."
Waiter Sanzó
El 22 de mayo de 1972 efectivos militares pertenecientes al Batallón de Ingenieros No. 4 de Laguna del Sauce y al Batallón de Infantería No. 11 de Minas, allanaron la estancia "Espartaco", ubicada en el quilómetro 113 de la Ruta 9. Detuvieron a varios integrantes del MLN, entre ellos Walter Sanzó, quien fue herido. Era mecánico tornero, casado, de 33 años, padre de dos hijos.
'Lo bajaron con los ojos vendados y las manos atadas a la espalda; lo llevaban
desnudo y envuelto en una frazada usada como parihuela. (. ..) Lo arrojaron sobre una cama,
volcando la frazada, y agregando uno de los custodias que lo trasladaban: Ahí va un tupamaro como
ejemplo para la comunidad'.
El oficial a cargo del procedimiento pretendía llevarse al detenido sin permitir que fuera
operado. (..) La dificultad (..) fue solucionada por los médicos, (...) ofreciendo la posibilidad de que pusieran guardias por todos lados e incluso, a este mismo oficial, se le puso un guardapolvo blanco y le permitieron que se instalara con su metralleta en el bloque quirúrgico. (. ..) Sólo después de cinco horas fue salvado..."
Sin embargo, falleció en el Hospital Militar el 2 de junio de 1972, de tromboembolismo
pulmonar.
José Luis Machado Jiménez, que se encontraba detenido en el Batallón de Ingenieros No. 4,afirmó que Sanzo estuvo de "plantón".
"En un momento, alguien dice que está con vómitos. Recién ahí empieza algo de atención.
Sentimos que se queja, son quejidos de dolor. Llevaba tres horas desangrándose."

El 27 de octubre de 1973, el Dr. José A. Mautone hizo sus descargos ante el Comité
Ejecutivo del Sindicato Médico del Uruguay
, respondiendo a acusaciones que se le habían efectuado ese día en una asamblea del Hospital de Clínicas. Afirma haber enviado un protocolo al juez militar donde explicaba las verdaderas causas de la muerte. En sus declaraciones reconoció explícitamente que la tortura fue la causa de la muerte de De los Santos. Dijo, refiriéndose a él:
"No era un ahogado pese a que sabía que había sido sumergido y que se había caído de /a
camilla esposado". Luego, insistiendo en que la causa de la muerte había sido un edema agudo de pulmón y reconociendo que: "No cabe que un muchacho de veinte años, fornido, muera de eso", añadió: "Lo importante es que en este protocolo yo agrego que ese proceso fue condicionado y desencadenado por los múltiples, repetidos y variados apremios corporales a los cuales fue sometida la víctima, o sea el stress. Creo que no es posible una acusación mayor que ésta". 
(ActaNo 20 del XLIV Ejercicio, punto A/315.)


Copilación de datos de El Muerto & Lewis de La Posta Portenia

4 comentarios:

  1. SOY HIJO DEL "NEFASTO DR. MAUTONE". POR QUÉ NO PONÉS TU NOMBRE EN LA NOTA? SABÉS POR QUÉ? PORQUE SOS UN DEBIL MENTAL Y ADEMÁS CAGÓN. DEMOSTRÁ LO CONTRARIO Y CONTESTAME, SI TE DAN LOS HUEVOS, COSA QUE DUDO...JA

    ResponderEliminar
  2. NO TENÉS IDEA DE LO QUE DEBE HACER UN FORENCE. EL FORENCE SÓLO APORTA PRUEBAS OBJETIVAS, LO DEMÁS ESTÁ A CARGO DE LOS INVESTIGADORES.
    LO QUE PONÉS AL FINAL EN AMARILLO TE ESTÁ DICIENDO QUE MI PADRE TENÍA LOS HUEVOS PARA DECIR LA VERDAD. CONTRADICE EL ESPÍRITU DE TU NOTA. POR ALGO LOS MISMOS TUPAS REIVINDICARON A MI VIEJO. LOS DEBILES MENTALES COMO VOS LE HACEN MUCHO DAÑO A NUESTRO FAMPLIO.

    ResponderEliminar
  3. SOY HIJO DEL "NEFASTO DR. MAUTONE". POR QUÉ NO PONÉS TU NOMBRE EN LA NOTA? SABÉS POR QUÉ? PORQUE SOS UN DEBIL MENTAL Y ADEMÁS CAGÓN. DEMOSTRÁ LO CONTRARIO Y CONTESTAME, SI TE DAN LOS HUEVOS, COSA QUE DUDO...JA

    ResponderEliminar
  4. CUANDO ALGUIEN NO FIRMA LO QUE ESCRIBE ES PORQUE ES UN IMPROVISADO O UN CAGÓN, QUE NO TIENE PRUEBAS DE LO QUE ESTÁ DICIENDO Y SÓLO QUIERE HACER DAÑO...
    SI ESTÁS TAN SEGURO MOSTRÁ LA CARA. AHÍ PUEDE SER QUE TE GANES MI RESPETO.
    APRENDÉ A SER BUENA GENTE. DÁ LA CARA Y TU NOMBRE COMO LO HIZO MI PADRE...
    PERO CLARO, A VOS ESO TE QUEDA GRANDE...PORQUE SOS CAGÓN...ENTENDISTE? REPETITELO, SOY CAGÓN...

    ResponderEliminar